[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘Daniel Herrera Murga’

Caso Lorena; si INE avala gastos a Mena, nada tendrá Cuéllar para seguir reclamando

.

En la marcha de ayer domingo, ausencias de abyectos como Cambrón y Sesín fueron suplidas por otros tipos del bajo mundo, como Cánovas y Herrera Murga

Victor Canovas, Daniel Herrera Murga, Lorena Cuellar PRD, Marco Antonio Mena, PRI, Tlaxcala Online, Caricatura

¿El saldo de la marcha de ayer domingo? Muchísimas consignas contra Marco Mena, maldiciones mil a losconsejeros del ITE, la intención de anular la elección comprobando el rebase del tope permitido, y dos sexagenarios con hinchazón de pies (bueno, de patas), mister Cánovas y mister Dany Herrera Murder, digoMurga (jejé).

La ex candidata perredista al gobierno, Lorena Cuéllar Cisneros, la emprendió también contra el señor manchis, por marrullero y mandón, y sin duda trae inquietos a los priístas que ya suponían la elección del cinco de junio como un asunto concluido… por ejemplo Ricardito García Portilla, a quien puede verse tirando rostro en San Lázaro, en lugar de andar aquí, atento a lo que se ofrezca porque, qué tal si el INE encuentra las cochinadas en la comprobación de gastos, en porcentaje suficiente para anular esto.

Lo que no comprendo son algunos términos usados por Lorena, como aquello de la segunda vuelta. Pues habría que hacer una nueva reforma para incluir esta posibilidad en las elecciones porque ahorita no la hay. Lo correcto sería una extraordinaria, pero para eso tienen que pasar varias cosas.

Entre el gentío, destacaban dos siniestros rostros: Cánovas y Herrera Murga. Dicen que tienen información importante, sobre todo el primero. Que no ha dejado de moverse con sus cuates y que anda muy seguro de echar abajo la elección.

Fue él quien contrató a la consultora llena de sujetos mañosos, casi gemelos de los traídos a la casa de enfrente por un tal Luis Carlos Ugalde, para hacer las cochinadas que tanto nos han dado fama, como si fuéramos una mala imitación de La Piedad, Michoacán, donde abundan las granjas de cerdos, cochinos, marranos o puercos, como ustedes quieran llamarlos.

Estamos a la espera de lo que diga el Tribunal Electoral del bueno, el malo y el feo. No hay que ser pitonisas para adelantar los resultados. Recordemos la opresión ahí donde más duele, sufrida por el magistrado Hugo Morales Alanís (el feo), hace unas semanas cuando visitaron su casa unos impunes pistoleros… sí, esos a los que la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, dejó ir pese a la denuncia y a que fueron sorprendidos con chicas pistolotas en las manos.

Por muy machín que se quiera portar, el magistrado es feo, no tarugo, ni valiente, como para ponerse con sansón a las patadas. Es decir, la impugnación de los comicios no va a proceder. Y no tanto por la manchi presión, sino porque los lorenistas nunca pudieron aportar las pruebas de las mencionadas marranadas.

Así que su apuesta se va por el rebase de los topes de campaña. Sus consultores, conseguidos por Cánovas, aseguran que llegó a 83 por ciento. Supongamos que el INE encuentra la cuarta parte de lo reportado por el PRD; no le va a quedar otra que anular. De lo contrario se expone a recibir las más fuertes críticas por palero y miope.

Eso estamos por verlo.

Pero es necesario separar ambos casos. Uno, la impugnación de los resultados dependen de argumentos francamente débiles. Otro, el rebase de topes, ese puede prosperar.

Pero a los asesores de Lorena les conviene manejarlo todo en paquete. Si la elección llegara a caer, entonces llamarían defraudadores a los menistas. Y comenzaría la siguiente fase descalificatoria, ya como parte de una nueva campaña para conseguir votos.

Según Cuéllar Cisneros, Octubre será cuando la autoridad electoral convoque a nuevas elecciones.

