[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Felipe Calderón’

Rompe Alejandro Aguilar la frágil hegemonía de Adriana Dávila en el PAN

.

Es una guerra si cuartel entre Calderón y Margarita, contra Moreno Valle, teniendo a Dávila como la artillería en pleno caos

(etlaxcala) Adriana Davila, Alejandro Aguilar Lopez, Felipe Calderon, Eleccion Interna PAN, Caricatura, Tlaxcala Online

Fue inútil persuadir a Alejandro Aguilar para no registrarse. Y pese a la histeria del presidente estatal del PAN, Carlos Carreón, la decisión del huamantleco lo hizo capaz de evadir a Adriana Dávila Fernández; y al salir del anexo donde recibió la súplica telefónica de aquella, estrenó la hoja de inscripciones de precandidatos panistas a la gubernatura de Tlaxcala.

Esto ocurrió ayer jueves pasadas las 15 horas. Mientras, en el despacho del alcalde lo mismo repartían roscas de Reyes de los hornos del edil, que opiniones respecto a la acción del panista quien de cuatro elecciones jugadas, ha ganado todas.

«Se inscribió para meter calambres», mencionaban sus incrédulos colaboradores.

Pero su acción no es tan simple. Ha complicado los planes de la senadora Adriana Dávila, quien fuera de su guión, dejó  de ser el prospecto de unidad de los azules, e irremediablemente fue a dar a los terrenos dominados por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle: la comisión para impusar alianzas con el PRD.

No le será difícil al poblano apoyar al hoy competidor de la Dávila. Decíamos lleva cuatro de cuatro. Adriana en cambio sólo ha sido pluri. Además perdió la elección contra el priista Mariano González Zarur, en 2010.

Pero tendrán que dar las cinco de la tarde para ver si este escenario cambia de rumbo.

Que difícil decisión deberá tomar quien hasta hace unos días detentaba la supremacía en el PAN tlaxcalteca . Creo que su suerte cambió desde aquella cena organizada por Margarita Zavala, a la que llegó pero no entró.

El oso

El alcalde de Tlaxcala, Adolfo Escobar Jardinez, mandó a su secretaria al PAN a hacer fila, llevaba sus documentos, por si las circunstancias lo obligaban a inscribirse.

No es que sea un pusilánime, pero nada más se quedó viendo cuando Alejandro Aguilar procedió, sin tanto especular.

No se registró pero sí se exhibió.

Quedó expuesto el pacto con Adriana, quien vio con buenos ojos al perredista Víctor Briones, para apoyarlo con la alianza PAN-PRD para la alcaldía de Tlaxcala.

¿No que los panistas solitos podían?

Lo mismo apoya en otros municipios, como Zacatelco,con el perredista Tomás Orea, o la priista María del Carmen Cervantes, en Huamantla.

¿No era una purista de los ideales del PAN?

A lo mejor por eso la ex diputada federal Leonor Romero, copió a Alejandro Aguilar, y allanó el camino a Briones, registrándose como precandidata a la presidencia de Tlaxcala.

Guerra sin cuartel

Ahí los tiene, luchando encarnizadamente. En esta esquina, Margarita Zavala.  En la otra Rafael Moreno Valle.

La primera valiéndose del porrismo de los chuchos, del senador hector Bautista, de Guadalupe Acosta Naranjo, para desactivar las alianzas.

A punto de conseguir la renuncia del cándido Agustín Basave, cuya inexperiencia lo llevó a pensar que tratar con dicha fauna equivaldría a pactar con baluartes del otrora PRD.

Pero si están becados por el Sistema para tenerlos con la correa tensa, como ocurre con Jesús Zambrano, con Miguel Barbosa…

Candidaturas comunes

La lucha de Moreno Valle es lograr la candidatura común para la senadora Lorena Cuéllar, la ex tricolor también con un récord imbatible en las elecciones donde ha participado.

Calderón y Margarita hicieron hasta donde pudieron para cuidar la espalda a su protegida Adriana Dávila.

Pero hoy la suerte de la última está echada. Nadie sino ella y su conciencia se juegan esta tarde su presente y su futuro.

Sus métodos y estrategias quedaron a la vista. También la oposición de quienes dedican cada minuto a combatirlos.

Las preguntas son: ¿qué tan simple es la irrupción de Aguilar López en el proceso panistas? ¿Se tratará de un proyecto más allá de lo coyuntural para lograr la candidatura común a favor de Lorena Cuéllar? ¿Habrá otros grupos buscando regresar al Poder? ¿Que visión tiene Mariano de estos sucesos?

Al menos 11 delegados federales comparten su sueldo con Adriana, también otros fondos

.

No había conocido niveles tan bajos de corrupción escudada con la supuesta amistad con el presidente Felipe Calderón, y me pregunto, ¿el Ejecutivo sabrá de esta pachanga?

¿Cuánto gana un delegado del gobierno federal en Tlaxcala por desempeñar estoicamente el formidable encargo (jeje)?

¿Veinte mil al mes?, ¿Cincuenta mil?, ¿Cien mil?

Sólo ellos y su conciencia de, Vivir Mejor. Si a su actividad se le puede llamar trabajo.

Pero sea la cantidad de la cual se trate, de todos modos tienen que depositar la mitad en ese barril sin fondo en que se ha convertido la causa llamada Adriana Dávila Fernández.

