[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘alcaldes’

Ex alcaldes corruptos la brincarán y no serán castigados

.

Las investigaciones abiertas contra 33 ex presidentes municipales acusados de malversar recursos públicos de sus ayuntamientos empezarán a acumular polvo, al menos en los siguientes cuatro meses, porque dudo que en pleno proceso electoral algún juez o la PGJE se animen a mover esos casos que han sido acomodados en los archiveros de la impunidad.

Impunidad 3

Algo pasa en Tlaxcala que el tema de la corrupción provoca amnesia y rechazo entre la clase política. En el discurso todos se muestran interesados para combatir y castigar ese flagelo de la sociedad, pero en los hechos los une la complicidad y la omisión para dejar impune esa terrible práctica tan común hoy en día.

Resulta increíble que no haya ni un solo ex funcionario de la administración de Mariano González Zarur sancionado por las anomalías millonarias detectadas por la Auditoría Superior de la Federación que logró ubicar en más de mil millones de pesos el daño patrimonial registrado durante el 2015 y el 2016.

Pero el manto protector que se extendió para los ex funcionarios estatales parece que también abarcará a los ex presidentes municipales, porque si bien hubo el intento de llevar a la cárcel a cuatro de ellos – los panistas Adolfo Escobar Jardínez, Vicente Hernández Roldán, Filemón Acoltzi Nava y al petista perredista Antonio Mendoza Romero– lo cierto es que éstos recibieron el pitazo de una magistrada y pudieron ampararse para litigar sus procesos desde la comodidad de sus casas.

Y otros más como el caso del ex alcalde de Zacatelco, el ex panista Francisco Román Sánchez recibieron su carta de inmunidad una vez que el PRI lo recibió en sus brazos y decidió registrarlo como candidato a diputado local por el distrito 13.

Si ha existido un marcado desinterés entre las autoridades estatales y diputados locales para poner en marcha el Sistema Estatal Anticorrupción, lo lógico es pensar que tampoco hay voluntad para castigar los abusos y excesos de los ex presidentes municipales que hoy viven con lujos y sin el mínimo remordimiento.

Tlaxcala integra la lista de los estados del país con más atraso en la conformación del mencionado sistema. Es cierto, tenemos un marco jurídico que sólo unos cuantos conocen, porque es la fecha que nadie tiene los detalles de esa norma, pero también es verdad que no hay urgencia por nombrar al fiscal anticorrupción e integrar el Tribunal de Justicia Administrativa, así como el órgano ciudadano que se encargará de auxiliar a las autoridades.

La ausencia de un liderazgo en Tlaxcala que ponga orden y a trabajar a los diferentes actores es cada vez más evidente. Los diputados locales hacen lo que quieren y los ciudadanos estamos sujetos a sus caprichos y a sus tiempos personales.

Muchos legisladores van por la reelección o por un nuevo puesto de elección popular y es la fecha que se niegan a solicitar licencia, situación que no sólo impide a los suplentes asumir su cargo para sacar los pendientes que existen en el Congreso del estado, sino que genera desorden y alienta el valemadrismo.

Ya estamos en campañas y será cotidiano que todos los candidatos hablen del combate a la corrupción, sin embargo se tratará de pura palabrería que no se traducirá en ningún hecho concreto que ayude a castigar esas conductas que son cotidianas en Tlaxcala y en el país.

En el 2016 los candidatos que hoy despachan y cobran como autoridades estatales y municipales prometieron obras y las grandes transformaciones, pero el tiempo ha pasado y seguimos igual o peor. O usted que opina.

Ayuntamientos de un año ocho meses línea tirada por el CEN del PAN

.

Partiría de la creencia que más tiempo en el Congreso haría competitivo a dicho poder, y no entregaría al PRI las diputaciones de tiempo tan reducido.

Martín Ruiz

Parte de las reparaciones de aquél dos por ciento de la manchirreforma electoral, tras el  rotundo palo asestado al Congreso de Tlaxcala por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), varias fuentes revelan la línea muy clara, tirada desde el CEN del PAN a sus diputados tlaxcaltecas, en el sentido inverso de lo que se proponían.

Es decir, dicha insUn-tercero-para-el-PRI-de-BCS-sera-un-error[1]trucción impulsa alcaldes de un año ocho meses, en tanto que la duración del próximo Congreso ronda en los cuatro años y ocho meses.

No quiero ni pensar en la que se les va a armar a los diputados tlaxcaltecas en los municipios si se hace realidad esta disminución en el tiempo de los alcaldes en el poder. Recordemos el grado de inconformidad cuando quitaron el voto a los presidentes de comunidad. Si a eso añadimos la disminución de tiempo, esto se pone color de hormiga.

Las posibilidades de concretar una reforma constitucional con esta nueva información debe contar con el voto de aprobación de los ayuntamientos. Así que el tiempo es el peor enemigo de los integrantes de la LXI, exhibidos por la Corte y hoy obligados a desquitar sus abultadas dietas.

Tampoco podemos omitir que la instrucción superior de Acción Nacional a sus legisladores tenga que ver con el acuerdo para cubrir las espaldas al mandatario manchis, necesitado de un Congreso a modo a la orden de quien lo suceda –partiendo de la creencia que será alguien de su confianza- para poder dormir tranquilo durante el lapso constitucional que lo hace vulnerable para eventuales juicios por la distracción de recursos públicos y otras acusaciones dentro de un expediente así de grueso en contra suya.

