[xyz_lbx_default_code]

Publicaciones etiquetadas ‘adriana dávila’

Una semana clave para las campañas

.

Las primeras dos semanas de las campañas dejaron saldos negativos para los candidatos a senadores y diputados federales de las tres coaliciones que buscan el voto de los tlaxcaltecas, porque se encuentran a la deriva dependiendo al cien por ciento de las estrategias que lleven a cabo sus abanderados presidenciales.

Una primera conclusión que ha dejado el arranque de las campañas para el Senado y las diputaciones federales es que las alianzas se equivocaron en la designación de sus candidatos a esos cargos, pues ninguno resultó atractivo para los electores o representó un liderazgo con arrastre propio que le permitiera moverse en su propia órbita de influencia.

Han pasado dos semanas de las doce que se tienen para hacer campaña y la decepción hacia los abanderados que solicitan el voto de los ciudadanos y ciudadanas es evidente, porque basta con ver las críticas de los usuarios de las redes sociales hacia sus propuestas y trayectorias para saber que son rechazados.

La priista Anabel Alvarado Varela se voló la barda con su propuesta de presentar 300 iniciativas en caso de llegar al Senado, cuando no tuvo la capacidad de concluir su periodo como diputada federal y de presentar al menos 50 iniciativas en el año y medio que estuvo en el puesto.

A su compañero de fórmula, el mediocre ex secretario de Gobierno que fue corrido por su tibieza, Florentino Domínguez Ordoñez, nadie le cree su interés por la educación, pues cuando fue líder del bse dedicó a sangrar las finanzas del sindicato para ampliar y modernizar su rancho, así como para beneficiar a sus amigos con las plazas que controlaba el poderoso gremio magisterial.

A la ex perredista y hoy panista metida de nuevo en el partido del sol azteca, Minerva Hernández Ramos, quien aspira a llegar al Senado por la coalición por México al Frente, presume su trayectoria y experiencia, como si fuera un punto a su favor, lo cual resulta negativo para su persona porque los ciudadanos están hartos de políticos que se dedican a vivir del presupuesto y presumir honestidad cuando es todos lo contrario.

O como creer a políticos jóvenes como Sandra Corona Padilla, candidata a diputada federal por el tercer distrito de la alianza Todos por México que defiende a las mujeres y su participación en política cuando su papá J Carmen Corona Pérez, actual diputado local del Panal y ex líder del SNTE, paga fuertes cantidades a reporteros del sur del estado para “pegarle mediáticamente” a Lorena Cuéllar Cisneros, abanderada de Morena al mismo cargo.

Esa actitud cobarde y mediocre, también la ha replicado el pegaazulejos Juan Carlos Sánchez García “El Saga”, quien no supera su frustración de no haber sido aspirante a la diputación federal por el distrito antes mencionado.

El próximo domingo se realizará el primer debate presidencial de los tres que tiene previsto el INE. La coalición electoral denominada Todos por México y su candidato José Antonio Meade Kuribreña están obligados a salir airosos ante las pésimos resultados que han tenido en las primeras dos semanas de campaña.

Aunque los priistas quieren vender la idea de que Meade Kuribreña ya se ubica en el segundo lugar de las preferencias o que encabeza las tendencias en Tlaxcala, la realidad es que el ex secretario de Hacienda lejos de crecer perdió puntos y se mantiene en el tercer sitio en la carrera presidencial.

Lo anterior se replica en Tlaxcala y por eso es primordial que el candidato del PRI a la presidencia de México destaque y gane el debate. Si triunfa en ese ejercicio y hace un buen papel su campaña y la del resto de los candidatos a las senadurías y diputaciones federales recibirán oxígeno puro que les urge para meterse en la lucha por esos cargos.

Sin embargo, es un hecho que el PRI percibe una elección muy complicada para retener el control de la presidencia y del Senado. De los 128 lugares que están en juego para la Cámara Alta del Congreso de la Unión, el partidazo considera que podría tener 20 de ellos, es decir, 35 posiciones menos a las que actualmente controla.

El partido de López Obrador espera tener mayoría en el Senado con 55 representantes, mientras que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano aspiran a sumar 44 posiciones y el resto para otras fuerzas políticas e incluido un independiente.

Lo malo de esos análisis es que el PRI no incluyó a Tlaxcala dentro de los estados que podrían aportar al menos un senador para su próxima bancada.

Las campañas son un desastre.

Los excesos y errores de los funcionarios estatales

.

Muy pronto se acostumbraron los funcionarios estatales a la buena vida, porque son contados los que se esfuerzan por llevar a cabo un trabajo digno que contribuya al desarrollo de Tlaxcala. Están alejados de la grilla política y al parecer ninguno tiene el interés de involucrarse en las actividades proselitistas para apoyar al PRI.

funcionarios menistas

Con 13 meses en el gobierno, la gran mayoría de los funcionarios estatales entró a su zona de confort y ha empezado a recurrir a excesos que al final terminarán afectado la imagen de la actual administración.

Si bien el pago de bonos y la contratación de familiares fueron dos medidas que se cancelaron al inició del gobierno menista, la realidad es que los meses pasaron y hubo funcionarios con dotes de poeta que aprovechando la cercanía con el mandatario revivieron la entrega de “estímulos”, pero con la salvedad de que éstos sólo fueron para una docena de directivos que no tuvieron empacho en dejar evidencias de los mismos, situación que tiene muy molesta a la estructura administrativa de esa dependencia por el favoritismo existente.

Manuel Camacho Higareda, titular de la Secretaría de Educación Pública enfrenta un desorden administrativo del cual poco se sabe y se habla, porque por varios meses fue cubierto por la ex secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, sin embargo hoy su circunstancia es diferente y no dude que pronto salgan a la luz algunas inconsistencias operativas en esa dependencia.

Hace casi un año se conoció que Mauricio Rugarcía fue despedido de la dirección Administrativa del Despacho del Gobernador, posición que llegó a ocupar Erika María Nande Islas, hermana de la actual titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Alejandra Nande Islas. Su llegada al primer círculo de confianza y poder le habría facilitado las cosas para contratar a su esposo, quien cada quincena acude puntualmente a firmar la nómina.

Mauricio Rugarcía fue cesado porque no sólo tenía una larga lista de aviadores en la nómina del Despacho del Gobernador que autorizó el hacendado Mariano González Zarur, sino porque llevaba un manejo poco claro de los recursos públicos que disponía.

