[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘educación’

La corrupción al parecer si será castigada

.

Los presidentes municipales del estado ayer comprobaron que enfrentarán otra realidad en el proceso de fiscalización de sus cuentas públicas, pues los actuales diputados locales ya dejaron claro que no están en la posición de ofrecer protección para cubrir quebrantos financieros, excesos, irregularidades y violaciones a la ley como sucedió en el 2017, por lo que más de uno podría enfrentar un proceso penal y su remoción.

La soberbia y la actitud retadora que mostraron la mayoría de los alcaldes de los 60 municipios de la entidad que asistieron al Salón Blanco del Poder Legislativo a una reunión con los diputados locales miembros de la Comisión de Finanzas y Fiscalización terminaron por desaparecer cuando comprobaron que sus oscuros arreglos para lograr la aprobación de sus cuestionadas cuentas públicas del 2017 no sobrevivirán, por lo que el daño patrimonial detectado por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) será revisado y en caso de persistir se procederá legalmente para recuperar esos recursos públicos.

La reunión celebrada por la tarde ayer se hizo con la intención de conocer las inquietudes de los presidentes municipales de Tlaxcala en materia presupuestal y para exhortarlos a mejorar sus procesos administrativos, así como corregir las inconsistencias en la presentación de sus cuentas públicas.

Sin embargo, los alcaldes se confundieron y empezaron a quejarse de los limitados recursos públicos que disponen y de los rigurosos procesos de fiscalización a los que son sometidos, actitud que provocó la molestia de los legisladores que al principio aguantaron pero después decidieron enfrentar los reclamos con señalamientos de anomalías.

El presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del Estado, Víctor Báez Lópéz, les recordó que muchos ediles han cometido excesos y lamentó que éstos tengan sometidos a sus síndicos, a quienes no les entregan legalmente y en forma ordenada las cuentas públicas para ser revisadas y avaladas, lo cual genera dudas y sospechas de presuntos malos manejos financieros en los ayuntamientos.

Los alcaldes no contentos con esos señalamientos siguieron quejándose y negaron que existan anomalías financieras en sus administraciones, pues las observaciones detectadas durante el año fiscal del 2017 fueron solventadas ante la anterior legislatura y aceptadas por el Órgano de Fiscalización Superior.

Lo anterior fue desmentido por los actuales legisladores locales que fueron encabezados por María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi, presidenta de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso del Estado, quienes les precisaron a los ediles que los quebrantos millonarios detectados persisten y que la información del OFS con la publicada en el Periódico Oficial del Estado no concuerda, de ahí que será verificada para aclarar esas inconsistencias.

Ustedes se arreglaron con los diputados locales de la anterior legislatura que utilizaron las instalaciones del OFS para negociar y vender la idea de que el órgano estaba avalando las solventaciones, pero eso no fue así porque los dictámenes técnicos de los auditores se mantienen intactos y ahí se detallan los quebrantos, expuso un legislador.

Y para que no quedara dudas de lo que se estaba hablando, el diputado local del PT Víctor Castro López empezó a mencionar los nombres de los ayuntamientos y los montos millonarios observados como Zacatelco con más de 31 millones de pesos, Apizaco con más de 13 millones de pesos, Calpulalpan con más de 14 millones de pesos, Contla con más de 8 millones de pesos, Huamantla con más de 13 millones de pesos, Texoloc con más de 11 millones de pesos, Panotla con más de 10 millones de pesos y otros más.

Lo intervención del legislador incomodó a los presidentes municipales presentes que para entonces ya habían perdido la sonrisa, la soberbia y su actitud retadora, al grado que la diputada del PRI Zonia Montiel Candaneda intentó frenar los señalamientos de su compañero bajo el argumento de que esos pequeños detalles no venían al caso.

Trascendió que las cuentas públicas del 2017 que dejaron aprobadas la anterior legislatura serán revisadas y de manera especial las que tenían un dictamen reprobatorio por parte del OFS y que terminaron siendo avaladas, con el propósito de verificar si los quebrantos fueron debidamente justificados o si es necesario enviar esos casos a otras instancias para que se proceda administrativamente y penalmente contra los presidentes municipales responsables.

Los alcaldes y sus cabildos que han votado para rechazar la reforma constitucional aprobada por los actuales diputados para modificar los tiempos legales para presentar las cuentas públicas podrían arrepentirse de su decisión, porque ayer les quedó claro que no tendrán aliados ni las mismas atenciones que recibieron de la pasada legislatura.

Ojalá la postura asumida por los nuevos diputados sea una primera señal de que ahora sí la corrupción será castigada en Tlaxcala.

Silvia Josefina Millán, una funcionaria de adorno

.

A casi 10 meses de haber asumido el control del Colegio de Bachilleres del Estado de Tlaxcala (Cobat), Silvia Josefina Millán López ha demostrado que el cargo le quedó muy grande y que su amplio currículum académico no le fue suficiente para administrar y dirigir eficientemente un subsistema educativo que está a punto de entrar en caos.

josefina Cobat
Algo pasa en la actual administración estatal que muchos funcionarios nomás no pueden con la tarea asignada. Llegaron presumiendo enormes trayectorias y una amplia experiencia que tras varios meses no se ve reflejada en acciones concretas o en el control de las áreas que tienen bajo su responsabilidad.

Si para nombrar a un funcionario es necesario que pasen semanas o meses, para despedir o cambiar a algún miembro de la estructura de mando del gabinete legal o ampliado será necesario que ocurra algo extraordinario, de ahí que es muy probable que se siga tolerando y hasta solapando los errores e ineficiencias que algunos servidores públicos como Millán López han mostrado.