La convocatoria del tricolor

Dos eventos de singular relevancia en el PRI marcan una agenda por lo menos plena.

La inminente publicación de la convocatoria que da luz verde a quienes aspiran a algún cargo portando los colores del partidazo, y una supuesta reunión en Casa de Gobierno, en la cual sería planteada con la frialdad que el caso ameritaba la asunción del diputado federal Ricardo García Portilla, haciendo a un lado a quien ya tenía recorrido un trecho más que importante: Marco Antonio Mena Rodríguez.

Esto no deja de tener interpretaciones encontradas.

Mena Rodríguez y su intenso activismo habían hallado un cierto equilibrio al que los puristas llaman correlación de fuerzas.

Y aquí no podemos dejar de observar la molestia que dicho desplazamiento causaría en la fila encabezada por el ex senador Joaquín Cisneros Fernández, uno de los principales impulsores de la causa de Mena Rodríguez.

Si esas huestes advirtieran el favoritismo hacia Ricardo García, un elemento ciento por ciento marianista, no dudo que pudieran adoptar nuevos rumbos.

Y si recordamos aquella frase de Joaquín, asintiendo en la fuerza de su sobrina Lorena Cuéllar Cisneros, podríamos ver que un cambio radical en el ánimo del PRI y su direccionamiento.

Ello nos hace pensar en una entrega de la plaza por parte de un Mariano González, reacio a las noticias más frescas que describen el palomeo del presidente Peña Nieto, en la renuncia de varios funcionarios federales para llevar los colores del PRI en las próximas contiendas a dichas gubernaturas, como fue el caso del director general del Infonavit y la titular de la Profeco.

Si a esto añadimos comentarios nacionales como el hecho hoy por Ricardo Alemán en el periódico El Universal –y su continuidad en temas como el discurso de Manlio Fabio Beltrones- señalando a Anabell Ávalos Zempoalteca, encabezando una terna priísta, seguida de Marco Antonio Mena y allá en un distante tercer sitio a Ricardo García Portilla, podemos ver varios mensajes no menos relacionados con la moneda en el aire en el sitio donde se decide el rumbo de los estados, o sea en Los Pinos.

Por cierto, dicen que hoy por la mañana Marco Antonio Mena solicitará licencia a su cargo como presidente estatal del PRI para entrar de lleno en la pelea por la candidatura del tricolor al gobierno de Tlaxcala.

Habrá diputados locales de un año ocho meses

.

SCJN[1]Nadie sabe si sólo se empatará la elección de diputados con los comicios del 2018 o también se incluirá la de alcaldes.

Martín Ruiz

Las prisas y los arreglos monetarios no son recomendables cuando se quiere hacer una reforma electoral seria y responsable, porque ese marco legal debe generar certeza y estabilidad para dar gobernabilidad a las futuras autoridades.

Es una lástima que los legisladores locales sean incapaces y que brillen a nivel nacional por su negligencia.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación evidenciaron el pésimo trabajo que se realiza en el Congreso del estado, pues por culpa de los legisladores fue declarado inválida la reforma electoral para Tlaxcala, lo cual resulta grave cuando estamos a unos días de que inicie formalmente ese proceso.

La razón fue sencilla pero de gran peso. La Corte determinó que los diputados fueron incapaces de cumplir con la reforma electoral del 2014 que se aprobó a nivel nacional y que obligaba a todos los estados del país a empatar por lo menos una elección local con los comicios federales del 2018.

A los legisladores tlaxcaltecas se les hizo fácil y no cumplieron con esa disposición, de ahí que decidieron por sus pistolas empatar la elección de gobernador, alcaldes, presidentes de comunidad  y diputados con los comicios federales del 2021, situación que no fue aceptada por los ministros que sesionaron en la mañana de ayer.

La Corte obligará al Congreso del estado a llevar a cabo una nueva reforma para determinar si empatan la elección de diputados o de alcaldes con los comicios de 2018, ya que la de gobernador si fue acepta y los ministros avalaron que el próximo mandatario de Tlaxcala permanezca en el cargo cuatro años y ocho meses – enero de 2017 a agosto de 2021-.

Ahora no se sabe si los soberbios legisladores optarán por empatar la elección de diputados o ediles o sólo la primera, pues no hay que olvidar que muchos de ellos quieren brincar del Poder Legislativo hacia a algunos ayuntamientos.

Si se aplica los criterios que ya aprobaron, los presidentes municipales durarán en sus puestos cuatro años y ocho meses, lo que no sucedería con los diputados que prácticamente tendrían una permanencia de un año ocho meses, lo cual a muchos que buscaban esa posición ya no les va a gustar porque igual y no recuperan la inversión que harán para llegar al edificio de la calle Allende.

O para hacer más complicada la vida política en la entidad, los diputados podrían aprobar una reforma que establezca que tendremos un gobernador para cuatro años ocho meses, diputados para un año ocho meses y presidentes municipales para tres años.