Eso estaría por verse.

Lo que nadie puede negar es que, la llegada de Marco Mena –suponiendo que aguante vara hasta que rinda protesta- será en condiciones de legitimidad acotada. Sería un mandatario con una oposición creciente. Claro, ustedes me pueden alegar el acostumbrado cabildeo para doblar a los representantes populares, la mayoría de ellos acarician ese sueño para salir de pobres.

Eso, desgraciadamente significará comprometer gran parte de los presupuestos para sostener las mesadas de una turba de potenciales rastreros, y en consecuencia una corrupción peor que la vivida hoy entre sir manchis y su equipo de fieles mascotas, perredistas, panistas o de la chiquillada, pero con los colmillos afilados para irse a la yugular de quien ose dificultar los proyectos de su patrón.

Los graves costos ya saben ustedes, son una obra pública pésima pero cara y apartada para los cuates, cuentas torcidas pero aprobadas, clínicas de Salud sin medicamentos y sin equipos, ah, y huesos para el hijo y la esposa del compadre Héctor Maldonado… digo hay que asegurarles su futuro, por lo menos al muchacho ese que sin mucho mérito ya logró el sueño americano. Es un nuevo rico y poderoso al amparo de un padrino que ya huele a cadáver.

Un líder sin fuerza

Cada que el líder estatal del PRI, José Luis Ramírez Conde, aparece en escena me hace pensar en las vacas flacas de ese partido, tan dejado de la mano de dios que ha de recurrir a personajes como Güicho. Había de ser bueno ver en la defensa de Mena y su causa en riesgo por el asunto de los gastos, a Ritchie García Portilla, al delegado del CEN, o sea gente que nos dé la idea de un PRI que no es solo una leyenda.

Deveritas que ver a Ramírez Conde, da como tristeza mezclada con decepción.

Él tiene la culpa desde que empezó a vender las candidaturas. Si para eso hay que tener la gracia que Javier Michel, ese delegado… era una mula, pero generalmente se salía con la suya. Nada más le dio el negocio aRamírez Conde… y para abajo.

Ocoha Reza Videgaray

En la destrucción del PRI, por cierto contando con el concurso de chuchas cuereras como el senador Emilio Gamboa, hay que advertir la mano de Luis Videgaray, metida en el títere guiñol llamado Enrique Ochoa Reza, un inevitable líder nacional sin militancia –él lo dijo cuando hace poquito quería ser consejero electoral, y lo peor de todo, sin liderazgo.

Como en los buenos tiempos, los sectores ya hablaron y están tras Ochoa Reza.

Bajo la insensibilidad de los tecnócratas tricolores, un estado como Tlaxcala, vale madre a la hora de afianzar el apoyo, por ejemplo de un PRD, necesario para tenerlo de su lado en 2018.

Así que una elección como la de Tlaxcala, que convocó a más del sesenta por ciento del padrón, que tuvo un desarrollo intenso y hasta polarizado, acabará en la mesa de los políticos, bueno ni tan políticos porque estamos hablando de Videgaray, en tanto dueño de Ochoa, y empeñado en tatemar al principito de las mueblerías, Aurelio Nuño, miembro podrido al que hay que extirpar, con todo y su reforma educativa que no se negocia.

Si a Videgaray no se le hubiera ido el país de las manos, si la economía no estuviera postrada, si el petróleo no fuese un fracaso, reflejo de la reforma energética, pues habría de ser una buena apuesta del PRI.

Todo lo contrario. La fuerza que le da tener al presidente Peña de su lado, es una herramienta con el tiempo contado y con un desencanto social que ya veremos cómo nos va.

¿Cómo lograr un mejor apuntalamiento?… la aventura de Lorena Cuéllar

.