Información muy puntual allegada a nosotros a través de quienes se empeñan en seguir creyendo en los principios del partido fundado por Manuel Gómez Morín, nos asegura que además de ponerse la del Puebla, la enorme mayoría de delegados tiene que echar mano –y comprobarlo como puedan- de ciertos fondos contingentes en sus respectivas áreas.

Y, ¿cuáles serían esas delegaciones?

¡Ah, qué buena pregunta! (así responden generalmente los que ni idea tienen)…

Pero como aquí sí contamos con la información, he aquí los detalles:

“Oportunidades –pos ni modo que no-, Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) –pero cómo que no, “si me deben la vida”-, Comisión Nacional del Agua (Conagua) –aquí lo que interesa es la lana, los temas hídricos son lo de menos- Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), Comisión Nacional Forestal (Conafor), Instituto de Servicios y Seguridad Social para los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE).

La lista es grande: Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos Naturales y Pesca (Sagarpa), Migración, Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y claro, Gobernación.

En mi vida de periodista, nunca vi semejante abuso.

¿Para esto existe esa especie de gobierno paralelo, auspiciado por el gobierno federal?

¡La mitad del sueldo del delegado!… nomás, como decía Clavillazo.

¿Qué nos ofrecen a cambio?, ¿El discurso bélico, cínico, inútil, autoelogioso y hasta maternal de una seño a quien se va el último tren para seguir pegada a la nómina?

Mal cálculo

Seguramente usted recuerda cómo la seño Adriana dio la espalda a Ernesto Cordero, el ex secretario de Hacienda para representar en el PAN a Calderón.

Entonces decidió llevar sus grandes activos (¿cuáles?) a la parcela de Josefina Vázquez Mota. No le importó que la propia Chepina le hiciera cara de fuchi, pues así se llevan entre panistas.

Tras esa mega maniobra (chaquetera) colocó sus botas (y lo de arriba, claro) en la primera hamaca que encontró, no sin antes pasar por el acero al gordito este de Héctor Ortiz, a quien de alguna manera había que cobrársela.

Y aquél domingo de votaciones panistas para ver quien encabezaba la fórmula senatorial, sencillamente lo chamaqueó. (hasta hoy no se repone, pero de la vergüenza que le causó haber sido víctima de la seño y el líder estatal Sergio González).

Segura de su llegada pese a las opiniones diversas, Adri hizo casi lo mismo que Mariano los largos seis meses previos a tomar el mando del gobierno. O sea nada.

Bajo la lógica: “si Héctor quiere inmunidad me tiene que llevar de caballito”, Adri sin embargo detectó algo fuera del contexto de triunfo: ¡Chepina no daba una!

La elevada causa se fue costa abajo seguramente por lo conflictiva que resultó la seño Chepina, ahí de necia conque quería ser diferente.

No sé si lo ha notado pero, desde que el presidente Calderón rescató a Chepina del inframundo se acabó eso de la candidata diferente. Ahora es garantía de continuidad.

La llegada de Margarita y Juan Ignacio Zavala a la campaña presidencial del PAN, tomó a la inocente y bulímica candidata y, la colocó de nueva cuenta en el candelero. De aquél tercer sitio y los fracasos que se acumulasen, hoy Roberto Gil hasta habla de pelear al puntero el triunfo en la urna.

Total… esta maniobra calderonista sirvió para que la seño de las enormes chanclas se pusiera a trabajar y, para que los sablazos permanentes a delegados y todo empleado seguro que su puesto se lo debe, dejaran de engordar el menaje para cuando fuese senadora.

Hoy le han dicho que su nivel de aceptación es tan, pero tan bajo que podría andar como Chepina, en la tercera posición… si señor (bueno en realidad se lo dijeron a Richi, el delegado-marido del gobierno federal, pero como ya ve usted que así le cuenta las cosas a la Adri pues…)

Andar montada en el orticismo no es garantía de triunfo. Su inacción fue grave (tiene que aceptar que la gente no la quiere) y hoy sufre las consecuencias.

Así que nuestra pobre gente ya no sabe qué hacer con dos tipos de delincuencia cuya tarjeta de presentación son los compromisos y las promesas y los discursos dedicados a papi y a mami.

Por un lado el rollo de los delegados y empleados del gobierno federal, filosos como ellos solos porque a su jefa (perdón pero es cierto) le tienen que dar la mitad de su cheque.

Y por el otro a una bola de funcionarios del gobierno estatal quienes juran por esta que no están cobrando. Sí chucha… hay pruebas de que Finanzas sigue aportando el cheque puntualmente. A cambio de qué?… pues de pedir el voto para los suyos.

Tenemos el nivel que nos merecemos

Según el gobernador Mariano González Zarur, pésele a quien le pese, Tlaxcala está alcanzando el nivel que merece.

No pues le aseguro que nos rete pesa… el progreso se palpa… el cambio se siente… el nivel es inmejorable… le juro que menos irónico no se puede ser con este tipo de declaraciones.

Si el cierre del centro histórico hubiera sido antes del cuatro de julio… pierde el PRI

.

Cómo se ve la mala fe de las autoridades para programar la acción más lesiva a la economía de la capital, después de la elección, porque de lo contrario, otra fuera la historia. * el cirio adrianista se apaga, pero no deja de destruir lo que haya a su paso.

Sabemos lo necesario que es dar mantenimiento a las calles de Tlaxcala, sobre todo cuando estas han recibido el cíclico castigo de Danny Herrera Murga, el inventor-organizador de la Pamplonada, disfrute efímero por cuyo circuito, muchos nos hemos torcido el tobillo.