Pero no descarte que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le siga dándole sus zapes a los diputados tlaxcaltecas, ya que aún puede declarar inválidas las reformas aprobadas en varias leyes reglamentarias en materia electoral.

El bodrio electoral que hicieron los actuales legisladores está plagado de inconsistencias y contradicciones. Por citar un ejemplo, mientras la ley federal establece como plazo fatal para establecer las alianzas el 1 de diciembre, en Tlaxcala la ley permite que las coaliciones se definan hasta el 2 de enero, cuando los partidos ya están llevando a cabo sus procesos internos para elegir candidatos.

Dicen que Mariano González Zarur ya sabía del probable revés que sufriría la reforma electoral, toda vez que el domingo pasado sostuvo una reunión privada con el ministro Luis María Aguilar Morales, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El hacendado tuvo al menos un día para valorar el impacto y determinar cuál será la mejor decisión que deberán aprobar los diputados, de ahí que si bien el panista Ángelo Gutiérrez adelantó que el jueves el Congreso del estado aprobará nuevos cambios a la norma electoral y que sólo se empatará la elección de legisladores con los comicios del 2018, hay que esperar para ver que le ordena Mariano González.

Vacunas obsoletas contra la Influenza

Alguien debería investigar y aclarar si la Secretaría de Salud y el gobierno del estado tienen responsabilidad sobre el presunto mal manejo de las vacunas contra la Influenza AH1N1, las cuales habrían perdido su efectividad tras una falla en su almacenamiento en un lugar frío.

La denuncia dada a conocer por el propio personal de la Secretaría de Salud refiere que la red de refrigeración en la jurisdicción número tres fallo, por lo que las vacunas contra ese padecimiento se echaron a perder.

Por esa razón, la dependencia a cargo de Alejandro Guarneros Chumacero determinó suspender la aplicación de esas dosis específicamente en municipios como Calpulalpan, Xaloztoc, Tetla, Tlaxco y otros.

Se sabe que la vacuna contra la Influenza AH1N1 debe ser elaborada, transportada y almacenada hasta su aplicación a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados para que no pierda su capacidad inmunizante.

El precio de una dosis en el mercado ronda los 390 pesos según la página electrónica Prevenstar, por lo que los daños causados al erario podrían ser millonarios. Ojalá alguien investigue el caso para que esa negligencia pueda ser sancionada, pues hay que recordar que hace unos meses también se dio a conocer que un lote de medicinas caducó porque éstas no fueron distribuidas a las unidades médicas.

Se habla que en la jurisdicción tres son 64 unidades médicas. Se calcula que el número de vacunas inutilizadas serían alrededor de 6 mil 400, que en pesos equivaldría a 2 millones 496 mil pesos tomando como referencia el costo en la página Prevestar, que es de 390 pesos cada dosis.

Habrá alguien que aclare el caso, porque con la salud de los tlaxcaltecas no se puede estar jugando.

Tirano de oro, bloquea al gobierno desde Finanzas

.

El secretario de Planeación y Finanzas, Jorge Valdez, tiene un amplio expediente como administrador de altos vuelos, hoy, dicen que hace de las suyas aquí en el ranchito…

Caricatura 1, Arturo Tecuatl, Comision Fiscalizacion, Corrupcion, Moches, Salvador Mendez Acametitla, Alcaldes, Comic Politico

No tiene precedente la crisis generada en le USET a causa de una inamovible actitud del secretario de Planeación y Finanzas, Jorge Valdez Aguilera, “el secretario de oro”, célebre en el Senado por la cruel frialdad con la cual trataba a proveedores o prestadores de servicio, cuando por cierto el senador Mariano González, presidía el Comité de Administración.

Eran otros tiempos… la adquisición del sobrevaluado predio donde más tarde se erigiría la nueva sede de la Cámara Alta, uno de los edificios más caros del mundo, cuyos detalles se fueron apagando, como muchos de los pendientes en los que administradores tricolores se han visto inmiscuidos.

Aquí, la cosa fue que el secre de oro tomase las riendas del presupuesto para que el sospechosismo generara serios conflictos en todas las áreas. ¿Qué compraste, a quién se lo compraste, hubo moche, diezmo, doble diezmo, te pusiste la del Puebla, lo sabe el alto mando?

El cerco administrativo se fue cerrando. Entonces, nos dicen, no fue difícil dar con el principal comercializador del gobierno, el papá de un funcionario que antes volaba más alto que hoy.

Raramente amainaron las desconfianzas de Valdez. Se supone que no sería lo mismo enterrar el diente a funcionarios que han tomado al marianismo como su doctrina, que a los peces gordos, en cuyas aletas y branquias se hallan los verdaderos negos, las adquisiciones con sobreprecios desquiciantes e, insisto, el respeto a ciertos marcados de territorio donde nada más los chicharrones superiores truenan.

Relatan que cuando el titular de Educación, descubrió la grave crisis financiera le sobrevino una depresión de la que aún no se repone. No daba crédito a la crueldad con la cual fue tratada uno de los pilares de la administración González. Pero esa fue su suerte. Y sabía que se enfrentaba al hueso más duro, impasible y mañoso, traído por cierto de fuera para encabezar lo que al interior del gobierno muchos ven como un histórico saqueo.

