[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘apizaco’

El adiós de Ortega a los ruedos, pero aún no se aclara si será o no alcalde

.

Su comportamiento no debería ser como el del diestro tras el burladero, pidiendo a la Vírgen lo cubra con su mantilla filipina, en su mejor escenario lo aguarda una vida regida por las leyes.

img1086

Rafael Ortega, el alcalde electo e impugnado de Apizaco, comienza mañana la gira de despedida de lo que podría ser una nueva cefalea en su vertiginosa carrera política.

Han llamado a esa serie de corridas, la despedida del mestizaje, y tienen -según vemos– un propósito múltiple: cosechar aplausos con un público que seguramente le es leal; pero también poner en práctica una aventurada medida, casi jugarse la vida de político, pues a diferencia de los minutos que dura una lidia, los tribunales tienen sus términos para que sea posible determinar si cortó o no rabo en la elección del siete de julio.

Tiene mucho que ver el apresurado actuar del diestro con su destino en el ruedo de la grilla. Mas esto de las leyes tiene tal distancia con las monedas al aire que cualquier profesional de estas lides preferiría una conducta discreta hasta tener en sus manos el reconocimiento del Trife porque, ya imaginarán ustedes que un descalabro de esta envergadura debe ser muy dificil de superar.

Ya lo veremos mañana sábado en Huamantla, en ese reencuentro con sus seguidores tlaxcaltecas, acostumbrados a ver a un hombre limpio y valiente, y no a un torero que ha devenido en vil candidato chanchullero.

De los guaruras de la casta divina

Tenía que ser... la conducta digamos relajada del gurarua y chofer de la niña de la casa -se acuerda que echó tiros en una cantina- puso al descubierto que el personal de papi, del medio hermano (es que está chaparro) y de la propia afectada, carecen de las correspondientes autorizaciones oficiales.

O sea, a quienes creemos garantes de la Ley andan con escolta chocolata.

Ni licencia actualizada para portar armas ni un poquito de formalidad para considerar prioritario el no andar como patrulla de Zacatelco (sin placas) como le gustaba a un ex presidente espurio del PRI.

El asunto es delicadísimo. Nadie, así sea guardaespaldas del más influyente de la comarca, tiene derecho a comportarse como delincuente.

Es ofensivo que cientos de policías fueron cruelmente corridos porque reprobaron los exámenes de control y confianza, mientras estos, bravos como pitbulls, andan sueltos y armados, una singular amenaza que subsiste en un grave, ilegal, escandaloso entorno de impunidad.

Es momento que autoridades estatales y federales exijan a toda escolta, de personajes públicos o privados, los correspondientes documentos que lo confirmen como no delincuente.

Dígame qué diferencia hay entre toparse con un zeta y con uno de estos energúmenos, armados, groseros y por si fuera poco, borrachos… ¡indecentes!

La sensacional Feria de Huamantla

Saludos y felicidades a los habitantes de este Pueblo Mágico, de fiesta en honor a Nuestra Señora de la Caridad.

Sólo una súplica. Que la Huamantlada no se convierta en escaparate de descontrol con ríos de cerveza y mares de intoxicados, mientras los de siempre hacen el negocio de su vida.

Sin duda, los ojos del mundo están puestos en el arte efímero de los tapetes huamantlecos y en las bellísimas tradiciones que en cualquier parte del mundo, nos visten no solo a los huamantlecos sino a todos los tlaxcaltecas.

No crean que es una gracia ver borrachos morir destripados por los toros. Esa es la peor publicidad para una tierra hace esfuerzos por incrustarse en los conciertos nacional y mundial de la promoción turística.

Anoche, reunión Dávila-Cordero con Osorio Chong… luego, reafirmación del Pacto por México

.

Suponemos que el tema toral fue el cochinero de Apizaco… * Comienza a crecer la posibilidad de la anulación…** Dice Alicia Fragoso que su presencia en Apizaco fue para que no se robaran los paquetes, nada más…

img633

De las cosas simpáticas de la política. El ex delegado de Gobernación  -panista como el solo- de repente le salió el espírtu  tricolor que todos (los que son como él), ¿y qué creen?, ha dejado correr la versión en el sentido de que el portento de triunfo de Rafa Ortega en Apizaco (ajá-ajá) se debió a lo impactante que resultó que se le adhiriese, igual que una seño diputada (que ya no lo es) de cuyo nombre no me quiero acordar.

De las cosas no simpáticas de la política. A penas ayer se había reincorporado el doctor Jorge Luis Vázquez Soto, mejor conocido como el compadre don Loncha, y así como llegó, zaz, se fue.

Ya en corto alguien tuvo la decencia de comentarle que su compadre (el más lépero de Tlaxcala) todo le perdonaba en esto de la elección donde Rafa se tambalea, ¡menos la campañita nacional donde Ciro Gómez Leyva, Sergio Sarmiento y Denisse Maerker, tiraron candela contra el cochinero del que tanta tinta se ha gastado.

De los asuntos en las butacas de Bucareli

Anoche mismo trascendió que en las oficinas del secretario de Gobernación, dos personajes robaron cámara: los senadores Ernesto Cordero y Adriana Dávila Fernández.

Si en la atadura de cabos vimos a un titular de la Segob, reafirmando más nochecito al Pacto por México, con el reconocimiento de los los presidentes Madero y Zambrano, PAN y PRD respectivamente, pues, o el asunto Apizaco subió su categoría para sumarlo al rotundo triunfo albiazul en Baja Californa como parte del botín panista, o por ahí se pactó lo que pudiera ser la anulación del cotejo.

