[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘columna’

El travieso, el mago, el caporal, las Periañez… ¿le son familiares estos sobrenombres?

.

Ya viene la última feria de Tlaxcala en manos de Danny “el travieso” Herrera Murga, quien luego de un merecido descanso, vuelve a la escena con nuevos bríos para no dejar títere con cabeza durante “La Feria de todos los antros”.

Tras unas necesarias vacaciones (no sé si en Ixtapa, Huatulco u Oceánica), Danny el Travieso Herrera Murga, regresa por sus propios fueros para hacerse cargo de la fiesta más importante de la entidad: la Feria de Tlaxcala.

Oye, es el último año y hay que sacar lo que se pueda…

¿Escaparate cultural, artesanal, de música y contento?, no, para nada… hay que reponerse de los excesos y, si para ello es necesario abusar con el precio de los locales, pues, qué caray, verdad…

Ahora bien, si los principales espacios pueden quedar en manos de incondicionales, ya sabes, el negocio es más seguro entre cuates, para poder cubrir aquello de que les venden bebidas y otras cosas que atarantan, lo mismo a menores de edad que, a quien ande ganoso de sumarse a la conmemoración de este año de Hidalgo.

Dicen que ante la dificultad encarada por Danny para dejar el sitio aquél (ya sabes no, donde te la pasas entre terapia y terapia, y no necesariamente a base de arcilla en la piel), el alegre jefe ofreció el soberano negocio a mister Jesús Luévano.

Y también dicen que este lo rechazó, temeroso de hacer el oso, pues ignora las jugadas de pizarrón atribuidas al malhablado de Turismo, y lo más grave: carece del equipo humano necesario para organizar “un latrocinio colectivo”, en contra de aquellos despistados, dispuestos a hacer bulto durante las más de tres semanas, entre octubre y noviembre.

Ajá, y quién conforma al tal equipo ese, tan infalible como efectivo (para la tranza).

Haz de cuenta que tienes frente a ti al raro team de candidatos del Partido Socialista (PS), propuesto por Herrera. O sea, Margarito Pérez (el mago, porque desaparece todo), Jaime Montiel (el caporal, pues se la pasa correteando bueyes… en la Pamplonada) y “las conejitas”: un puñado (creo que son cuatro) de maravillosas ¿políticas?, cuya transformación física, pecuniaria y hasta doctrinal, es un escándalo.

Se les conoce como las cuatro (des) gracias de Terrenate.

Vamos, al grado que una de ellas, hasta alcaldesa de ese municipio resultó electa.

A su paso por varias direcciones administrativas amasaron la solvencia (¿moral?… ¡ora!…) que les permitió levantar el feudo más célebre de aquél municipio, pasando de la modesta y acogedora casita, en la cual pasaron sus primeros años, a la mansión de los locos Adam’s en pleno corazón de esta comarca.

Bueno, lista la pandilla (el travieso, el mago, el caporal y las Periañez)… que suelten a los toros y que Dios nos agarre confesados, pues estaremos ante el cínico negocio en que se convierte a la Feria de Tlaxcala.

No sé qué esperan

Dos personajes dos: Víctor (el nayarita) y Daniel (el travieso), han impreso –cada cual a su muy particular estilo – la peor imagen de corrupción al régimen que corre.

Creo que una administración con el mínimo de intolerancia al delito, a estos dos y a otra media docena, los tendría a buen resguardo, porque no se puede concebir semejante grado de cinismo.

Lo peor estriba en que personajes de esta ralea ya se apuntan para reafirmar sus parcelas de poder, digamos en el área de procuración de justicia del fabuloso gobierno priísta prometido por Mariano González Zarur.

Alianza entre universidades privadas… ¿qué buscan?, ¿quién los patrocina?

.

Beatriz y Alfonso, en un primer momento, son los más interesados en desmontar el aparato orticista; lo hacen a sabiendas del grave deterioro en el liderazgo de la universidad pública.

Se disputan a las generaciones en formación. De ellos han obtenido seguridad pecuniaria y el estatus que les permite su constancia.

No son portentos de academia pero, sí han visto en la posibilidad de unirse para dar la batalla a su contraparte que, bajo el nombre de Colegio Español, se reproduce en las principales plazas y, tiende a subir como la espuma.

Pero eso, han de evitarlo la conformación de un bloque de tendencia monopólica… “no somos buenos, pero somos muchos”.

Al menos, ese es su pensamiento.

Deberían sopesar a la poderosa red de mujeres, encabezada por Guadalupe Lozano Tovar, quien dotó de trabajo en los planteles abiertos, a elementos clave en cada cuadrante. Ellas, mueren en la raya en pos de este proyecto político.

Veamos el origen de dos de los principales promotores de la alianza entre instituciones privadas de educación media y superior.

Beatriz Paredes,
puso hace años el efectivo para fundar a esa universidad. Lo dio a una incondicional suya, ávida de participar en política, pero… sin gracia.

Sin embargo, su constancia y sus gritos, algo lograron. Hoy vemos a decenas de profesionistas egresados de esa institución. Muchos de ellos alcanzaron el éxito, por mérito propio, debemos añadir.

Otra institución de educación superior proviene de Apizaco y su poderosa influencia bajo el liderazgo del ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya.

Lograron definir su estilo. Son lo que la región requiere.

Pero no dudo que el Colegio Español les quita el sueño.