Ya apareció el peine

Aunque todavía no aporta nombres, el alcalde de Ixtacuixtla, ya denunció la desvergonzada petición de sobornos de parte de priístas y perredistas de la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso.

Entre 250 mil y 500 mil pesos, fluctúa la infame cuota que según el edil le han solicitado.

No es por nada, pero ya esperábamos algo así, sobre todo observando el antecedente de quien preside a dicho ente, el ex alcalde de San Pablo del Monte, Salvador Méndez Acametitla, también ex líder del PRD, sin el perfil exigido para semejante responsabilidad, pero eso sí, dispuesto a cobrar hasta con intereses moratorios las ralas ayudas facilitadas en su momento a quien hoy se desempeña como su alto mando, o sea el gobernador hacendado.

Este soborno en ciernes es un escándalo de dimensiones inciertas.

Por supuesto que el improvisado presidente de dicha comisión debe renunciar, no solo a Finanzas y Fiscalización, sino a su curul, para enfrentar como cualquier ciudadano sin fuero las acusaciones de las que puede ser objeto.

¿Esta es la Izquierda co-gobernando Tlaxcala?

Estos son unos vividores que utilizan a la Izquierda para asumirse como los nuevos ricos. ¿A costa de qué?, bueno el presidente municipal de Ixtacuixtla ya lo señaló de moches de medio millón de pesos. ¡Qué vergüenza!

Si no aclara y se deslinda… pues puede tener la fineza de renunciar.

Tienen frío ex líderes del Siete de Mayo

Malencarada como si detectase a toda hora un insoportable hedor, la ex lideresa del Sindicato Siete de Mayo, ha tenido que volverse a levantar de madrugada, cumplir con sus deberes en la casa y, tempranito presentarse a su base laboral, como cualquier trabajador sin goce de prerrogativas especiales por haber encabezado a esta organización gremial.

Desde ayer lunes cuatro de agosto, doña Lupe y otros familiares suyos se han reincorporado a sus respectivas áreas de trabajo, como trabajadores de base, para desempeñar sus actividades laborales, por lo tanto a partir de la fecha señalada, dejan de contar con facultades de representación y gestoría a favor del sindicato y de los trabajadores afiliados.

¿Quiénes conforman a este particular grupo?

¡Chanfle, una familia enterita!… Guadalupe Rodríguez Guzmán, Esteban Pedro Erazo Rivera,   Daniel Adrián Erazo Rodríguez, Esteban Pedro Erazo Rodríguez.

Se ha de sentir rete feo volver a trabajar luego de unas vacaciones largas, con influencias, y con la centaviza para gastar.

La versión no autorizada de la reunión en Casa de Gobierno

.

Caray, el PRIAN en todo su esplendor, pero no ese PAN de hace poco, no, uno bien barbero y sumiso. * 20 pesos por el peor viaje entre Apizaco y Tlaxcala, ¡qué barbaros!

img4939

Para pagar veinte pesos por un viaje sencillo a Apizaco, se debe ser muy solvente, y con los nervios de acero, para aguantar esa competencia entre pescadores de pasajeros -que no prestadores de servicio- lo mismo de la empresa ATAH, que de los que se dicen pertenecer a una bola de pseudo luchadores sociales, hoy panzones de tanto ganar dinero.

Las placas de circulación, sobrepuestas; boletos, ¿cuáles y para qué?; seguro del viajero ¿con estas autoridades?

El caso es que cuando los transportistas tienen que esforzarse para ganar el importe del pasaje en el estado de Tlaxcala, se convierten en concesionarios federales. Y así nos traen. Y ha sido tanta la permisividad cómplice del gobierno que, hoy tenemos atahdiputados, atahalcaldes y un servicio de quinta, pero con tarifas de primera.

Vivimos la era de la digitalización. Los vetustos despachadores, de chalequito azul marino y gran resistencia al baño diario, han pasado a la historia. Hoy, las grandes empresas del transporte de pasaje disponen de dispositivos satelitales en cada unidad, y los despachadores tienen frente a ellos un mapa de este tamaño con puntitos verdes y rojos, que son ni más ni menos las unidades.

Si una retarda su ruta para ganar más pasaje, de inmediato la sancional, la pueden sacar de la circulación, incluso pueden suspender definitivamente al conductor.

Saben antes que nadie cuando hay un accidente, un atraco, y tienen a su alcance la comunicación constante con la policía y la Cruz Roja.

Pero acá en Tlaxcala, con secretarios como Gisela Santacruz, medio perredistas, medio priístas, y medio eficientes, nuestro transporte es caro, inseguro, anticuado e impune.

Cuando la señora secretaria debió modernizar al transporte, se dedicó a atrapar mototaxis. Hoy, ahí la tienen, en el banquillo de los acusados por las tarifas exorbitantes y el servicio deplorable.

Como ella no viaja en transporte público, hombre pues qué va a saber de las atrocidades al volante que cometen los choferes estos que le platico. Mucho menos se imagina la afectación a la economía popular, ocasionada por un alza arbitaria de 30 por ciento en los costos del pasaje.

Deberíamos ganar quinientos pesos diarios para que el gasto rinda. Pero aquellos que obtienen esa cantidad a la semana, pues están en la quiebra.