La directora general Cobat, Silvia Josefina Millán, tomó el control del subsistema educativo desde el pasado 8 de mayo del 2017, por lo que tuvo tiempo suficiente para conocer la situación legal y administrativa que tenía la Institución, así como enterarse de los excesos en que incurrió el ex director general David Flores Leal y que al final no merecieron ninguna investigación.

Es obvio que la académica lejos de conocer las extrañas del Cobat se dedicó en los últimos meses a tirar rostro en los 24 planteles y ante los 15 mil estudiantes inscritos en la Institución, con un afán protagónico que la hizo olvidar o marginar las relaciones que la parte institucional tenía con los docentes y los trabajadores administrativos.

Replicando las actitudes de cualquier cacique de pueblo, Millán López decidió imponer su ley y sus normas para empezar a dañar los derechos de los trabajadores y presumir que con ella se habían acabado los despilfarros.

Hasta antes de su llegada, era evidente que en el Cobat existían los recursos suficientes para cumplir con las prestaciones laborales que la Institución tenía con los trabajadores. Vaya hasta sobraban.

Para nadie es desconocido que en diciembre del 2016 el entonces director general David Flores después de cumplir con el pago de prestaciones a los trabajadores del subsistema entregaba abultados bonos a sus principales subordinados, demostrando la abundancia que tenían las finanzas del Cobat.

Sin embargo, algo pasó que en el 2017 que los directivos del Cobat no pueden esconder el desorden financiero que enfrentan y optaron por realizar descuentos indebidos en los aguinaldos y suspender el pago (debió cubrirse antes del 15 de diciembre del 2017) de los 16 días de salario convencional a los docentes que no hayan incurrido en faltas de asistencia, ni retardos injustificados durante ese año.

La nueva política administrativa tiene muy molestos a los trabajadores que exigen se respete las fechas de pago salarial en cada una de las quincenas y se actualice la retribución de la prestación de despensa a los docentes laboratoristas de inglés e informática, la cual por contrato a nivel nacional se debió homologar desde el 2008-2009.

Los docentes tendrían que ganar 900 y no 168 pesos que reciben actualmente por parte del Cobat.

Otra inconsistencia administrativa es la falta de pago de finiquitos de los jubilados, proceso que se adeuda desde el 2015 al 2017.

A lo anterior hay que sumar los adeudos millonarios que el Cobat enfrenta por el pago de laudos que la Institución se niega a cubrir a ex trabajadores que fueron despedidos injustificadamente y que cada mes crecen en su monto.

Al final de nada sirvió la llegada de una académica a la dirección general del Cobat porque es evidente que ese subsistema empeoró y está metido en un hoyo y en una crisis financiera que pronto podría convertirse en un dolor de cabeza para el gobierno del estado.

Martes negro para el gobernador Mena

.

Si los interesados en hacer quedar mal al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez se hubieran puesto de acuerdo difícilmente hubieran logrado los eventos que ayer se registraron y que sin duda golpearon la figura del mandatario tlaxcalteca, quien comprobó que sus colaboradores y aliados perdieron la brújula.

Marco Mena 24

La incongruente Elsa Cordero Martínez presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE) al rendir su tercer y último informe de labores tuvo la desfachatez de arremeter contra su invitado principal, el gobernador Marco Antonio Mena, a quien le exigió que no se entrometiera en la designación del futuro representante legal del Poder Judicial, porque según ella los magistrados se conocen bien, saben de sus capacidades y están listos para enfrentar el proceso para tomar esa decisión interna.

Su postura de exigir que Mena Rodríguez no se entrometiera en dicho proceso que se llevará a finales de este mes cuando los magistrados “designen” al nuevo presidente del TSJE no sólo fue interpretado como una grosería para el gobernador, sino como un exceso de rudeza por parte de Elsa Cordero, quien intentó demostrar ante el pleno y personal del Poder Judicial, así como a sus invitados, que Tlaxcala tiene un mandatario débil al que se le puede faltar el respeto en un acto oficial.

Nadie más que el gobernador del estado tiene la influencia y el poder para sugerir a los magistrados quien de ellos debería ser el próximo presidente del TSJE, porque si Elsa Cordero cree que los diputados, secretarios del gabinete o medios de comunicación intervienen en ese proceso está mal, de ahí que se equivocó horriblemente al abordar el tema de su sucesión porque lo único que demostró es su enorme ambición por dejar en el cargo al marianista Héctor Maldonado Bonilla.

El exceso de botox y de cirugías plásticas le han hecho perder la razón. Pide respeto y autonomía cuando ella suplicó al ex gobernador Mariano González Zarur y sus aliados su venia para llegar a la presidencia del TSJE; habla de empoderamiento de la mujer y protegió a un miembro del Consejo de la Judicatura de una grave acusación de acoso sexual; habla de transparencia y ocultó el favoritismo que tuvo para pagar gastos médicos a sus más cercanos colaboradores que rebasaron los topes establecidos; habla de la eficiencia en la impartición de justicia y resulta que desde ese poder fue donde se pasó el pitazo a los ex alcaldes sobre las órdenes de aprehensión que tenían, situación que impidió llevarlos a la cárcel porque pudieron tramitar amparos.

Elsa Cordero se siente protegida y arropada por los marianistas. Su arranque bravucón seguramente no pasará desapercibido ni perdonado. Pero al final el mal que hizo está hecho.

