Compártelo en tus redes sociales

La percepción de los militantes tlaxcaltecas del Partido Movimiento Regeneración Nacional, mejor conocido como Morena, es que el actual diputado federal, Mario Delgado Carrillo, se convertirá en el próximo dirigente nacional, pues las posibilidades de que otro miembro le dispute esa posición son nulas, según los resultados de encuestas previas al estudio que está organizando el Instituto Nacional Electoral (INE).

Los morenistas afines a la actual “super” delegada del gobierno federal en Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, se muestran confiados en la designación de Mario Delgado, con quien mantienen una buena y estrecha relación.

El grupo de los senadores Joel Molina Ramírez y Ana Lilia Rivera Rivera que apostaban por Bertha Elena Luján Uranga se quedó sin opciones luego que la fundadora del partido se bajará de la contienda en protesta por la grotesca intervención del INE en la vida interna de ese instituto político, de ahí que esa influyente militante decidió permanecer como presidenta del Consejo Nacional de Morena.

Y aunque la lista de aspirantes a la dirigencia de Morena es larga, en los hechos muchos morenistas son desconocidos para la militancia tlaxcalteca, salvo Yeidckol Polevnsky Gurwitz, ex líder nacional de ese partido y Porfirio Muñoz Ledo, actual diputado federal y ex fundador del PRD.

También buscan el cargo Gibrán Ramírez Reyes, Adriana Menéndez Romero, Alejandro Rojas Díaz Durán, José Guadalupe Villareal Cepeda, Jesús José Hinojosa Silva, Juan Manuel López Sánchez, Marco Antonio Andrade Zavala, Salvador Flores Bello y Raúl Galindo Sánchez, cuyos nombres no dicen mucho para los morenistas de Tlaxcala.

No lo cuente en voz alta, pero al parecer los militantes de Morena en el estado y sus dirigentes ya intuyeron que “el bueno” es el diputado federal Mario Delgado, quien se presume que ya habría recibido el visto bueno del líder moral de ese partido que no es otro más que el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En 25 días más veremos si se confirma la designación de Mario Delgado, quien de inmediato deberá ponerse a trabajar en los procesos internos para elegir a sus candidatos a los diferentes cargos de elección popular que competirán en las elecciones federales y locales previstas para el próximo 6 de junio del 2021.

Y ya que hablamos de candidatos y de unidad en Morena, resulta que el actual dirigente nacional de ese partido, Alfonso Ramírez Cuéllar, está contento con la actitud asumida por los militantes que buscan convertirse en el aspirante de Morena al gobierno de Tlaxcala, pues tras la plática sostenida vía Zoom entre todos los interesados se logró bajar el nivel de golpeteo y descalificación que se venía registrando.

El encuentro virtual que encabezó hace unos días Alfonso Ramírez y que se pudo concretar con la intervención de la delegada de Morena en el estado, Xóchitl Nashielly Zagal Ramírez, contó con la participación de los precandidatos Lorena Cuéllar, Ana Lilia Rivera, Dulce Silva Hernández y Joel Molina.

Cuenta que la reunión se desarrolló sin sobresaltos y que al final todos se comprometieron a mantener la unidad en Morena, por lo que dicen que en Tlaxcala está descartada una ruptura o la división interna una vez que se conozca el nombre de la candidata o candidato a la gubernatura.

Pronto veremos si los morenos tlaxcaltecas realmente han desterrado al fantasma de la división no sólo en la designación de su dirigente nacional, sino en la elección de su candidato a la gubernatura.

La aparente calma que se vive en Morena puede resultar engañosa.