[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘elecciones’

Consejeros de ornato y los verdaderos operadores electorales

.

En breve se pondrá orden en el IET para garantizar una operación adecuada que evite dar elementos a la oposición, la cual buscará ganar en los tribunales lo que no puede ganar en las urnas.

Ni un error más en la operación del Instituto Electoral de Tlaxcala se permitirá, pues la inexperiencia  de los actuales consejeros electorales puede ser un factor que ponga en riesgo los resultados de los comicios de julio de este año.

Si bien el gobernador Héctor Israel Ortiz Ortiz aceptó que la operación llevada a cabo en el Congreso del estado para designar a los nuevos consejeros estuvo pésimamente ejecutada, al grado que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó la elección de nuevos miembros de ese órgano, lo cierto es que ahora se sigue con lupa cada movimiento del árbitro electoral.

El mandatario como buen operador político-electoral sabe que puede ganar la gubernatura en las urnas, sin embargo evitará que la oposición tenga elementos para judicializar los comicios locales en que los ciudadanos elegirán gobernador, diputados, presidentes municipales y presidentes de comunidad.

En breve se empezarán a ver cambios en el IET y se podrá percibir que los consejeros responderán a los lineamientos que le dicten los verdaderos operadores y organizadores de los comicios, que por supuesto no será el consejero presidente Salvador Cuauhtencos Amieva, quien ya mostró su poca capacidad.

Si el consejero electoral es incapaz de despedir o llevar a cabo un relevo de funcionarios del IET sin problemas, cómo pedirle que organice y lleve a buen término la elección local de este año.

Y para muestra un botón. Ahí está el caso de la ex jefa de Comunicación Social y Prensa del IET, Olga Lilia Hernández Aguilar, quien lo acusó de autoritarismo y maltrato laboral.

**
En los próximos días la intensidad política en Tlaxcala aumentará, una vez que inicien los procesos internos en cada partido para elegir a sus respectivos candidatos a la gubernatura.

En el PRD parecen estar definidas las cosas, pues Minerva Hernández Ramos avanza con paso firme a la nominación y lo único que espera es concretar las alianzas para mostrar su músculo electoral  y que tiene elementos para ganar la contienda.

Por lo que respecta al PRI, no lo cuente en voz alta pero cada vez aumentan más los rumores de que la líder nacional del partidazo, Beatriz Paredes, anda buscando otra opción diferente a Lorena Cuéllar y a Mariano González.

Y en el PAN los tiempos  y la incertidumbre se mantendrán, pues el gobernador Héctor Ortiz no moverá sus piezas hasta saber que es lo que enfrentará, pues sabe que una mala decisión le puede complicar las cosas.

Precampañas tan frías como este invierno

.

La oposición en Tlaxcala lejos de mostrar mayor interés por ganar la gubernatura, se muestra aletargada cómo si tuviera mucho tiempo para trabajar, situación que le puede costar muy caro.

El proceso electoral en Tlaxcala inició y de acuerdo con los tiempos establecidos en el calendario de la contienda, el PAN es el partido que más se beneficia  porque una vez definido su candidato a la gubernatura el orticismo pondrá en marcha la maquinaria para asegurar el poder.

Si bien el periodo para llevar a cabo las precampañas ya se abrió, lo cierto es que ningún partido político ha iniciado legalmente ese proceso, como si tuvieran tiempo de sobra para trabajar por la gubernatura.

Las precampañas concluyen en marzo y el inicio de las campañas será hasta mayo, de ahí que los candidatos oficiales apenas si tendrán 60 días para recorrer el estado y solicitar el voto de los ciudadanos.

Es obvio que el tiempo para hacer campaña es corto y que ante tales circunstancias el PAN se ve beneficiado porque su trabajo político electoral es respaldado por la estructura de operadores que tiene el gobierno de Héctor Ortiz.

Y aunque en algunos institutos políticos la definición del candidato es un asunto de mero trámite, como es el caso del PRD, donde la senadora Minerva Hernández Ramos, tiene amarrada la nominación, en otros como el PRI sólo se requiere que se envíe una señal a favor de Lorena Cuéllar o Mariano González para que inicie la cargada.

Por lo que respecta al PAN, lo más probable es que ese partido comandado por el gobernador Héctor Ortiz Ortiz retrase sus tiempos lo más que se pueda para saber cómo enfrentar a sus adversarios, para lo cual desde este momento infló la lista de aspirantes a la gubernatura a fin de tener a los tontos útiles que se requieren para legitimar una decisión.