Pero hacerlo a estas alturas, cuando el comercio del Centro Histórico, a penas se repone tras la temporada de la Feria, es un acto ilógico contra el bolsillo de quienes emplean a cientos de personas y dan a nuestra capital la imagen de ciudad ordenada, limpia y con negocios de agradable acceso.

Cerrar la circulación sin un sesudo plan para agilizar el tránsito de vehículos y, aún peor, anticipar a los afectados que esto va a durar más allá del cambio de administración es un delicado agravio a los capitalinos tlaxcaltecas, muchos de los cuales votaron por el partido de Zenón para acoger a Pedro Lira.

Y eso no se vale.

Es un golpe bajo a la economía y buen desempeño de la ciudad capital que, de cometerse antes del cuatro de julio, habría desembocado en resultados distintos a los obtenidos.

Lo menos que la gente merece es una disculpa de sus autoridades municipales y, la garantía que los trabajos no serán causa para pretextar imponderables como preámbulo de posposiciones indeseadas.

Cuando la fuerza mengua…

Por su escaso atractivo como tema político, el nombre de Adriana Dávila Fernández, se relegó a tan bajos niveles que, citarla es práctica ociosa, a no ser que la referencia provenga de Los Pinos, donde le ocurre un fenómeno semejante al vivido en la parcela.

Les ha sido particularmente atroz evaluar la capacidad destructiva de la ex abanderada panista hacia los grupos dispuestos a converger en la nave azul, en plena picada y, con la seguridad, igualita que antes del cuatro de julio, de tener de su lado a los casi doscientos mil votantes de aquella ocasión.

El mínimo gesto esperado de la Dávila ante los cientos de activistas incapaces de levantar al muerto, se habría antojado como un férreo llamamiento a la reposición de energías, generadas por la esencia de la líder.

Para pena de los observadores de Tlaxcala en Los Pinos, al contrario de ese deseo, se ha dado una constante metralla para no dejar piedra sobre piedra, bajo una premisa de intolerancia, ten lesiva como lo puede ser el comportamiento del personaje encarnado por Claudio Brook (Gabriel Lima) en la inolvidable cinta, el Castillo de la Pureza (del formidable Arturo Ripstein).

Reservar al panismo de la era adrianista al doloroso castigo por no cerrar con siete llaves la exclusividad de raras teorías para el comportamiento de este renuevo generacional, es caminar cuesta abajo, según lo pudieron constatar los aún preocupados calderonistas, por el proceder de su mejor pieza en tan pequeña demarcación, mas no por ello menos atractiva desde un ámbito de análisis, respecto a las peores fallas en esta batalla electoral perdida.

Desde el agandallamiento de Oportunidades para el personaje su cónyuge, como acto de valemadrismo nepótico en plena etapa de la democracia soñada, hasta el amago consejeros, locales y nacionales, delegados, líderes de grupo y claro, críticos, vemos como el cirio davilesco se apaga, tantito porque el protector suyo, a diestra y siniestra ha tenido mejores temas partidistas de los cuales ocuparese y otro poco por, la conducta garantizada de tirarle a lo que esté de pie, de matar a lo que aparente vida, de demoler cuanto muro aiga (del verbo aiga sido como aiga sido).

Chipi chipi de trascendidos tlaxcaltecas

.

Es muy probable que en la próxima administración la procuraduría general de Justicia quede en manos de una mujer. Las encuestas y la mala evaluación que tiene el actual mandatario Héctor Ortiz.


Se dice que será en estos días cuando el gobernador electo de Tlaxcala, Mariano González Zarur, retome sus encuentros con secretarios del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, con el propósito de hablar sobre los proyectos que su administración pretende poner en marcha el próximo año.

Un encuentro ya confirmado es con el secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván, por lo que una parte importante de la agenda del mandatario electo se empezará a desarrollar en la capital del país.

Se dice que será a finales de octubre y a principios de noviembre cuando Mariano González tenga definido los nombres de las personas que lo acompañarán en su gobierno.

Des de ahora no descarte que a la Procuraduría General de Justicia del Estado llegue una mujer con experiencia y que en las últimas semanas se ha ganado la confianza del priista.

Se dice que la percepción que hay del gobierno de Héctor Ortiz Ortiz no cambiará en lo que resta de su administración, pues según diferentes encuestas el mandatario panista recibe una calificación reprobatoria de sus gobernados.

Hace unas semanas salió mal evaluado en un estudio realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica y hoy se confirman esos datos con la encuesta elaborada por el periódico El Universal.

Se dice que el director general del IMSS, Daniel Karam Toumeh, anda buscando al nuevo delegado del instituto para Tlaxcala, pues es un hecho que el diputado federal Julián Velázquez, se mantendrá como legislador.

Se dice que otro funcionario del gobierno de Héctor Ortiz —aparte de Víctor Cánovas Moreno— que podría formar parte del próximo gabinete del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas es Miguel Ángel Islas Chío.

Islas Chío es uno de los operadores políticos de la lideresa nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales y se menciona que podría ser secretario de Educación en Puebla o mínimo subsecretario.

Se dice que el sindicato de reciente creación en el Hospital Infantil de Tlaxcala tiene molesto al equipo de Mariano González, pues el actual director administrativo de ese nosocomio apoyó esa decisión con dolo y mala fe.

Según los datos que llegan a los priistas, cada vez hay más evidencia de que en todas las dependencias de gobierno panista se lleva a cabo una basificación de trabajadores, lo que en su momento podría generar un problema a la próxima administración.