Otro acto que también golpeó la imagen del mandatario tlaxcalteca es el relacionado con el operativo montado por la policía estatal y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) contra los afiliados a la plataforma digital Pronto que ofrecen sus servicios de transporte a las personas que lo solicitan.

Pese a que los propietarios de dicha plataforma obtuvieron el amparo 58218 en el Juzgado Segundo de Distrito de Tlaxcala para seguir operando aun con la prohibición establecida por el gobierno de Marco Mena, la Secte a cargo del esquivo Noé Rodríguez Roldán, arremetió contra esos prestadores y detuvo cinco unidades que fueron aseguradas por elementos de la policía estatal bajo el mando del ciberjefe Hervé Hurtado Ruiz.

No hubo argumentos ni disposición al diálogo por parte de las autoridades. El gobierno de Mena Rodríguez sacó su lado intolerante y usó la violencia del Estado para controlar la protesta justificada de los propietarios de las unidades detenidas.

El gobierno de Tlaxcala no puede detener a los delincuentes que todos los días cometen actos ilícitos, pero en cambio sí puede castigar y golpear a ciudadanos que sólo buscan realizar una actividad que les permita un modo honesto de vivir.

Noé Rodríguez es otra una decepción. Lejos de andar persiguiendo a los afiliados a la plataforma Pronto debería resolver el problema de la falta de placas que existe en su dependencia y evitar los pretextos tontos para justificar la escasez de esas latas que requieren los dueños de vehículos para circular sin problemas.

Los otros funcionarios que también perdieron la brújula y que su pasividad dañó la imagen de su jefe son los secretario de Gobierno y Educación Pública, Anabel Alvarado Varela y Manuel Camacho Higareda, respectivamente, quienes desatendieron el caso de la maestra Magdalena Piscil Baleón que desde hace 15 días inició frente a Palacio de Gobierno una huelga de hambre para exigir su reinstalación.

El frio de los últimos días y la indiferencia de las autoridades antes mencionadas no doblaron a la profesora y aguantó lo que tenía que aguantar. Tuvo que enfrentar problemas de salud y ser atendida por paramédicos de la cruz roja para sensibilizar al gobierno del estado que unas horas más tarde ofreció una solución que no fue otra más que pagar el monto del laudo que ya tenía ganado Magdalena Piscil.

Una vez más se afectó la imagen del gobernador Marco Mena que había sorteado bien su primer año de administración.

El martes negro de ayer debe ser una llamada de atención para Marco Mena, porque está claro que hay actores políticos que pretenden dibujarlo como un gobernador débil. Sus funcionarios no lo ayudan y pareciera que en Tlaxcala hay un mandatario aislado y ausente.

En el Cobat más de lo mismo

.

A casi seis meses de la llegada de Silvia Josefina Millán López como directora general del Colegio de Bachilleres de Tlaxcala ese subsistema educativo se mantiene igual. No hay cambios que se puedan destacar y lo que es peor la llegada de funcionarios con mala reputación puede ser la pauta para que se registren conflictos.

antiguo

Hasta el momento Silvia Josefina Millán López ha llevado a cabo los cambios de funcionarios que la acompañan con mucho sigilo, como si la intención fuera cubrirlos u ocultar sus antecedentes para evitar críticas o cuestionamientos.

El último nombramiento que hizo y que se podría confirmar en las siguientes horas fue la designación de Julián Otero Sánchez, quien a partir del viernes se hace cargo de la Dirección Académica del Cobat. Se trata de un personaje que poco o nada conoce de Tlaxcala y con muy mala fama.

Resulta que Julián Otero se venía desempeñando en el mismo cargo pero en el sistema de Colegios de Bachilleres del Estado de Puebla (Cobaep), puesto que ocupó por más de ocho años durante los cuales fue acusado de alterar las cargas horarios para beneficiar a maestros recomendados que carecían del perfil para las asignaturas que recibían.

En más de una ocasión fue cuestionada la calidad académica de los docentes del Cobaep, no sólo por los alumnos y maestros de ese subsistema que eran marginados por no ser amigos o recomendados de Otero Sánchez.

Además resulta raro que Silvia Josefina Millán haya invitado al Cobat a Julián Otero, cuando está comprobado que todo el personal directivo que cobra en la nómina de gobierno del estado de Puebla estaba obligado a trabajar y operar por el PAN y el ex mandatario Rafael Moreno Valle.

Pero antes de ser un operador del PAN, Otero Sánchez era un priista que se encargó de cuidar los intereses de los hermanos del ex gobernador Mario Marín Torres, quienes controlaban ese subsistema educativo en Puebla.

Lo anterior demuestra que la directora general del Cobat fue muy sincera cuando hace unos meses declaró a El Sol de Tlaxcala que no era política y que de ese rubro no conocía nada, pero también pone en duda sus credenciales académicas porque la designación que hizo es muy cuestionable por los antecedentes que tiene su recomendado.

Vaya, en más de una ocasión el sindicato de académicos solicitó a las autoridades del Cobaep la remoción de Julián Otero a quien calificaban como déspota en el trato a los empleados y poco honesto en el manejo de los recursos.

El nuevo director académico del Cobat tiene el estigma de ser un funcionario corrupto por el manejo de plazas que llevó a cabo dentro del Cobaep, pero también por la asignación de las cargas de trabajo a los profesores de los diferentes planteles. También tuvo que ver en la modificación del Contrato Colectivo de Trabajo que permitió escamotear prestaciones de fin de año y el pago de gastos funerarios a los trabajadores de ese subsistema educativo de Puebla.

