Compártelo en tus redes sociales

Conforme ha pasado el tiempo, el mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez, ha aceptado más la idea de que el PRI sólo podrá ser competitivo y tener una posibilidad de retener el gobierno de Tlaxcala si el ex partidazo va en alianza y propone candidatos competitivos, características que muy pocos colaboradores tienen.

Un análisis centrado en los resultados de las últimas elecciones indicaría que una alianza conformada por el PAN, PRI y PRD sería competitiva si esos partidos logran hacer un amalgama que los ciudadanos acepten y apoyen, para lo cual no sólo es fundamental la designación del candidato o candidata a gobernador, sino en los distritos y municipios a fin de evitar rupturas o un rechazos.

Al interior de la administración local ya se lleva a cabo una medición que permita ubicar a los cuadros menistas que estarían en condiciones de dejar el gobierno para encaminarse a participar en los comicios del siguiente año.

Los funcionarios que tienen más posibilidades de alcanzar una candidatura son José Luis Ramírez Conde, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, seguido por Arnulfo Arévalo Lara, responsable de la Secretaría de Fomento Agropecuario.

El primero busca estaría siendo considerado como probable abanderado a la diputación federal por el distrito uno, aunque también lo están manejando como una opción para tratar de recuperar el ayuntamiento de Apizaco que ha estado bajo el control del PAN por casi 14 años. El segundo tiene gas suficiente para disputar una diputación local por Huamantla, donde ya compitió y ganó.

También se menciona más como una estrategia que por ser buenas opciones a la actual responsable de la Secretaría de Turismo, Anabel Alvarado Varela y a “El Cubas” Jorge Luis Vázquez Rodríguez, encargado de la Secretaría de Desarrollo Económico.

Alvarado Varela estarían siendo propuesta como una aspirante a la alcaldía capitalina, aunque realmente podría terminar como candidata a diputada por la vía plurinominal, pues para disputar la capital el ex partidazo quiere impulsar al junior de Antonio Carvajal Sampedro, presidente del Patronato de la Feria de Tlaxcala.

El titular de la Sedeco que es catalogado como un ex panista y hoy un neo priista sería impulsado para conseguir la diputación local de Apizaco, municipio que ya gobernó gracias al apoyo que recibió del PAN. Uno de sus principales promotores es Marianito González Aguirre, quien no sabe si buscar la alcaldía de la ciudad rielera o intentar, por segundo ocasión consecutiva, la diputación federal del primer distrito federal, lo cual está complicado porque el PAN quiere esa posición para Julio Cesar Hernández Mejía, actual edil de Apizaco.

Hernández Mejía casi tiene asegurada su participación en las elecciones del primer domingo de junio del siguiente año ya se como candidato del PAN o porque represente al bloque opositor amplio que está en vías de constituirse entre su partido, junto con el PRI, el PRD y otros institutos políticos.

Pero no crea que Julio Cesar será el único alcalde panista que ya alista maletas, también se prepara Francisco Villarreal Chairez, edil de Yauhquemehcan, Eleazar Molina Pérez responsable de Tetla de la Solidaridad y Cutberto Cano Coyotl presiente municipal de San Pablo del Monte, quienes buscarán llegar al Congreso de Estado.

En el PRI se tiene considerados como aspirantes a diputados locales a los también ediles Noé Parada Matamoros y Gardenia Hernández Rodríguez, quienes gobiernan los municipios de Atltzayanca y Tlaxco, respectivamente. Son hasta ahora los únicos presidentes municipales priistas que no sólo salen bien evaluados, sino que gozan del respaldo ciudadano de sus regiones.

El ambiente electoral ya se siente porque los movimientos y especulaciones serán la constante de ahora en adelante.