Compártelo en tus redes sociales

Por la información que se empieza a manejar por el creciente número de infectados y los programas de apoyo por los efectos negativos que tendrá la pandemia de Covid-19 en la economía, es evidente que el panorama para Tlaxcala y el país no es nada alentador porque la cuarentena y aislamiento social se podría prolongar más allá del 30 de abril y porque los contagios se multiplicarán exponencialmente.

La actitud de algunos tlaxcaltecas de no acatar las medidas de aislamiento social y alentar la realización de fiestas particulares que juntaron a cientos de personas podría tener sus consecuencias para la entidad, donde hasta hace unos días el número de personas enfermas por el coronavirus era reducido, pero que de una semana para acá aumentó hasta cerrar anoche con 24 pacientes confirmados.

La Secretaría de Salud reportó que los nuevos enfermos fueron detectados uno en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y los otros seis en la mencionada dependencia estatal. De esos casos cinco se encuentran estables, bajo vigilancia epidemiológica y en aislamiento en su domicilio, y dos más están hospitalizados.

De las pruebas que se aplican para detectar el virus, 78 se encuentran en proceso y será en las próximas horas cuando se confirmen o se descarten.

Aunque las autoridades estatales han hecho lo posible por mantener la calma y no alentar la alarma entre la población, hay indicios de que las cosas en las clínicas y hospitales de la Secretaría de Salud no están tan tranquilas y bajo control, pues para empezar a todos los pacientes que llegan con síntomas de Covid-19 se les informa que tienen algún tipo de influenza y son enviados a sus casas, y sólo cuando éstos muestran más complicaciones médicas son tratados y en el mejor de los casos se le aplica la prueba para detectar el virus.

Es obvio que el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez ya visualizó para las próximas semanas un escenario complicado para Tlaxcala no sólo por el número de enfermos y contagiados, sino por las consecuencias económicas que dejará la pandemia a las familias tlaxcaltecas y al sector productivo.

El mandatario ya solicitó tres mil pruebas más a la federación para que el laboratorio estatal esté en posibilidades de detectar el Covid-19 en pacientes, lo que demuestra que las autoridades prevén que el número de tlaxcaltecas infectados podrían superar el ciento en poco tiempo y crecer conforme pasen los días de abril y mayo.

Por esa razón, anunció la creación de un Fondo de Emergencia contra Covid-19, además de un Fondo de Apoyo Temporal para Personas Contagiadas y un componente más del Programa Estatal “Supérate” dirigido a mujeres.

Al primero se le destinarán hasta 50 millones de pesos para seguir comprando equipos de bioseguridad y protección de los trabajadores de la salud, suministros médicos, mantenimiento, capacitación y reconversión de hospitales.

El Fondo de Apoyo Temporal para Personas Contagiadas de Covid-19 dispondrá de 10 millones de pesos para brindar recurso económico a pacientes convalecientes que no cuenten con seguridad social.

Respecto al nuevo componente “Supérate Mujeres” del Programa Estatal de Reducción de Pobreza Extrema, se informó que se otorgará un apoyo económico mensual a jefas de familia que formaban parte de “Prospera” y que no reciben ayuda de las becas “Benito Juárez” ni están inscritas en “Supérate”.

La población objetivo es de 26 mil tlaxcaltecas, a quienes se destinará un presupuesto de 140 millones de pesos.

Por lo que se entiende, el programa “Supérate” dispondrá de este año de 540 millones de pesos (en el presupuesto 2020 se etiquetaron originalmente 400 millones de pesos) y si la información es correcta dicho plan gubernamental casi cubrirá a una población de cien mil tlaxcaltecas.

Si bien la administración de Mena aplicará 200 millones de pesos para enfrentar al Covid-19 y sus consecuencias, lo cierto es que no se precisa como fluirá el dinero, ni el monto que recibirán los pacientes convalecientes ni la cantidad mensual que se entregaría a las jefas de familia.

Adicionalmente a esas acciones, la administración estatal en breve presentará un programa emergente de respaldo a la economía que buscará defender el empleo y el funcionamiento del sector productivo, pero esperemos que esa acción gubernamental incluya el cómo para que la propuesta realmente tenga efectos positivos.

A los tlaxcaltecas le esperan tiempos difíciles y complicados.