Una vez en el IET la impugnación presentada por el ex candidato inconforme, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, comienza la cuenta regresiva de la esperada respuesta de la Sala Unitaria Electoral Administrativa, cuyo titular el ex orticista y hoy marianista, Pedro Molina, pues ni modo que escuche a los enemigos de su patrón.

Ocurridos dichos actos (la reunión con Osorio y la impugnación) insisto en que la medida menos lesiva sería la anulación.

¿Ve usted algo mejor a estas alturas que ir de nuevo a las urnas?, ¿no se le hace que eso sería mejor que reconocer el papel delincuencial de una bola de gentes del ejecutivo?, ¿y del IET?

Otros dos detalles

Dicen los cronistas taurinos que Rafael Ortega no recibió la constancia de mayoría entregado por el IET porque se había trasladado a una plaza lejana, pues su trabajo de matador de toros está sujeto a compromisos agendados. Por eso el documento lo recibió el representante del PRI ante ese organismo.

Lo curioso son los comentarios a ese respecto:

1.- Ante la prensa especializada (que cubre actividades taurinas) Ortega adelantó que como alcalde su obligación será defender la fiesta brava. Lamentó las pésimas condiciones en de la plaza Rodolfo Rodríguez «el Pana», y anunció que habrá grandes eventos taurinos.

2.- Pero no crea que los cronistas taurinos lo trataron tan bien. Una de las columnas más populares publicada por ESTO, señala: Rafael ni es tan buen torero como para considerar el triunfo electoral una especie de reconocimiento a su arte… es un torero poderoso, pero no bueno… insistió esa pluma.

El cariño de todos los apizaquenses a Ortega es incuestionable. Claro, hasta antes que el diestro hubiese optado por volverse tricolor. Por un lado quedaron frustrados sus seguidores, panistas, perredistas o ciudadanos simples pero aficionados a la fiesta brava. Por el otro, una creciente oleada de antitaurinos lo juzga como un ignrante asesino de animales a punto de llegar al poder en ese municipio.

Y sobre eso, el primer espada tlaxcalteca reclamó argumentando el elevado nivel cultural de todos los toreros.

Por cierto, quien jura por esta que su presencia en el Comité Municipal Electoral de Apizaco, fue nada más para ver que no se robaran los paquetes de votos, es la procuradora Licha Fragoso.

Le pegaron las críticas de la senadora Adri.

Creo que todo se aclararía en cuanto nos dijeran qué salió de aquella reunión entre Cordero, Dávila y el secretario de Gobernación.

El proceso, con altibajos pero saldría; entonces se activó el plan González, y todo se ensució

.

Parece que el favor no pedido conocido como el plan González, va a arrojar terribles costos políticos que involucran instancias superiores.

img588

La falta de armonía entre las decisiones tomadas en la oficina del gobernador Mariano González Zarur y otras, tal vez con mayor planeación y con un rumbo más definido y tienen sus consecuencias.

1.- Cuando Rafael Ortega levantó la mano para participar en el proceso interno del tricolor, Mariano le envió el más desdeñoso mensaje: “zapatero a tus zapatos”. Era claro que González tenía otros planes para su querido Apizaco, y veía muy remoto que Rafa, todo un caso de la cultura de la superación, pero falto de casta, pudiese aspirar a semejante cargo. No tenía, ni iba a tener el beneplácito del hacendado.

2.- Entonces el matador tocó otras puertas. Seguramente recordó la excelente relación con el ex gobernador de Hidalgo y hoy, ni más ni menos que secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Al ver la actitud marianista de exclusión, seguramente lo platicó con su buen amigo el hidalguense y, juntos urdieron un plan que, creo llegó hasta el cierre de las casillas, el siete de julio.

3.- El equipo mariano habría metido las manos por todos lados, aun donde no lo llamaron. En 43 municipios de plano tronaron;  pero les interesaban los distritos… así es que a como dio lugar, se hicieron con 12 de ellos, en medio de críticas e impugnaciones.

Trato de entender que la alianza con Osorio Chong no fue ganadora de la elección. Poco más de 140 votos marcaron la diferencia, pero el proceso constitucional transcurría sin sobresaltos –salvo el terrible bodrio llamado SARJE.

En ese momento se activaría el plan González. Y el equipo completo –creo que sin que se los pidieran- se transformó en el team de Misión Imposible. Y tras haber perdido cuanto pudieron, se concentraron en Apizaco… la cosa era quedar bien con la superioridad.

Madrugada del ocho de julio. Un aparatoso convoy llegaría a las instalaciones del Consejo Municipal del Instituto Electoral de Tlaxcala en Apizaco. Era la procuradora Alicia Fragoso Sánchez, narra una serie de crónicas locales y nacionales.

Lo que pocos sabían es que al frente de los municipales resguardando los paquetes estaría Orlando Santacruz. –Nos los llevamos… -No se los llevan… en fin, visitante y anfitrión llegaron a tal nivel de enfrentamiento que, nos dicen testigos, ministeriales y municipales se apuntarían con sus armas. Eso estaba a punto de convertirse en un infierno.

Una llamada telefónica irrumpió. Licha daría el teléfono a Orlando. Del otro lado, la voz más lépera de Tlaxcala… inventando majadería nuevas y soltándolas todas de sopetón a quien sostenía el aparato junto a su oreja.