Por un lado Sesín-Cambrón, no desaprovechan la ocasión para estirar la mano o practicar el dos de bastos; por el otro, cartuchos quemados son reciclados en municipios y distritos

Lorena Cuellar Cisneros, Victor Canovas, Daniel Herrera Murga, Santiago Sesin, Paco Hernandez, Alfonso Sanchez Manzanilla Caricatura Tlaxcala En Lin

Quedará en las conciencias de Manuel Cambrón Soria y Santiago Sesín Maldonado (bueno, suponiendo que tengan aunque sea tantita) la sospecha de comercialización de las candidaturas del Sol Azteca a alcaldes y diputados. En realidad para unos cuantos sinvergüenzas esta ha sido la oportunidad de realizar su american dream, viajando y grillando entre Tlaxcala y Ciudad de México.

Y no es que sean candidatos perdedores varios de los que tienen la candidatura más que asegurada, sino que ya se saben el caminito; conocen los mecanismos para abrir la puerta de ali baba y los cuarenta… muchachos.

Nombres como el de Paco Hernández para Tlaxcala o Alfonso Sánchez Manzanilla para Huamantla (cuya relación con el agua y el jabón no es buena), surgieron de un proceso interno cuyas ideales formas de democracia, pues nada más pudieron aportar lo que vemos. Personajes con lugares y derrotas comunes en el pasado a quienes su persistencia de perredistas con el pedigrí de… negociadores les dio ventaja sobre competidores para quienes ya vendrán mejores momentos.

Muchos de ellos rompieron el cochinito y llevaron sus centavos a los gurúes de ocasión (Cambrón-Sesín) respondiendo al canto de las sirenas que tan bien entonan estos dos, y que a voluntades débiles de políticos de nuevo cuño, a quienes la vocación de servicio (o de soñar con salir de pobres) los orillaron a dejar sin gasto a sus domadoras con tal de asegurar esa candidatura de ensueño que, al final de cuenta se convirtió en su peor pesadilla.

Pues a los que se salieron con la suya, buenos o malos candidatos, los llamaremos el apuntalamiento territorial de Lorena Cuéllar Cisneros. Si son buenos o son malos, ya los resultados electorales nos permitirán advertirlo.

De aquí al diecinueve de los corrientes se acabarán de unir las piezas del rompecabezas amarillo al que bien podríamos llamar Babel, pero en un ambiente como el de Tepito, la fayuca, o de perdis del tianguis sabatino, donde el caos aflora en razón de la falta de autoridad.

Es tiempo, creo, que la senadora Cuéllar Cisneros, deje el nivel de las especulaciones y los discursos de decantación efímera para dar paso –ya urge- al uso de frases y su estructuración, con un fondo capaz de hacer la competencia a los que tiene enfrente, cuyo tiempo y retórica tienen rato de buscar la intensidad.

Que nos diga cómo le piensa hacer para sacar al estado de la parálisis, pero no nada más con los enunciados graciosos e improvisados que priorizan a los viejecitos, o el llamado a un poder superior para que se encargue de convencer a los mulas que siempre negaron la posibilidad de conformar la ideal alianza para golpear el trasero de Mariano.

Marco Mena, ¿por las mismas?

A lo mejor un día de estos, Marco Antonio Mena Rodríguez, se yergue con los suficientes arrestos como para pintar su raya del obstáculo mariano que no lo deja ser, y a la voz de ¡ora es cuando chile verde le has de dar sabor al caldo!, renuncie de una vez por todas a seguir como el patiño del sir comandant cuyo narcisismo de plano no da tregua.

No tarda en conocerse la lista completa de candidatas y candidatos que han de vestir a Mena, en su aventurado viaje al campo de batalla.

Y no hace falta ir muy lejos para ver que en Tlaxcala, la ex delegada de Sedesol, Anabell Ávalos Zempoalteca, pudiera hasta servir de ejemplo al señorito Mena, de cómo hasta una mujer, menuda y discreta, es capaz de enfrentar a la bestia mariana.

Ha de ser cosa hasta de genética, porque en los momentos oportunos, el magnífico doctorado en Stanford, nada más peló chicos ojotes y atestiguó pasivo, como el temperamental bigotón se encargó de hacerlo menos… de meterlo en una especie de maleta de ventrílocuo, de la cual nada más habrá de salir cuando se lo permita.

