[xyz_lbx_default_code]

¿A poco los malos manejos sólo serán en los ayuntamientos?

.

Una pregunta que ya está en el aire tiene que ver si el OFS aplicará los mismos criterios a las dependencias estatales en la revisión de las cuentas públicas, porque no es posible que sólo sean los alcaldes los que incurran en malos manejos de recursos.


Algo huele mal en el proceso de revisión y aprobación de las cuentas públicas de los ayuntamientos y dependencias estatales que inició el Congreso del estado.

Llama la atención que dos alcaldes en funciones se quejaron de ser extorsionados por el titular del OFS, Crispín Corona Gutiérrez, sin que los diputados hayan iniciado una investigación para determinar la veracidad de dichas acusaciones.

Hasta el momento, se sabe que los presidentes municipales de Huamantla, el panista Raúl Cervantes López y de Acuamanala,  Cristobal Luna Luna, se quejaron del proceso de revisión del  Órgano de Fiscalización Superior, pues ambas administraciones salieron reprobadas en el manejo de los recursos públicos.

A esos dos ayuntamientos, hay que sumar el de Apizaco cuyos auditores del OFS detectaron un daño patrimonial por 30 millones de pesos  que involucra al edil panista con licencia Alex Ortiz Zamora y al ex tesorero Gregorio Cervantes Díaz.

Aquí no se trata de defender a los presidentes municipales que deberán responder a los malos manejos que presumiblemente llevaron a cabo, sino más bien de exigir a los diputados locales que eviten que el proceso de revisión de cuentas públicas se convierta en escándalo mediático que no concluya con ninguna sanción para nadie.

Si hubo desvíos y excesos de los alcaldes que se castigue y si el titular del OFS incurrió en un delito que se le aplique la ley, porque de lo contrario nadie les va a creer a los diputados.

Es cierto que los tlaxcaltecas están cansados de la corrupción de sus autoridades, de ahí que se preguntan si las dependencias del gobierno de Héctor Ortiz tendrán el mismo tratamiento y rigor aplicado por el OSF a los ayuntamientos, pues para algunos la sanción a ciertos alcaldes es más bien un plan con maña.

Si el próximo gobierno estatal que encabezará Mariano González Zarur necesita castigar a alguien por un caso de corrupción, la administración de Héctor Ortiz le dejará varios expedientes abiertos para que se pueda aplicar la ley a uno que otro panista, cuya característica será que no es cercano al círculo orticista.

Etiquetas:, , , , , , ,