Los excesos que existían en esa área de la administración estatal al parecer se mantienen y hoy se estarían cometiendo algunos “errores” que implican gastos no justificables, como la contratación de equipos de sonido a particulares para la sonorización de varios eventos del gobierno cuando el área de logística y giras tiene la capacidad técnica y equipo para evitar dicho desembolso.

Son muy pocos los funcionarios estatales que están comprometidos con su jefe y con el nuevo coordinador del gabinete Tito Cervantes Zepeda, secretario de Gobierno, pues cuando se enteraron que el mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez no estaría en el evento de la celebración de un aniversario más de la promulgación de la Constitución, muchos se ausentaron y no giraron las instrucciones para que directivos y otros empleados acudieron al acto oficial, razón por la cual se tuvieron que quitar la mitad de las sillas instaladas.

Tito Cervantes debe mostrar mayor liderazgo y control del gabinete, porque no es posible que sus compañeros empiecen a extrañar a la ex titular de esa dependencia, Anabel Alvarado Varela, quien dejó el cargo para convertirse en candidata del PRI al Senado.

Otra muestra de la falta de interés por parte de los funcionarios menistas, es que a la fecha ninguno se ha involucrado directamente en labores políticas para apuntalar las campañas de los candidatos priistas rumbo a los comicios del 1 de julio.

A cinco meses de las elecciones la actitud de los colaboradores del gobernador es de valemadrismo como si el partidazo encabezara en Tlaxcala las preferencias y tuviera una cómoda ventaja sobre sus rivales, lo cual no es así porque en la competencia por la presidencia de México, por el Senado y por las diputaciones federales el tricolor se ubica en la tercera posición.

Hoy es más que evidente que el PRI va por un lado y el gobierno por otro, situación que tiene muy contentos y felices a la oposición.

Poco, muy poco le duro la independencia a Carreón

.

El futuro del Frente Ciudadano por México en Tlaxcala empezará a vivir otra realidad diferente a la mostrada por los actuales líderes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Carlos Carreón Mejía, Juan Manuel Cambrón Soria y Refugio Rivas Corona, respectivamente, pues el primero dejará  de tener la facultad para llegar a acuerdos.

ddf

Muy poco le duro el gusto a Carlos Carreón Mejía de sentirse independiente y asumir decisiones como dirigente estatal del PAN  sin rendir cuentas a la senadora Adriana Dávila Fernández, quien por unos meses decidió soltarlo y comprobar hasta dónde tenía la lealtad del primero.

 Anoche, Carreón Mejía dejó de vivir su realidad alterna y entendió que las decisiones relevantes en el PAN las toma Adriana Dávila, quien aprovechó la sesión de la Comisión Permanente del partido en Tlaxcala para lanzar dardos envenenados a varios panistas presentes y dejar en claro que las negociaciones para integrar el Frente Ciudadano por México tomarán un rumbo diferente.

La sesión transcurría en relativa calma hasta que un panista de nombre Israel pidió a ese cuerpo colegiado evitar para el 2018 los errores cometidos en los comicios del 2016 que impidieron obtener buenos resultados, comentario que provocó la molestia de la ex candidata al gobierno del estado que solicitó la palabra.

 “Dejen de echarme la culpa a mí, porque no he sido egoísta.

 Yo he luchado no sólo por mí, sino por todos los militantes de este partido que lograron cargos de elección popular como regidores en algunos ayuntamientos cuando ni siquiera fueron propuestas mías.

 Yo he dado la cara por otros compañeros y por el partido. 

Presidente pueden acordar lo que crean conveniente, pero yo seguiré defendiendo mi postura.

 Reconozcan un mérito es esta persona que ha tenido que tragar hasta su patrimonio para ayudar a muchas personas.

 Yo he dado la cara por otros. Yo me he chingado.

 Cuando les conviene soy su amiga y cuando no ni me conocen porque estoy acabada…”

  Fueron algunas de las frases que se dejaron escuchar en la sesión donde

Poco, muy poco le duro la independencia a Carreón

 le recordó a Carlos Carreón que  gracias a ella se mantiene en la dirigencia del partido, pues intervino en el Tribunal Electoral de Tlaxcala y en otras instancias para impedir que se concretara la renovación del Comité Directivo Estatal del PAN.

 También se conoció que intercedió con el diputado priista presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, Mariano González Aguirre, para lograr la aprobación de algunas cuentas públicas que al final no pudieron tener el aval de la mayoría de los legisladores como fue el caso del ex alcalde capitalino Adolfo Escobar.

 Según la versión de los asistentes a la sesión de la Comisión Permanente del PAN en Tlaxcala, la senadora habría dicho que ese diputado local le llegó a comentar que “vienes a defender a quien siempre estuvo apoyando al PRI”.

 Si bien Carlos Carreón tiene cierto control del Consejo Político Estatal del PAN donde es apoyado por el grupo de Adolfo Escobar, lo cierto es que Adriana Dávila tiene bajo su mando la Comisión Permanente, de ahí que ese órgano se alista para nombrar a una comisión que se encargará de llevar a cabo las negociaciones para concretar una posible alianza rumbo a los comicios del 2018.

El Consejo Político Estatal del PAN aprobó el sábado pasado iniciar el proceso de negociación para establecer posibles convenios de coalición con otras fuerzas políticas, sin embargo será la Comisión Permanente la que asuma el control de esos acuerdos y la que establecerá las condiciones para llegar a tratos, de ahí que Carlos Carreón dejará de tener la exclusividad de los pactos.

   De entrada, le puedo adelantar que el PAN no está dispuesto a ceder la primera posición de la fórmula que se registre para el Senado de la República ni otorgar un distrito electoral federal al PAC, situación que sin duda molestará al PRD que se sentía seguro de obtener esa posición y lograr el apoyo de ese partido estatal que controla el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

 Pronto veremos si las negociaciones para integrar el Frente Ciudadano por México en Tlaxcala avanzan o se rompen. Se valen apuestas.

¡Las encuestas!… de clandestinas a efímeras, pero tienen fuertes coincidencias

.

Dos coinciden en que Lorena va arriba; en que Adriana va para abajo, en que Marco Antonio crece conforme se sacude a Mariano y que Martha mantiene el bajo perfil

Lorena Cuellar, Adriana Davila, Marco Antonio Mena, Martha Palafox, Elecciones 2016

Son interesantes las fotografías de los momentos que vive este proceso rumbo al cinco de junio. Candidatos y partidos suben, bajan, acusan los efectos de sus errores o al contrario, se regodean porque alguna maniobra les dio puntitos.