Testigos de los positivos resultados de las alianzas partidistas en procesos electorales, pues decidieron probar los alcances de una novedosa operación al alimón, alegando cinco ejes en la formación de sus alumnos.

Hay más instituciones en este proyecto. Será importante descubrir a sus patrocinadores, pero en este momento dirijamos la mirada a un punto más, inadvertido por cierto, y relacionado con la universidad pública del estado.

Para dolor de toda una comunidad universitaria, su líder enfrenta momentos aciagos, consecuencia de los excesos a los que nadie quiere llegar.

Frecuentes ausencias de quien comandaba con esmero a esta ala del orticismo, procuraron ser tapadas con la habilidad de mandos inferiores. Pudieron, hasta que dejaron de hacerlo.

Ante esta embestida de universidades e instituciones privadas, diríamos que, defendiendo su derecho a la disputa de los jóvenes, en cuyas frentes han colocado signos de pesos, convenientemente para ellos, debería reaccionar la parte a la cual toca el turno de ser oficial.

En juego, hay más que cuotas. Y no sería el momento de bajar la guardia.

Vimos ya a dos personajes atrás de la nueva guerra declarada a los empoderados. Y como el tiempo se agota, unos y otros reafirman su vocación de pescadores de generaciones, lo mismo para administrar su dinero que, para utilizarlos como factor masivo de poder.

Es natural. Ninguno de los iniciadores de dicho movimiento muestra sus cartas.

Las vistas en este espacio pueden ser reales.

De costurera a Oficial Mayor; y luego a auditora, en el nombre del señor gobernador

.

La angustiaba ignorar a qué se dedica un oficial mayor, pero ya dentro, se dio a la tarea de intervenir en cada área. *Ya sabemos quién es el nuevo rico, heredero de los 30 años de la autopista de los 15 minutos.

Cuando Teresita Salas, llegó a la Oficialía Mayor de Gobierno, su prioridad se centró en un tema importantísimo: ¿Qué diablos hace un oficial mayor?

Ah, pero al paso de las semanas no faltó quien le hiciera un par de sugerencias.

Ahora, opera como contralora. Mete la nariz donde nadie la llama y, la verdad, en cada oficina de esta sobreviviente administración se le ve, entre antipática e indeseable.

Pero, quienes conocen a detalle su origen, saben que desde este momento deben hacer los pedidos de camisas para WC, manteles bordados y, todo lo que la infinita creatividad de la singular costurera es capaz de concebir (claro, p manejo que da a las gasas y a los satines es, maravilloso).

Así, en navidad, podrán hacer los democráticos (ajá) regalitos a precio de oro. Precisamente con cuyas ganancias ha de financiarse parte del ranchito en Cuauhtelulpan y los demás negocios de comida rápida, de reciente apertura.

El primero en pegar el grito fue el veterinario ex líder panista, Alberto Jiménez Tecpa. Se supone que es su Secretaría de la Función Pública, la encargada de hacer dichas investigaciones.

Pero, como él es incapaz de esgrimir que tal o cual metida de nariz la hace en nombre del señor gobernador, pues no le queda más que atestiguar el crecimiento de atribuciones de la multicitada dependencia.

Otra de la autopista de los 15 minutos

Gustavo Mena, es el nombre del nuevo rico, cuya bonanza está asegurada para los próximos treinta años.

En las condiciones de opacidad más escandalosas de lo que resta al actual sexenio, fue vendida en 170 millones de pesos la citada concesión.

Otros constructores se quedaron como el chinito, admirados de la velocidad impresa a semejante empresa, cuya ejecución pasó por el arco del triunfo el legítimo derecho de cualquier constructor a competir por tan apreciada obra-negocio.

Y, ¿sabe usted quién es el poder tras el trono en este negociazo?

Le doy varias pistas:

1.- Es de Nayarit.

2.- Vivía en Tlaxcala (mientras sustrajo todo lo que pudo)

3.- Ahora anda muy movido con el gobernador electo de Puebla, Rafa Moreno Valle, con quien ya aseguró la Secretaría de Gobernación (Segob).

Ándele, ni más ni menos que, Víctor Cánovas.

¿Apoco le sorprende?

Excelentes noticias de carácter hídrico

Por lo menos 300 invasores de la Laguna de Acuitlapilco tendrán que salir a buscar negocios a otra parte, porque la Comisión Nacional del Agua, está a punto de concluir la delimitación de ese maravilloso cuerpo de agua.

Los argumentos más imbéciles son presentados a la autoridad.

Es que… soy invasor, pero trabajo la tierrita; es que… tengo mis hectáreas, aunque sea prestadas; es que… dénme chance porque como escrituré, ya vendí y el dinero ya me lo gasté.

Es un abuso.

Y para regocijo de todos, la propia naturaleza ha sido capaz de poner a esos vivales en su lugar, pues con la temporada atípica de lluvias, poco a poco la laguna se recupera.

Hay otros cínicos que, abanderados con la recuperación de Acuitlapilco, tienen proyectos ecoturísticos y ganas de seguir medrando con este cuerpo de agua, haciendo alarde a su advenediza procedencia.

Esos, quieren indemnizar a los invasores.

O sea, vienen de fuera (de Puebla) y aquí se convierten en jueces… uta, pues mejor que se regresen por donde vinieron.

Las tremendas lluvias descubrieron el latrocinio oficial con cientos de predios

.