Según Millán López busca erradicar los vicios y anomalías que prevalecieron en años pasados y en la gestión de David Flores Leal, sin embargo cómo hará eso posible si su nueva adquisición incurría en las mismas actitudes de las que se queja la directora general del Cobat, es decir, no respetar la normatividad vigente que establece que la única forma de participar en los procesos de asignación de horas-clase es a través de las convocatorias.

Veremos qué tiempo tarda Julián Otero en meter en problemas a su jefa Silvia Josefina Millán, porque tarde o temprano se presentará la inconformidad de los docentes del Cobat.

Y un asunto al que la directora del Cobat debería dedicarle tiempo y dinero, es al pago de los laudos que tiene perdidos con casi 90 trabajadores que a lo largo de casi seis años han litigado sus casos y que pronto estarán en posibilidades de embargar a la institución para cobrar lo que por ley les corresponde.

Le llueve sobre mojada al secretario de Educación

.

La suspensión de clases en las escuelas de Tlaxcala como consecuencia del fuerte sismo registrado anoche ojalá no se convierta en un calvario para el actual secretario de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, quien sin duda empezará a recibir múltiples peticiones para reparar inmuebles dañados o que están en pésimas condiciones.
j carmen corona

Las repentinas y permanentes críticas que el diputado local de Nueva Alianza, J Carmen Corona Pérez, ha venido lanzando al desempeño de Manuel Camacho Higareda como responsable de la Secretaría de Educación Pública, confirman que la relación entre el SNTE y el gobierno de estado no viven su mejor momento.

Me queda claro que el SNTE está molesto porque quizá parte de los acuerdos pactados para apoyar la candidatura de Marco Antonio Mena Rodríguez al gobierno de Tlaxcala no se han cumplido y porque por una extraña razón ese poderoso gremio no está siendo tomado en cuenta en las decisiones que involucra puestos directivos en la SEP y en la contratación de maestros.

Para tratar de disimular la tensa relación entre el SNTE y el gobierno del estado, el sindicato decidió utilizar como crítico al ex líder magisterial y hoy diputado local, J Carmen Corona, quien en los últimos días y aprovechando su condición de legislador se ha dedicado a mostrar las omisiones y errores en que han incurrido las autoridades estatales.

Primero lamentó que la SEP no hubiera cumplido con la ley y el decreto que la obliga a entregar útiles escolares a los estudiantes, pues a tres semanas de iniciado el ciclo escolar no se ha concretado esa disposición, ni se ha podido repartir la totalidad de los libros de texto en las escuelas.

Luego, aprovechó el desaseado proceso que lleva a cabo la SEP en Tlaxcala para contratar a maestros y asignar un importante número de horas clases para censurar el trabajo de Manuel Camacho.

Según ese diputado de Nueva Alianza las autoridades no han cumplido con las normas vigentes y han violentado los derechos de algunos docentes, que pese a estar en las listas de prelación –éstas se integran únicamente con los maestros que obtuvieron resultados idóneos en una evaluación- fueron supuestamente descartados para el trabajo sin que se les dieran alguna explicación.

Tal mal está ese proceso de contratación que la SEP se ha negado a informar y dar detalles sobre el mismo no sólo al SNTE, sino a los maestros y al diputado Corona Pérez.

Lo anterior no sólo resulta lamentable, sino que es un hecho que algo está pasando en la dependencia que controla Camacho Higareda, porque hasta el momento en la mayoría de las escuelas secundarias de la entidad no se cuenta con la plantilla completa de maestros, de ahí que los alumnos no están recibiendo todas sus clases.

Se dice que la molestia del SNTE es porque la nueva administración estatal no le entregó dos direcciones en la Secretaría de Educación Pública y porque muchos apoyos económicos tampoco se han concretado.

El malestar del SNTE es evidente y Manuel Camacho debería tratar de componer las relaciones antes de que sea tarde, porque de seguir la actual confrontación su salida de la dependencia se dará y no dude que el gobierno del estado enfrente en unas semanas más las protestas de los maestros tlaxcaltecas.

Secretarios de lento aprendizaje

.

Ocho meses no ha sido suficiente tiempo para que algunos titulares de dependencias estatales asuman el control de sus áreas, pues al parecer requieren de más días para aprender y dar resultados, sin embargo su proceso de aprendizaje puede tener un alto costo para la actual administración cuyo bono democrático está por caducar.

pardelocos2

Dos áreas del gobierno estatal son las que se muestran más débiles y desgastadas ante la opinión pública. En materia de seguridad no hay resultados ni avances palpables y las mejoras en materia educativa sólo se quedaron en el discurso.

El responsable de la Comisión Estatal de Seguridad, Hervé Hurtado Ruiz, no puede con el paquete ni podrá sacar el barco del atolladero por más intentos cibernéticos que haga. La delincuencia ya le tomó la medida al funcionario y las cifras de la incidencia delictiva así lo demuestran.

En ocho meses ha sido incapaz de montar una estrategia que permitiera frenar el robo de camiones de carga en carreteras, el atraco a negocios y mucho menos detener el robo de vehículos que cada 30 días crece. En julio se superó la cifra de autos hurtados en Tlaxcala durante los años 2013 y 2014.

Hoy la preocupación de los tlaxcaltecas por la seguridad es real y un porcentaje importante de la población percibe que en esa materia no hay ningún tipo de resultados, de ahí que la trillada frase de que Tlaxcala sigue siendo de los estados más seguro del país pronto dejará de tener un efecto de calmante o consuelo para el malestar de los ciudadanos.