Las gracias de la nueva Ley del Notariado

Son todas ellas para hacer del gobernador un Tlaloc, a cuyos truenos nada más, obedezca la conformación de un nuevo ámbito notarial, donde los cuates sepan que en el año de hidalgo del marianismo (que no sean las mentadas del respetable, más pobre que nunca, pero más rico según la manera será guaje el que no conserve algo bueno de ver del que ya se va).

El inventor de este nuevo documento, Héctor Maldonado Bonilla, se esfuerza en inventar nuevas porras a lo que ya sabemos: el escaso conocimiento de un sujeto inflado de poder a quien fácil venden escenarios de interés muy particular, dorándole la píldora de su ignorancia.

Creemos que detrás de este rollo se halla la generosidad con la cual el coordinador de las desventuras de los tlaxcaltecas va a pagar a su querido compadre, el apá del muchacho que se trajo para acá el trabajo de su despacho, aprovechando las buenas condiciones que le pudo ofrecer el piporro libanés a quien fácil se le hace soltar a los abogados en la nómina del gobierno, para lidiar batallas perdidas, mas no sin antes pagar fortunas irrecuperables.

Ya veremos a los nuevos notarios, los manchinotarios (como en su momento fueron los ortinotarios) como premios a una élite eficiente (bueno…) merecedora de estos reconocimientos gracias a los cuales en lo sucesivo por sus venas correrá sangre azul.

 

 

Cómo ganar una elección (según el manual de Beatriz Paredes)

.

La tozudez de Calderón provocó la infiltración de decenas de espías, francotiradores y terroristas de Beatriz a la campaña del PAN. ¿y el alto coordinador enviado por el CEN, y los inútiles del Cisen?

Oiga, ¿usted sabe qué va a pasar en lo subsecuente con el Partido Acción Nacional (PAN)?

Me imagino que lo primero que harán es contratar a un terapeuta para analizar la conducta traicionera de militantes y advenedizos, porque a unos y a otros les salió el tiro por la culata.

Por ejemplo, Adolfo Escobar Jardinez, aceptó tomarse la foto con Adriana Dávila, para hacernos creer que el irreconciliable odio hacia ella había desaparecido, pero hay pruebas de su activismo a favor de Mariano González.

Damián Mendoza, traicionó en dos niveles. Primero, como coordinador electoral de la campaña, hizo creer a todos que un abultado (y oneroso) personal garantizaba el triunfo de Dávila en las urnas, pero en sus acciones había un doble lenguaje (en realidad detestaba la idea de servir en los trabajos para hacer gobernadora a Adriana, con quien llegó a reñir varias veces en alguno de los trabajos propios de su partido, cuando ni soñaban con que llegaría a ser candidata). La otra traición se fraguó en Chiautempan. Mediante caballazo irrumpió en la campaña de Mauricio Flores Arellano y, se proclamó coordinador. Pero en realidad trabajaba para el perredista Humberto Vega (a quien por cierto, tampoco se le hizo porque el PRI arrasó tras la absurda dimisión de Minerva Hernández).

Daniel Herrera Murga, fue tal vez el primer operador ¿orticista?, que se puso a las órdenes de Dávila. Siempre oculto se hizo de información que no dudó en proporcionar a la causa contraria. Y con sus actos confirmó ser parte de la élite de Beatriz Paredes Rangel, para horadar el cuartel adrianista.

En las mismas operó Alejandro García Arenas, el secretario de Comunicaciones y Transportes (Secte) de baja intensidad, con licencia, para que su encargo beatricista no llamara la atención.

Pero el que se llevó las palmas es Enrique Padilla Sánchez, quien resultó el caso más escandaloso de traición porque no fue candidato a la alcaldía de Tlaxcala. Entonces no tuvo empacho en hundir un puñal en el corazón de Víctor Hugo Cahuantzi, cuyo triunfo en la capital estaba cantado. Por añadidura restó a Adriana cuanto voto pudo.