La verdad oculta tras el odio entre Minerva y Sánchez Anaya

.

Se ha llegado a especular a tal grado sobre el desencuentro entre los dos senadores perredistas de Tlaxcala que, hasta temas personales se utilizan en esta guerra. * El dislocado incremento del pasaje y su amañado manejo.


Dos versiones de perredismo dos, rompieron lanzas tras la catástrofe del cuatro de julio. La primera en soltar metralla es comandada por el senador Alfonso Sánchez Anaya, quien en particular además celebra el triunfo de “Marianito” (así llama a González Zarur), conserva pura (y así lo reza) su vocación pejista.

Enfrente, Minerva Hernández Ramos, decidió reaparecer. Y aunque prefiere no decirnos que  pactar con Manuel Camacho y su DIA –vía el chucho mayor – ve en Marcelo Ebrard Casuaubón, la causa por la que apuesta aliarse en el mediano plazo con el PAN de Felipe Calderón –el mismo que la hundió en los pasados comicios- formar parte de un gran frente, cuyo principal reto es oponerse al retorno del PRI a la Presidencia.

Fans de AMLO  e incondicionales de Marcelo, dibujan entonces una lucha sin tregua y la llevan a la parcela local, aprovechando cualquier oportunidad para picar sus ojos o, asestar puntapiés tantas veces como puedan.

Pese a haber sido equipo en aquél gobierno derrocador del PRI (1998-2004) con el tiempo tomaron caminos distintos. Hoy no se apetecen.

Eso sí, ASA les demostró hasta dónde tiene fuerza para perjudicarlos. Misógino, lo llama Abel Hernández, en su primera colaboración publicada por e-consulta.

Ambas causas, AMLO y Marcelo, habrá que colocarlas en perspectiva.

Yo creo que perfilan una elección en tercios (con Manlio, Peña Nieto o Beatriz por el PRI), ante una evidente ventaja del guapito gobernador del edomex en las pantallas de Televisa y con el beneplácito de Carlos Salinas de Gortari.

El tabasqueño y la pureza de sus planteamientos buscan la transformación de fondo. Desafían al actual sistema, pero dispone de una estructura finita en extremo, la del Partido del Trabajo (PT) apoyada por individualidades de la talla del “senador güerito de rancho”, y otros entes auténticos de la izquierda con riesgo de anidar en la utopía.

El carnal Marcelo, bajo el ajedrez planteado por Manuel Camacho Solís, probó en Puebla y Sinaloa –creo que Oaxaca plantea otra circunstancia – que la alianza contra natura con el enemigo histórico del perredismo (el PAN) posibilita triunfos bajo la premisa del momento: “aiga sido como aiga sido”.

Es una forma de aprovechar el pánico de Calderón al desahucio de Los Pinos, planteando alternativas complejas que ya pudieron coronarse en aquellas entidades federativas y, estuvieron a punto de hacerlo en Hidalgo, Veracruz y Durango.

Así que el golpeteo entre ASA y Minerva, no es sino la prueba de que ambos enfocan sus energías a proyectos tan distintos que les ha de ir la vida en apoyarlos.

Minerva sucumbiría a la causa de Adriana, (la panista del aiga sido) sólo a través del ofrecimiento de una excelente cartera en la campaña de Ebrard.

Y ASA, pues no veo quien le pueda desplazar de la representación pejista, ganada a pulso con un activismo fuera de discusión.

Y al ser apremiante una causa para Minerva en el ejercicio de reaparecer tras su fracaso electoral, pues qué mejor que aprovechar la oportunidad de vapulear al gobernador en funciones, Héctor Ortiz, el peor dice ella, no sé si como una afirmación por contar con las pruebas, ó, como elemento persuasivo para la conciencia colectiva, ávida de culpar a alguien por las deterioradas condiciones económicas y sociales a las cuales nos crecemos.

El incremento amañado del pasaje

El devaluado legislador priísta, Arnulfo Arévalo, se sumó a la consigna de ciertos transportistas por elevar el costo del pasaje, de 4.50 a 7.50 pesos, como si la economía del pueblo fuese el juego mediante el cual puede bromear con su improductividad.

Resulta que a instancias de Rubén Darío Domínguez –marianista de súbito tras prolongado besamiento de pies al actual régimen – comenzó a manejarse este despropósito en la tarifa mínima del transporte, para detonarla antes que Mariano González Zarur, asuma como gobernador, el 15 de enero de 2011.

Así, él llegaría sin el reto de retener el descontento social por el incremento, que busca ser –obvio- muy superior a lo que la lógica demanda, aunque no en las proporciones dislocadas y estúpidas con las que malamente lo pretende el singular transportista, cuyo historial a cualquiera pone chinito.

El travieso, el mago, el caporal, las Periañez… ¿le son familiares estos sobrenombres?

.

Ya viene la última feria de Tlaxcala en manos de Danny “el travieso” Herrera Murga, quien luego de un merecido descanso, vuelve a la escena con nuevos bríos para no dejar títere con cabeza durante “La Feria de todos los antros”.

Tras unas necesarias vacaciones (no sé si en Ixtapa, Huatulco u Oceánica), Danny el Travieso Herrera Murga, regresa por sus propios fueros para hacerse cargo de la fiesta más importante de la entidad: la Feria de Tlaxcala.