La inteligencia y la coordinación que debería existir en materia de seguridad es una quimera, al igual que el pesado currículum de Hurtado Ruiz que sólo sirvió para apantallar porque al final su supuesta experiencia no ayudó en nada.

En materia educativa las cosas no andan mejor, pues el programa más ambicioso de becas para estudiantes no se ve por ningún lado y muchos menos un mínimo cambio en la operación de esa dependencia a cargo del académico Manuel Camacho Higareda.

El investigador ha sido incapaz de romper la inercia negativa con que opera la Secretaría de Educación Pública. Un ejemplo más que evidente es el incumplimiento a la ley que obliga a las autoridades a entregar útiles escolares a los estudiantes.

Camacho Higareda tuvo siete meses para cumplir con esa disposición y sin embargo es la fecha que no sabe para cuándo se estarán repartiendo esos artículos, cuando el ciclo escolar inició el lunes de la semana pasada.

Los padres de familia ya compraron los útiles y además pagaron las cuotas que les cobraron en las escuelas públicas, cuyo destino final sigue siendo un misterio porque el secretario de Educación rehúye a hablar sobre el tema.

Arrancó el ciclo escolar 2017-2018 y las autoridades educativas perdieron la oportunidad de mostrar un cambio o poner en marcha un programa que demostrara que ese sector realmente es una prioridad para la actual administración estatal.

No se sabe para cuándo se pondrá en marcha el programa más ambicioso de becas que tanto se anunció y que hoy sólo existe en los discursos, porque en los hechos seguimos esperando su ejecución.

En fin, esos dos funcionarios resultaron una gran decepción.

Manuel Camacho sin aliados en el  poderoso SNTE

.

La dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación no está conforme con el trato que ha recibido en los primeros siete meses del año por parte del secretario de Educación, Manuel Camacho Higareda, por lo que no sería raro ver que en las próximas semanas se registren actos de protesta en su contra.

s

En Tlaxcala hay una aparente buena relación entre las autoridades educativas comandadas por Manuel Camacho Higareda y el influyente Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

 El Doctor en Sociolingüística no ha podido entrar en el círculo de confianza del poderoso SNTE y hoy lejos de que ese gremio lo vea como un aliado, lo percibe como un funcionario narcisista que busca su promoción sin mostrar un interés auténtico por el sector educativo.

 El lunes por la mañana cuando el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez acudió al sepelio que se llevaba a cabo por el fallecimiento del papá del líder de la Sección 31 del SNTE, Demetrio Rivas Corona,  el mandatario pudo constatar en persona que la relación entre su administración y ese sindicato no vive su mejor momento.

 Cuando el mandatario llegó al lugar acompañado de la secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, se percató que al lado de Demetrio Rivas se encontraba el dirigente nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre, quien estuvo acompañando a su amigo desde el pasado domingo.

Tras dar el pésame de rigor y saludar a los presentes, Mena Rodríguez platicó unos breves momentos con Juan Díaz de la Torre, quien aprovechó la ocasión para pedir que se cumplieran con los acuerdos establecidos entre el gobierno del estado y el SNTE.

No queremos más, pero tampoco aceptaremos menos, habría expresado el líder sindical.

 El interés por la educación debe respaldarse con hechos y acciones, comentaría Juan Díaz al gobernador.

 El líder nacional del SNTE conoce muy bien Tlaxcala y sabe a detalle los apoyos que debe recibir ese gremio por parte del gobierno del estado, pues Juan Díaz de la Torre fue hace algunos años delegado en la entidad de ese sindicato, tiempo en donde estableció un lazo de amistad con Demetrio Rivas.

 Dicen que la ausencia de Manuel Camacho en el duelo que vivió el líder de la Sección 31 del SNTE fue evidente. Lo raro es que ni siquiera había enviado un arreglo floral, el cual si llegó pero una vez que el gobernador se retiró del lugar para seguir con sus actividades allá por el rumbo de Nativitas.

 La idea que dejó ese encuentro casual fue que Manuel Camacho es un secretario de Educación que no goza de la simpatía ni del respaldo del SNTE.

 Nuevo modelo educativo con viejas prácticas

 Así como las exquisitas e intelectuales autoridades educativas promueven el nuevo modelo educativo aprendiendo a aprender, también deberían de llevar a cabo un cambio en la supuesta capacitación que ofrecen al personal directivo que labora en las dependencias de ese sector.

 Resulta que si podemos cambiar el modelo por el cual los niños y niñas son educados y educadas, pero no podemos poner fin a los excesos que implica la actualización de los empleados que laboran en la SEPE y en la USET.

Resulta que como se ha hecho en los últimos doce años, 300 directivos de esas dependencias se irán de vacaciones pagadas, perdón, acudirán a una capacitación que se ofrecerá en Valle de Bravo y en Acapulco.

 Al primero lugar ya viajaron los directivos afiliados a la Sección 31 del SNTE, donde permanecerán hasta el 3 de agosto. Mientras que los maestros de la Sección 55 del SNTE acudirán a Acapulco del 4 al 6 de agosto.

 Los traslados, hospedaje y alimentación son cubiertos con recursos de la Secretaría de Educación Pública. Hasta el momento se desconoce el monto que costará esa capacitación, porque el titular de la dependencia, Manuel Camacho, ya le dio por la opacidad.