Así se gana una guerra. Infiltrando espías, francotiradores y terroristas. Así ganó la guerra Beatriz.

No hubo quien la encarase. Poco a poco sustrajo información y compró a quienes el día de la jornada durmieron plácidamente en su casa.

Pero, y el coordinador de la campaña, Alfredo Hernández, ¿a qué se dedicaba? A lo que podía según podemos ver; a cumplir con las acciones que su desconocimiento le permitió concretarse.

Por ahí comenzó el fracaso. Otro, con el mínimo expediente local habría actuado. Pero él, se dedicó a promoverse como el operador ideal.

¿Y qué pasó con el Cisen? Sus agentes se dedicaron a espiarse entre ellos mismos. Seguramente en los cientos o miles de grabaciones, pudieron documentar sus debilidades lo mismo en bares que en moteles, en antros que en plazas. O sea, no sirvieron para nada. Fueron un recurso más tirado a la basura. Qué pena.

Esto nos habla del caos.

Por eso, mi insistente pregunta: ¿qué va a pasar con el PAN?

Nunca nos aclararon el financiamiento de su edificio. Así como el bodrio de gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, respondió en abril de 2008 con un “¡chinguen a su madre!” a quienes criticaron la entrega de limosnas multimillonarias a la iglesia católica, en la misma forma consideraron las dudas de propios y extraños respecto a la forma como se erigió ese que hoy es una bodega fría, vacía, donde priva el desánimo.

Ya lo veíamos venir. La imposición del lunático rompió el idilio entre Ortiz y el PAN. Los Enrique Padilla se multiplicaron bajo la hipócrita voz: “soy un soldado del gobernador”… sí chucha, un sedicente soldado de Beatriz, cuyo comportamiento mercenario contribuyó al acabose.

Los Padilla, los Herrera Murga, se encargaron de no dejar piedra sobre piedra del orticismo. Con esos colaboradores para qué quieres enemigos.

Las prioridades de Mariano

Hoy que nos golpea un tremendo temporal nos damos cuenta que los políticos no solo deben utilizar la historia para endilgarnos ideas que pudieron ser ciertas, o no.

Corría el régimen de Emilio Sánchez Piedras, cuando se decidió una de las obras más importantes de la capital de Tlaxcala: la introducción del drenaje sanitario (por cierto a cargo del constructor que desde esas fechas no ha dejado la ubre).

Y se logró.

Con una planeación realmente mediocre se estimuló el uso de tubos así de inoperantes.

Por eso hay esquinas que hieden, como Juárez y Lardizábal, como Juárez y Morelos, y en general, la Plaza de la Constitución.

Como Mariano González Zarur, nos vendió la idea de que en tiempos de Sánchez Piedras las cosas se hicieron más que bien, pues que asuma como uno de sus primeros compromisos la introducción de un eficiente sistema sanitario, porque fíjese, el órgano desconcentrado llamado Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Tlaxcala (CAPAM) bien que cobra por surtir el vital líquido y por captar las descargas. Sus cobros son de primer mundo, pero su servicio es de quinta.

Hombre, no hay que ser… miles de tlaxcaltecas que habitamos en el centro histórico padecemos lo mismo inundaciones que fetidez, y sin embargo tenemos que pagar puntualmente.

Y como parece que hoy sí se van a entender gobernador y alcalde (conste que lo veía como un vil naco), a los dos les suplicamos que nos arreglen el asunto del drenaje. De veras se los vamos a agradecer.

Ya ves, estamos a punto de tener una especie de Las Vegas y sus espectaculares hoteles en la explanada que albergará a la Plaza de la Cultura.

Bienvenida tan impresionante obra. Pero, nuestro drenaje ¿no?

Herrera Murga, solidaridad con el turismo o celo de su negocio: la feria

.