No lo escuchó. Eran momentos importantes. Se realizaba la defensa de los votos. Pero esa particular voz aplicaría el monopolio de la violencia (del Estado, claro) para imponerse.
Alguien recuerda una de las últimas frases: “… si no sabes de política, para qué te metes”.

Horas después se dio el terrible viaje de las Mercedes Benz (no eran subúrbanes). El plan González se había activado. De entonces a la fecha, las instancias bajo la batuta mariana sabían qué tenían que hacer.

Solo así me puedo explicar por qué Rafa no recibió personalmente la constancia de mayoría.

1.- Esas instancias locales arrebataron, pero su fortaleza es relativa.

2.- Siete votos es una diferencia tambaleante.

3.- El hilo se romperá por lo más delgado: los consejeros municipales, quienes  ya enfrentan denuncias penales en su contra. Ellos carecen de fuero constitucional.

Los que regresan a la chamba

Tras las elecciones, llama la atención que, aquella advertencia del gobernador, de no recontratar a quienes solicitaron licencia, se la llevó el río.

Regresa Aldo Lima al Instituto de Desarrollo de la Vivienda de Tlaxcala. Encabezó una poco exitosa comisión priísta con miras legales para asesorar candidatos.

Regresa el doctor Jorge Luis Vázquez Soto, a una secretaría de Salud que en su ausencia prácticamente estuvo paralizada.

Y el regreso que inevitablemente se va a dar, pues es el del subsecretario técnico, Mario Armando Mendoza Guzmán, tras el papelón hecho en el proceso electoral.

Sánchez Anaya, la tabla salvadora de Mariano, una víctima de su propio temperamento

.

Entre hacendados el lenguaje es muy parecido, más si son primos, como Alfonso y Mariano. *El triunfo de Ortega en Apizaco, sostenido por alfileres.

Caricatura Manuel Cavazos Lerma, PRI, Delegado CEN, Burla, Apizaco, Tlaxcala Online

¿Qué mueve al ex senador Alfonso Sánchez Anaya para sugerir diálogo a su pariente el gobernador Mariano González Zarur? Es claro que quiere aprovechar el rechazo de la Izquierda tlaxcalteca a la senadora Lorena Cuéllar Cisneros.

Caricatura, Miguel Angel Osorio Chong, Gobernacion, Trampa, Fraude, Apizaco, Rafael Ortega, PRI, Tlaxcala Online

No duda en condenar el exceso de partidos contendiendo, como tampoco en trasladarnos a sus tiempos, cuando a su versión de Izquierda  la aderezó con decenas de organizaciones sociales, todas marcadas por un agraciado activismo que mes a mes recibía en pequeñas porciones el equivalente a las prerrogativas de los partidos políticos.

El chiste era obligar a esos lidercillos izquierdosos a adorar su mesianismo. Y todo le funcionó de maravilla.

Alfonso sabe que estos casi tres años que faltan a González, no los podrá transitar solo. Como se trata de la gran decepción del priísmo nacional, el mandatario requerirá nuevamente los favores de la Izquierda… sólo así, pagando caro ese apoyo podrá concluir, casi de hinojos, y en el mejor de los casos, tirar la toalla, al fin que le da lo mismo estar aquí o en México, según lo dijo en corto a periodistas en la sobremesa del desayuno en Casa de Gobierno.

Los dos grandes grupos

Víctima de su propio temperamento, Mariano inicia más que debilitado la segunda mitad de su gestión. Tiene ante sí a orticistas y beatricistas decididos a dificultarle estos años restantes.

No serán los cañonazos de dinero tan efectivos como en la legislatura que llega a su fin. Se aproxima una disputa de curules para lograr la mayoría absoluta en los temas graves.

Y con liderazgos como los del ex rector de la UAT, Serafín Ortiz (PAC), y del empresario José Gilberto Temoltzin (PAN), la convocatoria se equilibra.

Por eso es tan importante la interlocución de Sánchez Anaya. Su influencia sobre los nuevos legisladores, Eréndira Jiménez y Santiago Sesín, es vital para Mariano.

Apizaco para el PRI, pende de alfileres

Parece que a Rafael Ortega no lo hace feliz la debilidad de su triunfo. Siete votos a su favor es todo lo que pudieron lograr con una presunta maniobra mapacheril de alta escuela, según las denuncias de los panistas.

Tan cerrados como están los resultados habría que esperar la deliberación de la instancia superior, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) porque aquí las instituciones, para desgracia de todos cayeron en una estrepitosa devaluación.

La ausencia

Ortega Blancas no recibió personalmente la constancia de alcalde electo. Lo hizo el representante del PRI ante el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), Leonel Ramírez Zamora. Una declaración más bien timorata a El Sol de Tlaxcala, sostiene respecto a la inminente judicialización del proceso:  «es un tema que escapa a nuestras manos, pero defenderemos nuestros triunfos».

Hoy lunes cambió el discurso del torero-alcalde electo: “atrás quedó el tiempo de campaña con la elección histórica realizada por los hombres y mujeres apizaquenses”.

Y vino el primer intento por superar el trago amargo de la confrontación en un IET actuando como extensión de los intereses de quien tiene obsesión por esta plaza: “ahora es momento de que en congruencia trabajemos parejo por la transformación de Apizaco y no desunamos con mentiras a nuestra gente”.

Cavazos, provocador

La visión reparadora de Ortega contrasta con la necesidad de reflectores de otros personajes de su partido.

Fiel a ese raro estilo que no abona a la frágil estabilidad del estado, el senador Manuel Cavazos Lerma, delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, opinó que a los panistas, «les asiste todo su derecho a patalear».