 Será tan complicado y difícil capacitar a esos 300 trabajadores en Tlaxcala. En serio es necesario ir a un lugar turístico para asimilar nuevos conceptos educativos.

 El nuevo modelo educativo es una farsa al igual que la postura de Manuel Camacho de simular un cambio en su dependencia cuando todo sigue igual o peor.

 

Sector Educativo; inversión histórica en absoluta opacidad

.

Si con esas carretillas de dinero se pudiera comprar la popularidad, tal vez el hacendado gobernador habría replanteado los negocios que del gobierno pasaron a particulares.

Caricatura, Arturo Tecuatl, Educacion, Tomas Munive, Mariano González Zarur, Opacidad, El Comic Politico

Ante la portentosa inversión en el ramo educativo que, según el gobernador Mariano González Zarur y el secretario de Educación Tomás Munive Osorno, uno no se explica el porqué de las silbatinas en plazas como Apizaco, tan icónicas y tan queridas por el hacendado.

Ayer miércoles nos presentaron un panorama muy alentador. Millones y millones de pesos que a resumidas cuentas, según los expositores, han puesto a Tlaxcala en el primer lugar nacional en eficiencia terminal tanto en primaria como en secundaria.

No es ocioso aclarar: si niños y jóvenes culminan sus estudios cada vez en mayor cuantía, eso se debe a la dedicación de sus padres, por cierto, ellos son parte fundamental del tejido social al que Mariano tanto alude en sus discursos.

Ellos merecen, como todo el pueblo de Tlaxcala, información detallada de las inversiones. La manera como se planeó, porqué rara vez toman en cuenta la opinión de los papás, a quién beneficiaron con los contratos millonarios para edificar aulas y equiparlas.

Digo, no es exageración afirmar que al sector educativo de Tlaxcala le está lloviendo en su milpa.

Así que al mensaje de suficiencia presupuestal le es indispensable un contexto de transparencia para no volver a permitir escenarios tan vergonzosos como aquella distribución masiva de las horribles manchichamarras gestionadas por el carnal pobre del mandamás, el tal tonchis, del que dicen que siempre ha sido una sombra… pero eso es harina de otro costal.

Me llama la atención el cambiazo de expresiones del que se quiere sentir el más rasposo de los gobernadores del país hacia el presidente Enrique Peña Nieto.

Recordemos los alardes aquellos de desprecio, en los cuales hace no mucho expuso el hacendado: “a mí ni el presidente me reconviene”. (creo que dijo me regaña)

En cambio, hoy expuso lo siguiente: «con el apoyo irrestricto del amigo de los tlaxcaltecas, el presidente Enrique Peña Nieto, trabajamos con decisión y firmeza en el impulso a la educación en dos mil 103 planteles de distintos niveles, con políticas pertinentes, acciones importantes y programas de verdadero impacto social, lo que beneficia a 368 mil 416 estudiantes tlaxcaltecas».

Ahora ya es el amigo de los tlaxcaltecas

A su derecha su inseparable hija Mariana, en constante campaña de posicionamiento. Del otro lado acaso el más viejo de sus colaboradores, Tomás Munive. Una imagen digna de los setenta. Nada más faltaba el Ford Gálaxi 500, y los guaruras con patilla de carnicero.

Las cifras son escandalosas. Cuatrocientos cuatro millones para rehabilitar 638 escuelas. Insisto, en qué consiste esa rehabilitación porque, vieran ustedes lo molesto que para padres, niños y demás, resultan las manchigrecas a manera de marcado territorial, como los cánidos le hacen miccionando en lo que consideran sus dominios.

Esas graciosas grecas no hacen falta para nada. Pero no se imaginan ustedes cuánto cobran los contratistas por pintarlas. Ah, recuerdo cuando nos quisieron tomar el pelo relacionándolas con la escritura de nuestros antepasados… ¡se pasan!

Nos hablan de una inversión de 240 millones en aulas equipadas con veinte computadoras cada una. Pues seguramente crearon el bonche. Bueno en concreto se trata de 378. ¿378?, entonces a cómo salió cada computadora. Porque las aulas nada más las agarraron… que el salón donde los maestros se reunían a comer el sándwich y a sacar la botellita de contrabando; que el cuarto de los trebejos; que la sala donde los condenados escuincles y las bravas chamacas se concentraban cuando había cachetadas…

Transparencia, eso es lo que falta en el sector.

Que les ha ido bien. Sin duda. Y eso, le aseguro, es una de las tantas obligaciones de un gobernador al que así como el lo educativo, le debería ir de lujo en todos los rubros y negocios del gobierno.

Pero como los negocios son ahora de familiares y amigos, ya no hay la rectoría del estado que permita una bonanza presupuestal gracias a la administración sobresaliente y a la buena voluntad con la que se realicen las obras.

Y esas virtudes nada más las tienen los papás.

En cuanto los proyectos pasan a manos de Secoduvi o de la Oficialía Mayor, como dice Emanuel, todo se derrumbó… ya ven ustedes la comercializadora propiedad de un funcionario que se las da de muy transaparente y hasta sanciona a los demás.

En ese momento acaba el encanto.

Estoy seguro que en las manos de los padres de familia, el presupuesto rendiría diez veces más, y se harían las obras realmente necesarias.

Lo mejor es que no veríamos las molestas manchigrecas.

Por cierto, andaba el señor manchis pensando en repartir manchi pants. Recordó la terrible experiencia de las manchi chamarras y optó por regresar a la sana costumbre de repartir útiles escolares.