Si no cómo explicar que la diputada federal con licencia Oralia López haya dejado temporalmente su cargo para buscar la candidatura o más que el Secretario General de Gobierno, Adolfo Escobar también haya renunciado a su posición dentro de gobierno de Tlaxcala  para participar en el proceso interno del PAN.

Y lo que es peor que panistas con mala fama acumulada por su pésimo trabajo decidan dejar sus cargos públicos para aspirar a gobernar el estado, como lo hizo el alcalde de Apizaco, Alex Ortiz, quien deja al ayuntamiento con múltiples problemas financieros sin contar los elevados índices de delincuencia que reporta la ciudad.

Héctor Ortiz guardará el nombre de su candidato hasta el último momento, de ahí que las especulaciones sobre quién heredará el poder se mantendrán por unos días más, pues sabe que entre más tarde el parto menos tiempo tendrá la oposición de golpear al elegido.

Los candidatos al gobierno de Tlaxcala se conocerán hasta febrero de 2010

.

El gobernador de Tlaxcala, Héctor Ortiz, aún no tiene delfín y esperará hasta el último momento para mostrar su simpatía por algún panista.

La incertidumbre que se percibe entre el grupo político del mandatario de Tlaxcala, Héctor Ortiz Ortiz, sobre la sucesión gubernamental se mantendrá en lo que resta del año y quizá  hasta los dos primeros meses de 2010, para la fortuna de él y para la desgracia de quienes aspiran a ese cargo.

Legalmente los comicios en Tlaxcala arrancan el 3 de enero y el registro de los candidatos al gobierno del estado se hará del 20 al 30 de abril, de ahí que los procesos internos para designar a los abanderados de los diferentes partidos se llevarán a cabo entre febrero y marzo del próximo año.

Mientras en otras entidades vecinas como Puebla y Veracruz donde también se llevará a cabo la elección de gobernador, los mandatarios en turno ya promueven y apoyan las aspiraciones de sus delfines, en Tlaxcala Héctor Ortiz ha cuidado las formas y nadie sabe con certeza  si ya tomó una decisión respecto a quién le va a heredar su puesto.

Para nadie es un secreto que tanto el gobernador, como el CEN del PAN ya contrataron encuestas para medir y conocer el posicionamiento y potencial de voto que tienen algunos militantes panistas  rumbo a los comicios del 4 de julio de 2010.

De los resultados de esos estudios se conoce muy poco, por lo que no se sabe si las tendencias favorecen al candidato del orticismo o a otro panista ajeno al actual grupo en el poder.

Adriana Dávila mantiene su estrategia y sin llevar su confrontación con el grupo del gobernador a los medios de comunicación, ya envió señales de que por lo menos controla el 50% de las estructuras del PAN en Tlaxcala, lo cual le representa un gran apoyo para sus aspiraciones.

Además,  la ex diputada federal cada vez recibe más respaldo de la dirigencia nacional de su partido y de la Presidencia de la República, situación que la ubicará como una de las finalistas por la candidatura del PAN al gobierno de Tlaxcala.

Este domingo, cuando se realice la elección de los consejeros estatales del PAN, Adriana Dávila mostrará nuevamente su influencia y buscará tener una presencia importante en ese órgano del partido.

Aunque muchos piensan que la ex legisladora trabaja para obtener la dirigencia estatal del PAN, lo cierto es que esa posición no le interesa y dejará que el grupo del gobernador la mantenga, quizá en la persona de Damián Mendoza, quien podría arribar a ese cargo a finales de noviembre o principios de diciembre.

… y de veras habrá tantos familiares contratados en ese ayuntamiento?

.

Pasar como pobre entre los pobres, comer sus humildes tortillas, pero llevar en la cartera otros planes…


Para eliminar las dudas planteadas por el dirigente estatal del PRD respecto a la supuesta deslealtad del candidato a diputado federal por el tercer distrito, es necesario un profundo ejercicio de transparencia que permita, vía el OFS, establecer posibles vínculos, considerados en el terreno del nepotismo, como causa fundamental para los desencuentros que amenazan con colapsar a las izquierdas tlaxcaltecas.

Quienes se precien de pertenecer a la oposición, de ser la parte social en el sistema de pesos y contrapesos, de anteponer los intereses de las mayorías al negocio que resulta ser el ejercicio impune del poder, tienen que demostrar que les asiste el valor de la honestidad.