El descontón de tres encuestas alborotó a la gallera. Una, la del lunes anterior en el Sol de Tlaxcala, con la malicia de quien arrojó la piedra manteniéndose apetrechado coloca en una escasa delantera a la panista Adriana Dávila, en empate técnico con la perredista Lorena Cuéllar Cisneros al priísta Marco Antonio Mena lo mandó a la tercera posición y a la morenista Martha Palafox la ubica en una cuarta posición.

Nadie dijo esta boca es mía. Y así dejaron dicho alacrancito en el pecho del imaginario colectivo.

Pero ayer otra maniobra volvió a meter ruido. Mañosamente en la página de Facebook del Partido de la Revolución Democrática (https://www.facebook.com/PartidodelaRevolucionDemocratica/photos/pcb.10154750336378574/10154750334853574/?type=3&theater) publicaron unas horas una encuesta bajo la autoría de Gii360. Por unas horas porque seguramente fueron apercibidos por la autoridad electoral.

Pero el descontón se dio. A Lorena Cuéllar Cisneros le atribuyen 29.10; mientras que 20.85 mencionó que votaría por Adriana Dávila y 15.17 por Marco Mena. Dicho estudio considera que 8.53 de las personas que respondieron al cuestionario apoyaría a Martha Palafox, 4.93 a Jacob Hernández, 2.46 a Algredo Jaramillo, 2.09 a Felipe Hernández y 1.80 por Federico Barbosa.

A, pero falta un tercer estudio, ya sin el pisa y corre de los anteriores. El realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica (http://gabinete.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=533:seguimiento-gce-Tlaxcala) si bien coloca al PRI a la cabeza en el capítulo: Voto por Partido, con 19.1 contra 13.1 del PAN, 13 del PRD y 8.8 de Morena, en la intención voto por candidato pone a Lorena a la cabeza, con 24.9, seguida de Adriana con 20.4, Marco con 11.7 y Martha con 8.3.

Para la encuesta de GCE, el voto negativo, o sea la pregunta ¿por cuál candidato nunca votaría?, se lo llevó el priísta Marco Antonio Mena con 28.3, seguido por Adriana 12.2, Martha 12.2, y deja en el cuarto sitio a Lorena con 6.9.

GCE volvió a preguntar la preferencia por los candidatos y obtuvo estas respuestas: por Lorena 24.9, Adriana 2.4 –ninguna se mueve- pero en cambio el priísta crece de 11.7 a 17.6, lo mismo que Martha Palafox de Morena, quien pasa de 8.3 a 13.7.

Coincidencias

1.       Consecuencias Adriana Dávila observa un comportamiento a la baja, pese a que antes detentó números favorables.

2.       Dos de estas encuestas colocan a Lorena Cuéllar a la cabeza.

3.       El priísta Marco Antonio Mena va al alza, lo mismo que su partido. Solo que también las menciones negativas lo agobian.

4.       Martha Palafox también crece, aunque no lo suficiente para dejar el cuarto lugar.

 

El discurso de la continuidad usado en un principio por el priísta Marco Antonio Mena, ha sido el peor lastre en su ruta al cinco de junio. Mostrarse aún sin percibirlo, como el patiño del odioso Mariano González Zarur, fue sin duda una autoflagelación innecesaria porque seguramente lo hacía para quedar bien con el hostigoso manchis.

Tarde o temprano tenía que cortar el cordón umbilical y alcanzar un equilibrio que lo librase de la historia inverosímil de la abuelita carbonera, en tanto la desvalorización propia tendiente a bajar al nivel de los pobres.

Marco tiene que aceptar que su llegada fue súbita. Hace unos meses aún disputaba el lugar con el subrepticio Ricardo García Portilla –quién recién pidió licencia en San Lázaro, seguramente emplazado por Mariano– y con Anabell Ávalos Zempoalteca.

Entonces no es lo suyo la cercanía con el pueblo. No es su culpa vivir el proceso de desconocido a intensamente promovido, así que su discurso podría ser más realista y de convocatoria para involucrar a los altos mandos de su partido, para tratar con inteligencia la caída en picada del presidente Enrique Peña Nieto, y sobre todo para sacudirse garrapatas y pulgas convidadas por Mariano.

Marco compite con una Lorena, en campaña desde 2010, cuando vivió la persecución de Mariano, quien la engañó prometiéndole apoyarla a cambio de cederle la candidatura al gobierno.

Meses de estar en el candelero en un atropellado proceso de iniciación no son suficientes para confrontar a los más de 75 mil atendidos por la fundación de Lorena, una herramienta que se vale de los pobres para sumar promotores, pero al fin y al cabo un medio del cual se vale en esta guerra sin cuartel en pos de los grandes negocios del gobierno.

Adriana, por qué a la baja

La abanderada del PAN optó por ganar violentamente la candidatura de su partido. Primero rompió a sus contrincantes, luego se declaró enemiga de las alianzas y finalmente encaró el airado reclamo de una militancia encabronada porque regaló a la priísta Guadalupe Sánchez Santiago, la pluri uno al Congreso local.

Uno la supone una estratega, mas catafixiar la perla negra del partido por un convenio de promoción con la radiodifusora de Apizaco, no solo sería negativo y poco inteligente. Yo diría que es estúpido, porque los costos con su ejército son impagables. Cómo van a aceptarlo los mandos medios haciendo fila desde hace años. Los hirió en el corazón. Un convenio de publicidad no lo vale.

Respecto a su declarada guerra contra las alianzas, Adriana no tuvo más alternativa que confrontarse con el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle. No solo era anteponerse a Lorena sino asumir un papel protagónico a manera de extensión de sus dueños, Felipe Calderón y Margarita Zavala, exigentes cobradores de aquella fortuna en 2010 –de la cual la mayoría no se ha aclarado- y sus intereses.

Así que la hábil senadora no tuvo mucho de donde escoger. Su reto fue pegarle a Moreno Valle para limpiar el camino a Margarita, y aprovechó para hacer lo mismo con Lorena.

Otras ocasiones, caos como este le redituaron ganancias. Hoy no. La dejaron sola, y por ejemplo es la fecha en que 25 candidaturas panistas a presidencias municipales están volando. Casi la mitad del estado, una minucia…

Así que su baja en las encuestas es resultado de la lógica.