Además, tienen que aguantar las palabrotas de los choferes, su temperamento al volante, el mal olor, las unidades sucias, aunque cargando pastillas del vainillo cotorro, de este tamaño para disfrazar la suciedad.

Ánimo secretaria, parece que a tres años de que acabe el gobierno al que sirve, los transportistas le ganaron la partida. Antes, cuando se decía la gran activista de Izquierda soñaba con un momento como este, para hacer justicia.

Lo malo es que llegó, y se dedicó a engordar, al menos su cartera. Y ese, ese no fue el trato original.

La versión no autorizada…

Las loas a su linaje contrastaban con las severas críticas de los priístas en el Congreso de la Unión. ¿Tlaxcala no pudo?… ¡Tlaxcala no pudo!

La cosa es que entre el fallido intento por aprobar la reforma privatizadora energética y la reunión con alcaldes y diputados electos, hubo detalles que no todos captaron o, al menos que quisieron pasar por alto.

Uno es ese que le comento, la crítica, acre y despiadada de los tricolores en el centro del país.

Otro, el matrimonio PRI-PAN que seleccionando a los más leales y sumisos alcaldes o diputados electos, hoy permite el surgimiento de una suerte de ultraderecha disfrazada, sometida a la voluntad superior en el estado, a tal grado que pintaron su rostro más tricolor que los propios tricolores.

Adolfo, a la derecha de su amo, dejándose querer. Alejandro, convertido en el gran operador para impedir la salida masiva de alcaldes cuando al anfitrión le dio por patear a su antecesor y claro, a ese PAN que no es el mismo del que hoy se arma para seguir adelante.

Serafín, aguantando hasta el último momento las acometidas del gobernador, y seguramente tomando nota de sus alcances, para iniciar su protagónico papel en la LXI.

En fin, unos bien barberos, otros asentando reglas y los más, felices, celebrando su primera reunión en la Casa de Gobierno, a donde esperan ir a cara rato, a consultar cualquier cosa con su mero charro.

Ánimas por que se cante el Réquiem a la actual legislatura

.

Dudo que en otro momento se haya dado un colectivo de inacción, partiendo de las disposiciones de una facción y, me apena confesarme decepcionado por la oportunidad tirada al caño por diputados, quienes hasta aquí llegaron en la política…

Parece que a las señoras y señores diputados de la actual legislatura, les agobia el inevitable descanso luego de unas vacaciones de tres años, en las cuales, si acaso vivieron alguna emoción al dejar temporalmente la curul para aventurarse en algún reto, “cuesta arriba en sus carreras”.

Y algo hay que hacer.

Se trata de, por lo menos aparentar algo de ganas en el último trecho.

Unos, los más vivos vislumbran el final del camino donde día tras día hubo oportunidad de hacer negocios. Lo gracioso en sus carteras es que, así como llegaron las carretillas de dinero, se fueron. Digamos que a causa de un tren de vida transcurrido entre lo etílico, el pago de guaruras y, las infaltables aventurillas de todos unos donjuanes de petatiux.

Hoy, teniendo todo para labrar sus nombres como unos grandes representantes populares, es tiempo de ensañarse con casos como San José Teacalco, donde el alcalde es un portento de necedad, así como para no dejar…

Pero, los peces gordos superaron al final la prueba.

Nadie aguanta un cañonazo de, digamos un millón (1mdp), para defender como un perro la cuenta pública por la que antes desgarraba sus prendas para hundirla en el rigor del Órgano de Fiscalización (OFS).

Digo, hay señalamientos concretos hacia dos diputados, muy activos a últimas fechas (y por tanto fáciles de identificar) quienes exigieron eso, dos mdp (uno para cada quien).

No me crea mucho, pero allá por donde hornean los mejores muéganos del mundo se dio dicho intento de extorsión. El alcalde, respaldado por la seguridad de su tesorería, rechazó caer en las garras de aquellos, a quienes justo al final de su aventura depredatoria como legisladores, les asistió un talento desconocido antes, o sea, el manejo de los medios de comunicación.

Mira, un día lanzaban un discurso incendiario en la tribuna, o de plano lo hacían aprovechando sus relaciones con comunicadores.

Al día siguiente, era segura la llamada del alcalde equis o ye, reclamando espantado que lo etiquetaran como un ratero.

La cosa era esperar a que esos medios, ávidos de notas, sustrajeran más información por su cuenta. Y todos ganaban.

Los medios, lectores. Esos diputados, miles de pesos, favores, plazas, licencias y, cuanto producto del cochupo se pueda usted imaginar.

Por eso, cuando Aristeo Calva, elevado a la quinta potencia de la moral, propuso tasar los sueldos de alcaldes, se le cayó el teatro, pues cómo no.

Por eso el convergencista José Juan Temoltzin, anda tan chirrisco con tirios y troyanos.

Para fortuna de todos, esta desangelada legislatura está en la última fase de su cuarto menguante. Que la alternancia no traiga consigo a este tipo de alimañas, con la cruz en la diestra y el acero en la siniestra.

Me apena ver a ciertos legisladores con tantas ganas de trascender en la vida del estado, pero sometidos al colectivo cómplice, cual gajo del crimen organizado, donde nadie hace más que lo permitido por la conciencia del grupo.