 

 

Cisneros… de las grandes ligas a una modesta delegación; pero antes, debe rendir cuentas de la Feria

.

La historia se repite, Joaquín Cisneros y Ariel Lima no pueden ponerse de acuerdo cuando hay centavos de por medio…  ¡sí pero hoy son millones!

No ha de ser tanta la pena para Joaquín Cisneros Fernández, el papel de  afanoso buscador de un empleo, de lo que sea y, conseguir muy fuerzas, una delegación federal, la menos importante, sino las cuentas que no le cuadran tras su aparatoso paso por la presidencia de la Feria de Tlaxcala.

¿Cómo va a justificar una ominosa millonada ante el Órgano de Fiscalización Superior (OFS)?, ¿Cómo justificar que una vez más volvió a caer en la trampa, tendida por ejemplo por, ¿colaboradores suyos? con los antecedentes de Ariel Lima Pineda?

Aquí está muy clara la situación… el gobernador Mariano González Zarur, confió en su estimado amigo, decente, entusiasta y solvente. Y parece que su amigo le falló. No le hace que esté participando en el reparto del botín, digo de las delegaciones federales y, hasta de las diputaciones locales, impulsando la delicada y frágil figura de Marquitos Mena, el ex de Turismo que también quebró al gobierno cuando se animó a traer a Plácido Domingo, con la pretensión de ganar harta lana, pero con la novedad que perdió, y en fea forma (no recuperó ni una partecita de los 18 millones destinados para pagar al tenor hispano-mexicano).

Pues qué caray, verdad… las cuenas no salen. Y en una administración de naturaleza gerencial, son esas, las cuentas lo que más le preocupa al gerente-mandatario estatal, quien por cierto a su modo ha adelgazado a la burocracia, denigrado puestos como los de directores a jefes de departamento (como ocurre en la Procuaduría) que ganan considerablemente menosy, acostumbrados a cierto nivel de vida, pues les han quedado libres las manos para hacer de las suyas.

Una de las primeras chambas de Cisneros lo llevó a protagonizar, en los tiempos de la hegemonía tricolor, su papel de repartidor de tierras, en el programa agrario que respondió a la legítima inquietud de luchadoras como Natalia Teniza y Rosalía Peredo.

Decenios y decenios después vuelve al mismo ámbito. ¿Acaso es el fin de su carrera?. Pues creo que a sus años, hace tiempo debió haber tenido una retirada digna y aplaudida, mas el ansia de participar en acciones que no dejan piedra sobre piedra cuando se trata del patrimonio del gobierno, lo han llevado a incómodas crisis, como aquella disputa con su sobrina Lorena Cuéllar Cisneros, por una senaduría.

Acabó por combatir a su propia parienta, en un papel entre misógino y geriátrico, que acabó por devaluarlo a los niveles de delegado de quinta, con fuertes pendientes económicos ante las autoridades fiscalizadoras.

Las alianzas parecen no concretarse

Entre panistas y perredistas, todo indica que las pragmáticas medidas para ganar a cualquier costo la próxima elección se está quedando en una frustrada iniciativa.

Y eso ha de generar pingüés ganancias al pescador Héctor Ortiz, frente a quien el río revuelto de los partidos y las mencionadas alianzas malogradas, lo colocan en una situación  privilegiada, y le permiten colocar en su red a decenas de operadores, algunos simpatizantes suyos y otros no, pero eso sí, todos con la consigna de oponerse a Mariano a como dé lugar.

Teniendo al Partido Alianza Ciudadana (PAC) como cuartel general, Ortiz se ha dedicado a acrecentar su membrsía, a unos cuantos días de concluir el plazo para conseguir esas famosas alianzas entre la Derecha y la Izquierda… bueno, entre los grupos que detentan a esas franquicias, al alcance de quien pueda pagar el precio de sus voraces militantes.

Los fiesta brava, un patrimonio que comienza a producir

Con carteles estupendos con figuras como Pablo Hermoso de Mendoza y David Silveti, la fiesta brava en Tlaxcala se convierte en atractiva alternativa para un público exigente de todos los confines del país, capaz de trasladarse como sea, con tal de ver a sus artistas preferidos en el ruedo.

Otros matadores locales, como el Pana, reconocido en todo el mundo por el estilo que le ha merecido el sobrenombre de «El último de los toreros  románticos», da también lucimiento a al ambientazo taurino que crece en serio porque igual tomaron las autoridades a esta celebración.

Acaba de comenzar en Apizaco una semana de actividades culturales taurinas. Enhorabuena porque no puede haber sino éxito, ya que mediante páneles y otra suerte de conferencias, se dan cita otro tipo de luminarias del ámbito taurino: cronistas, artistas plásticos y otros.

Ojalá Tlaxcala dé ejemplo de organización, por ejemplo obligando a los vendedores a mantenerse quietos durante las corridas, a los ganaderos a surtir realmente buenos encierros y a los jueces, para que ni sean vendidos como tampoco insensibles.

Con tantas ganaderías bravas, comenzando por las del gobernador, Mariano González Zarur: La Soledad, Rancho Seco, y siguiendo con las icónicas Piedras Negras, Atlanga, Coaxamalucan, esta es la gran oportunidad para que Tlaxcala destaque, incluso por encima de plazas como Aguascalientes, donde el gusto por el toro y la organización de ferias, seguramente con transparencia, son una constante que les permite contar con una excelente industria sin chimeneas.