Ya verás lo que ocasionan los millones captados en la feria de Todos los Santos… tantos que Danny fue capaz de confrontar al Presidente y a Ortiz para que no desaparezca su mina.

Yo me pregunto si la preocupación de Danny el travieso Herrera Murga por que no desaparezca la Secretaría de Turismo (Sectur) obedece a un verdadero compromiso del reconocido operador electoral ( mapache ¿no?) por seguir promoviendo los atractivos del país, ahora que nos han pegado influenza y crisis económica, y no por eliminar cualquier posibilidad de otro mando en la Feria de Tlaxcala y negocios que le acompañan.

Ojalá sea lo primero. Ojalá, porque Daniel se ha movido de veras. Convocó a sus homólogos secretarios de turismo a comidas y brindis en la ciudad de México con resultados relevantes. (algunos , como el de Guanajuato, le dieron la espalda)

El más agudo se dio este martes cuando la fracción priísta en San Lázaro promovió un exhorto al Ejecutivo para reconsiderar su decisión de desaparecer a la Sectur.

En otras palabras, es tanta la lana que Danny genera en la feria de Tlaxcala que, hasta se decidió a encarar al mismísmo Presidente, y por consecuencia, echó ojotes al gobernador, su jefe aquí en Tlaxcala, cando se enteró de que su tesoro… digo, la dependencia a su cargo, será fusionada con la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) a cargo de Alejandro Aguilar López.

Mira, cuando los gobiernos viven su último trecho, así se van dando los asuntos. Está claro que la mayor parte del tiempo, los pilares del gabinete se comportan con lealtad a toda prueba, pero… tu sabes, esto ya se lo llevó la … y pues, bueno… ya ves como hizo Víctor Cánovas, que de plano se fue con todo y domadora al estado camotero… digo, si el nayarita lo hizo, ¿otros por qué no?…

Cierto o falso que al ojialegre  Herrera Murga lo haya movido la codicia y su nula voluntad para compartir el botín… digo, las responsabilidades con Alejandro Aguilar, es innegable que a estas alturas es incapaz de contener su priísmo autoritario y peleonero para conservar las canonjías panistas (¿?)

O sea, esta es la verdadera alianza ganadora. PRI-PAN o PAN-PRI, como quieras. Y el lenguaje universal de ambos es la marmaja, que a su vez permite entre otras cosas, solidificar grupos y adelantar triunfos.

Yo creo que a Danny, hace tiempo lo dejaron de considerar prioritario en la parcela orticista.

¿Quieres una prueba?

En la elección intermedia lo echaron de Tlaxcala y, lo mandaron a operar con una candidata panista a Colima.

Ándale, ahí es donde ya no entiendo si fue a apoyar a la panista o al priísta que finalmente se alzó con el triunfo.

Pero, por qué sacarlo de Tlaxcala, si se supone que sus buenos oficios mapacheriles son un verdadero baluarte.

Conste que pese a su dolorosa ausencia, el panismo-orticismo arrasó.

Pero el apego orticista a las políticas del amigo del momento, Calderón, es absoluto. Y si el jefe dice que hay que fusionar Turismo con Economía… hay que hacerlo, aunque a otros no les guste.

Ahora, que si esos “otros” son los brodys del partido (tricolor) pues hay que tener consideraciones especiales con ellos. Ya ves que nadie la hizo cansada por la reunión entre Danny, Elia Sánchez, Adal Campusano, Alex Garcia Arenas y Henry Garay con el hoy sacrificado delegado tricolor, Julián Luzanilla.

Aguas eh, que a lo mejor el asunto de turismo es una de las primeras causas tomadas por los diputados priístas para hacerla cansada a Calderón.

Y si relacionas con este tema el indestructible matriarcado de Beatriz sobre Danny y amigos que lo acompañan, no te extrañe que se trate de un tema debidamente estudiado, aquilatado y diseñado para abonar en la complejidad de la relación ejecutivo-legislativo.