Oye, es el último año y hay que sacar lo que se pueda…

¿Escaparate cultural, artesanal, de música y contento?, no, para nada… hay que reponerse de los excesos y, si para ello es necesario abusar con el precio de los locales, pues, qué caray, verdad…

Ahora bien, si los principales espacios pueden quedar en manos de incondicionales, ya sabes, el negocio es más seguro entre cuates, para poder cubrir aquello de que les venden bebidas y otras cosas que atarantan, lo mismo a menores de edad que, a quien ande ganoso de sumarse a la conmemoración de este año de Hidalgo.

Dicen que ante la dificultad encarada por Danny para dejar el sitio aquél (ya sabes no, donde te la pasas entre terapia y terapia, y no necesariamente a base de arcilla en la piel), el alegre jefe ofreció el soberano negocio a mister Jesús Luévano.

Y también dicen que este lo rechazó, temeroso de hacer el oso, pues ignora las jugadas de pizarrón atribuidas al malhablado de Turismo, y lo más grave: carece del equipo humano necesario para organizar “un latrocinio colectivo”, en contra de aquellos despistados, dispuestos a hacer bulto durante las más de tres semanas, entre octubre y noviembre.

Ajá, y quién conforma al tal equipo ese, tan infalible como efectivo (para la tranza).

Haz de cuenta que tienes frente a ti al raro team de candidatos del Partido Socialista (PS), propuesto por Herrera. O sea, Margarito Pérez (el mago, porque desaparece todo), Jaime Montiel (el caporal, pues se la pasa correteando bueyes… en la Pamplonada) y “las conejitas”: un puñado (creo que son cuatro) de maravillosas ¿políticas?, cuya transformación física, pecuniaria y hasta doctrinal, es un escándalo.

Se les conoce como las cuatro (des) gracias de Terrenate.

Vamos, al grado que una de ellas, hasta alcaldesa de ese municipio resultó electa.

A su paso por varias direcciones administrativas amasaron la solvencia (¿moral?… ¡ora!…) que les permitió levantar el feudo más célebre de aquél municipio, pasando de la modesta y acogedora casita, en la cual pasaron sus primeros años, a la mansión de los locos Adam’s en pleno corazón de esta comarca.

Bueno, lista la pandilla (el travieso, el mago, el caporal y las Periañez)… que suelten a los toros y que Dios nos agarre confesados, pues estaremos ante el cínico negocio en que se convierte a la Feria de Tlaxcala.

No sé qué esperan

Dos personajes dos: Víctor (el nayarita) y Daniel (el travieso), han impreso –cada cual a su muy particular estilo – la peor imagen de corrupción al régimen que corre.

Creo que una administración con el mínimo de intolerancia al delito, a estos dos y a otra media docena, los tendría a buen resguardo, porque no se puede concebir semejante grado de cinismo.

Lo peor estriba en que personajes de esta ralea ya se apuntan para reafirmar sus parcelas de poder, digamos en el área de procuración de justicia del fabuloso gobierno priísta prometido por Mariano González Zarur.

Las tremendas lluvias descubrieron el latrocinio oficial con cientos de predios

.

Fulano es dueño del cerro equis, y perengano escrituró la barranca ye, que fue retacada con cascajo. Luego, vienen las inundaciones y aquellos afectados demandan el apoyo del gobierno… esto es una pachanga.

Lamentamos la desesperación de cientos de familias, afectadas por las lluvias atípicas.

Como no se tenía memoria, el agua pluvial abunda, las casas ceden, los bienes se pierden y, los responsables de Protección Civil, estatal y municipales, tienen dos alternativas: seguir actuando con la mediocridad que los lleva a autorizar construcciones en zonas de riesgo, o convertirse en funcionarios intolerantes  con aquellos ciudadanos o grupos que satisfacen la urgente necesidad de vivienda, pese a arriesgar la integridad de los suyos.

Ahí tiene usted a decenas de abusivos invasores de la laguna de Acuitlapilco, retando al lecho de un cuerpo de agua. Con la ayuda de notarios inescrupulosos, escrituran predios que algún día serán inundados, o cubiertos.

Qué me dice de la permisividad oficial en municipios como Tetlatlahuca o Zacatelco, donde la ausencia de la autoridad llega a tales niveles que pocos pueden atisbar el riesgo de asentamientos humanos junto a canales y ríos que forman parte del sistema Zahuapan-Atoyac.

No importa que el nivel de esos canales esté más arriba que las casas. Hoy, alguien decide utilizar su ejido o pequeña propiedad para construir una casita y nadie se lo impide.

El problema es que mañana, cuando la pestilencia brote o, aniegue ese tipo de construcciones, las personas dirigen sus ojos hacia el concepto que tienen de “gobierno”, y le exigen la reparación del daño y hasta le reclaman porque sus familiares corrieron un inminente riesgo.

Cuántas viviendas se erigen al pie de la Malintzin, sin considerar el riesgo de deslaves.

¿Existe, por tanto, una conciencia de Protección Civil?

Se les ve llegando muy apurados a encarar tragedias, enfundados en traje de bomberos; pero carecen de la autoridad necesaria para ver en perspectiva los riesgos que algún día pueden cobrar vidas.

El meollo del comentario es: tan no dejará de llover en la temporada que los gobiernos  tienen la obligación de evaluar la permanencia de determinados asentamientos cerca de ríos, barrancas o montañas.

Oiga, el agua convierte en lodo a los cerros. Y a nadie le gustaría ser víctima de un alud.

El agua y, su furioso paso, arrastra caminos, derriba puentes y arroja árboles. ¿Sabe usted qué pasa con las viviendas, precisamente a su paso? Si, las demuele,

con todo y sus ocupantes.