Hablar del toro sin considerar a sus opositores antitaurinos dejaría incompleto el equilibrio en el cual la fiesta puede considerarse en un entorno pleno.

Los argumentos antitaurinos deben ser respetados, creemos que en un marco de coexistencia con su contraparte, donde todos tengan derecho a expresarse.

El beneficio económico a un estado pobre, sin embargo, puede ser el detonante que dé sustento a la hace poco declarada Patrimonio Cultural de Tlaxcala… la más hermosa de las fiestas.

El primer borrachazo de los nuevos tiempos… Remodelan la Casa de Gobierno, ¿sabe quién?

.

Dormíamos como siempre lo hacemos los que vivimos por el Tlahuicole, y de repente ¡zaz!… un carro rete chulo se estrelló con todo los borrachotes que llevaba dentro… Debe Romano explicar cuánto cuesta el remozamiento de la Casa de Gobierno, y sobre todo si su constructora, a cargo de una de sus hijas, fue beneficiada con esta adjudicación.

Uno ni se imagina que se va a encontrar con semejante urgencia. Y menos que de un carrazo bajaría chachalaco un personaje tan querido, bueno ya no tanto con estos desplantes…

Corría como siempre la noche en Tlaxcala. Quienes viven en las inmediaciones del estadio Tlahuicole, pues entre las sirenas, las maniobras de los tráileres de la Chamburcí y los de Soriana, ya saben, se les van las horas.

Pero como que te acostumbras a ciertos ruidos. Penetran sin gran problema la oreja.

Ah, pero no se trate de los gritotes del chavo ese hasta la mother, retando a quien se le pusiera enfrente, pues con la alcurnia que se carga se siente con derecho de estrellar el BMW en cualquier parte, a la hora que se le antoje y le moleste a quien le moleste.

No’mbre pos así de rápido salimos a ver quién carajo se había accidentado.

Sabes, en los ojos del muchacho se advierte frustración. Su baja autoestima lo lleva a chupar con ansia desbordada porque a su edad, el estado de su hígado es lo de menos… lo que importa es que hay para pagar cualquier desperfecto y hasta para comprar la vida de algún atrevido madrugador que cometa la osadía de atravesarse en el camino del junior.

Quisiera más poder pero no se lo dan.

Por eso yo creo que lo ahoga con wisky. Nada más que a veces lo mezcla con chelas y, ya encarrerado, pues con lo que caiga… la cosa es reventar… no y luego con las tremendas lunas que se asomaron como incitante queso para deglutirlo al modo de botana… sí, placer lunático propio de un hijo de papi, de los que conforman estadísticas y arrancan lágrimas amargas cuando su impericia los lleva a acabar mal.

¿Oceánica?, ¿Tan chavo?… oye, pues le urge ayuda.

¿Qué tal hablar con su papi?

Sería lo mejor.

Ojalá todavía se pueda.

Ojalá ese amor infinito por el retoño rebase a la sinrazón del poder.

¿Para esto lo querían?

Ay ojito… te empañaste…

Romano es re mono…

Cómo pasas a considerar que los nuevos inquilinos de la Casa de Gobierno, iban a llegar a ella sin someterla a cambios estéticos.

Caray, pues para eso es el dinero.

Así que llámale al Romano ese y, a la voz de acuérdate de la inexistencia de Contraloría en los tiempos de Tulio Hernández, atáscate con obra sin concurso, si al fin se trata de hacer felices las horas del mandamás.

Y tiene razón. Si vamos a recibir en Casa de Gobierno a gente bien, oye, por lo menos que se vea decente.

¿A cargo de quién está la obra?

¿Pos no ya te lo dije?

De la arqui (sí porque se quedó a medias, o sea le falta «tecta» y el título que lo avala) hijita del tal Romano.

O sea, como dice calzonzin, cierto mérito en este sistema lo tienen, unos porque roban… y otros, porque roban más!

Y ahora que, el comportamiento de estos debería ser diáfano, dentro de la caja de cristal prometida por el gobernador Mariano González Zarur, nos salen con, digamos cosas buenas que parecen malas.

A ver:

Así como medida de respeto para los tlaxcaltecas, el señor secretario de Obras, Desarrollo Urbano y Vivienda, Roberto Romano Montealegre, debe explicar de qué manera se adjudicó la obra de remozamiento de la Casa de Gobierno de Tlaxcala. En qué consisten las modificaciones que realiza la empresa a cargo de su hijita la arqui, cuánto va a costar y de dónde van a salir los recursos para pagarlas.

Digo, en este sexenio de los despidos, los desplantes y los autos estrellados, en alguien tiene que caber la prudencia.

Si mostrase un mínimo de decencia, el beto -como lo llaman sus íntimos-  lo menos que haría es exponer a su propia familia al escarnio popular por andar haciendo eso, cosas buenas que parecen malas, que equivale a cosas malas que nadie les ve así de buenas, sobre todo con la política cuenta chiles, de confrontación con todos y por cualquier cosa.

Una del delicado Tomasito Munive

Culminó la etapa de espera arropada en una institucionalidad fingida por el magisterio elbista.

Creyente que llegó a la USET para eternizarse en ella, tomy estiró más de la cuenta su relación con la Sección 31 y, le pasó lo que tenía que ocurrir. ¡Lo mandaron al carajo!

No le extrañe si en breve, este pretendido ambiente de la Isla de la Fantasía (versión Manchis) se convierte en un caos, alimentado por el coraje de un magisterio muy molesto por atrevimientos, uno tras otro en el sexenio del descontón.