Es gravísimo pensar que con la bandera de un activismo de izquierda pudiera alentarse un doblemente despreciable nivel de corrupción y, que a la gente se le esté dando atole con el dedo, haciéndola creer que se está de su lado, cuando en realidad sólo se tendría la oportunidad de acceder al cofre de la abundancia, revestidos como gente del pueblo.

En el ejercicio autocrítico que realiza la conciencia del PRD ya se dieron cuenta que estar en desafío a la ley no los va a llevar a terreno fértil, como sí en cambio les es necesario tocar fondo para poder iniciar un nuevo desempeño, en cuyo entorno sea la transparencia el valor que les permita recuperar la confianza de la gente.

Cuando uno ve la escasa votación a favor del PRD en una zona donde los registros demuestran preferencia por proyectos de izquierda, necesariamente llega a la conclusión de que el pueblo no perdona que sus autoridades ya estén pensando en el próximo peldaño, en lugar de concentrarse en la consecución del encargo por el cual fueron favorecidos por el voto popular.

Entonces uno se pregunta si ser de izquierda o de derecha, en Tlaxcala signifique revestirse de actitudes circunstanciales, según la conveniencia.

Y en el peor de los casos hacerla de activista rojillo, pero acudiendo puntualmente a cobrar una quincena.

Luego, ya con cierta antigüedad en las artes del engaño, ofrecer los servicios cada que se da un proceso electoral para introducirse en un caballo de Troya de petatiux en el mismo corazón de las campañas, encabezadas por cierto, por sujetos proclives al beneficio inmediato, si cabe la justificación de la derrota aduciendo una brutal embestida del gobierno.

Esa es una imperdonable actitud simulatoria. Lastima al pueblo que emocionado elevó al rango de autoridad a quien, pasado un trecho de su administración decidió colocarse la armadura para buscar otras emociones y no concluir el proyecto por el cual, se supone, empeñó la vida el mismo día en que la gente le respondió con su lealtad.

Entre aquella votación y la conseguida el cinco de julio hay un claro contraste. Supongo que en la primera se actuó con la honestidad propia de alguien dispuesto a dar la batalla sin arredro alguno, pese al tamaño del oponente.

Pero en la segunda oportunidad se cuidan otros factores. La conveniencia es el primero de ellos. Hay que procurarse un entorno de bienestar pues, el haber ganado una batalla anterior merece laureles permanentes y acceso perenne a las mejores viandas. Claro, todo esto es la autopremiación a la inteligencia, fuera de seria, capaz de mostrarse como un pobre frente a los pobres, pero sin dejar de procurarse las delicias del poder en cuanto se ha probado que el esfuerzo también merece su recompensa, y la de los que estén cerca de uno.

Digamos que en esto consiste la improvisada carrera política de unos que, muchas lágrimas habrán de derramar cuando intenten regresar e los mismos campos de batalla.

Sí, porque habrán perdido el valor de la honestidad.


Y qué tal un secretario de apellido Ortiz en el gabinete de Calderón

.

Le urgen políticos con oficio, los muchachos pendencieros no son más que bichos en el la espiral descendente del PAN, de lo cual la Presidencia ya se percató.


Tuvo su premio la operación obsesivo compulsiva del gobernador Ortiz para hacer de Tlaxcala un bastión panista, el único en el mapa nacional donde no tuvo injerencia la sal de Germán Martínez, el mozalbete pendenciero que ayer mismo fue llamado por su jefe el Presidente para hacerse a un lado, no sin antes procurarle al PAN una nueva dirigencia.

Pues como era de esperarse ya suena su nombre en la Secretaría de Gobernación, como el complemento ideal a los esfuerzos realizados por el titular Fernando Gómez Mont.

Desde tal trinchera el todavía gobernador de Tlaxcala tendría una perspectiva muy amplia para buscar la negociación con su ex jefa Beatriz Paredes, quien ya anunció el endurecimiento de la mayoría tricolor en San Lázaro, como un tremendo eslabón más, rumbo al 2010 cuando retorne el tricolor a la Presidencia, con una votación brutal en su favor, tal como ocurrió el domingo anterior.

Queda demostrado que el oficio de la política en tanto operación, es mucho más efectiva que la soberbia, lo modosito y lo mamón, de los chavos metidos a políticos, sin tener la más básica idea de lo que esto significa.

Y mire usted la diferencia de criterios:

Mientras a Josefina Vázquez Mota y a Germán Martínez, se les dieron tareas definidas para el proceso-fracaso albiazul – una avocada a la elección de diputados y el otro, gobernadores – los dos hicieron gala de valemadrismo y metieron la nariz en todo.

