[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘excesos’

La tremenda fiesta… los tremendos invitados… las tremendas deducciones…

.

Cumplió años el joven más apuesto de Tlaxcala…. convocó a invitados muy especiales y seguramente consiguió un ambiente fuera de serie, como debe ser la fiesta de todo un potentado.

img937

Para que haya asistido el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a  la minimanchi pachanga, o se trata de un afecto fuera de serie, o habría algunos pendientes qué platicar y la oportunidad fue aprovechada para ese fin.

Uno no deja de preguntarse hasta dónde llega la influencia de las gentes en el poder que para partir el pastel de un muchacho, son capaces de convocar a las luminarias de la clase política… nos dicen que la fiesta estuvo de primera, los invitados muy bien atendidos y los anfitriones, como siempre… con mucho qué platicar…

Sobre todo ahora, consumada la pantomima en que el ex secretario de gobierno, Noé Rodríguez Roldán, se prestó de bulto para fungir como presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, un instituto político que no vive sus mejores días en Tlaxcala, y al cual se le agotaron, al menos en este sexenio, las oportunidades para conseguir su reposicionamiento en el ánimo del electorado.

Consejero nacional, funcionario del Fondem y, algo así como el muchacho alegre del rancho, el del onomástico labra en roca firme un nombre que, el paso del tiempo nos dirá si queda en el nivel de su progenitor o logra superar las pruebas básicas de cuya reprobación este siete de julio se ha dado el voto de castigo más cruel de lo que pudimos imaginar.

NESTLÉ se va… pero si le estaba yendo bien

Más ocupada en organizar la feria que en detener la partida de una de las dieciséis plantas emblemáticas de la nutrición en nuestro país, la super secretaria de Turismo, de Desarrollo Económico y de Asuntos Relacionados con la Feria que dejó de ser propiedad de Joaquín Cisneros, a Adriana Moreno Durán le pasó muy por encima este que, es el más doloroso cierre de una empresa en el sexenio.

No fue buena para atraer a Audi, pero si lo es para desalentar a Nestlé.

¿Por qué se irían de Tlaxcala?

Acaban de inaugurar en el Estado de México la planta procesadora de café más grande del mundo.

Las cifras de la firma suiza son excelentes, sobre todo en Centro y Sudamérica. Pero algo pasó en Tlaxcala que los llevó a tomar la grave decisión de vender sus impresionantes instalaciones -con cuevas que le sirven de refrigeradores naturales- y dejar sin trabajo a 512 hombres y mujeres con una capacitación sobresaliente.

Qué pena el éxodo de la dueña de Nescafé, Purina, Gerber, Nido… pero qué grave que la señora Moreno Durán siempre careció del contacto y la sensibilidad para reaccionar a tiempo, ofrecer mayores facilidades, vamos, hacer lo imposible por conservar esa fabulosa empresa.

El gobierno informa sobre números alegres respecto a la creación de empleos según estadísticas del Seguro Social. Pero, pareciera que por cada planta creada, tres se cierran.

Hay que sumar el cierre de Nestlé al estrangulamiento burocrático basado en criterios muy personales del gobernador de Tlaxcala, único en el país con una verdadera política de terrorismo laboral.

Nuestro nivel de vida es el que lo reciente. En el corto plazo, cientos de familias quedan al desamparo. En el mediano plazo, el comercio local se contrae pues los clientes de aquí son exterminados. En el largo plazo, esta forma de gobernar nos dibuja un empobrecimiento brutal, pero no de todos.

Los nuevos ricos, uno que otro diputado, uno que otro asesor externo, uno que otro asesor de cabecera, tienen hasta para comprar departamento en Londres.

Pero los de a pie, los que sí trabajan para sobrevivir, enfrentan momentos muy duros.

El nervio de Rafa Ortega

Aún no rinde protesta como alcalde, pero el torero de Apizaco Rafael Ortega Blancas, ya dejó ver que se avecina una verdadera cacería de brujas… le tiemblan las manos para iniciar el análisis que lo lleve del ruedo al palacio municipal.

El alcalde en funciones, Orlando Santacruz, le pidió tiempo porque ante la impugnación de su débil triunfo, mucha agua ha de correr. Y, aprovechando el viaje, se permitió llamarlo ignorante de la ley, por andarse adelantando a los hechos, sin haber convencido con sus siete votos que le dieron el triunfo, a las instancias que hoy tienen la impugnación albiazul… y las que faltan.

A Rafa Ortega se le cuecen las habas para comenzar la lidia más importante de su vida, nada más que Apizaco no es un toro bravo.

Captan a solitario ladrón que robó en e-consulta

Cámaras de seguridad tomaron con detalle al solitario individuo, ¿con la consigna? de sustraer las laptops de los directivos de e-consulta Puebla.