Y la conciencia anda en manos de una facción, esta palabrita tan de moda a últimas fechas.

Calpulalpan, Tlaxco, Apizaco… una vergüenza nacional

.

Alcaldes que lo mismo podrían ser parte del crimen organizado, con pruebas fehacientes de su quehacer delictivo, enmarcan una trilogía de irresponsabilidad, exceso y cinismo, tan lesivos para Tlaxcala como no lo llega a ser la pobreza, las enfermedades renales o la influenza… así de graves estamos…

A la tremenda crisis política, administrativa y social de Calpulalpan nada más le faltaba el involucramiento de su alcalde, Juan Antonio García Espejel, en el crimen organizado. Resulta que en uno de los cajones de su escritorio almacenaba ciento cincuenta cartuchos de R-15, un eficiente rifle de asalto, con dos características: primero es de los más usados en los tiroteos entre bandas del crimen organizado y luego, manejar este tipo de armas se limita al Ejército.

Las balas halladas al alcalde –suspendido sesenta días por el Congreso – son la punta de un hilo conductor que ha de llevar a la inteligencia tlaxcalteca a localizar desde el arma con la cual se utilizaba, hasta las causas para detentar ese tipo de fusil.

Recordemos. En la región poniente de la entidad, los asaltos a traileros principalmente, aunque los atracadores no discriminan a nadie, son el pan nuestro de cada día.

Sabe, me da escalofrío nada más imaginarme a un alcalde incapaz de comprobar 32 millones de pesos (mdp) y, con pruebas de haberse auto prestado cinco mdp, metido en líos de este tipo. Ojalá me equivoque, pero todo apunta al escándalo más grave ocurrido en este castigado y alejado municipio.

Ahora corresponderá al síndico calpulalpense, añadir a la correspondiente denuncia en contra de García Espejel, por peculado y otras gracias, el acopio de parque para abastecer un rifle sobre el cual se yergue la más incierta cauda de sospechas.

‘Onde anda Sosita

Manuel Sosa Salinas, el todavía alcalde de Tlaxco, es la excentricidad en persona. Hoy se cumplen veintidós días que no se presenta a desempeñar las labores de mandamás en ese ayuntamiento.

Lógico, los integrantes del Cabildo (bueno, la mayoría) decidió destituirlo y se constituyó ayer en la capital tlaxcalteca para gritar su coraje, pues al titular de esa presidencia, nada más le dio una crisis de depre, o tal vez la emprendió a algún destino turístico en cualquier parte del mundo, o lo que usted prefiera, pero ¿por qué no aparece?

Siendo tal vez el hombre más rico de Tlaxco y, uno de los más ricos de la región, la ausencia de Sosa Salinas, me obliga a pensar mal, incluso en un posible secuestro.

Instancias de inteligencia y seguridad tlaxcaltecas, deben mostrarse sensibles ante esta ¿desaparición?, y no descartar ningún escenario mientras no aparezca el próspero hombre de negocios metido a político.

Ahora, si el alejamiento de sus obligaciones obedece a cuestiones fatuas, reciba la más fuerte crítica por la irresponsabilidad mostrada.

Oiga, de veras nos tiene más que preocupados.

Apizaco, la vergüenza

Describir el trienio de Alex Ortiz Zamora, es un asunto penoso. De la importante oportunidad de gobernar a este pujante municipio, al bodrio de político en que devino, me apena confesar a todos ustedes la decepción de los muchos grupos que con su voto le permitieron ocupar en forma inmerecida una silla muy importante.

Entre la pésima administración, en manos de un sujeto que hoy es diputado electo, como el acto más bochornoso de compra de inmunidad, y la inteligencia y seguridad, manejadas con criterios muy parecidos a los que operan bandas del crimen organizado, a esta demarcación nada más le hacía falta ver saqueada su alcaldía porque ahora debe enfrentar una serie de laudos.

Lo más gracioso del señor médico político, es que soñó con ser gobernador de Tlaxcala. Se ufanaba de una relación amistosa super productiva con el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero. Y tal vez suponía que era tanto su magnetismo que, el propio presidente Calderón lo habría de ver como un híbrido en el agreste surco del Altiplano.

Cuando uno despierta de la borrachera, lo agobian terribles dolores y un insoportable hedor a vómito. Nada describe mejor a quien mal gobernó al ombligo político y económico de Tlaxcala.

Dinero y poder en manos de alguien como el médico-¿político?, son dinamita.

Qué miedo.

Lloran varios quedar sin poder… desperdiciaron la oportunidad ¿lo sub utilizaron?

.

Creo que los más notorios son los diputados, tanto tuvieron y tan escaso fue su logro que, hoy, al cuarto para las doce, amagan a otros iguales que ellos, con meterlos a la cárcel por chuecos… pero no son los únicos que lo lamentan, hay que oír los sarcasmos de Ortiz…

La advertencia de que este año sí los sancionan, me hace pensar mal. ¿Los años anteriores, no aplicaron la Ley, o lo hacen para quedar bien con la próxima administración, o para que la gente guarde un recuerdo de mano firme en esta legislatura, cuyos integrantes, ahora sí se armaron de arrestos y, se sacudieron las incontables imperfecciones legales y políticas que siempre los mantuvieron maniatados?