El resultado ya usted lo conoce. El más rotundo fracaso electoral del PAN.

El contraste con el concepto de político conocido como operador es claro. Los muchachitos pendencieros se dedican a vivir la vida dando vueltas en su espaciosa bóveda craneal a los argumentos, para ellos verdaderas doctrinas, de bodrios de superación personal.

Los operadores, como Mario Marín, Fidel Herrera, Enrique Peña Niieto y Héctor Ortiz, son profesionales de la ciencia electoral. Conocen a cada votante por su nombre, advierten quiénes seguirán siendo leales y avistan con singular adelanto los resultados, para “operar” en consecuencia.

Los muchachos pendencieros hacen berriche, se tiran golpes bajos, descalifican a sus oponentes, y se hacen una importante aportación a la República simulada.

Quienes toman con seriedad la política ven en la disciplina la mejor herramienta para aprovechar los procesos democráticos, pero al interior de sus partidos consideran a la democracia como un concepto inexistente.

Es decir, tienen el control absoluto de su entorno.

Los otros, atribuyen a la democracia el clima ingobernable de sus partidos y grupos, la ensalzan y vitorean como estruendoso canto del cisne. Y mueren en el intento.

Este lunes, pasada la elección, la llamada del presidente Calderón al gobernador Ortiz es como una llamada de auxilio para que el barco no se siga hundiendo.

Considerando el resultado avasallante del domingo y que este pudiera potenciarse en acciones estratégicas, suena lógica la inclusión del gobernador Ortiz en los quehaceres que desde Los Pinos disponen, todavía, de los recursos necesarios para lograr triunfos.

Si por el contrario, ese poder sigue en manos de germanes martinez y demás bichos de la política panista, nos encontramos ante la más escandalosa caída de un necesarísimo contrapeso que hasta fue capaz de sacar al autoritario PRI de los Pinos, con otro grande que devino en bicho, llamado Vicente Fox.


Un país secuestrado por los sindicatos ó, los nuevos monarcas disfrazados de líderes

.

Hoy les da por dar el sí al PRI, al rato coquetean con el PAN y, ya cerca del poder, exigen el cumplimiento de las promesas de campaña…. Finas personas


Valdemar Gutiérrez Fragoso es un líder sindical cuyo comportamiento, lleno de cinismo, es ofensivo para cualquiera que se lo tope. Y no es porque le haya jugado chueco al PRI, después de enviar en marzo pasado, aquella conmovedora carta a Beatriz Paredes, en la cual explica que un amplio sector de opinión del SNTSS opina que es un prospecto para reforzar a la bancada priísta.

Lo que apesta en este tipo de sujetos, son los súbitos saltos, de un partido a otro, de un capricho a otro, de una ofensa a otra…

¿Se imagina por las que tienen que pasar aquellas o aquellos interesados en conseguir una plaza dentro del IMSS?

Que humillante para los seres normales verse obligados a tratar con este tipo de energúmenos, que han hecho un feudo del poder sindical y que secuestran a placer al país completo, al grado que nos dirigimos a lo que podría ser una desdichada federación de sindicatos y no un estado federado como a la fecha hemos funcionado.

Este martes se le vio en el cierre de campaña del candidato panista a diputado federal por el segundo distrito, Julián Velázquez Llorente. Su presencia confirmó lo avanzado que se encuentra el cabildeo para que el inexorable legislador asuma como presidente de la Comisión de Salud de la LXI Legislatura.

Es uno más de los candidatos panistas que dejaron la inmovilidad y se han dedicado a tejer fino en los altos niveles. Uno más de ellos es Sergio González Hernández, cuyas múltiples reuniones con miembros del gabinete del presidente Felipe Calderón, dibuja los alcances de ambos personajes y, la pugna desde el primer momento, por ubicarse a la vanguardia en la búsqueda de la candidatura al gobierno de Tlaxcala, la cual, por cierto habrá de definirse en un santiamén tan pronto pasen los comicios del cinco de julio.

Caballazo a Tomás Tlapale en Nueva Alianza

Quien dude del poder de los maestros en Tlaxcala, que observe el comportamiento del líder de la sección 31, Francisco González Mena, quien no conforme con lidiar una intensa lucha con integrantes de su gremio, ensanchó su brazo controlador a niveles electorales.

