Compártelo en tus redes sociales

Los vecinos de la colonia La Loma Xicohténcatl de la capital del estado ahora no sólo deben padecer los constantes robos de autopartes que se registran en la zona, sino los excesos de la policía estatal que realizan patrullajes para cuidar la lujosa propiedad y bienes del arrogante secretario de Gobierno, José Aarón Pérez Carro.

 

Trascendió que hace unos días una unidad propiedad del soberbio funcionario estatal fue víctima de la delincuencia que decidió llevarse las llantas del vehículo, situación que provocó un enorme malestar del ex empleado de la PGR que de inmediato habría dispuesto que elementos y patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que controla el mexiquense Eduardo Valiente Hernández hicieran guardia y recorridos porque no estaba dispuesto a seguir siendo víctima de los amantes de lo ajeno.

 

Desde entonces es común ver patrullas y policías estatales fuertemente armados que hacen rondines en los alrededores de la moderna y ostentosa propiedad de Pérez Carro. La prepotencia con que se conducen estos agentes ha sido tan alevosa que los colonos y vecinos del secretario de Gobierno ya no soportan las acciones intimidatorias que sufren y los excesos que llevan a cabo al revisar y detener a cualquier persona que suele pasar por esa zona.

 

El recomendado de la ex gobernadora Beatriz Paredes goza de mala fama y los vecinos se están organizando para pedirle que le baje a su soberbia y arrogancia, porque vive en Tlaxcala capital y no en un exclusivo fraccionamiento de la Ciudad de México o del vecino estado de Puebla.

 

Trascendió que al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, le puede resultar muy contraproducente la manifestación que alentó y financió con recursos públicos en contra del diputado morenista, Víctor Castro López, quien hace unos días señaló que ese servidor público tenía un comportamiento similar al de un padrote y que era necesario conformar un frente para destituirlo.

 

Sin cuidar las formas, empleadas y empleados del organismo autónomo se presentaron ante el Congreso del Estado para exigir al diputado Castro una disculpa pública por llamar padrote a su jefe, pues con ese insulto el legislador también pasó a dañar, según dicen, su imagen porque se sintieron aludidas y aludidos.

 

Víctor Manuel Cid del Prado quizá piensa que sigue gozando de la protección del PRI y de su amiga la ex poderosa secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, quien hoy funge como la intrascendente titular de la Secretaría de Turismo en la administración de Marco Mena, pero se equivoca y su exabrupto le podría salir muy caro porque pronto se estará en condiciones de conocer públicamente los detalles del desorden administrativo que tiene en la CEDH, sus excesivos gastos injustificados, sus lujosos viajes al extranjero y el presunto daño patrimonial que enfrenta y que suma varios millones de pesos.

 

Trascendió que a poco más de 2 años de la creación del Sistema Anticorrupción en el Estado de Tlaxcala, hoy en día se comprueba que ese órgano público desde su nacimiento ha sido tan inservible como el desempeño de la actual presidenta de dicha instancia, Isabel Romano Hernández, quien tiene un pasado tan gris como su paso por esta dependencia, pues a más de 2 meses de su llegada para sustituir al también opaco José Justino Pérez Romano no se ha visto avance alguno en pro del combate a la corrupción que impera en la entidad.

 

Sobre los salarios que perciben quienes trabajan en la Secretaría Ejecutiva, a los tlaxcaltecas les cuesta mantener a estos parásitos la cantidad de 608 mil 579 pesos mensuales y aunado a ello, deben soportar que haya perfiles que no corresponden al área en la cual laboran o son adscritos, como el caso del médico Luis Ernesto Pérez Ramírez, sobrino del aún secretario de Gobierno, José Aarón Pérez Carro (http://archivo.e-consulta.com/blogs/senoriotlaxcalteca/?p=8627).

 

Se sabe que aún sin tener el perfil de comunicador el recomendado de ese alto funcionario percibe la cantidad de 28 mil 112 pesos al estar adscrito a un área que tendría que ser el pilar de apoyo en la difusión de las actividades de ese sistema.

 

En cuanto al Secretario Técnico, el Licenciado Julio Caporal, quien también funge como docente de la Universidad Autónoma de Tlaxcala en la Facultad de Derecho Ciencias Políticas y Criminología cobra un salario de 47 mil 691 pesos mensuales, cantidad que llega a superar al sueldo de varios presidentes municipales, con la diferencia que los alcaldes deben hacer labor de gestión para bajar recursos y atender los servicios públicos que se ofrecen a los ciudadanos.

 

Dentro de los sueldos que llaman también la atención, es el de Jessica Sandra Fernández Cornejo, quien a pesar de ser recién egresada (2019) y sin tener experiencia laboral alguna, ostenta el cargo de Jefa de Oficina en el área de Normativa percibiendo un sueldo de 16 mil 546 pesos. Pareciera que ser pareja sentimental del Coordinador de la Facultad de Derecho Ciencias Políticas y Criminología, el Mtro. Andrés Temoltzin, le abrió la puerta para que en su primer trabajo obtenga estos privilegios.

 

Trascendió que con este enroque, Julio Caporal Flores habría afianzado sus horas frente a grupo como docente de dicha Facultad sin perder la plaza durante los años que le quedan como Secretario Técnico del Sistema Anticorrupción del Estado de Tlaxcala.