Factor Peje

Parece que la candidata de Morena mantiene una estrategia de bajo perfil. Pero subir de 8 a trece, según GCE es un atributo por el cual nadie debería darla por muerta, pues esto apenas comienza.

Un factor que a diario la mantiene vigente es la esgrima de AMLO hoy, el más favorecido por los números rumbo a 2018.

No descartemos que se sume al boicot nacional en contra del Instituto Nacional de Elecciones (INE) en protesta por haber quitado el registro a David Monreal en Zacatecas y a Guillermo Fabela Quiñones en Durango.

Ese tipo de movimientos, de carácter nacional sacan a su lucha del agobiante contexto local, donde pareciera que los grupos y liderazgos de siempre comienzan a degustar el caldo de manipulación dado a grandes cucharadas a una ciudadanía mayoritariamente dispuesta a dejarse consentir con regalitos chatarra.

Conclusión

Interesante la cuasi clandestinidad de las encuestas. Que hoy ellas pierdan credibilidad porque pareciera que cada quien tiene a la empresa, siempre foránea para dar tendencias sin comprometerse localmente.

Esto deviene en un vulgar palenque con gallos borrachos, mal amarrados y con apuestas millonarias porque lo que está en juego son los jugosos, los millonarios negocios de un gobierno estatal que hace muy poco, gana muchísimo y tiene en la oposición (los acametitla, los montieles, los sesines y los cambrones) a viles mamarrachos con las manos extendidas para recibir su parte proporcional de estas linduras.

Por cierto, los organismos electorales, metidos en el lodo hasta abajito de las axilas.

Tras una larga espera ungen a Adriana candidata del PAN a la gubernatura

.

Llega con más emoción que respaldo social en ese contrastante escenario, bajo el engaño que el panismo tlaxcalteca se puede comparar con cualquiera del país.

Adriana Davila, Edilberto Algredo, Martha Palafox, Serafin Ortiz, Lorena Cuellar, Candidatos Tlaxcala, Caricatura En Linea

Tras un prolongado y titubeante proceso, el PAN finalmente se inclinó por la senadora Adriana Dávila Fernández, para contender el cinco de junio por la gubernatura de Tlaxcala. Si es o no la mejor, ya lo veremos, pues de hoy en adelante la apizaquense no podrá alegar factores externos o intervenciones malévolas en su contra.

¿Quiénes la acompañan en esta aventura? Desde luego el ex presidente Felipe Caderón Hinojosa, Margarita Zavala Gómez del Campo, el senador Roberto Gil, Santiago Creel. Muy a la fuerza acabaron por aparecer en la foto el actual presidente del CEN albiazul, Ricardo Anaya Cortés y el ex líder nacional, Gustavo Madero.

Pese a presidir la Comisión Permanente del CEN, el que ni la nariz asomó es el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, perdedor en esta disputa cuyo fin era conseguir una alianza con el PRD. Dicen que su estrategia tendrá que variar para que no se caiga su proyecto de contender en 2018 por la Presidencia. Por lo pronto fue incapaz de franquear a esta oposición, muy decidida a no dejarlo pasar.

¿Qué respaldo social tiene Adriana Dávila, como para considerarse una candidata competitiva?

Escaso, a causa de la acentuada división. Ni siquiera logró, bajo el principio de equidad, candidatas y candidatos en todos los municipios. Y no siempre fue la escasez de militantes, sino la búsqueda de incondicionales a los cuales no le fuera trabajoso tenerlos con la mirada baja y la cartera abierta.

¿Quiénes colaboran con Adriana en el terreno local?

Bueno, comenzando con el siniestro mayordomo suyo, Carlos Carreón Mejía, un dirigente estatal sacado del sombrero de mago en medio de la impopularidad y la opacidad. Así, así lo requería. Y ahí lo tiene.

El diputado Juan Corral Mier, principal beneficiario de la franquiciataria panista, quien hizo hasta lo imposible por asegurarle su curul en San Lázaro. De empresario a la baja –y para nada motivo de orgullo de la comunidad española en Tlaxcala- no ha tenido empacho en poner su dignidad en un recipiente entre estrecho y permeable, al grado de perderla, eso sí bajo el silencio más productivo que los pasivos de su nostálgico almacén de muebles.

La hermana Irma, una especie de head hunter dentro del limitado espacio de su desempeño, con más emoción que academia, más o menos como la hermana Adri.

De ahí hacia abajo sería ocioso buscar nombres destacados.

Uno ve el protagonismo, por ejemplo de Roberto Gil en las decisiones nacionales, lo compara con lo conseguido con nuestra representante en ese grupo parlamentario, y acaba por sentir un poco de decepción. Pues a partir de ese desengaño… para abajo. Ese es el contraste entre los panista de allá y la de acá.

Allá pensaron que los arrebatos de quien resultó ungida contaban con un importante respaldo social. Bueno, eso les hicieron creer. Y le apostaron a Tlaxcala, como si fuese Veracruz, o Puebla, o Chihuahua. Nunca se dieron cuenta que la de aquí, pues hacía lo que podía en una plaza donde al remontarnos por ejemplo al sexenio de Antonio Álvarez Lima, nos demos cuenta que a los panistas los tenían que inventar en el mismo gobierno. He ahí a don Luis González Pintor, primer senador panista de Tlaxcala, cuya carrera costó más al demócrata pelón, que haber impulsado a algún priísta. Loco el piojo por echar maromas.

De entonces a la fecha una minoría convencida formó a un PAN de respeto. Pero jamás con la capacidad de ganar una elección. El resto de la historia ustedes la conocen. Llegó Héctor Ortiz, usó el emblema para ser gobernador e hizo autoridades por ejemplo a Adolfo Escobar Jardinez, a Benjamín Ávila Márquez, a Sergio González Hernández.

El PAN entonces tuvo una etapa de protagonismo, y creyó no necesitar vejigas para nadar. Ahí tienen el resbalón de Adriana Dávila en 2010 ante Mariano González. No pues ni a quien irle.

De entonces a la fecha, el PAN sufre una crisis moral de tales dimensiones como los osos que hace el cercano a Adriana, dedicado a lanzar improperios en las redes sociales, colocado su simpático sombrero con el que asegura su membresía a los Búfalos Mojados.