Fulano es dueño del cerro equis, y perengano escrituró la barranca ye, que fue retacada con cascajo. Luego, vienen las inundaciones y aquellos afectados demandan el apoyo del gobierno… esto es una pachanga.

Lamentamos la desesperación de cientos de familias, afectadas por las lluvias atípicas.

Como no se tenía memoria, el agua pluvial abunda, las casas ceden, los bienes se pierden y, los responsables de Protección Civil, estatal y municipales, tienen dos alternativas: seguir actuando con la mediocridad que los lleva a autorizar construcciones en zonas de riesgo, o convertirse en funcionarios intolerantes  con aquellos ciudadanos o grupos que satisfacen la urgente necesidad de vivienda, pese a arriesgar la integridad de los suyos.

Ahí tiene usted a decenas de abusivos invasores de la laguna de Acuitlapilco, retando al lecho de un cuerpo de agua. Con la ayuda de notarios inescrupulosos, escrituran predios que algún día serán inundados, o cubiertos.

Qué me dice de la permisividad oficial en municipios como Tetlatlahuca o Zacatelco, donde la ausencia de la autoridad llega a tales niveles que pocos pueden atisbar el riesgo de asentamientos humanos junto a canales y ríos que forman parte del sistema Zahuapan-Atoyac.

No importa que el nivel de esos canales esté más arriba que las casas. Hoy, alguien decide utilizar su ejido o pequeña propiedad para construir una casita y nadie se lo impide.

El problema es que mañana, cuando la pestilencia brote o, aniegue ese tipo de construcciones, las personas dirigen sus ojos hacia el concepto que tienen de “gobierno”, y le exigen la reparación del daño y hasta le reclaman porque sus familiares corrieron un inminente riesgo.

Cuántas viviendas se erigen al pie de la Malintzin, sin considerar el riesgo de deslaves.

¿Existe, por tanto, una conciencia de Protección Civil?

Se les ve llegando muy apurados a encarar tragedias, enfundados en traje de bomberos; pero carecen de la autoridad necesaria para ver en perspectiva los riesgos que algún día pueden cobrar vidas.

El meollo del comentario es: tan no dejará de llover en la temporada que los gobiernos  tienen la obligación de evaluar la permanencia de determinados asentamientos cerca de ríos, barrancas o montañas.

Oiga, el agua convierte en lodo a los cerros. Y a nadie le gustaría ser víctima de un alud.

El agua y, su furioso paso, arrastra caminos, derriba puentes y arroja árboles. ¿Sabe usted qué pasa con las viviendas, precisamente a su paso? Si, las demuele,

con todo y sus ocupantes.

No vale desafiar a la naturaleza.

La responsabilidad de los señores con el título de director de Protección Civil es enorme. Y sus jefes, los alcaldes, el gobernador, tienen la obligación de despojarse de los apetitos invasores de predios para hacer negocio, y dar a dichos funcionarios la potestad que les asiste.

Esta que vivimos, señores, es la oportunidad para limpiar de invasores a la laguna de Acuitlapilco. Ni siquiera será una acción ciudadana, porque la naturaleza se está encargando.

Y no valen falsos profetas, ni líderes advenedizos. El agua busca su cauce, su asiento. Y lo encuentra.

Diputado intolerante

Luis Salazar, diputado del Partido Socialista (PS) amagó con denunciar penalmente a los reporteros y sus medios, que evidenciaron el supuesto reparto de 2.4 millones de pesos, y para no hacerlo, exige que no haya diputados de primera y de segunda; es decir, unos que reciben trato preferencial, tal vez con el dinero ese que hoy causa discordia, y otros, como se considera él, dejados de la mano del falso dios que firma los cheques.

Con el respeto que merece su investidura, le digo al legislador Salazar que, los medios de comunicación no deberían ser para nadie, objeto o causa para chantajear a los administradores del Poder al que sirve.

El amago de Salazar es un vulgar mensaje a funcionarios del Congreso para que le den sus 80 mil o, de lo contrario, se sientan responsables porque los reporteros seremos reprimidos por haber exhibido uno de los que podrían ser muchos defectos de la actual Legislatura.

Es decir, el compromiso social al que se debe su partido, “socialista”, usa a la prensa para exigir una prebenda.

Niega que sea esta una legislatura afectada por la auto complacencia y, al contrario, le anota importantes logros.

Así lo ve, y es libre de hacerlo.

No todos lo ven así.

A propósito de inundaciones

Con qué cara cobra la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Tlaxcala (Capam) el deficiente servicio de drenaje y alcantarillado en la capital de este estado.

Es justo decir que los usuarios pagan las cuotas más altas del país. Y también padecen con uno de los peores servicios del país.

El de Orlando será un gobierno con origen en circunstancias y no en votos

.

Ya imagino las súplicas de clemencia a su inventor y protector, porque de otra forma no se habría dado el vigor imparcial en el resolutivo de la Sala Electoral Administrativa. * Los 27 compromisos, pero sin Wilfridos ni Teresitas.

El resolutivo de la Sala Electoral Administrativa (SEA), en el caso de la elección de alcalde en Apizaco, muestra a un organismo vigoroso en su imparcialidad y, capaz de pasar por alto las órdenes dictadas por una obvia superioridad, para apagar el polémico éxito electoral del panista, Orlando Santacruz Carreño.