Fue capaz, sin rubor alguno, de eliminar de la lista plurinominal de su partido, Nueva Alianza, a Tomas Tlapale, un profesor que tras intensos esfuerzos pudo colocarse en esta envidiable lista, hecho reprobado por un enceguecido líder magisterial al que poco le importó la opinión del gremio y mucho menos de los electores, de cuyos votos el cinco del presente, se hará una serie de ecuaciones para cumplir con el principio de representatividad.

El líder magisterial está acostumbrado a los excesos. Una potencial diputación federal no se le puede escapar. Recuerdo el escandaloso oficio mediante el cual exigió prebendas y regalos a las autoridades para quedar bien con sus compañeros maestros.

Sin faltas de ortografía planteó lo siguiente al secretario de Educación, Miguel Ángel Islas Chío (quien mañoso como es no dudó en filtrarlo, así así como iba): “Explanada del centro expositor, enlonado con iluminación, una planta de luz, 30 casetas sanitarias, 700 invitaciones tamaño carta en cartulina opalina blanca de 225 grs., con sobre celofán media carta, 5000 mil boletos para rifa a dos tintas con pleca de perfore, dos folios en bloques de 100 elaborados en papel opalina de 125 grs., medida de 215 X 70 mm., 1200 pases de cortesía a 2 tintas en opalina, cartulina blanca de 225 grs., con medida 105 X 70 mm., 4 mantas de 20X2 mts., una manta de bienvenida de 2X8 mts., arreglo floral, dos tómbolas, una pantalla de cañón y computadora, 5000 mil platillos, un televisor de 20 pulgadas, un minicomponente para 3 cd, una estufa, 75 licuadoras, 175 planchas de vapor, 25 ollas express de 4.5 lts., 20 batidoras, 130 baterías de cocina, 10 DVD multiregión y cinco autos compactos”.

Parece que no faltó nada.

En corto, desde luego, pediría la parte fuerte del festejo a los maestros, o sea, el chivo, el cheque, el premio, para la dirigencia magisterial que hoy, se decidió a inscribir su nombre en la lista del escándalo, de la disputa, del desplazamiento.

Efectivamente, en el tercer lugar de la lista correspondiente a la cuarta circunscripción, en el espacio del Partido Nueva Alianza, ya se puede leer el nombre de Francisco González Mena, como propietario y de Carlos Felipe Barrios Rivera como suplente.

Así se las gastan en el magisterio de Tlaxcala.


El resultado que se palpa y lo que hay atrás de las decisiones

.

Estamos a una semana de la elección federal y las acciones oficiales y partidistas muestran su contenido, clara y diáfano.


Sería temerario suponer que existe colusión entre radiodifusores y autoridades de Tlaxcala, pero cuando uno se encuentra con que la XETT dedicó 72 por ciento del tiempo a partidos al Social Demócrata, se piensa mal, muy mal de quienes tienen las pautas en sus manos.

Ya sé que unos echarán la culpa al IFE y otros también y que a final de cuentas será la mejor coartada, sencillamente porque es lo más cercano a la verdad. Hay que ver si aquel 72 por ciento del que disfruta el PSD obedece a la pauta oficial y en su caso –que es muy probable – la causa por la que tuvieron que sacrificar a PRI a PRD, en vista que el PAN, en Tlaxcala, está por encima de cualquier competencia.

A una semana del importante compromiso con las urnas nos queda claro que lo más probable es el arrasamiento de los tres distritos por parte de los candidatos del albiazul como una necesaria acción que el panista Héctor Ortiz desarrolla en afanosa búsqueda de la embajada que le permita ver su obra en perspectiva y colocarse como uno de los más añosos colaboradores cercanos del Presidente.

Falto del principal activo del calderonismo –que es la juventud – sin embargo el gobernador de Tlaxcala conseguirá con la suma de tres diputados tres a la causa del michoacano un peldaño más hacia la cumbre de los afectos de este, y lo está aderezando con la solidaria suma a de Daniel Herrera Murga a la inexorable derrota de la candidata panista a la gubernatura de Colima.

Quizás por la avanzada edad y los problemas propios de alguien que busca la exclusividad, al secretario de turismo le asentó el clima de las tierras colimenses donde, a lado de Juan Carlos Rico Rondero, entre otros, encarna la otra cara de la moneda respecto a lo que se vive aquí en Tlaxcala.

No es lo mismo arrasar en una elección federal, a perder, pese a los grandiosos deseos de sobresalir y la recomendación de alzar la mano lo más que se pueda para que los operadores del calderonismo se den color de quiénes se solidarizaron con la anticipada desgracia panista en aquella pequeña entidad, así como para anotarlos en la lista de meritorios, junto a quien determinó que se trasladasen a esa paradisíaca tierra.