No es colocarlo como un ser odioso para los panistas, pero hoy lunes a eso de las cinco de la tarde, cuando se dé la primera concentración de albiazules en el Parque de Apizaco, quemarán como si fuera un judas a la imagen del tamaulipeco.

La guerra de nervios

El matador de toros es un ejemplo de triunfo merced al esfuerzo. Pero en los ruedos, donde por cierto la vida no es fácil. La política no es como cortar rabos. A él le ha tocado dar la cara; para ser más claros, lo están utilizando. Al no asistir al IET a recibir la constancia el diestro, queriendo o no, envió un mensaje al sistema este tricolor, asido a su muy deteriorada imagen. Algo así como, «no estoy dispuesto a un desgaste más si no hay una real garantía y no siete miserables votos».

Hasta ahí llegaron

Ha quedado claro que la colusión de funcionarios, operadores, miembros del IET y autoridades, hasta ahí llegaron: siete votos, a costa de una inversión  millonaria porque, no me diga que fue gratuita la supuesta operación suburban, la distracción del tráiler, todo este montaje que, en mejores condiciones no habría dejado al lidiador tlaxcalteca en un estado de semejante desventaja.

Siete votos, es todo lo que pudieron conseguir. Si el TEPJF lo revoca, como dice Leonel Ramírez, eso escapa a sus manos.

Hoy más que al día siguiente de la contienda, la causa priísta se da cuenta que ha mostrado todas sus cartas.

Creo que al triunfador Ortega -en los toros- lo castiga la incertidumbre tras haber aceptado un patrocinio tan perverso.

Evidencias de fraude; ¿Ensucia Osorio Chong la elección municipal en Apizaco?

.

En abierta disonancia con el discurso del presidente Enrique Peña, y su gran logro: el Pacto por México, la tentación de ganar con un aparente fraude parece haber invadido al mismísimo titular de la Segob.

img436

Lo que menos quisiera uno imaginar es a un hombre con la imagen de triunfador en los ruedos de Rafael Ortega, al vulgar aprendiz de político empecinado en ganar una elección, y utilizado por intereses superiores para, hacer de los comicios de Apizaco el estercolero que ahora es.

Primer acto, la poderosa supervisión

Nada lejano está aquella madrugada de martes, en que un par de camionetas cargadas con rostros desconocidos merodeaba el Consejo Municipal, allá en la Dos de Abril. No contaban con que los municipales iban a estar como pitbules, resguardando la paquetería electoral.

Mas tarde, una bola de guaruras (altos, güero y de ojo azul jeje) buscaban afanosos cualquier amenaza para su patrona, doña Licha Fragoso, quien hizo su aparatosa llegada al mencionado comité municipal, supervisó que los sellos de la paquetería no hubiese sido violada, y luego se fue, como siempre, como si alguien la estuviera esperando (o sea, en friega).

Segundo acto, de Apizaco a San Manuel, a vuelta de rueda

¿Acaso en el trayecto de Apizaco a la ex fábrica de San Manuel, personajes como extraídos de la cinta «La Gran Estafa» (cuyo nombre original es Ocean’s eleven, con Bratt Pit y George Clooney) iban escondidos en los ceniceros de las subúrbanes que, tan lentas como nuestro progreso, les dieron chance de sacar boletas y marcarlas, para inutilizarlas?

No lo descarte eh, pero la pifia de fraude intentado muy a fuerzas pese a que los panistas cuentan con cada una de las actas, firmadas por todos los representantes y que le dan una ventaja de poco más de 140 votos, muy lejos de hacer un héroe a Ortega, lo llevan de la fama al desprecio colectivo, pues nadie conocía esas muecas, entre mapache de nuevo cuño y pseudo cacique asido a la rodilla del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (al menos esa ha sido la versión que el matador ha dejado correr).

Tercer Acto. ¿Y el Pacto por México?… bien, gracias

Se ha puesto de moda que los elevados intereses del país sean superados por los altos mandos, ¿a sus órdenes?

El hecho es que mientras el presidente Enrique Peña Nieto, se desgañita aduciendo conceptos democráticos de avanzada, en provincias como Apizaco, claramente identificadas con los afectos e intereses del titular de la Segob, la propuesta peñista quedó reducida a viles heces.

Parecen una mancuerna del mal: Osorio Chong-Ortega Blancas. Uno, suponiendo que en Tlaxcala puede lograr lo que en su estado natal, Hidalgo, donde su partido no deja de tener carros completos en cada proceso electoral.

Osorio Chong ignora que aquí somos campeones en alternancia, como dice el resignado (y un poco mañoso) gobernador tlaxcalteca, Mariano González Zarur.

Error uno: pensar que fraguaría la estrategia de explotar la popularidad de un triunfador de la fiesta brava. Error dos: que ese personaje de veras creyera que su destino siempre fue ser autoridad. Error tres: recurrir a acciones tan básicas y riesgosas para sus propios intereses, como alterar los paquetes ignorando las actas, firmadas por representantes de todos los partidos, incluido el PRI, señalando un resultado claro.

Ya imagino la instrucción al hoy matador: …tú no dejes de hacerla cansada, nosotros nos encargamos del resto. Pues uno y otros incurrieron en el error de su vida. Mire que un engaño colectivo a estas alturas, nada más cabe en una mente lunática.