La actuación del Poder Judicial de Tlaxcala, quedó a salvo de sugerencias con origen en el inexplicable control omnímodo de otro Poder, el Ejecutivo, cuyo titular seguramente sopesó entre echarse la soga al cuello, con aquella inexplicable y estúpida entrevista radiofónica, fuera de toda lógica (y desde luego, de la legalidad).

Dejar que ese acto lo mostrase responsable, tanto como al Gobierno Federal en su quijotesca lucha por ganar plazas importantes, tenía un precio mucho más alto que poner quieto a Santa Cruz, quien para auto complacerse desconoció el pacto al que debe su incursión en el servicio público, tras la atenta súplica de su extinto progenitor, para que así ocurriese.

Sin medir consecuencias, echaría mano del personal de la Consultoría Jurídica del Ejecutivo, para incorporarlos a los trabajos de su casa de campaña.

Haría lo mismo con personal de confianza del Congreso del Estado (con el concurso de diputados y funcionarios en quienes recae una delicada responsabilidad).

Todo ello era parte de un desesperado plan para afianzar un triunfo (que resultó elaborado en exceso) mal visto por el gobernador electo, de quien podría decirse que envió mensajes a la SAE en búsqueda de la anulación de la jornada en Apizaco.

Pero la variedad de grises en este caso, favoreció al tono de Orlando.

No conservó el triunfo electoral por mérito, sino por desinterés de los personajes quienes pudieron influir para un resultado distinto.

Será, por tanto, un gobierno municipal cuestionado de origen y, acotado por un Congreso equilibrado en sus fuerzas y un Ejecutivo que hoy está del otro lado del mostrador (Mariano González fue alcalde de Apizaco durante la administración de Beatriz Paredes, con quien el desencuentro fue una constante).

Pero estos son otros tiempos.

Allá en la época de Beatriz, los conflictos se daban al interior del tricolor.

Hoy, son con su enemigo histórico.

Imagino a Santacruz, suplicando clemencia a su inventor y protector. Y a este, calculando los daños colaterales.

Pienso en el coraje Mariano al conocer dicho resolutivo.

Entonces hay que establecer los dos momentos en este asunto.

El primero, muy positivo. El Poder Judicial de Tlaxcala, rechazó cualquier tipo de presión para actuar en determinado rumbo.

El segundo, de pésima manufactura. Habrá ganado la elección quien recurrió a las marrullerías más reprobables. Ese triunfo habrá de deberse más a las circunstancias que a la legítima voluntad popular.

Ojalá no se llene de cinismo y atribuya su llegada a un cariño inexistente de los electores.

Los 27 compromisos

A cinco meses de concluir, hay planes para aprovechar cada hora en materia de obra pública.

Qué mal sería si en la desesperada maniobra para cerrar, se echa mano de Wilfridos y Teresitas, que tanto dañaron al patrimonio de los tlaxcaltecas.

Más que un compromiso cuantitativo, el cumplimiento de dicha oferta debe ser un acto de honestidad, para que las obras no se hundan por falta de estudios del subsuelo, o se fracturen por el uso de aceros inapropiados, o colapsen, por el abuso de catalizadores en el concreto que tarde o temprano cederá a técnicas deficientes.

Mariano, que disfrute ahora lo mejor de su gobierno, porque al asumir… quién sabe

.

El del apizaquense será el gobierno con mayor grado de acotamiento; Congreso, partido, oposición, todo un engranaje dispuesto a darle una permanente batalla, como no lo padecieron Alfonso y Héctor.

Ahora que Mariano González concluya la costosa campaña, a través de la cual, cada día se proclama ganador de las elecciones de julio, se va a dar cuenta del complejo panorama que le aguarda en cuanto formalice su estadía en Palacio.

Ninguno de sus antecesores, protagonistas de la alternancia, se vio tan acotado estructuralmente, como el ganadero.

No sólo le espera la oposición adrianista (que también iniciará en cuanto la seño recupere la cordura), sino que en su mismo partido, el PRI, está obligado a coordinarse con equipos que funcionan bajo el sello de Beatriz Paredes.

Su triunfo, por consecuencia, no se debe al carisma propio y a la suma de simpatizantes de todos los partidos, sino a la apuesta del bunker beatricista a la causa encabezada por Mariano, en vista de la complejidad en que devino la propuesta de Felipe Calderón.

Beatriz, también se vio impedida para apoyar a Minerva Hernández, debido al desesperado ofrecimiento de los activos de esta que, ya veía venir su autodestrucción, como ocurrió en aquél bochornoso acto de sumisión al panismo, al más puro estilo de Jesús Ortega, con el amargo aderezo de Manuel Camacho Solís.

La comadre Rosalía aguantó, aguantó y aguantó, hasta que los amarres de los que pendía su tradicional éxito coyuntural, se reventaron (y es que de veras se la creyó).

Bueno, al no haber mejor opción, Paredes tuvo que jalar con el aliado de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, a la sazón, su perverso e insuperable adversario.

Ocho puntos de ventaja sobre el PAN-PRD fue el exitoso resultado de esta alianza de circunstancia.

Mas el reparto del botín fue harto claridoso: “Beatriz, no tienes mano en el gabinete, pues la tuviste al proponer candidatos a diputados y alcaldes”.

Y la de Huamantla tiene palabra. Ninguna recomendación suya tiene pase en automático al gobierno marianista.

¿Pase automático?, ¿Y por qué no ganar los puestos como se ganó la elección?

¡Formidable!