Ese es el PAN que hoy tiene la candidatura para contender con Marco Antonio Mena (PRI), Martha Palafox (Morena), Lorena Cuéllar )PRD), Serafín Ortiz (PAC) y Edilberto Algredo (Movimiento Ciudadano).

Ahora sí vamos a ver cuánto vale.

La PSN pide licencia

Sin goce de sueldo, así será la licencia de la senadora Martha Palafox Gutiérrez, quien hoy deja temporalmente el Senado de la República para registrarse como aspirante a contender por la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al gobierno de Tlaxcala.

Creo que Andrés Manuel López Obrador, no tiene los ojos puestos en otro proyecto. Así que lo más probable es ver a la Palafox como aspirante formal de dicho movimiento a la gubernatura de Tlaxcala.

Por lo pronto ve muy probable tener una nueva gira por todos los municipios, acompañada del señor Peje, y bajo la misma dinámica de reuniones con el sello característico de un discurso fuerte, crítico y bien recibido. Antes tendrá que cumplir con la agenda pendiente por las principales cabeceras municipales.

O sea, el arroz de las candidaturas ya se coció

Están prácticamente definidos los contendientes de la lucha electoral del cinco de junio. A partir de mañana 19 de marzo y hasta la primera quincena de abril, todo se traducirá en ejercicios internos de los partidos y sus candidatos, planeación y demás acciones del afilado de lanzas, pero de manera interna. Aquí veremos quién comete actos anticipados  por carecer de ese reloj interno más arriba de sus instintos.

Adriana Dávila Fernández, abanderada del PAN, Lorena Cuéllar Cisneros, del PRD, Martha Palafox Gutiérrez, de Morena; Marco Antonio Mena Rodríguez, del PRI; Serafín Ortiz Ortiz, de Alianza Ciudadana y Edilberto Algredo de Movimiento Ciudadano.

Pone sus ojos el PRI en otros estados, menos complicados que Tlaxcala

.

Adriana se impone, ganan Felipe y Margarita a Moreno Valle; pero el plan original tenía otro guión; hoy, los otrora aliados definirán hacia donde decantan sus cultos a sí mismos.

(etlaxcala) Espionaje Manlio Fabio Beltrones, Mariano Gonzalez, Adriana Davila, Caricatura, Tlaxcala Enlinea

El PRI no ha reparado en meterse hasta la cocina en las doce entidades que eligen gobernador, para disponer de la suficiente información que le permita palomear a su mejor opción. Y convertirlo en el candidato del presidente Enrique Peña Nieto.

Por ejemplo, Ignacio Ayala en Colima, cuyo triunfo sobre el perredista Jorge Luis Preciado, en la elección extraordinaria de ayer domingo parece irreversible; por ejemplo la senadora Blanca Alcalá en Puebla, que emparejó la competencia con Tony Galy, delfín del gobernador Rafael Moreno Valle.

El tricolor no esconde las ganas de dar la pelea en 2016 y quedarse con la mayoría de las gubernaturas en disputa. ¿La mayoría? Sí porque parece que algunas plazas podría estimarlas material de sacrificio, para no llevarse el pastel completo, y con ello la rechifla de los electores que insisten en ver el vaso medio lleno de la democracia en México.

Claro, hablo de Tlaxcala. Mil mensajes fueron enviados al terco coordinador de los esfuerzos para imprimirle un poco de sensibilidad sobre quién sería la candidata de Peña Nieto. Mas las viseras a lado de sus respectivos oclayos le han impedido una visión panorámica. Y se concentró en el surco en dirección del cual ara su alianza aldeana.

Paralelamente en el CEN panista culmina el agarrón entre Margarita Zavala y su marido Felipe el expresidente, en contra del gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, mano en la comisión nacional permanente y precursora de alianzas con el PRD. Ello alumbra en el sentido que la candidata del PAN va a ser Adriana Dávila Fernández.

De nueva cuenta va a tener la oportunidad de demostrar de qué está hecha, con qué porcentaje del PAN va y hasta dónde el voto de los tlaxcaltecas por el albiazul puede ser tan abundante como para permitirle un sonoro triunfo el cinco de junio.

Las cosas ocurren a la inversa del plan original escrito bajo la siglas adri-manchis. Se suponía que el de Apizaco quedara fuera de escena para poder apuntar sus baterías a la causa de su paisana. Pero sin perder el control. Escondido entre las naguas de una gobernadora que casi todo se lo debiera a él. Y de nuevo, el fantasma de la traición invade el recinto de estos dos… ¿Cuál lo merece, cuál habrá de mandar? Eso no estaba en su guión.

Nada es cosa del azar. Hasta pareciera la manota del big brother Manlio Fabio Beltrones, metido hasta el tuétano de los actores y constante en el flujo de cualquier cambio.

Solo estaba disponible la habitación 1408 (terror, 2007 dirigida por Mikael Hafströn) y puede que enloquezcan poco a poco, presas de la desesperación porque todo comenzó por salir de su control y, al paso de las horas nuevas complicaciones surgen. El más vulnerable es al que le tiembla la mano, o sea, espantado ya andaba. Este susto es una raya más al tigre.

Al mal tiempo

He ahí la plaza para quien la pueda tomar. Como una contribución de un tricolor satisfecho en sus acciones de colocar trampas y cebos.

¿Quién dice yo?, ¿Adriana, Lorena, Martha, Serafin?

Facilita este escenario la insistencia de Marco Mena por no quitarse de enfrente al estorbo que lo siente su subordinado. Y luego lo niega.

Digamos que este es el anexo de la habitación 1408, operada por un tal manchis con la creencia que organizando el nuevo cochinero en 2016 le van a permitir el uso de los colores del PRI para afianzar el puente que le permita salvar el pellejo.

Como veo las cosas Tlaxcala tiene ya su lugar ganado, pero en el limbo, donde hasta ahorita, nada para nadie, salvo que algo extraordinario ocurriera:

  1. El cuasi cadáver político que le estorba a Marco Mena, podría renunciar y llevar su vibras malas a lugares donde no provoque los daños que aquí.
  2. Se podría fingir enfermo. Ándale, hacer como que la mano de los temblores ya no le permite apariciones en público.
  3. Pedir clemencia pese a lo avanzado del brete en el que por su necedad se metió.

Mire que un cuate en el contexto del presidencialismo y sedicente respetuoso de los protocolos del partidazo, no debió dar rienda suelta al instinto, que embiste y bufa sin control, aunque después se arrepienta. Pero, palo dado ni Dios lo quita.