Resultó el SARJE el gran negocio entre cuates

¿Qué va a pasar cuando Eunice se canse de tanto ocultar las verdaderas causas de la caída del SARJE? Sí, porque nos estábamos yendo con la finta de que el presupuesto de 16 millones de pesos había sido sub utilizado por el Consejo General del Instituto Electoral de Tlaxcala, cuyos integrantes acordarían la contratación de una empresa barata, de quinta, con los resultados que todos conocemos.

¿Y si un día, Eunice revela que esos 16 millones de pesos fueron dados a un apizaquense de dudoso historial en materia electoral, en mismo contexto que ocurrió lo de las chamarritas, baratas, feítas y caras como ellas solas?

¿Y si resulta que así como Tonchis hizo negocio con las chamarritas, en el caso del SARJE, el negocio pudo haber estado en manos de un tal Antonio Blanco García Méndez?

¿Estará consciente ese señor de la inestabilidad en que metió al estado al contratar servicios francamente malos, lentos, y con un software que a la voz de ya tiene que ser presentado ante instancias superiores, primero para comprobar su licitud y segundo, para ver cómo los costos estrangulados dieron pie actos de violencia?

¿Qué castigo merece el responsable de esta crisis?

¿Cuándo Eunice va a soltar la sopa?

El apasionante mundo de las candidaturas tlaxcaltecas… Tlaxcala, Apizaco, Guadalupe… nombres

.

Si alguien conserva el poder como cuando el orticismo se hallaba a plenitud es Guadalupe Lozano Tovar, dispuesta a no ceder a la hora de exigir la plaza de Apizaco y llevar mano para palomear la plaza de Tlaxcala.

img11156

A la hermana del, «cuñao» se le guiza aparte. No ha dejado sus redes de mujeres. Y mucho menos la inflexibilidad con Héctor su cónyuge, para que los mapas que ella diseña sean llevados hasta sus últimas consecuencias.

Y si en Tlaxcala la incomodó la posibilidad de aliar al Partido Alianza Ciudadana con el Verde, para recibir de nueva cuenta al (ex) cachorro del orticismo, Antonio Velázquez Nava, en Apizaco, de poco sirvió dibujar  a la familia feliz, con Adriana y Orlando.

Bueno, de todos modos orticistas y panistas habrían votado por quien quisiesen. Aquella alianza era nada más sobre la mesa, pero a la hora de la verdad, lo que se impone es el llamado voto diferenciado.

Vemos que el panista Jorge Luis Vázquez Rodríguez, no ha dejado de ir sobre la línea marcada originalmente, y que ahora, con la llegada de Justo, pues el panorama se amplía. Y queda claro que en la grilla, no por mucho madrugar amanece más temprano…

Quizás la desventaja para Justo es que llega muy tarde. Tal vez la polarización a la que llama su invocación sea otra desventaja. Muchos lo conocen, pero no todos de forma agradable. No es la fama pública lo que ayudará a este recién desempacado, sino la intención del voto. Y eso, quienes lo buscan lo van a ver hasta el siete de julio. Antes no.

Seguramente otro obstáculo para Lozano, es la animadversión de Reyes Ruiz hacia él. Lo considera inmoral. Sus razones debe tener. mas al día de hoy son estos dos personajes quienes concentran las miradas menos afables. También lo veremos el siete de julio.

Tlaxcala, la desagradable sorpresa…

Desagradable para los que ya estaban formados y habían hecho números alegres.

Hay de candidatos a candidatos. Como las manzanas. Unas tienen su perfume y hasta vienen con una etiqueta. Las otras son caseritas… panocheras…

Y la diferencia va a estribar en las estrategias planteadas. La elección del alcalde tlaxcalteca no se va a definir por los partidos y su convocatoria. Serán las alianzas de facto, los grupos que uno a uno se sumen a cualquiera de los proyectos. Será el que menos se desanime pese a lo agreste del terreno.

Lo que sí es un hecho es que entre todos, uno resultó damnificado: Adolfo Escobar.

Acostumbrado a dejarse querer, por muchas razones no ha sido un sujeto que se crezca al castigo. Como candidato es francamente malo, pues no se le ha hecho ganar una sola elección. Siempre explotando el azul panista como factor de negociación.

Y así llegó a ser secretario de gobierno de Tlaxcala.

Mas a la hora de tejer fino lo superan sus manías. Una de ellas es que otros hagan por él lo que debería.

Hoy lo vemos taciturno. La alianza entre el PAC y el PAN, con la cual iba en caballo de hacienda, se malogró.

Entra al quite la ex directora de la Escuela de Eduación Física, Alejandra Ortiz.

Y el PAC conserva sus activos para su interés genuino.

Así que Adolfo, de plano se desbarrancó.

Otro que no despega es Paco Hernández. Ser ayudante de la senadora Lorena Cuéllar no garantiza que la gente lo acepte. Ser alcalde va más allá de conducir bien una camioneta y llevar con esmero una agenda.

Es la manzana caserita.

Creo que a Tlaxcala le hace falta un liderazgo. Alguien que se identifique con las capas más maltratadas. Unos llegaron demasiado rápido. Ignoran qué es el hambre. Su liderazgo ha sido relativo. Otros, abrigaron escenarios fantásticos. Despertar de ese sueño ha sido pesado.

¿Conflicto paternal?

Puede ser. Pero también puede estar oculto un deseo de ayuda, lo suficientemente cubierto para no agriar la relación con la de las redes.

Es como ir por la vida disfrazado de alcohólico ¡disfrazado!… un espejo frente a otro… Una carambola de tres bandas.

Por donde sea es atractivo para verle todas sus aristas.

Esas no son manzanas panocheras.