En el sexenio de Héctor Ortiz, el sector campesino dejó al PRI y se identificó con la figura de Emiliano Zapata. Miles de ejidatarios y pequeños propietarios, impulsaron gustosos un culto a la persona, propuesto por el secretario con alcances de líder.

Ahora bien, como Ortiz jugó con dados marcados a la hora de la definición –y pasó a perjudicar los orígenes del secretario-líder, este comenzó a urdir lo que con el tiempo  habría de asegurar su permanencia, claro adivinó usted, como un activo de Beatriz.

Como regresamos al tiempo de las instituciones, pues ahí tienes, el resurgimiento de la Confederación Nacional Campesina (CNC), así como un componente del partido que, dado su abundante membresía, puede ser igual de poderoso que el PRI (y en un descuido, hasta superarlo).

Esto, señores es el estilo más puro de la respetada huamantleca.

Falta otra arista en la que tiene mano. El sector popular. La Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) que da vigor al tricolor en centros urbanos, mercados, campos deportivos, en el transporte público, en fin, en cualquier sitio donde se quiera advertir la simpatía de la gente de a pie con el Partidazo.

Por cierto, uno de los dirigentes de este poderoso sector es hoy presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, o sea, Ubaldo Velasco Hernández, por cuyas venas corre beatricista, por más genuflexiones hacia “el altísimo” (ora) Mariano.

Te late que en respuesta a tan importante sector, el sello de Beatriz siga con la mira puesta en instancias como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SECTE) y, de ser posible, la de Obras (Secoduvi), ahí nada más como para no dejar de sentir que la señora tiene peso (eso sí ni quien lo niegue).

En este reparto del botín, añada usted a la abrumadora mayoría de diputados y alcaldes priístas, leales a Betty y, digamos dispuestos a jalar con Mariano (siempre y cuando les venga la orden de su jefa).

¿Es posible entonces, una alianza en el Congreso, entre priístas y panistas?

¿Tú qué crees?

Pero eso podría significar una vida imposible al inminente y caprichudo gobernador (a partir del  15 de enero de 2011).

Exacto, le atinaste.

En eso consiste un gobierno acotado.

Entonces, ¿Beatriz podrá contentarse con su ex secretario, Héctor Ortiz?

Ya sabes cómo se las gastan..

Las cámaras de Secoduvi, para filmar sus ineficiencias e impuntualidades

.

Con enjundia, el secretario de Obras, anunció la semana anterior que, se instalarían cámaras en las obras para monitorear su avance. Se hizo la maldad porque el más impuntual es él, ni siquiera podrá acabar la Plaza del Bicentenario.

Hace a penas unas semanas, el secretario de Obras, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) Adalberto Campuzano Rivero, anunció la instalación de cámaras de video, para monitorear avance de obras y cerciorarse que se usen los materiales indicados.

Pero ayer martes 10 de agosto, reconoció que la faraónica Plaza del Bicentenario, no se culminará en septiembre, y hasta bromea sobre el tema, señalando la existencia de obras que se habrán de inaugurar antes de los festejos, y otras… después (lógico, verdad).

Entonces, busca culpables.

Ah!, la mejor coartada es señalar como responsables a los necios trabajadores de la Secretaría de  Salud (Sesa) que no querían dejar sus oficinas para mandarlos al peor edificio en Chiautempan, por el que cada mes de paga una fortuna.

¿Y el puente del libramiento que se hunde?, ¿y el elefante blanco inconcluso del recinto ferial de Chiautempan?, ¿y el Puerto Seco?

Oiga, lo mejor sería reconocer la incapacidad de la administración estatal para sacar adelante estos pendientes. Y, ¿culpables?, pues yo diría que uno de los principales es mister Wilfrido Domínguez, otro de los íconos orticistas de la impunidad, dos de cuyas últimas travesuras son, el multicitado recinto ferial chiautempense, y unas cabañas construidas en la espesura boscosa de la Malintzin, en las que se puede apreciar que se erigieron para salir del compromiso de manejar el Instituto Inmobiliario de Desarrollo Urbano (Induvit).

En otras palabras, Wilfrido es una de las fallas más graves del presente régimen.

Esto tiene su costo, económico y político. Perjudica la dinámica asumida por quienes llegaron a apagar el fuego en la Secoduvi, aunque para ello debieron medir fuerzas con la costurera más reconocida (y guapa) de la comarca. Ah, sí, la misma que corta satines y gasas en las oficinas de la Oficialía Mayor, en la cual trabaja de titular.

¡Mira nada más!

Lo que son las cosas, verdad. Entre ofrecer simpáticos juegos para vestir sanitarios y convertirse en el ama de llaves del gobierno, pasando por la responsabilidad de asignar obra pública, hay otra historia, interesantísima de contar.

Yo creo que el Congreso tiene a esos dos funcionarios en su agenda.

También considero que los señores diputados integrantes de la Comisión de Obra Pública, tienen la obligación de citar a ambos como la primera fase de un profundo trabajo para asignar la parte de culpa que cada cual tiene sobre la grave tragedia en torno de la obra pública en el presente sexenio.

Digo, esa será la primera parte, porque la complementaria corresponde al “experimentado” Adalberto Campuzano Rivero, explicar hasta dónde llega el daño al patrimonio de los tlaxcaltecas, en manos de quienes esgrimen desconocimiento, senilidad o, protección; y aquellos otros que muy sentados en un gran trono, fueron incapaces de, por ejemplo, terminar una obra emblemática en la fecha para la cual fue planeada.