Esta amenaza, se lo digo hoy que acaban de pasar los días de muertos, me suena a extorsión, llevada al extremo de hacerla pública, para poner a temblar a los alcaldes afectados.

Eso quiere decir que estas últimas semanas, sufrirá quien caiga en las garras de los feroces munícipes acorralados.

De algún sitio tiene que salir el dinero para acallar esas voces chantajistas dispuestas a cerrar a tambor batiente estos tres años, en los que mucho pudieron hacer por su estado, pero poco les permitió su modorra, su holgazanería, su perversidad, sus ganas de aprovechar el fuero para cometer excesos, su ausencia de compromiso con la gente, digo, ellos aseguran ser representantes populares.

O, dígame usted, cómo puede un diputado justificar la separación de su cargo, porque una lucecita en su interior le ordenó buscar otra posición política, sin perder la actual.

Esos fueron dolorosos actos de deslealtad hacia Tlaxcala.

¿Acaso no hay otros hombres y mujeres para disputar las alcaldías, y no precisamente los señores diputados en funciones?

Ni son un ejemplo de sobredad, al grado que sólo en otro nivel pudieron acomodarse, como tampoco carecen de una cola pisable, ahora que se ensañan con los alcaldes –unos y otros, igualitos -, con la salvedad que los primeros se encuentran en un sitio ventajoso desde el cual qué fácil es destruir al adversario, mientras los otros, ya no hallan cómo cuadrar aunque sea un poquito las cuentas mal hechas, con el riesgo de ir a dar a la cárcel.

1.       Los diputados, no todos, actúan con semejante sangre fría porque no les es suficiente el aguinaldo y el bono –al que hace poco aludió el gobernador Héctor Ortiz – entonces, como lo autómatas que son, hicieron suya la propuesta (que originalmente es de Ortiz), en el sentido de entambar a quienes han sido incapaces de entregar cuentas claras.

2.       Compiten entre ellos para alcanzar la suma más jugosa. Esa es una de las  máximas en la aplicación de la perversidad al momento de repartir la riqueza. Debe hacerse de manera casuística… por eso puede usted ver, por ejemplo a Aristeo Calva a los pies del gober, pese a tratarse de un legislador priísta (jejeje) que incluso se auto promueve para convertirse en líder estatal de su partido (jajaja).

3.       Al ser una extensión de la mano cruel, capaz de quitar el sueño a alcaldes como Raúl Cervantes de Huamantla y Alex Ortiz de Apizaco, pues de guajes no aprovechan la ocasión para sacar raja y hacerse de unos centavitos, tan necesarios para no pasar frío en la presente temporada invernal… sí, hay que tener ahorrados unos centavitos para organizar las fiestas con espíritu eminentemente político, porque, quien quita, verdad, en eso, la vuelven a pegar como candidatos a algo, no sé, a diputados federales o a senadores, ahora que se acerca la elección de 2012.

4.       Otros, no acaban de lamentar el haber llegado al fin de estos tres años, en los que hasta guapos se pusieron, a varias casas atendieron y a otras tantas farmacias beneficiaron (sí porque Cialis y Viagra hasta se escasearon…) así que suspiro tras suspiro, hacen maletas y se aprestan a dejar pasillos y cubículos (que si hablaran…) donde transcurrieron momentos importantes para la vida del estado (ajá).

No son los únicos que lo lamentan

Cuando escucho que el inventor del orticismo recurre al sarcasmo con más frecuencia que lo habitual, no me queda más que advertir  un sino de nostalgia porque los seis años se acabaron, y con ellos ahí se habrá de quedar uno de los ejercicios de poder más plenos, en cuya vigencia se dio tal nivel de éxito que, de todo hubo, menos la fuerza para conservar la plaza.

Cuando todo pintaba color de rosa, sobrevino el inexplicable aiga sido como aiga sido, con la peor imposición de su existencia, y con los desastrosos resultados obtenidos aquél cuatro de julio.

Esa fue la maldición que a la postre se convirtió en el peor fracaso de un proyecto, el cacicazgo académico, al que muchos supusieron invulnerable.

Si este gobierno no hubiese tenido que acatar la tajante orden de Calderón para hacer política a una donnadie, otro gallo cantara en los corrales del orticismo en tanto adquirente de la franquicia (hoy más que devaluada) cuyas siglas PAN, han de estar presentes en cada sarcasmo, en cada ironía de quien suspira por lo que pudo llegar a ser su prolongación en el cargo más importante de Tlaxcala.

Aflora la verdad en torno a las cuentas públicas

.

Crispín Cornona se desempeña en la posición más vulnerable de esta etapa coyuntural. Ha de revisar las cuentas a Mariano y no puede dejar de hacerlo con los alcaldes, modelo del exceso, como el de Huamantla.


Cinco comunas cinco. Eso huele a cárcel para ediles y sus inútiles tesoreros, incapaces de comprender el término: “etiquetados”, cuando se reserva un uso para los recursos que en su enorme mayoría vienen del presupuesto federal.

Huamantla es un caso escalofriante. Tomar dinero de aquí para subsanar la nómina de aviadores de allá; comprar gasolina en el negocio del patrón, para que los despachadores aguantaran vara, con aquello de llenar los tanques a unidades fantasma.