Otras que sí lo son, son las ganas de Pedro Pérez Lira, de insistir en que una carnala suya… la que tan mal lo hizo ver en su administración, malita por cierto, sea inculida como síndica en la planilla de Ramiro Pluma.

Ante un eventual triunfo electoral, un grupo amorfo tendría por el mango la sartén del chantaje. Veamos qué responde el señor Pluma.

Llega la alianza PAC-PAN, la estrategia se complica, toma otros derroteros

.

Y a final de cuentas maestro y alumno, Ortiz y Santacruz, se ven las caras para evaluar si el alumno supera al maestro y en el futuro merecerá papeles protagónicos… algo así como su iniciación.

Parece que la alianza entre PAN y PAC, desajustó los tornillos de la elección panista interna en Apizaco y, en la mesa, apareció de súbito un jugador que se había mantenido discreto… agazapado, Héctor Ortiz,  encarnado en la persona de su cuñao, Justo Lozano Tovar.

Ciertamente las encuestas no han sido el fuerte del diputado local con licencia, pero ante la otra alianza, fresca aún, Orlando Santacruz-Adriana Dávila, puede apreciarse el estilo del ex gobernador, lanzando sus dados y sentándose a esperar, pacientemente el desenlace de la jugada que muchos ha puesto nerviosos, y que seguramente tendrá sus consecuencias.

La disputa se da entonces entre dos viejos conocidos. Uno, mentor del otro… Ortiz, artífice de Santacruz.

Mas el tiempo ha pasado, y Orlando ha preferido dar pasos él solo y probar suerte en este delicado juego, de ganar y no ganar. En el corto plazo por ejemplo, Jorge Luis Vázquez Soto, es el proyecto al cual invierte sus horas, pero la verdadera mira está puesta en la elección de 2016, cuando busque -así lo tiene agendado-
ser el sucesor de Mariano González.

Así que el cotejo municipal apizaquense no es la simple esgrima entre Ortiz y Santacruz, para decidir entre el grandulón Vázquez Rodríguez o el temperamental Justo Lozano, sino la medición de fuerzas para evaluar si el alumno ha superado al maestro, y así en el futuro sea el actual alcalde quien lleve el papel protagónico en la nueva película, cuyo guión gira en torno del necesario cambio en el Poder Ejecutivo local, y si es por la vía de la infalible alternancia, pues qué mejor.

Y no me parece descabellada la estrategia fundada en evitar la polarización. Santacruz ha tendido lazos lo mismo con Mariano que con Adriana y según se aprecia, no ha limitado sus vínculos orticistas. Eso sí, el muy esposo de Valeria, ha tenido que abrir solo la brecha en esta espesa jungla nada simple, eh, si caemos en la cuenta que al otro lado se halla una gubernatura.

Veremos en su juego por sacar adelante a Jorge Luis, si el resultado no lo desgastó ni lo avejentó, como lo suelen conseguir las tenebras orticistas, cuando el valor de la prenda en contienda equivale al principal municipio tlaxcalteca, «ombligo» comercial, político y urbanístico de nuestra entidad.

Perder la vertical

Durante un acto de reconocimiento a investigadores y con la participación de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, pudimos ver, muy a nuestro pesar, de nueva cuenta caer en esquemas de ira incontrolable al gobernador Mariano González Zarur.

Primero, de improviso decidió cortar su presencia en dicho evento, «tengo una gira en el norte de la entidad», pero cuando pensó que se había librado los obstáculos, una voz femenina que para nosotros es fuerte candidata a todos los premios de periodismo, lo encaró.

Le lanzó dos preguntas. No le importó la grotesca y descortés caminata. La reportera se las arregló para preguntar si habría recursos extraordinarios a la UAT. «Hay un presupuesto y, ustedes siempre preguntan lo mismo… y yo respondo lo mismo», fue la respuesta.

«¿Ustedes?». Eso es generalizar. Supondríamos que a estas alturas el mandatario debería conocer los nombres de reporteros y reporteras que cubren la fuente del Poder Ejecutivo. Que conocería el nivel de insistencia o los temas recurrentes en tal entrevistador (entrevistadora en este caso).

Pero no, trató de evadir la pregunta y se marchó. Entonces la reportera lanzó una segunda pregunta, con el tema de la libertad de expresión y la detención, «con sumas facilidades» que se hizo de nuestra persona.

-«Eso dice usted»… -«No, es lo que dicen los medios»… -«No, eso dice usted»…

No es de un caballero y menos de un gobernante dar ese tipo de respuestas. Y menos si su contraparte es una mujer.

Vemos, preocupados, que hay un profundo odio en contra de los representantes de los medios.

Puede que sea la falta de información sobre las actividades desempeñadas por los periodistas. Que no se conozcan los diversos géneros periodísticos, O que a los periodistas se les ubique en una especie de submundo, donde los únicos con derecho a existir son los humillados, faltos de iniciativa y dóciles lamebotas, dispuestos a tenderse como tapetes para que pase su majestad.

Esa es labor del coordinador de prensa. ¿Cual? Yo diría… esa es la consecuencia de tener a un elemento insensible y, ¿satisfecho por ver cómo se hunde su jefe?

Pienso que el gobernador ha librado decenas de obstáculos, algunos peor que otros, pero al capítulo de la prensa no le ha dado la relevancia que reviste. Y este puede ser un azaroso camino, lleno de obstáculos, reaccionando a esos incontrolables ataques de ira que, en otras circunstancias -o sea ante un subordinado- hace mucho se habría convertido en violencia.