 

 

Rompe Alejandro Aguilar la frágil hegemonía de Adriana Dávila en el PAN

.

Es una guerra si cuartel entre Calderón y Margarita, contra Moreno Valle, teniendo a Dávila como la artillería en pleno caos

(etlaxcala) Adriana Davila, Alejandro Aguilar Lopez, Felipe Calderon, Eleccion Interna PAN, Caricatura, Tlaxcala Online

Fue inútil persuadir a Alejandro Aguilar para no registrarse. Y pese a la histeria del presidente estatal del PAN, Carlos Carreón, la decisión del huamantleco lo hizo capaz de evadir a Adriana Dávila Fernández; y al salir del anexo donde recibió la súplica telefónica de aquella, estrenó la hoja de inscripciones de precandidatos panistas a la gubernatura de Tlaxcala.

Esto ocurrió ayer jueves pasadas las 15 horas. Mientras, en el despacho del alcalde lo mismo repartían roscas de Reyes de los hornos del edil, que opiniones respecto a la acción del panista quien de cuatro elecciones jugadas, ha ganado todas.

«Se inscribió para meter calambres», mencionaban sus incrédulos colaboradores.

Pero su acción no es tan simple. Ha complicado los planes de la senadora Adriana Dávila, quien fuera de su guión, dejó  de ser el prospecto de unidad de los azules, e irremediablemente fue a dar a los terrenos dominados por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle: la comisión para impusar alianzas con el PRD.

No le será difícil al poblano apoyar al hoy competidor de la Dávila. Decíamos lleva cuatro de cuatro. Adriana en cambio sólo ha sido pluri. Además perdió la elección contra el priista Mariano González Zarur, en 2010.

Pero tendrán que dar las cinco de la tarde para ver si este escenario cambia de rumbo.

Que difícil decisión deberá tomar quien hasta hace unos días detentaba la supremacía en el PAN tlaxcalteca . Creo que su suerte cambió desde aquella cena organizada por Margarita Zavala, a la que llegó pero no entró.

El oso

El alcalde de Tlaxcala, Adolfo Escobar Jardinez, mandó a su secretaria al PAN a hacer fila, llevaba sus documentos, por si las circunstancias lo obligaban a inscribirse.

No es que sea un pusilánime, pero nada más se quedó viendo cuando Alejandro Aguilar procedió, sin tanto especular.

No se registró pero sí se exhibió.

Quedó expuesto el pacto con Adriana, quien vio con buenos ojos al perredista Víctor Briones, para apoyarlo con la alianza PAN-PRD para la alcaldía de Tlaxcala.

¿No que los panistas solitos podían?

Lo mismo apoya en otros municipios, como Zacatelco,con el perredista Tomás Orea, o la priista María del Carmen Cervantes, en Huamantla.

¿No era una purista de los ideales del PAN?

A lo mejor por eso la ex diputada federal Leonor Romero, copió a Alejandro Aguilar, y allanó el camino a Briones, registrándose como precandidata a la presidencia de Tlaxcala.

Guerra sin cuartel

Ahí los tiene, luchando encarnizadamente. En esta esquina, Margarita Zavala.  En la otra Rafael Moreno Valle.

La primera valiéndose del porrismo de los chuchos, del senador hector Bautista, de Guadalupe Acosta Naranjo, para desactivar las alianzas.

A punto de conseguir la renuncia del cándido Agustín Basave, cuya inexperiencia lo llevó a pensar que tratar con dicha fauna equivaldría a pactar con baluartes del otrora PRD.

Pero si están becados por el Sistema para tenerlos con la correa tensa, como ocurre con Jesús Zambrano, con Miguel Barbosa…

Candidaturas comunes

La lucha de Moreno Valle es lograr la candidatura común para la senadora Lorena Cuéllar, la ex tricolor también con un récord imbatible en las elecciones donde ha participado.

Calderón y Margarita hicieron hasta donde pudieron para cuidar la espalda a su protegida Adriana Dávila.

Pero hoy la suerte de la última está echada. Nadie sino ella y su conciencia se juegan esta tarde su presente y su futuro.

Sus métodos y estrategias quedaron a la vista. También la oposición de quienes dedican cada minuto a combatirlos.

Las preguntas son: ¿qué tan simple es la irrupción de Aguilar López en el proceso panistas? ¿Se tratará de un proyecto más allá de lo coyuntural para lograr la candidatura común a favor de Lorena Cuéllar? ¿Habrá otros grupos buscando regresar al Poder? ¿Que visión tiene Mariano de estos sucesos?

Truena Basave en el PRD, consecuencia de la alianza entre Mariano y Adriana

.

Y el CEN del PRI está  más que convencido de la traición del gobernador, quien  busca a toda costa cobijarse en un PAN cómplice.

(etlaxcala) Agustin Basave 1, Adriana Davila, Mariano Gonzalez, Truenan PRD, Carciatura, Tlaxcala Online

Esta vez los reyes magos traen bilis y no oro; disputa y no incienso, y golpes bajos, no mirra.

Agustín Basave deja al PRD al fracasar las alianzas de su partido  con el PAN en Tlaxcala y Puebla.

De acuerdo con un audio al que Ciro Gómez Leyva tuvo acceso el líder amarillo anunció el 22 de diciembre a los consejeros de su partido su inminente  renuncia al ni darse alianzas en Puebla y Tlaxcala.

En el PRI sigue Mariano esponjado como pavo al ver que su alianza con Adriana Dávila,  en los hechos rompió al amarillo y dio directamente  en el rostro de Lorena Cuéllar.

Ello hace bolas la deliberación superior del tricolor, da aire a la dupla adrimanchis, y por supuesto que reafirma la verticalidad  del CEN porque  dos presidenciables y el mismísimo Jefe de las Fuerzas Armadas del País no van a ser doblados por la pareja prianista de Tlaxcala, hoy en boca de todos.

En el PRI

Los integrantes del Consejo Político del PRI ya fueron convocados para encarar la última  parte del trabajo del parto de quien  será su candidata o candidato al gobierno.

Y la terquedad mariana está en su apogeo.

Si fuese para narrar que ha muerto de pie, defendiendo su honor, otro gallo nos cantara. Si su lucha sin tregua estuviese entregada al partido tricolor, algo tendría de congruencia.

La realidad apunta en otra dirección. Quiere ser el gobernador tricolor que acabe con la tradición del dedazo presidencial a quien lo habrá de suceder.