Y mire cómo se arreglan las cosas. Herrera Murga sencillamente no cabía en Tlaxcala… ya ve que su histerismo lo hace un sujeto peligroso y hasta desdeñoso, como bien pude dar cuenta un señor de apellido Pérez Carro, quien hubo de traer en su boca el zapato de Daniel cuando este, de gira por España y en un hotel Meliá, lo arrojó a una sala donde la presencia de muchos resultó humillante para el subordinado de la Sectur, obligado a ir como un perro a recoger la prenda.

Yo creo que esos excesos hicieron que el director de la orquesta tomase la decisión de mantener a Daniel a buen resguardo pues lo que menos le conviene en este momento son los conflictos. Entonces, lo subió a un avión, lo envió al paraíso colimense y le dio la bendición para que aquí no estorbara.

Ahora, otro grupo que logró ascender al nivel que con afán buscaba es el encabezado ahora por Raúl Cuevas Sánchez, inminente procurador general de Justicia de Tlaxcala, a quien las cosas le facilitaron la llegada a una de las áreas estratégicas del gobierno en un tiempo muy especial, como lo es el fin del sexenio.

Enhorabuena al flamante señor procurador y que sea su sencillez la constante que le acompañe en esta formidable aventura de poder.

Perdón por el adelanto, pero, qué le podemos hacer cuando enfrente le ponen a alguien como Cesareo Santamaría, tan de plano cándido (por no decir otra menos tierna) para que los señores diputados tomen la decisión.


El PRIAN en todo su esplendor ó, zapatero el cinco

.

En el régimen del aiga sido como aiga sido, qué tanto es revolver verde, blanco, colorado y azulito…

Los nuevos tiempos del PAN recurren sistemáticamente al “aiga sido como aiga sido…” y, si para lograr carro completo en Tlaxcala es necesario echar mano de la destacada gurú del PRI, Gisela Ruback, ¿cuál es el problema?

Aquí de lo que se trata, vale la pena. Inscribir el nombre de los personajes empoderados del momento en un acta de eficiencia electoral y hacerse acreedores al reconocimiento presidencial que, será fundamental en la elección de 2010.

Aquí, el movimiento de las fichas del ajedrez no acepta el mínimo grado de error. Se está en búsqueda de dos factores: la continuidad y en consecuencia, la cobertura de espaldas para impedir que un equis, o una equis irrumpa en esta fiesta y ponga en riesgo el importante trecho avanzado.

En esta partida, uno de los caballos del ajedrez es la doctora Ruback, quien actualmente se desempeña como coordinadora de los Diplomados en Mercadotecnia Política del ITAM y, además es directora general de Consultores y Marketing Político.

Su acertividad la hizo consultora de cabecera del PRI.

Y he aquí que me cuesta trabajo entender cómo alguien que se habla de tú con los tricolores del momento, comenzando por la lideresa, Beatriz Paredes Rangel, aplique sus buenos oficios en un territorio panista.

Digo, si usted no tiene inconveniente, esto es el PRIAN en su más pura y extrema demostración y, a nivel nacional ya está marcando el rumbo que deben seguir otros gobernadores, atestados de prejuicios y espantados de hacer cualquier trato que huela a PRI.

Y como van las cosas, Tlaxcala será de los escasos estados donde el conocido “zapatero” aplique en cada uno de los distritos en juego.

Siendo realistas, creamos la mitad del contenido de la encuesta de la doctora Ruback. Pues ni así se podrá alcanzar a los panistas. Esto se trata de una ventaja brutal alcanzada mediante el aiga sido como aiga sido.

Al parecer la ex gobernadora de Tlaxcala, Beatriz Paredes y su candidata, serán factor de sacrificio en este prianicidio, en el que se juega ni más ni menos que el proceso sucesorio.

En perspectiva, esto significa que el año próximo veremos en las boletas por lo menos dos nombres: Minerva Hernández Ramos, del PRD y, Julián Velásquez Llorente, del PRIAN. Digamos que la verdadera lucha se va a dar entre estos dos personajes.

En la esquina de los perdedores yace Mariano González Zarur, cuyo coordinador de precampaña, Rubén Flores Leal, habrá de dejar en el momento más indicado para hacerlo, hombre, por eso, el célebre peseta conoce un solo objetivo en sus intereses: él mismo.