Lo que faltan son temas. Y Danny ya aportó su grano de arena.

De la evaluación de dependencias a su replanteamiento, o desaparición

.

Si Calderón decide desaparecer Turismo, ya veremos a Daniel Herrera Murga, penando y haciendo negocios, pero sin oficinas.


Hoy, para el escalofrío de muchos que cobran sin hacer gran cosa, el presidente Calderón ya habla de desaparecer la Secretaría de Turismo, e integrarla a la de Economía, previa depuración.

Imagine usted al travieso Danny penando sin su bellísima oficina. A lo mejor hace su cuartel al restaurante la Cabaña, en la Feria de Tlaxcala y organiza una protesta encabezada por los toros, esos que corren el día de la Pamplonada (llamada Pamplona por el singular y ojialegre funcionario).

O sea, los ajustes van en serio. Por eso, la evaluación de dependencias del gobierno de Tlaxcala tiene intranquilos a muchos, sobre todo los menos favorecidos a causa de su comportamiento.

Tal vez por eso la mayoría de los institutos, creados durante el sexenio anterior se encuentran en el mismo marco que la Sectur y, no precisamente por la dinámica de sus directores.

Ocurre, por ejemplo en el Instituto de Desarrollo Municipal, a cuyo director, Aarón Méndez, no lo conoce buena parte de los alcaldes.

También pasa con el Instituto Estatal de la Mujer, cuya titular, Victoria Ortega Corona, nos tiene en ascuas con aquello del Banco de la Mujer, proyecto para el cual hay un fondo de diez millones de pesos. Y como poco o nada se sabe del desempeño de este ente burocrático y de aquél nada despreciable fondo, pues, su misma existencia se encuentra en etapa de valoración.

Ni qué decirle a usted del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino.

El acceso que hemos tenido al trabajo evaluatorio, también nos lleva a conocer que otros institutos transcurren con una agenda de esfuerzos dignos de comentar.

Uno de ellos es el de Protección a las Personas con Discapacidad que, en manos de Sulma López Corona, pasa por el reconocimiento de diversos sectores a aquellos hombres y mujeres con una demanda de atenciones propias a su condición especial.

Es de lo rescatable en la evaluación.

Y lo mismo ocurre con el Instituto Estatal de Protección Civil, asertivo y oportuno, según lo desprenden quienes observan su comportamiento.

Así que, el destino de una buena parte de los institutos tlaxcaltecas, en tanto creaciones burocráticas con un desempeño limitado habrá de entrar en alguna de las siguientes acciones:

1.- Replanteamiento. Al ser evidente que se convirtieron en una carga para el presupuesto, la existencia de esta parte de la estructura gubernamental repasará cada uno de los puntos de la legislación a la que debe su existencia para ver si está cumpliendo con el cometido original.

2.- Incorporación. Si detectan que se trata de una parte de la estructura burocrática que puede ocupar las instalaciones de otra, con mayor demanda, así como el presidente Calderón lo detectó en la Secretaría de Turismo, cuyos verdaderos estrategas habrán de dirigirse a la Secretaría de Economía, no sin antes demostrar que su actuar es más que necesario para el gobierno.

3.- Desaparición. Si al término de la medición que se realiza, resulta onerosa e innecesaria la operación de tal o cual instituto, su existencia misma está condicionada. Habrá que ver los logros y el progreso alcanzados. Dada la falta de dinero, un eventual desempeño improductivo está destinado al exterminio.

Hay casos en los cuales la opacidad mancha el desempeño. Caso particular el del Insituto Tlaxcalteca de la Cultura que, según constructores molestos, adjudicó a una sola empresa ni más ni menos que ocho obras, comenzando por la casa de música de Apizaco.

A lo mejor por eso corre la versión de que a Elena Hernández la mantienen contactada, no vaya a ser urgente su presencia en la casona de la Juárez.

Mejoría

Un saludo al licenciado Raúl Cuevas Sánchez, titular del Consejo de Seguridad Pública. Hace rato que no se le ve por los vericuetos propios de la grilla y la función. Ojalá su salud sea la de siempre.