Arrogarse ese derecho o dar la espalda al instituto político al cual debe su considerable fortuna. Al que tanto ha devaluado con mapacherias y pleitos; con su personal terrorismo laboral.

Porque ha de pensar que sus pasos y los de sus hijos no están vigilados, y sus cuentas intervenidas, y sus propiedades fiscalizadas.

Así como las críticas las combate cerrando sus ojos, también a la cuerda floja que lo sostiene pretende  ignorarla haciendo lo que  las avestruces.

¿Cuándo le llegará un poco de conciencia?

¿Serán tantas sus culpas que  ni en su partido confía?

¡Eso es! Optó por una especie de asociación delictiva y echa la casa por la ventana para que su socia gane.

En el PRI no deben ni imaginar que así les está jugando.

Eso quisiera el hacendado. Estoy seguro que daría la vida porque así fuese.

Lástima porque estos enredos no son baratos.

Enfrente

Es muy alto el costo de estas maldades.

Nada más en el Congreso del Estado, ya preparan las mesas para celebrar el nombramiento del diputado lioso, Angelo Gutiérrez, en el Comité de Administración.

Fíjense, ese fue el castigo impuesto  por su amá política, quien lejos de desaforarlo lo pone a disponer del tesoro del Legislativo.

En eso consiste la alianza PRIAN versión adrimanchis, mientras sus alforjas estén gorditas los demás que se jodan.

Al hacer agua

Las ratas son las primeras en abandonar un barco  en picada.

Como el cambiazo de ánimo  en el líder Cambron, del PRD yendo a la yugular de acuerdos pactados por la virtual candidata Lorena Cuéllar, okey con personajes como Gelacio Montiel, a cuyo hijo dejaron sin pluri.

¿Quién  más que  Csmbron, aprendió  a jugar para no ganar? Bueno, para asegurar su futuro convencido que  a su partido y a su candidata les puede ir nada bien.

El fantasma de Granier sobre Mariano… y su traición al PRI

.

Igual que el soberbio ex mandatario tabasqueño, nuestro hacendado no ve más allá de sus rotundas decisiones, así sepa que sobre él va a caer la ira del presidente Peña Nieto.

(etlaxcala) Adriana Davila, Lorena Cuellar, Candidata Debil, Caricatura, Tlaxcala Online

Lo encuentro como el enésimo mensaje del alto mando al arrogante señor manchis. La más reciente entrega de la analista Anabella Pezet, en su leídisimo blog El Caldero Político, de Excelsior, hace un símil entre la efímera coronación de Miss Universo –consumada por equivocación en la representante de Colombia, Ariadna Gutiérrez, cuando en realidad correspondía a Pia Wurtzbach, de Filipinas.

Ya saben, el presentador Steve Harvey, pasó a la historia por cometer el oso de su vida. Como en 2012 lo hizo el entonces gobernador de Tabasco, Andrés Granier (una especie de manchis, versión costeña), al imponer a su secretario de salud Luis Felipe Graham Zapata, como candidato a sucederlo, en lugar de hacerlo con Alí de la Torre, entonces el mejor prospecto según lo arrojaban los estudios de la Secretaría de Gobernación.

Por esas fechas, el secretario Miguel Ángel Osorio Chong y el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell intentaron infructuosamente convencer a Granier de replantear sus propuestas, dando a cada uno la candidatura de, gobernador y senador, según sus posibilidades de triunfo. Granier, como aquí Mariano González Zarur, les dijo, ¡de ninguna manera!

No era un gobernador. Era un dios. Y ni así pudo impedir que sobre él cayera la ira del presidente Enrique Peña Nieto. Granier fue perseguido y perdió su libertad.

Versión corregida

Estamos hablando de la diplomacia de Pedro Joaquín Coldwell (el eterno preferido de Beatriz Paredes). Hoy, es Manlio Fabio Beltrones, quien piensa estrenarse como presidente de su partido haciendo hasta donde pueda porque el PRI conserve el poder en todas las entidades donde irá a las urnas en junio de 2016.

Como Granier en 2012, González Zarur hoy, no considera otra opción más que Ricardo García Portilla o Marco Antonio Mena Rodríguez. Y no quita el dedo del renglón. Sabe de las marcadas posibilidades de derrotas de ambos –al menos esa es la lectura de cada encuestadora usada aquí y en los altos mandos- pero se empeña en no soltar prenda.

Supone que el partido, tomado como coto propio es capaz de cometer las peores mapacherías hasta llevar al poder a quien él diga.

Pero lo que está quedando a la vista de todos es el pacto con la panista Adriana Dávila Fernández, para volcar a su favor toda la fuerza del PRI y llevarla al poder, cuadre o no a los altos mandos del partidazo.

Y la senadora no ha sido cuidadosa en ocultar esa perversidad. Hoy asegura que su nombre va a estar en las boletas, con o sin el logotipo del PAN, y al día siguiente afirma que no dejará a su partido, el que pugna por la dignidad de la gente, presume.

Zona de riesgo

Mariano llevó a su partido a una región harto peligrosa. Asoma el fantasma de la derrota. Lo peor es que él no lo ve mal, es su plan B a toda máquina.

Se atreve, priísta como se dice, a patear las bolas al tigre. Sabe que la ira de Peña Nieto –hoy más en posición que en 2012, cuando la persecución a Granier- caerá sobre él. Y extrañas descargas de adrenalina lo llevan, como el tahúr que es, a apostar aun sabiendo que su juego con cartas marcadas es vigilado por múltiples cámaras tras las cuales, se encuentran los sabuesos de Presidencia.

No es una traición al PRI, es su necesidad por contar con alguien, como él sediento de detentar el poder por el poder, y cumplir a cabalidad el pacto de no procesarlo.

Son días cruciales en su rarísima conducta. Hoy su descrédito ante Peña, Manlio y Osorio, no puede ser peor. Dejó correr las cosas hasta donde el incendio dejó de ser controlable. Arden sus escasos méritos, como aquél de disponer de un PRI adiestrado para doblegar a una oposición en contra de la cual jamás dejó de provocar divisiones.

Pues esos puntos a su favor ya no lo son. Su traición quedó a la vista de todos.

Adriana, viaje en globo

Entre más alto se eleva, más dolorosa será su caída. La senadora que habla de candidatas débiles no esgrime una línea de racionalidad en sus palabras.