De las anécdotas post electorales

Dicen que el diputado local al que Adriana encargó la coordinación electoral de la campaña, dormía una deliciosa mona a eso de las ocho de la noche del cuatro de julio, motivo por el cual reinó el caos entre representantes panistas de casilla.

En consecuencia, la cada vez más elevado mohín de la Dávila la lleva a tomar decisiones como, impedir que un miembro de esa estirpe política (se ha de referir a Adolfo Escobar) asuma como coordinador de la fracción parlamentaria.

O sea, las leperadas de la seño Adriana, no están tan alejadas de la lógica.

El asunto empeora porque su muy amigocho, el “Gera” Ruiz Mateos, bien que escucha sus lamentos y ha llegado a presenciar sus rabietas.

Ha de ser por eso que delegaciones como la del IMSS carecen de titular (se supone que ya debía haber asumido el diputado Julián Velázquez Llorente).

Ello hace mayor la creencia en el sentido de en el PAN de Tlaxcala, de veras no queda piedra sobre piedra.

Mi pregunta es, ¿entre tantos problemas, Adriana ya tendrá una estrategia para cumplir con el encargo de conservar 193 mil votos en las elecciones de 2012?

I think that’s imposible.

La LIX, un Poder en decadencia

.

Hablar de diputados camaleónicos y ausentes de cualquier rendimiento ya no es noticia, sí en cambio, ver al monstruoso submundo de corrupción anidado en oficinas de funcionarios ladinos, letales, ¿panistas?


Cualquiera se escandaliza con el camaleonismo, el escaso rendimiento, desde luego la falta de transparencia, pero sobre todo la nula voluntad de los integrantes de la actual legislatura, para hacer un papel por lo menos decoroso, ante un pueblo sorprendido por el 2.9 de calificación otorgado por la Caiptlax.

El “camaleonismo legislativo” tiene dos indignantes ejemplos: Aristeo Calva, el priísta más panista, o mejor dicho, dócil instrumento del Ejecutivo, dispuesto a activar al submundo latente en Allende 31, para merecer alguno de los estímulos que lo ponen tan pero tan alegre, como hoy lo es su priísmo a toda prueba y, a los pies del gobernador electo, “para ver qué se ofrece en la casa” (sí en la casa tricolor).

De tan repugnante hechura, Antonio Mendoza, habrá labrado su nombre en piedra maciza como el perredista presto a la división de su grupo parlamentario, según le llegase la instrucción del Poder al que sumiso sirvió, en la medida que el banco lo consideraba más importante.

Del escaso rendimiento quién se salva. Tenemos casos patéticos como el del quijote fumador, ¿digno representante? del magisterio. Con el propósito personal de aparentar que se hace mucho, más con una evaluación acorde con lo que puede aspirar el señor diputado Enrique González Sandoval, el de las tantas iniciativas y de los tantos fracasos.

Oiga usted, ni qué decir de los diputados que, maltrechos, regresaron a cobrar tras abandonar una nave, con la que se comprometieron a hacer leyes, a velar por los intereses del pueblo, y abordaron otra, la de la aventura electoral, la que les dio el aprendizaje más caro de sus, “carreras políticas”.

¿Qué me dice de Irma García Izozorbe, y sus planes irrefrenables de poder? Sus notas son indignantes. El fracaso electoral le hará madurar.

¿En qué contribuyó Edgar Carvajal, a lo largo de estos casi tres años de cobrar, eso sí muy puntual?, ¿Usted lo sabe?

De qué sirvió a Víctor Hugo Cahuantzi, el cobro adelantado de su sueldo para perjudicar a su suplente, si de todas formas tronó el cuatro de julio.

Es que en esta legislatura, salvo contadas excepciones ha campeado la frivolidad.

Y cuando uno piensa que todos estos ejemplos de cómo no debe ser un legislador, comprende las razones esgrimidas por la Comisión de Acceso a la Información (Caiptlax) para condenar por tercer año consecutivo a este colectivo de grillos, unos peores que los otros, pero todos con fuero constitucional.

Oiga, y ¿qué desempeño tienen los funcionarios de esta legislatura?

Creo que responden a los intereses de sus jefes.

Un área, la administrativa, merecería por el bien de Tlaxcala, que su titular, Félix Solís Morales, apartara las manos de chequeras y nóminas, para que estas se analicen peso por peso, acto por acto.

En la vida del Congreso ningún ex diputado panista había concentrado semejante poder, hasta que llegó Solís. Trae encima –y lo reconoce – desde señalamientos de acoso, hasta sospechas de aberrantes actos de corrupción.

Mas la conciencia del secretario administrativo, suponemos, se halla a salvo de cualquier acusación. Y sobre todo, ahora que al PAN  no le ha ido nada bien, pues debe ser el primero en abrir sus libros de par en par para que los nuevos diputados, sobre todo los priístas, sepan si la Legislatura LIX, peca de algún exceso que, pudiera heredarles indeseadas deudas adquiridas en el nombre del PAN ¿mal utilizado?, y con la aparente protección del Ejecutivo.

Hemos sabido que Solís se asociaría con un diputado, también panista, para editar miles de ejemplares con la legislación electoral –por cierto con incontables errores – con dinero aportado por ¿el IET, el Congreso?