No vale desafiar a la naturaleza.

La responsabilidad de los señores con el título de director de Protección Civil es enorme. Y sus jefes, los alcaldes, el gobernador, tienen la obligación de despojarse de los apetitos invasores de predios para hacer negocio, y dar a dichos funcionarios la potestad que les asiste.

Esta que vivimos, señores, es la oportunidad para limpiar de invasores a la laguna de Acuitlapilco. Ni siquiera será una acción ciudadana, porque la naturaleza se está encargando.

Y no valen falsos profetas, ni líderes advenedizos. El agua busca su cauce, su asiento. Y lo encuentra.

Diputado intolerante

Luis Salazar, diputado del Partido Socialista (PS) amagó con denunciar penalmente a los reporteros y sus medios, que evidenciaron el supuesto reparto de 2.4 millones de pesos, y para no hacerlo, exige que no haya diputados de primera y de segunda; es decir, unos que reciben trato preferencial, tal vez con el dinero ese que hoy causa discordia, y otros, como se considera él, dejados de la mano del falso dios que firma los cheques.

Con el respeto que merece su investidura, le digo al legislador Salazar que, los medios de comunicación no deberían ser para nadie, objeto o causa para chantajear a los administradores del Poder al que sirve.

El amago de Salazar es un vulgar mensaje a funcionarios del Congreso para que le den sus 80 mil o, de lo contrario, se sientan responsables porque los reporteros seremos reprimidos por haber exhibido uno de los que podrían ser muchos defectos de la actual Legislatura.

Es decir, el compromiso social al que se debe su partido, “socialista”, usa a la prensa para exigir una prebenda.

Niega que sea esta una legislatura afectada por la auto complacencia y, al contrario, le anota importantes logros.

Así lo ve, y es libre de hacerlo.

No todos lo ven así.

A propósito de inundaciones

Con qué cara cobra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tlaxcala (Capam) el deficiente servicio de drenaje y alcantarillado en la capital de este estado.

Es justo decir que los usuarios pagan las cuotas más altas del país. Y también padecen con uno de los peores servicios del país.

El abrazo de Calderón y Ortiz en el Campo Marte; Adri, ponte a trabajar…

.

A lo mejor Adri pensaba que el Presidente iba a echar ojotes o iba a sacar la lengua al gobernador de Tlaxcala, ahora que se reunieron con motivo de los Diálogos por la Seguridad Nacional. Esto significa que con todo y sus modotes, la seño debe ponerse a trabajar.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa necesitaba que alguien –como lo hizo con su silencio el gobernador de Tlaxcala – lo respaldase en las intensas jornadas del Diálogo por la Seguridad Nacional, que inició el pasado martes y concluyó ayer jueves.

Lo que Calderón buscaba eran propuestas, pero hay tanto rencor, sobre todo entre familiares de las víctimas de la violencia –esta guerra ya cobró 28 mil vidas – que comenzaron los reproches y los golpes bajos y, decíamos, lo que se pretendía como un ejercicio de suma, acabó evidenciando profundas divisiones entre poderes y amargos calificativos con los demás ámbitos de la sociedad mexicana.

Así que faltaba una mano solidaria con Calderón.

Y apareció Héctor Ortiz Ortiz, con la oportunidad –que la aprovechó muy bien – de resarcir la relación con el Jefe de las Fuerzas Armadas.

Fue un amable intercambio de parabienes, entre los cuales sobresalieron las palabras de Calderón, felicitando al mandatario tlaxcalteca por las condiciones de seguridad que privan en Tlaxcala.

Los elogios fueron mutuos y, pueden corroborarse con la imagen difundida por prensa de gobierno, donde se aprecia a ambos panistas, estrechándose en el marco de dicha actividad.

Claro, no se puede ignorar la connotación política de dicho saludo. Porque más de uno, suponían que un reencuentro entre Ortiz y Calderón estaría plagado de reproches.

Pero no fue así. Al contrario, como que la derrota electoral tlaxcalteca es un asunto al cual el Presidente sólo da la importancia que le merece.

Aunque de ninguna manera podría evadir la responsabilidad de la derrota, a causa de la candidata disfuncional impuesta por él, y el pésimo ajedrez de los días previos a la jornada, con la perniciosa dimisión de Minerva Hernández, a la causa panista.

Y en consecuencia:

Como si fuese un acto de magia, dicho saludo y su difusión, apagó el fuego destructor de la ex candidata aliancista al gobierno tlaxcalteca.

Al parecer, la actitud solidaria de contento que, suele caracterizar a los panistas (aunque anden que se los lleva…) regresó a la graciosa militancia tlaxcalteca, por lo que atrás quedarán los desencuentros con diputados electos y los rosarios de reproches a quienes pusieron de su parte para conseguir aquellos 193 mil votos (que de todos modos no sirvieron para ganar).

Los lloriqueos con Gerardo Ruiz Mateos y, el nihilismo en el que de repente se vio Adriana inmersa, tomaron el nivel que les corresponde. Entonces el PAN se ha de asumir como real partido opositor, dejando para mejores momentos las rabietas de quien supuso que hacerse gobernadora de un estado, nada más consistía en ocurrencias como quitarse los zapatos o hacer referencia a los huevos (sin importarle los niveles de vulgaridad atestiguados por panistas de primer nivel quienes aceptaron participar en la campaña más rarita de la que se tenga memoria).