Sus rasgos fueron registrados a detalle. Su complexión y hasta el tumbao con el cual se desplaza… Ahora corresponde a las autoridades aclarar si ese sujeto fue o no contratado…

Esto es un escándalo a punto de desbordarse.

Veremos hasta donde está involucrada la administración de Rafael Moreno Valle.

El corporativo Ortiz esperaba más de sus abotagados operadores

.

Padecen el grave sobrepeso que los obliga a exigir su diezmo o doble diezmo para saciar la soberbia, en los términos en que un diabético no puede desdoblar los azúcares.

En el orticismo se advierte un temor de tal magnitud a menos de medio año de la elección más importante de los años recientes que, sus mismas cañerías se han saturado con la formidable sobredad, esa que pudiese ocasionarle una infección como llega a ocurrir con algún macho enchiquerado expuesto a sus propias humedades en tanto caldo de cultivo para la generación  de sus múltiples gérmenes enemigos.

Controlar al Instituto Electoral, al propio partido y ahora, a la Sala Electoral Administrativa del Poder Judicial, es como construir un edificio con albañiles que no se entienden entre sí porque todos ellos acusan tal nivel de soberbia que son incapaces de realizar las labores básicas, como asegurarse que los pilotes se hallen a suficiente profundidad y como instalar puertas para impedir la entrada de entes perniciosos a su interés transexenal.

Curiosamente el exceso orticista conforma una trilogía que debiera apostar al equilibrio, mas el desequilibrio es lo que llegó, a causa del bombardeo pecuniario sin ton ni son del que, en el colmo, los responsables de entregarlos se han procurado interesantes diezmos, dobles diezmos o de plano sociedades.

Insisto, el sexenio sustentado en la balanza perdió el equilibrio.

Hay testimonios, por ejemplo, de desatinados desplantes con los cuales Pedro Molina Flores, contaría dinero frente a los pobres, orillándolos a humillarse, con la exigencia de ser incondicionales y discretos para poder tener parte de ese botín. Tan torpe fue su actuar que generó suspicacias, y en consecuencia su período de presidente quedó manchado con: el infarto cerebral sufrido por Silvestre Lara, ya sea como infame coincidencia o como peor acción. Lo menos para opinar a ese respecto es la rareza en medio de la cual aconteció.

Del PAN, me parece un exceso hacer secretario de la Función Pública a un elemento sin el perfil (Alberto Jiménez Tecpa es veterinario) y, sin aclarar las cuentas a la conciencia del partido. Han quedado inscritas en la lápida de las exageraciones las llaves, con todo y el edificio al cual permiten la entrada, en cuyo interior se instaló la sede estatal del partido. Es un pago adelantado que justifica imposiciones y pasa por alto la visión de consejeros, quienes han visto en ciertos personajes no solo un retroceso, sino el accionar abyecto con tal de cubrir la espalda a quienes jugaron con lo que no tiene repuesto, o sea con la vida de los demás.

Y del IET, ya se ha dicho hasta el cansancio que sus bases se han de resquebrajar cuando la presión rompa los nervios de los nóveles premiados con semejante paquete. Es una suerte de rifa de tigre ganada cuando se carece de armas y, lo menos que se puede hacer es pegar la carrera, como ya vimos con anteriores especímenes removidos por el vergonzoso papel hecho durante la burla en que devino el proceso de selección.

Y es precisamente este momento otro de los excesos (entonces ya serán cuatro) mediante el cual colocaron en cómoda postura a un legislador de quien resalta un mostacho al estilo Dalí, pero con caída de Tintán que, para sorpresa del Partido Naranja y sus fundadores jugó la perinola y tomó todas las fichas –claro ocasionado por su contraparte – de tal forma que aquella probidad alegada cuando amigo era de los perredistas se convirtió incluso en el más profundo odio, desprecio y escarnio, sentidos por su inventor, Rubén Flores Leal, a quien no le tocó ni así de migajitas del tremendo cesto que de un bocado se engulló el ya mencionado ¿convergencista?, dispuesto a batirse con todo y su armadura naranja, para defender, como un perro, la ley Moreno Barrón, que garantiza persuadir con el evangelio a la masa creyente, para que sigan viendo como verdaderos demonios a los perredistas, capaces de impulsar el matrimonio entre personas del mismo sexo y aun peor, permitirles la adopción ante su incapacidad de procrearse.

Estos son excesos resultantes de la torpeza de los operadores pertenecientes a un corporativo que esperaba más de ellos. Sin embargo, al paso de los años les fomentó insaciabilidad en su apetito e hizo de ellos unos cerdos, lerdos y pesados, incapaces de reaccionar a tiempo porque aun a pesar de los riesgos que corren, exigen su diezmo, su doble diezmo o su sociedad.