¿Fraude en el Cobat?

Hace varios años en el Sistema Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat) labora un abogado cuyo título corresponde a otro nombre. Pese al fraude que ello representa, las autoridades decidieron dejar de lado que esta persona labora con un documento apócrifo.

Argumentan que el tiempo de acción de la justicia se agotó. Vaya irresponsabilidad de las autoridades que, a unos les aceleran los procesos y a otros, como este directivo del Cobat, todo les perdonan, incluso que firme como abogado, actuario y notario, como un verdadero gesto balín, en el certificado de bachillerato de cientos y cientos de egresados.

Por fin acabó la pesadilla llamada Alex Ortiz para Apizaco… ya era tiempo!

.

En este ayuntamiento se recuerdan experiencias muy desagradables, lo mismo en el trienio de Mariano González, que en el de Sergio Pintor y ni qué decir del de Ramón Hernández Márquez… pero hoy hay que celebrar la licencia del pernicioso y rebelde panista.

Apizaco y su gente no merecen la pésima carpa en que se convirtió el Ayuntamiento. Este municipio es grande. Así lo han hecho las familias fundadoras, empresarios, comerciantes, religiosos, transportistas.

Pero, algún día tenía que llegar la frivolidad al palacio municipal.

De hecho, en ocasiones anteriores ya se han tenido experiencias desagradables.

Recuerdo un problemón relacionado con autos que cambiaron de dueño en el trienio de Mariano González, o las singulares parrandas en el de Sergio Pintor… y la polémica desatada por obras mal planeadas como ocurrió en la administración de Ramón Hernández.

Nunca, sin embargo, se había presentado semejante corrupción.

Y muchos apostaron por el éxito rotundo del panista rebelde contra todo y todos, el reconocido médico Alex Ortiz Zamora.

Un día despertó y se vio con cara de gobernador. Su narcisismo lo llevó por rutas peligrosas pues lo hizo mezclarlo con enormes dosis de perversidad. Y a varios lastimó. Y no se les olvida. Menos ahora que su situación legal es tan vulnerable.

Al inicio de su gobierno hizo dupla con Gregorio Cervantes, un próspero empresario a quien el capricho de la política ha costado millones. Hoy es diputado local por el Partido Verde. Carece de cualquier formación y ni siquiera tiene un discurso medianamente aceptable. Pero sí la suficiente lana como para comprar una curul.

Ese par gobernó Apizaco.

Hicieron y deshicieron. Y al final de la película, se pelearon. Hasta se amenazaron de muerte.

Qué vergüenza.

Mientras estas afrentas se daban, la comunidad apizaquense aguantó estóica. Nunca bajó la guardia. Su desempeño es ejemplar. Nada más le hace falta una buena autoridad.

A partir del 15 de enero, toca el turno a Orlando Santacruz, otro cuate que gastó lo indecible para triunfar en las urnas. Comprometió a personal del Congreso del Estado para hacer campaña. Hizo lo mismo con el equipo de abogados del Ejecutivo.

Y ganó.

¿Aplausos?

Unos cuantos. Su desgaste es evidente. El reto de un buen gobierno es obligatorio. Costó demasiado su gane. Golpes bajos, descalificaciones usando el aparato oficial y hasta bote a adversarios como el zar del wc, Reyes Ruiz, a quien dejó por una nariz.

Lejos de celebrar la develación del monumento a Rodolfo Rodríguez “el Pana”, el formidable matador, valiente, bohemio, único en su tipo para elogiar a las putas, tenemos que lamentar el grave deterioro de la Ciudad Modelo.

Quedan para las próximas generaciones evidencias del anti gobierno. Fraccionamientos en zonas de riesgo, licencias otorgadas como premios a la tranza, policías amañados para extorsionar, un aparato de inteligencia presto a lastimar a la gente.

Eso, Orlando lo tiene que reparar.

Démosle el beneficio de la duda.

Siguen autoridades los pasos del alcalde apizaquense de mentiritas

.

A él, le interesa ganar tiempo. Comenzando el periodo de asueto, a quién van a reclamar las calles llenas de basura, la falta de seguridad, el corte de servicios básicos como el agua potable, por no pagar. Pero, va a ser difícil que huya de la entidad, al menos ese es el diagnóstico oficial.

Un escandaloso silencio en el Congreso del Estado, nos hace lamentar la situación deabandono en el que se encuentra Apizaco.

Ni siquiera es la grotesca burla del alcalde depuesto por el Legislativo, manipulando a regidores y presidentes de comunidad lo que da escalofrío, sino la parálisis de obras y servicios en el que cayó dicho municipio.

Acciones del primer regidor, Ayax Domínguez –designado nuevamente alcalde – descubrieron el inédito limbo económico y legal en que se encuentra el ombligo de Tlaxcala.

En este momento, las arcas se encuentran en ceros.

Y si integrantes del Cabildo se prestaron a la barbaridad propuesta por Alex Ortiz, se arraiga la sospecha del cohecho. Por consecuencia, el ex alcalde panista no será el único responsable legal de esta atrocidad administrativa y política.

Entonces, la desesperada maniobra por darse vida artificial en la alcaldía, no se sustenta en intenciones de servicio, sino en no ir solo a la cárcel.

Su lógica es: 1.- si enfrento yo solito la bandeja de denuncias, me vencen. 2.- si alío al cabildo a mi causa, de todos modos me vencen. 3.- Si de todos modos me van a dar tambo, pues me llevo entre las patas a más de uno.