Los negocios de la arqui…

De aquella modesta morada en la colonia La Joya, a las millonarias inversiones en un ranchote en San Lucas Cuauhtelulpan, sin dejar de mencionar negocios de comida rápida, pues claro que se generó la crítica en contra de una de las funcionarias más polémicas del actual gobierno.

Cuando protestó como oficial mayor, su preocupación no era precisamente la vestimenta o el calzado (como suele pasar con la frivolidad de ciertas servidoras públicas), sino porque de plano ignoraba qué se hacía en esa oficina (Oficialía Mayor) de la cual la acababan de hacer titular.

Cierto, es el sueño americano con sede en tierras de Xicohtencatl. Es comenzar con la modesta y muy digna venta de confecciones y acabar viajando en vehículos más que ostentosos, ofensivos a la pobreza que vivimos en el estado menos favorecido del país.

Con justa razón, constructores que arriaban una bandera opuesta a la defendida por quien hoy se desempeña como oficial mayor (cuando asignaba obra en Secoduvi) están más que molestos y demandan, de los diputados de oposición, se investigue lo que podría ser uno de los casos de enriquecimiento ilícito de quien inventó empresas para triangular gestiones y, encabezó constructoras a las que benefició con importantes obras.

Ese es un trabajo que todos agradeceremos a los señores diputados.

La LIX, un Poder en decadencia

.

Hablar de diputados camaleónicos y ausentes de cualquier rendimiento ya no es noticia, sí en cambio, ver al monstruoso submundo de corrupción anidado en oficinas de funcionarios ladinos, letales, ¿panistas?


Cualquiera se escandaliza con el camaleonismo, el escaso rendimiento, desde luego la falta de transparencia, pero sobre todo la nula voluntad de los integrantes de la actual legislatura, para hacer un papel por lo menos decoroso, ante un pueblo sorprendido por el 2.9 de calificación otorgado por la Caiptlax.

El “camaleonismo legislativo” tiene dos indignantes ejemplos: Aristeo Calva, el priísta más panista, o mejor dicho, dócil instrumento del Ejecutivo, dispuesto a activar al submundo latente en Allende 31, para merecer alguno de los estímulos que lo ponen tan pero tan alegre, como hoy lo es su priísmo a toda prueba y, a los pies del gobernador electo, “para ver qué se ofrece en la casa” (sí en la casa tricolor).

De tan repugnante hechura, Antonio Mendoza, habrá labrado su nombre en piedra maciza como el perredista presto a la división de su grupo parlamentario, según le llegase la instrucción del Poder al que sumiso sirvió, en la medida que el banco lo consideraba más importante.

Del escaso rendimiento quién se salva. Tenemos casos patéticos como el del quijote fumador, ¿digno representante? del magisterio. Con el propósito personal de aparentar que se hace mucho, más con una evaluación acorde con lo que puede aspirar el señor diputado Enrique González Sandoval, el de las tantas iniciativas y de los tantos fracasos.

Oiga usted, ni qué decir de los diputados que, maltrechos, regresaron a cobrar tras abandonar una nave, con la que se comprometieron a hacer leyes, a velar por los intereses del pueblo, y abordaron otra, la de la aventura electoral, la que les dio el aprendizaje más caro de sus, “carreras políticas”.

¿Qué me dice de Irma García Izozorbe, y sus planes irrefrenables de poder? Sus notas son indignantes. El fracaso electoral le hará madurar.

¿En qué contribuyó Edgar Carvajal, a lo largo de estos casi tres años de cobrar, eso sí muy puntual?, ¿Usted lo sabe?

De qué sirvió a Víctor Hugo Cahuantzi, el cobro adelantado de su sueldo para perjudicar a su suplente, si de todas formas tronó el cuatro de julio.

Es que en esta legislatura, salvo contadas excepciones ha campeado la frivolidad.

Y cuando uno piensa que todos estos ejemplos de cómo no debe ser un legislador, comprende las razones esgrimidas por la Comisión de Acceso a la Información (Caiptlax) para condenar por tercer año consecutivo a este colectivo de grillos, unos peores que los otros, pero todos con fuero constitucional.

Oiga, y ¿qué desempeño tienen los funcionarios de esta legislatura?

Creo que responden a los intereses de sus jefes.

Un área, la administrativa, merecería por el bien de Tlaxcala, que su titular, Félix Solís Morales, apartara las manos de chequeras y nóminas, para que estas se analicen peso por peso, acto por acto.

En la vida del Congreso ningún ex diputado panista había concentrado semejante poder, hasta que llegó Solís. Trae encima –y lo reconoce – desde señalamientos de acoso, hasta sospechas de aberrantes actos de corrupción.

Mas la conciencia del secretario administrativo, suponemos, se halla a salvo de cualquier acusación. Y sobre todo, ahora que al PAN  no le ha ido nada bien, pues debe ser el primero en abrir sus libros de par en par para que los nuevos diputados, sobre todo los priístas, sepan si la Legislatura LIX, peca de algún exceso que, pudiera heredarles indeseadas deudas adquiridas en el nombre del PAN ¿mal utilizado?, y con la aparente protección del Ejecutivo.

Hemos sabido que Solís se asociaría con un diputado, también panista, para editar miles de ejemplares con la legislación electoral –por cierto con incontables errores – con dinero aportado por ¿el IET, el Congreso?

He aquí un verdadero monstruo con piel de oveja panista. Ladino, responsable de sembrar un clima asqueroso, con planes de permanencia y crecimiento, no sabemos si a costa del dinero del pueblo (bueno, al menos así se le llama al presupuesto del Legislativo).