He aquí un verdadero monstruo con piel de oveja panista. Ladino, responsable de sembrar un clima asqueroso, con planes de permanencia y crecimiento, no sabemos si a costa del dinero del pueblo (bueno, al menos así se le llama al presupuesto del Legislativo).

Cada que,  sé de él, imagino aquella tira cómica de pinky  y cerebro, es decir a nuestro persojane, el ladino y su pareja, el próximo derrotado de Apizaco, con alguna de sus formidables frases: Pinky:- Cerebro, ¿qué vamos a hacer esta noche? Cerebro:-Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky. ¡Tratar de conquistar el mundo!

Revela magistrado Lara Amador, posible anulación de elección en Apizaco

.

No hace más que seguir la línea que le trazaron mandos superiores. El afectado, Orlando Santacruz, no sólo enfrenta cuestiones legales, se convirtió en vínculo entre los dos gobiernos, como el objetivo condenable.

Según el presidente de la Sala Electoral Administrativa, crecen las posibilidades de que se anule la elección municipal de Apizaco, debido a que el hoy alcalde electo, el panista Orlando Santacruz Carreño, “rebasó los topes de campaña”.

Podría advertirse predisposición en el juzgador y, en consecuencia un lógico atamiento de cabos nos revela que en este caso particular hay intenciones políticas dispuestas a pasar por alto el frenético pleito iniciado, incluso antes del cuatro de julio, entre el hoy ganador sostenido con alfileres y una serie de frentes, abiertos con visible facilidad gracias a la soberbia como firma de la (su) casa.

Estamos convencidos que este mes ha sido de vida artificial al triunfo de Santacruz.

Y más lo estamos de que en el hundimiento de su causa ya campea una instrucción superior, dispuesta a no contener la llegada de alguien afín, dispuesto a la incondicionalidad, para administrar los destinos del municipio que ha cobrado notoriedad por los dobles diezmos exigidos por regidores a empresarios para tomarles en cuenta en la asignación de obra pública.

Es doloroso confirmar el desencuentro entre el sedicente mega abogado y el grupo político al que se debe. Alguna causa debe haber de peso, que no se pudo hallar un resquicio de solución.

Si alguien, con la bendición e impulso de la red (de Guadalupe Lozano) sentía grandes posibilidades de sentarse en la oficina más grande del palacio municipal apizaquense, pues era Arturo Rojas.

Pero avanzado el trecho electoral se detectó una muy relativa respuesta a dicha causa en las encuestas, por lo que el apoyo, tanto de la red como de otros grupos leales al orticismo, se sesgó hacia el popular comerciante (el zar del WC) y ya una vez alcalde, Reyes Ruiz Peña.

Aquí algo interesante. Primero, Reyes perdió por 151 votos, pero ganó el aprecio del hoy gobernador electo, Mariano González, con quien compartió momentos apasionantes en el desarrollo del proyecto.

Ruiz Peña, salido del gabinete orticista –donde se desempeñó como director de Pensiones Civiles – sufrió la persecución de un Orlando Santacruz que, le urdiría un proceso judicial relacionado con su cargo en el gobierno, y lo encarceló.

El plan era imposibilitarlo para contender el cuatro de julio. Pero falló.

De estas maniobras tomaron nota los respectivos equipos de Héctor Ortiz y de Mariano González, y al parecer, ambos bandos vieron por fin un vínculo a sus intereses: Apizaco.

Pero hacía falta alguien como Orlando, con la suficiente perversidad para conmover a los dos viejos priístas (uno enfundado en un pants panista), de tal suerte que Ortiz, decidiese romper cualquier relación con el sedicente abogado prodigio.

Del otro lado, un propio consultaría al gobernador electo sobre cómo tendría que concluir la Sala Electoral Administrativa (SAE), respecto al bochornoso papel desempeñado por el panista, no solo en las maniobras legaloides y a la disposición de recursos federales –que a final de cuentas lo sepultaron pues su uso rebasó los topes legales.

Y la instrucción ya la imaginará usted.

Al tiempo, Reyes no perdía oportunidad de reunir simpatizantes y organizar marchas. Su nuevo jefe político, Mariano, así lo habría instruido, “para que el caso Apizaco no decayese, sino al contrario”.

Y Ruiz Peña, consistente y sabedor que su persistencia le significa triunfo, así lo acometió.

¿Qué es la moral?

Me llama la atención un evento captado por la sensible reportera Guadalupe de la Luz, en la Central Camionera de Tlaxcala.

Ocurre que dos muchachos gay aguardaban la salida de un autobús.

Se mostraban afecto, pues eran pareja.

Pero eso incomodó al vigilante de guardia en dicha instalación, quien apeló a “la moral” para que dichos individuos abandonasen sus muestras de afecto. Hay “otros lugares”, les advirtió, al tiempo que los condenaba porque eran presenciados por niños, entre otras personas que para el gendarme, pertenecerían al lado normal de la humanidad.

Cómo creé usted que van a reaccionar elementos bajo el mando de un secretario de Seguridad Pública, a quien sus subordinados han llegado a rescatar cuando, el peligros estado de embriaguez mostraba un arma sin importarle la presencia de civiles y niños.

Disculpe usted si le formulo esta pregunta. ¿Qué es más condenable, la pareja gay de la Central o, el militar retirado, embrutecido por el alcohol y, armado, amenazando a personas que lo mismo caminaban por el rumbo que, viajaban en combis, según lo relatan notas periodísticas?