Qué hábil verdad. Involucrar a parte del cabildo le significa una suerte de blindaje político, sabedor que cada regidor, cada presidente de comunidad –cómplices suyos, no todos – dispone de un determinado grupo de seguidores. Sumándolos hace grande el conflicto.

A eso le apuesta.

1.- Le interesa ganar tiempo. En unos días la administración entrará en período vacacional. Nada mejor para apaciguar la ira legislativa y el fracaso ante la justicia federal. Sin actividades, nadie (eso piensa) notará la crisis por la que atraviesa el municipio.

Es más, en ese lapso de asueto, podría hasta desaparecer, dejando a los alegres seguidores suyos con una causa loca en sus manos, mientras él, a buen resguardo, evitará entrar en el CERESO, sobre todo por el frío invernal que a los huesos los hace sonar.

2.- Es un magnífico distractor. Su conducta es delincuencial y demencial. Malo que tenga eco, como si se tratase de una banda de malhechores. Sabe el cúmulo de acusaciones en su contra y hace lo que puede para defenderse de unas seguras vacaciones a la sombra.

Pero, hasta qué grado están involucradas instancias del Ejecutivo, integrantes del Legislativo y hasta dirigentes partidistas.

Si en un momento pudo cohechar a más, ahora se encuentra solo. Instituciones, funcionarios y diputados, van a darle la espalda. Vamos, ni siquiera lo van a conocer cuando las investigaciones reviertan estas estruendosas acciones de impunidad.

Las notas periodísticas pagadas ocasionan confusión. Exhiben los intereses de voceros estatales dándole chance de publicar en los periódicos más leídos.

Pero un diario no es los tribunales competentes.

Caray, los buitres no descansaron hasta verlo completamente descarnado.

Cómo se ve que todavía hay tejido. Por eso ha aguantado. En cuanto se acabe, también lo hará su raquítica fuerza. Mire que oponerse a un mandato del Poder Legislativo, tiene que proceder de alguien, o con muchos arrestos, o con mucho cinismo.

Le digo una cosa.

Las autoridades siguen cada paso del señor presidente municipal de mentiritas. Y no tardan en echarle el guante.

Oiga, qué vergüenza.

De la dignidad a la ignominia… los reclamos de Roberto Núñez, el ¿socialista?

.

Mejor hubiera sido anotarse, sumiso, a la vergonzosa lista de convidados, a la voz de ¡apoyen al Congreso!… no son el Congreso unos cuantos personajes con cara de dignos pero con la mano bien extendida para recibir apoyos.

A Roberto Núñez Baleón, el brillante líder de los diputados socialistas (uno a uno, hasta llegar a dos) no lo arropa el don de la retórica, sobre todo al asomar la apetencia por el tradicional cheque, al final del productivo camino por el cual caminó por tres años.

A lo mejor su parapeto socialista lo habría llevado a invocar mejores destinos para la fortuna distribuida cada fin de ejercicio entre los cómplices de la simulación legislativa.

No se hubiera visto mal proponiendo y exigiendo ayudas reales para personas de carne y hueso, cuy apremio lastima. Pero no. Nomás reflexionó la acción de Héctor Ortiz, en voz alta… si va a apoyar al Congreso, que lo transparente.

¿Es él el Congreso?

No. El Congreso es la unión de los representantes del Pueblo en torno a un poder, el Legislativo.

Estos apoyos, son ignominiosas expresiones del intercambio de servicios. Te doy dinero, me das votos. El vulgar pacto entablado entre la trilogía del gobierno, así devaluó, lo que en otras circunstancias sería una austeridad en tanto impenetrable escudo de un verdadero Congreso.

Así, el alarido de Núñez, no es sino inconformidad por no ser invitado a la pachanga donde se ha perdido toda la vergüenza a la hora del reparto. Mejor que lo diga así, y no se pase de listo, utilizando a los medios para emitir mensajes de carácter pecuniario, pero ocultos en códigos de dignidad. (ajá)

Una cantina declarada recinto oficial

Presidentes de comunidad y regidores de Apizaco, acudieron anteayer al llamado del depuesto alcalde de Apizaco, a la cantina localizada frente a la tesorería de ese municipio.

La Vicky es un lugar tradicional donde sirven tremendas botanas y conviven ricos y pobres en un ambiente parecido a los negocios del centro histórico de la Ciudad de México.

Declararlo recinto oficial para acordar desacato a la destitución de Alex Ortiz, es una acción hilarante, vamos ni en cintas como Calzonzin Inspector, se les ocurrió tan simpática maniobra que, por cierto acabó con un alcalde destituido y hasta con la nariz sangrante.

La falta de seriedad de presidentes de comunidad y regidores es lo de menos.

A ver cómo reaccionan al enterase que las arcas del ayuntamiento quedaron vacías tras una serie de transferencias hechas, probablemente para incluirlos en un reparto de recursos fuera de la ley.

Esto huele a cárcel no nada más para uno.

Ya no hay dinero, del etiquetado para obras en comunidades. No hay para combustible, ¡no hay para la nómina, para los aguinaldos!

Por si no lo habían advertido, el municipio de Apizaco está paralizado y, las barbaridades como hacer un cabildo en la cantina, no son sino bruscos distractores, antes de la caída más estrepitosa de un ayuntamiento que debió ser modelo a nivel nacional.

Escandaloso saqueo

Una investigación revela un terrible saqueo de bodegas y encierros oficiales. Tan grave que son millones en juego.

En la próxima entrega, los detalles.