Y tal vez en un PRI del que el fenómeno PRIAN haya extraído la médula que da triunfos en las urnas podríamos ver a Lorena Cuéllar, que, por derecho habrá ganado esa oportunidad.

Pero en esta lucha no se puede descartar a la sorprendente Blanca Águila Lima, cuyo principal atrevimiento fue confrontar al aparato-PAN que ¡vaya si está obsesionado con el zapato!

Recordemos que Blanca es el único proyecto de Beatriz Paredes, pero si el cinco de julio los resultados le son desfavorables, las dos habrán tenido una seria caída y en consecuencia, tendrán que revisar qué es lo que falló.

Tal vez, la señora Paredes habrá cometido el pecado de subestimar a su ex secre particular, hoy todo un gobernador prianista, convertido en el centro de un proyecto que va para largo si es que no se le pone enfrente alguien con suficiente peso, político y orgánico.


La PFP, la trascendencia de sus rondines en Tlaxcala

.

No es por hacer menos a los locales, pero mientras el alto mando no se sacuda el antecedente etílico, la desconfianza va a ser una constante.

Foto: eluniversal.com.mx

Aunque a muchos incomodan los rondines de la PFP en Tlaxcala, vamos comprobando que se convirtieron en aliados cuya presencia debe ser permanente.

Ya vio lo que ocurrió en el estacionamiento de Bodega Aurrerá, donde fue necesaria la fuerza de los ex militares para frustrar el ataque de cuatro presuntos miembros del crimen organizado, dos de los cuales pudieron huir y confundirse entre una multitud inerme, vulnerable, dependiente de un verdadero monopolio de la fuerza en manos del Estado.

Pero la actuación de los agentes federales no solo se dio en la capital de Tlaxcala. Este fin de semana tuvieron una actuación contundente en Buenavista, donde los hijos de una señora conocida como Doña Julia, parte del equipo del líder cebadero Julio González Muñoz, habrían confesado, incluso devuelto el botín, de un saqueo más al templo del lugar.

Una de las herramientas de los federales es justamente la ubicuidad, el factor sorpresa para ganar tiempo a los delincuentes y poderlos enfrentar. Y eso no se lo esperaban los sujetos señalados como responsables del robo, uno de tantos, a un templo católico que, se suma al hurto anterior, ya se acuerda, verdad, en el que se vio involucrado el mismo párroco, justificándose en la urgencia de reunir fondos para culminar la majestuosa obra en forma de barco, que aquí entre nos es formidable.

Esto nos lleva a formular algunas hipótesis:

1.- Que son personajes locales los encargados de planear hurtos a templos católicos y seguramente a zonas arqueológicas.

2.- Que esos personajes locales tienen vínculos con el segundo peldaño, conformado por especialistas en arte sacro, sabedores del valor de este fuera de las fronteras del país y, que seguramente son el contacto más próximo con las mafias internacionales dedicadas al tráfico de este tipo de joyas, tan apreciadas por millonarios excéntricos, europeos y asiáticos.

Estamos convencidos de que solamente los federales podrán frenar la voracidad de los saqueadores de zonas arqueológicas y de templos católicos, pues déjeme decirle que se trata de ex integrantes del Ejército Mexicano, cuya lealtad a las instituciones es absoluta. Por eso son uno de los valores más altos que tenemos los mexicanos.

No es por hacer menos a los agentes locales. Pero cuando coloca usted a un general retirado, y lo dota de impunidad al frente de la Secretaría de Seguridad Pública, y le perdona borracheras y excesos de este tipo, pues, acabará por darse cuenta de que este tipo de servidores, sencillamente no sirve.

Hace falta la sangre nueva de los elementos con una formación actualizada. Las piezas de museo de las cuales se echa mano, muchas veces sin alternativa alguna, acaban por demostrar su obsolescencia, como para nuestra mala suerte ocurre en Tlaxcala.

Dato no confirmado

Harry Walter Pfeil, el defraudador de decenas de tlaxcaltecas, a los que vendió kilométricos ranchos en Playa del Carmen, evadió hace meses a la justicia, logrando una peliculesca fuga, “por la puerta de atrás” de la clínica donde se le atendió de una fingida enfermedad gracias a la cual pudo dejar temporalmente el penal donde se hallaba confinado.

Lo ayudó su hijo.

Pues fuentes enteradas nos dijeron que este personaje, se encontraría como gerente de un restaurante de reciente apertura en una de las privadas cercanas a la Escuela de Policía, en pleno Centro Histórico de Tlaxcala.