Se auto promueve como la bronca de Tlaxcala.

Pero en su favor no hay ni las grandes movilizaciones, ni la gente se desgarra las vestiduras por apoyarla.

Es un factor de puro bla-bla. ¿Su fuerza?, la promesa de Mariano para hacerla gobernadora.

Como candidata independiente cuenta con diez días más por mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para reunir los requisitos (ese es el palo más reciente al Instituto Electoral de Tlaxcala). A lo mejor le alcanza para lograr potentes manifestaciones a lo largo y ancho del estado, clamando su inclusión en la boleta.

Pero hoy se dice panista y mañana lo desdeña. Su caos interno se le ve en la mirada. Entre más alto sube, más le dolerá la caída. Puede estar fraguando el más escandaloso fracaso de la oposición en Tlaxcala.

 

 

La consigna de los futuros candidatos es sumar

.

Cualquier candidato de oposición que pretenda ganar la gubernatura deberá superar los 160 mil votos.

(etlaxcala) minis aspirantes

El reto de los futuros candidatos al gobierno de Tlaxcala será superar o por lo menos mantener la última votación que sus partidos obtuvieron a nivel estatal en los comicios del 2012 en que se disputaron el Senado.

disenocandidatos[1]

En los comicios del 2012, el PRI no logró ganar ni la elección de presidente, ni la de senadores en Tlaxcala, pues en la entidad Andrés Manuel López Obrador con la coalición conformada por el PRD, PT y MC se alzó con el triunfo y logró llevar a la Cámara Alta a Lorena Cuéllar Cisneros y a Martha Palafox Gutiérrez.

El PAN se ubicó en la segunda posición y le permitió incluir a Adriana Dávila Fernández al Senado. El PRI quedó rezagado en el tercer lugar.

En el 2012, Lorena Cuéllar y Martha Palafox sumaron más de 164 mil votos, contra 138 mil del PAN que llevó como aspirantes a Adriana Dávila Fernández y al ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

El PRI con poco más de 121 mil votos perdió y no puedo incrustar en el Senado a Joaquín Cisneros Fernández y a Anabell Ávalos Zempoalteca.

Pero las cifras son engañosas, pues si se comparan con los resultados de la elección de gobernador del 2010, se verá que al PRI se le esfumaron en dos años casi 110 mil votos, ya que en esa elección cuando ganó con Mariano González Zarur contabilizó más de 231 mil sufragios.

Al PAN y a Adriana Dávila se le fueron casi 55 mil votos, pues de los 193 mil sumados en 2010, para el 2012 lograron acumular 138 mil sufragios.

El crecimiento del PRD del 2010 al 2012 fue mayúsculo. En el primer año sumó poco más de 24 mil votos en la persona de Minerva Hernández Ramos y en los siguientes comicios captó otros 140 mil sufragios junto con MC y el PT.

Hay que decir que se trata de elecciones diferentes y que los niveles de participación varían, pero también es un hecho que en Tlaxcala existe cerca de 120 mil ciudadanos que emiten un voto switcher que hace imposible, en este momento, dar un pronóstico para los comicios del próximo año.

Sobre todo, porque si sumamos los votos que PRI, PAN, PRD y Morena juntaron en los tres distritos durante las pasadas elecciones federales en que fueron electos diputados, se comprobará que ninguno superó los cien mil sufragios.

El PRI apenas si rebasó los 92 mil, el PAN rasguño los 50 mil y el PRD se desfondó al sumar casi 30 mil. El partido de López Obrador –Morena- contabilizó en su primera elección en Tlaxcala 42 mil votos, de los cuales la mitad fueron aportados por el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya.

El próximo gobernador ganará con menos de 200 mil votos

Sin duda el partido que llega con un piso más firme y elevado para enfrentar la futura contienda es el PRI que tiene la necesidad de lanzar a un candidato competitivo.

Si los electores tlaxcaltecas perciben que el abanderado priista es el continuismo de Mariano González Zarur en el gobierno de seguro analizarán otras opciones que representen un cambio o una renovación.

El candidato priista debe garantizar más de 180 mil votos que permitan asegurar que su partido mantendrá el gobierno en Tlaxcala.

El PAN que tuvo un crecimiento importante a partir de la elección para gobernador del 2004, deberá superar las diferencias internas y demostrar que es una marca que aún compran los electores.

Adriana Dávila tiene el enorme reto de por lo menos alcanzar la votación que obtuvo hace seis años cuando perdió ante Mariano González. Si iguala los 193 mil votos alcanzados en el 2010, prácticamente tendría asegurada la gubernatura.

Sin embargo, tal proeza resulta muy complicada desde mi óptica porque en esta ocasión la senadora no tendrá el respaldo financiero y operativo del gobierno federal, ni del presidente de México, así como del ex gobernador Héctor Ortiz.

El PRD es un partido muerto en vida y Lorena Cuéllar será la que aporte el plus para que se vuelva competitivo en el 2016, pero lo interesante será conocer cuánto vale electoralmente la senadora.

Nadie puede negar que es una política con presencia estatal y seguidores. Su tarea primordial consistirá en igualar la votación que obtuvo en el 2012 cuando ganó el Senado al lado de la también ex priista Martha Palafox.

Si Cuéllar Cisneros llega a los 164 mil votos estaría en posibilidades de sentarse en el despacho principal de Palacio de Gobierno, aunque habrá que ver si hoy que carece del respaldo de Andrés Manuel López Obrador es capaz de alcanzar dicha cifra.

Morena enfrentará su primera elección local y llevará como abanderada a la también senadora Martha Palafox. El activismo del tabasqueño y la legisladora ha sido intenso y se espera que se traduzca en sufragios para su causa.

Las divisiones internas en ese partido serán un factor que jugará en su contra, sobre todo cuando ya se comprobó que el ex senador y ex gobernador Alfonso Sánchez fue el que aportó el 50 por ciento de la votación que Morena alcanzó en junio pasado.

López Obrador será el mejor aliado de Palafox en su lucha por la gubernatura, pero se ve difícil, aunque no imposible, que ambos puedan juntar más de 150 mil votos.

El PAC con Serafín Ortiz también se podría meter en la pelea si se considera que es un partido estatal con estructura, recursos y aliados.

Hay que tener presente que la futura campaña de Serafín Ortiz estará bajo las manos de Gisela Rubach, experta en campañas políticas que desde hace unas semanas ya trabaja en su estrategia.