Crispín Corona, el auditor, tiene un paquetote.

Debe afilar el hacha para cortar manos largas y, al mismo tiempo aplicarse la máxima de: “no me tiemblan las rodillas” para frenar en seco a personajes con la creencia de impunes (recordemos que mister Cervantes, en Huamantla, ya se frotaba las manos como el procurador del gobierno adrianista).

A Dios gracias no se le hizo.

Pero el verdadero dilema de Crispín, es lo etiquetado que está con el orticismo y el papel hasta 2015 que ha de desempeñar para hurgar en la contabilidad de quien asegura que a partir del 15 de enero de 2011, en Tlaxcala se escribirá una nueva historia.

O sea, Crispín se halla en una posición bien vulnerable. Le tiran los alcaldes molestos porque los cacharon en la movida.

Le tiran los marianistas que, a lado del mismísimo gobernador electo, ven al titular del OFS como la gravísima piedra en el zapato de los nuevos tiempos del zarurismo.

Y también le tiran aquellos que le pudieron cuajar algo respecto a la venta de protección, vía auditores “muy receptivos y dispuestos” a ayudar a los alcaldes y sus inútiles tesoreros, metidos en graves problemas por su insistencia en utilizar la lana para lo que no debe ser.

El OFS es a estas alturas es la manzana de la discordia entre ambos gobernadores (para el saliente es el salvoconducto que le garantiza impunidad en áreas rojas, y para el entrante, el medio necesario para procurarse bienestar en aquello de meterle mano a los presupuestos).

Ya veremos cómo se las arregla Crispín para subsistir el tiempo que le queda como auditor. Pese a los odios de Florentino y, a las fobias que genera a alcaldes como el huamantleco, muy probablemente el primer caso de un edil tras las rejas por la pachanga desatada en su tesorería.

De los resbalones legislativos

Aristeo Calva Lira, es el ícono de los legisladores (y no como para erigirle un monumento) para quien hay temas más importantes que la equidad.

No se trata de juicios a priori pero, la actitud retardataria de un fulano con estas hechuras nos ha de dar la imagen de estado intolerante (además de opaco, corrupto e injusto).

Si Aristeo tuviese un expediente limpio, desplantes como el cometido en contra de la comunidad gay, podría considerarse como los excesos, hasta graciosos de individuos de la talla de Onésimo Cepeda.

Pero se trata de un diputado priísta (al menos así le dieron su constancia) y la lucha de ese partido es por la igualdad y la equidad y, ya sabe usted, todo lo que a estas alturas le sume votos porque suponen inevitable su arribo a la Presidencia en 2012.

Claro, con ejemplos como Aris, nos queda bien claro que el PRI, para nada que las tiene consigo. Algo ha de hacer para librarse de semejantes energúmenos.

¿A poco los malos manejos sólo serán en los ayuntamientos?

.

Una pregunta que ya está en el aire tiene que ver si el OFS aplicará los mismos criterios a las dependencias estatales en la revisión de las cuentas públicas, porque no es posible que sólo sean los alcaldes los que incurran en malos manejos de recursos.


Algo huele mal en el proceso de revisión y aprobación de las cuentas públicas de los ayuntamientos y dependencias estatales que inició el Congreso del estado.

Llama la atención que dos alcaldes en funciones se quejaron de ser extorsionados por el titular del OFS, Crispín Corona Gutiérrez, sin que los diputados hayan iniciado una investigación para determinar la veracidad de dichas acusaciones.

Hasta el momento, se sabe que los presidentes municipales de Huamantla, el panista Raúl Cervantes López y de Acuamanala,  Cristobal Luna Luna, se quejaron del proceso de revisión del  Órgano de Fiscalización Superior, pues ambas administraciones salieron reprobadas en el manejo de los recursos públicos.

A esos dos ayuntamientos, hay que sumar el de Apizaco cuyos auditores del OFS detectaron un daño patrimonial por 30 millones de pesos  que involucra al edil panista con licencia Alex Ortiz Zamora y al ex tesorero Gregorio Cervantes Díaz.

Aquí no se trata de defender a los presidentes municipales que deberán responder a los malos manejos que presumiblemente llevaron a cabo, sino más bien de exigir a los diputados locales que eviten que el proceso de revisión de cuentas públicas se convierta en escándalo mediático que no concluya con ninguna sanción para nadie.

Si hubo desvíos y excesos de los alcaldes que se castigue y si el titular del OFS incurrió en un delito que se le aplique la ley, porque de lo contrario nadie les va a creer a los diputados.

Es cierto que los tlaxcaltecas están cansados de la corrupción de sus autoridades, de ahí que se preguntan si las dependencias del gobierno de Héctor Ortiz tendrán el mismo tratamiento y rigor aplicado por el OSF a los ayuntamientos, pues para algunos la sanción a ciertos alcaldes es más bien un plan con maña.

Si el próximo gobierno estatal que encabezará Mariano González Zarur necesita castigar a alguien por un caso de corrupción, la administración de Héctor Ortiz le dejará varios expedientes abiertos para que se pueda aplicar la ley a uno que otro panista, cuya característica será que no es cercano al círculo orticista.