Mientras eso acontece, el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, con una cautela, digamos excluyente, se refiere a los matrimonios gay como algo a lo que se debe respetar, aunque advierte que no cejará en inculcar el valor del matrimonio entre personas de distinto sexo, como Dios lo diseñó, pues de ahí viene la familia.
Temas, los dos, de lo más actual.

Adriana y su anticipada campaña al Senado o, Los Pinos no baja la guardia

.

La oficina estará en Primero de Mayo y habrán de pasar lista los delegados federales, pero Adriana dice haber ganado por sobrado mérito los 194 mil votos ¿apoco?


Adriana Dávila regresó. Publicó un desplegado en el que presume los casi 194 mil votos obtenidos el cuatro de julio anterior. Y de una vez anuncia que alzará la voz si lo juzga necesario, aunque no piensa ser obstáculo para ningún gobierno (o sea para Mariano).

Si Adri nos dijese que quiere aprovechar los resultados de la multimillonaria campaña que involucró al Gobierno Federal, a la administración Ortiz y colapsó con la dimisión de Minerva Hernández, para ser una popular candidata de su partido, el PAN al Senado de la República, no consideraríamos tan mareador el rollo mediante el cual grita: ¡hey, no me dejen fuera, yo también quiero tener mi imaginario gobierno paralelo!

¿Recuerda el atento saludo a Adri desde Los Pinos luego del sainete que les hizo, culpando a Ortiz de su derrota?

Fue más o menos de las de aquí:

“Te incorporas aquí en un puesto acorde a tu capacidad o, tomas el liderazgo del partido en tu estado y reanudas tu carrera política… y ya sabes, cuentas con las delegaciones federales, con la encomienda de mantener saludables los 194 mil votos para la elección de 2012”.

Así que ahora la “rompedora de barreras” nos lanza un mensaje que en el fondo dice: “no hay pex, perdí, pero como cuento con el apoyo del ‘aiga sido como aiga sido’, me instalo en la calle Primero de mayo y, le sigo metiendo mano a ciertos programas federales; así, mantengo encendida la veladora del calderonismo en tanto patrocinador de mi otra campaña, al Senado”.

Hay que considerar que esa candidatura era para Héctor Ortiz, el premio a su valiosa contribución para alcanzar los casi 194 mil sufragios, mismos que Adri insiste en ver con suyos.

O sea, pasa por alto el trabajo de la Red de Mujeres (cuyos candidatos, en su mayoría ganó) y de los liderazgos regionales leales a Héctor Ortiz, así como de los tres generales (Islas Chío, Velázquez Nava y Quiroz Pérez) quienes movieron el abanico como en sus mejores tiempos de marquesas.

Las cámaras de Secoduvi

Un aplauso al secretario de Obras, Adalberto Campuzano, por instalar sistemas de seguimiento de obra a través del video, y además, colocar estos avances en la web a través de http://www.secoduvi.gob.mx

Nada más una pregunta. ¿Por qué lo hacen cuando faltan cinco meses de gobierno?

Eso hubiese sido formidable al inicio de la administración. Chance y habríamos visto en youtube los desfiguros de Wilfrido Domínguez, ya sea en su plan de senecto conquistador o, utilizando las escaleras exclusivas para dar servicio a su oficina, la más linda de Secoduvi.

Que en estos esfuerzos contraten cámaras submarinas para que el mundo vea las causas por las cuales se hunde en el río Zahuapan el puente más importante del Libramiento.

Que también escuchemos las conversaciones de ingenieros residentes cuando temerariamente ordenan cambiar de grosor las varillas que, finalmente irán dentro del concreto y que nadie podrá ver.

Eso sería una respuesta a la transparencia demandada por ciudadanos y nuevas autoridades.

Numeralia en el triunfo de Mariano

Un amable lector nos envió un análisis digno de compartir con todos ustedes:

Don Mariano, tiene mente de adolescente y adolescente que por siempre quiso tener un charpe para matar a los pájaros.

Una parte de los tlaxcaltecas y los arreglos de arriba, le regalaron el charpe y se ha dedicado no solo a matar pajaritos sino a tirar con su arma infantil a todo el mundo como si no entendiera que siendo el gobernador, si es cierto que está harto de las corrupciones y que no dará chamba a ninguno de sus cuates, todos corruptos en otras épocas como Yayo, su consentido, podrá meter a la cárcel a todo aquel que haya tomado recursos del erario para sí o para su familia.

Claro, tendrá que haber olvidado cómo hizo el dinero que hoy tiene manejando las arcas del estado en dos ocasiones, la primera siendo yerno del gobernador, su maestro don Emilio Sánchez Piedras, porque de hacendado tenía solo la fama. Su familia estaba acabada económicamente cuando terminó sus estudios.

Pero una cosa muy importante para el presente es que debieran ustedes hacerle entender que no debe destacar tanto que el 60% de electores emitieron su sufragio y que debe aceptar la realidad: El obtuvo 231,631 sufragios, Adriana 193,689, Rosalía 32,371, Minerva 24,436 y se anularon 16,296.

Esto quiere decir que sumando a sus contrincantes y los nulos (que no fueron para él), son 266,792 en su contra, pero si se agregan los 292,109 que se negaron a ir a votar, entonces Mariano tiene a su favor 231,631 y en contra 558,901 porque en total somos 790,532 electores.
No debe ser su obligación respetar y tratar de  ganarse desde ahora a este significativo número de tlaxcaltecas que no simpatizan con él?