Esta información no la hemos confirmado y, creo que no corresponde a nosotros esa acción pues, ni somos autoridad, ni pondríamos en riesgo nuestra integridad. Pero, ahí está el dato para que los agentes federales, reactiven la hebra rota por la vulgar fuga del teutón en tierras quintanarroenses, su presunto retorno a Apizaco y como le decíamos, la apertura de esta nueva negociación, en plenos bigotes de las autoridades.


Finanzas y su incontrolable voracidad. El fenómeno Blanca Águila

.

El Ayuntamiento de Tlaxcala ganó el amparo ante la justicia federal. El predestape de Blanca Águila ó, renace la esperanza en el PRI


En la instancia judicial más alta del país, el Ayuntamiento de Tlaxcala demostró al gobierno estatal que, le asiste la razón al condenar el indebido proceder de la Secretaría de Finanzas, al arrogarse atribuciones extralegales que le han llevado al cierre de múltiples negocios con venta de bebidas alcohólicas, como una actitud de sembrar el terror fiscal a un sector importante de la economía local.

En Apizaco hubo la aplicación de cuantiosos cobros, lesivos y fuera de la ley, en los que la comuna siguió una ruta de pleito ratero suponiendo que al ser el subsecretario de ingresos el responsable de estas arbitrariedades, su actuación quedaría impune, en prejuicio de empresarios, a quienes vergonzosamente el edil, Alex Ortiz Zamora, reconoció que les devolverá las tremendas multas, nada más que vea, creemos, dónde quedó ese dinero.

El papel del director de ingresos y fiscalización dejó de concentrarse en municipios del centro de Tlaxcala y abarcó toda la mancha estatal.

Pero al ser favorable un recurso de amparo solicitado ante la Justicia federal por la comuna que comanda Lorena Cuéllar Cisneros, otros municipios –incluso el desastroso Apizaco – decidieron cerrar filas para hacer un creciente grupo que a estas alturas habrá de atribuir al señor subsecretario de ingresos, quien según nos enteramos resultó un funcionario de esos con iniciativa que primero obran y luego se disculpan, aunque su gracioso estilo ya le trajo consecuencias judiciales y políticas.

Tomo parte del artículo publicado por la senadora Minerva Hernández, en el que aborda el papel expuesto.

Evidentemente el subdirector de Ingresos de la Secretaría de Finanzas incurre en actos de ilegalidad, violando contundentemente las garantías individuales de los propietarios de estos negocios, puesto que de manera arbitraria los clausura sin obedecer el procedimiento administrativo de notificación en los actos de autoridad que se encuentra establecido debidamente en el Código Financiero y, en su caso, en la Ley del Procedimiento Administrativo, pero lo que resulta inadmisible es la flagrante irreverencia profesada a nuestra Carta Magna en sus artículos 14 y 16, respectivamente.

Instalado en la comodidad de su oficina, rodeado de bellas secretarias que poco hacen por el progreso de Tlaxcala, este tipo de funcionarios planea verdaderas tragedias en las que involucran lo mismo a la fuerza pública que a Protección Civil, en fin, todo se resume en la ausencia de cuotas periódicas para que permitan el funcionamiento de dichos negocios, a los cuales la ley faculta para cubrir sus refrendos en los ayuntamientos.

El hecho puso al descubierto la voracidad de una parte del gobierno, interesada en sacar dinero de donde se pueda. Ahora depende de la organización mostrada por los afectados para impedir que se cometa semejante injusticia.

La visita de Beatriz Paredes

A los añejos militantes del PRI no les agradó la actualización que les planteó la lideresa nacional de su partido. Les dijo, en pocas palabras que son entes inútiles que viven del recuerdo del partidazo, capaz en su tiempo, cuando carecía de competidores, de dotarles de una soberbia característica de sistemas de terror, gangsteriles, pero incapaces de sobreponerse al impasible resultado en las urnas cuando hay más de una alternativa en la boleta.

Y en esa dinámica, tomó del brazo a Blanca Águila Lima, ex dirigente del PRI en Tlaxcala y actual candidata a diputada federal por el tercer distrito y la mostró, ufana, como la nueva posibilidad del ex partidazo para que recupere esa calidad, al menos en Tlaxcala.

Si la señora Águila Lima gana la elección del cinco de julio, nadie podrá detenerla en un legítimo esfuerzo por contender por el gobierno tlaxcalteca. Claro, tendría contendientes de un peso superior a los actuales, pero, también la fuerza del ex partidazo, reponiéndose de casi dos sexenios en la lona.