Cada que,  sé de él, imagino aquella tira cómica de pinky  y cerebro, es decir a nuestro persojane, el ladino y su pareja, el próximo derrotado de Apizaco, con alguna de sus formidables frases: Pinky:- Cerebro, ¿qué vamos a hacer esta noche? Cerebro:-Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky. ¡Tratar de conquistar el mundo!

Revela magistrado Lara Amador, posible anulación de elección en Apizaco

.

No hace más que seguir la línea que le trazaron mandos superiores. El afectado, Orlando Santacruz, no sólo enfrenta cuestiones legales, se convirtió en vínculo entre los dos gobiernos, como el objetivo condenable.

Según el presidente de la Sala Electoral Administrativa, crecen las posibilidades de que se anule la elección municipal de Apizaco, debido a que el hoy alcalde electo, el panista Orlando Santacruz Carreño, “rebasó los topes de campaña”.

Podría advertirse predisposición en el juzgador y, en consecuencia un lógico atamiento de cabos nos revela que en este caso particular hay intenciones políticas dispuestas a pasar por alto el frenético pleito iniciado, incluso antes del cuatro de julio, entre el hoy ganador sostenido con alfileres y una serie de frentes, abiertos con visible facilidad gracias a la soberbia como firma de la (su) casa.

Estamos convencidos que este mes ha sido de vida artificial al triunfo de Santacruz.

Y más lo estamos de que en el hundimiento de su causa ya campea una instrucción superior, dispuesta a no contener la llegada de alguien afín, dispuesto a la incondicionalidad, para administrar los destinos del municipio que ha cobrado notoriedad por los dobles diezmos exigidos por regidores a empresarios para tomarles en cuenta en la asignación de obra pública.

Es doloroso confirmar el desencuentro entre el sedicente mega abogado y el grupo político al que se debe. Alguna causa debe haber de peso, que no se pudo hallar un resquicio de solución.

Si alguien, con la bendición e impulso de la red (de Guadalupe Lozano) sentía grandes posibilidades de sentarse en la oficina más grande del palacio municipal apizaquense, pues era Arturo Rojas.

Pero avanzado el trecho electoral se detectó una muy relativa respuesta a dicha causa en las encuestas, por lo que el apoyo, tanto de la red como de otros grupos leales al orticismo, se sesgó hacia el popular comerciante (el zar del WC) y ya una vez alcalde, Reyes Ruiz Peña.

Aquí algo interesante. Primero, Reyes perdió por 151 votos, pero ganó el aprecio del hoy gobernador electo, Mariano González, con quien compartió momentos apasionantes en el desarrollo del proyecto.

Ruiz Peña, salido del gabinete orticista –donde se desempeñó como director de Pensiones Civiles – sufrió la persecución de un Orlando Santacruz que, le urdiría un proceso judicial relacionado con su cargo en el gobierno, y lo encarceló.

El plan era imposibilitarlo para contender el cuatro de julio. Pero falló.

De estas maniobras tomaron nota los respectivos equipos de Héctor Ortiz y de Mariano González, y al parecer, ambos bandos vieron por fin un vínculo a sus intereses: Apizaco.

Pero hacía falta alguien como Orlando, con la suficiente perversidad para conmover a los dos viejos priístas (uno enfundado en un pants panista), de tal suerte que Ortiz, decidiese romper cualquier relación con el sedicente abogado prodigio.

Del otro lado, un propio consultaría al gobernador electo sobre cómo tendría que concluir la Sala Electoral Administrativa (SAE), respecto al bochornoso papel desempeñado por el panista, no solo en las maniobras legaloides y a la disposición de recursos federales –que a final de cuentas lo sepultaron pues su uso rebasó los topes legales.

Y la instrucción ya la imaginará usted.

Al tiempo, Reyes no perdía oportunidad de reunir simpatizantes y organizar marchas. Su nuevo jefe político, Mariano, así lo habría instruido, “para que el caso Apizaco no decayese, sino al contrario”.

Y Ruiz Peña, consistente y sabedor que su persistencia le significa triunfo, así lo acometió.

¿Qué es la moral?

Me llama la atención un evento captado por la sensible reportera Guadalupe de la Luz, en la Central Camionera de Tlaxcala.

Ocurre que dos muchachos gay aguardaban la salida de un autobús.

Se mostraban afecto, pues eran pareja.

Pero eso incomodó al vigilante de guardia en dicha instalación, quien apeló a “la moral” para que dichos individuos abandonasen sus muestras de afecto. Hay “otros lugares”, les advirtió, al tiempo que los condenaba porque eran presenciados por niños, entre otras personas que para el gendarme, pertenecerían al lado normal de la humanidad.

Cómo creé usted que van a reaccionar elementos bajo el mando de un secretario de Seguridad Pública, a quien sus subordinados han llegado a rescatar cuando, el peligros estado de embriaguez mostraba un arma sin importarle la presencia de civiles y niños.

Disculpe usted si le formulo esta pregunta. ¿Qué es más condenable, la pareja gay de la Central o, el militar retirado, embrutecido por el alcohol y, armado, amenazando a personas que lo mismo caminaban por el rumbo que, viajaban en combis, según lo relatan notas periodísticas?

Mientras eso acontece, el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, con una cautela, digamos excluyente, se refiere a los matrimonios gay como algo a lo que se debe respetar, aunque advierte que no cejará en inculcar el valor del matrimonio entre personas de distinto sexo, como Dios lo diseñó, pues de ahí viene la familia.
Temas, los dos, de lo más actual.