Colima, Herrera Murga, Beatriz Paredes… ¿le dicen algo estas palabras?

.

No es lo mismo mandar a Daniel a Colima que a Enrique Padilla a Guerrero… es como el ser y el no ser…


Consejo y tostón del panismo-orticismo de Tlaxcala a la mega urgida campaña de Martha Leticia Sosa Govea, a gobernadora de Colima es, digamos el valor agregado que el hábil aunque no menos añoso gobernador ex priísta, Héctor Ortiz, aporta a la relación con el calderonismo, a cuyo auto promovido baluarte, hemos dejado de ver y escuchar, como resultado de su inmolación para evitar, a la espiral descendente a la que le lleva el peso de su boca, como al pez que por ese órgano, muere.

Ello es sinónimo de lo sobrado que anda esta administración en los temas electorales para salir a la conquista de nuevos territorios, ya sea en tanto plazas receptivas a la labor de personajes como Daniel Herrera Murga, uno de los más connotados mapaches del orticismo, al cual le conviene hacer boxeo de sombra mientras llega 2010, cuando se dé la hora de la verdad.

Será a partir del lunes seis de julio cuando, a todo vapor se manejen con mayor ahínco los nombres de quienes quieren ser el sucesor de Héctor Ortiz. Mientras llega la fecha, Daniel “el travieso” Herrera Murga le anda asestando puntapiés al pesebre del cual se surtió prácticamente toda su vida de priísta, a la zaga de Beatriz Paredes.

Hoy, sin embargo, son otras las órdenes, otro el directorio y ya ve, la agenda es muy distinta. Mas la eficacia es la misma. Digamos que cumple con el perfil requerido para dar la batalla. Es una ficha más del prianismo del que, cosa extraña, el PRI es factor de sacrificio y el PAN, empoderado, recurre a todo con tal de ganar, recuperar y arrebatar, si así fuese necesario.

Sentarse a la modosita mesa del Presidente sería muy incómodo para el mandatario que el fin de semana así lo hizo, a invitación de su compadre Rolando Romero a comer tacos de carnitas. He ahí el ambiente propicio para que se sienta bien. Pero eso de andarse codeando con los aseñoritados ministros del sexenio no resulta atractivo. Mejor sería demostrarles otras artes, en las cuales andan en pañales, una de las cuales puede ser el mapacherismo.

Créame que a estas alturas ser operador electoral se acompaña con doctorados y encuestas como las de Gisela Rubach, acompañadas por sugerencias tan precisas para alcanzar el éxito que, por eso a la europea se le considera la gurú del priísmo. Guardando la proporción –sí porque ella es una académica y Daniel es un mapache cínico – los dos aportan importantes resultados a la causa que se les encargue.

Pero en el caso de Colima la senadora panista con licencia, Martha Leticia Sosa Govea, es un caso difícil. Creo que aquí el PRIAN poco tiene que hacer contra un PRI definido y fortísimo a la sombra del gobernador Silverio Cavazos Cevallos. Gracias a él, a la fecha su delfín, Mario Anguiano Moreno, quien por cierto no es santo de la devoción de Beatriz, por lo que el papel de los tlaxcaltecas con la encomienda presidencial es más que interesante.

Beatriz podría hacerse de la vista gorda y dejar que fructifique un posible juego sucio, única forma de doblegar al candidato tricolor. Y como ya comenzaron a circular los panfletos con descalificaciones, no digo que el autor sea Daniel el Travieso, pero pues quien se siente capaz de decir lo contrario.

Pero también podría sentir que le pican la cresta enviando a un gallo que se hizo en sus corrales. Entonces, creo que lo mejor es no perder de vista el desarrollo de la campaña al gobierno colimense porque, usted ya sabe qué paisano nuestro anda haciendo y deshaciendo con tal de que la sosa Martha se mueva por lo menos unos puntitos.