[xyz_lbx_default_code]

Broncas y más broncas por el Covid-19

.

Las medidas de apoyo aplicadas en Tlaxcala para mitigar los efectos económicos que está provocando la pandemia del Covid-19 parecen insuficientes, sin embargo en algo ayudarán al sumiso y dócil sector privado que en las próximas horas seguramente saldrá a aplaudir la decisión de la actual administración estatal que encabeza Marco Antonio Mena Rodríguez.

Sin contradecir la postura del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien en todo momento se ha opuesto a las reducciones en los gravámenes o a establecer estímulos fiscales adicionales a empresas para que enfrenten la difícil situación financiera generada por el coronavirus, el mandatario tlaxcalteca determinó posponer tres meses los pagos del Impuesto Sobre Nómina para diferirlos entre julio y diciembre de 2020, así como suprimir, de abril a diciembre de 2020, el Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje, en respaldo del sector turístico de la entidad.

Hasta ahora los realmente beneficiados son los dueños de hoteles porque no tendrán que pagar en lo que resta del año un impuesto, mientras que los empresarios tlaxcaltecas dedicados a diferentes actividades productivas tarde o temprano si deberán cubrir el impuesto estatal sobre nóminas en caso de que decidan adoptar la medida de la actual administración.

De acuerdo con un informe elaborado por la empresa Deloitte, que brinda servicios de auditoría, finanzas e impuestos, en la actualidad son 19 las entidades del país las que han anunciado apoyos, estímulos fiscales, créditos, diferimiento o hasta condonación de impuestos y exención de licencias de refrendo a comercios.

Según ese documento, Coahuila es uno de los estados que más apoyos ha ofrecido a sus empresarios. Por ejemplo, estableció cinco por ciento de descuento en el pago del impuesto predial, además, el periodo para cumplir con el pago pasará de marzo a junio.

El gobierno de ese estado también estableció un 30 por ciento de descuento en dos impuestos que cobra a las empresas y que tiene que ver con permisos para realizar sus actividades. Mientras que para la expedición de licencias mercantiles ofreció un descuento del 80 por ciento.

Otro caso ilustrativo es el de Jalisco, pues puso en marcha un plan emergente de protección al empleo, con una bolsa de mil millones de pesos. De esa suma, 450 millones de pesos se destinarán a micro y pequeñas empresas.

Otros 150 millones de pesos se emplearán para proteger los ingresos de los productores de maíz. Una suma de 400 millones se utilizará para quienes trabajan de forma informal, mediante apoyos de cinco mil pesos, decisión con la que se espera beneficiar a 80 mil personas.

En Nuevo León, la administración estatal informó que se exentará a los empresarios del pago de agua y drenaje por un mes, además considera disminuir o eliminar temporalmente el Impuesto Sobre la Nómina. Aparte se planea un proyecto de financiamiento a micro y pequeñas empresas.

En Quintana Roo el gobierno estatal aplazó el pago de cuatro distintos tipos de impuestos para los meses de octubre, noviembre y diciembre, que estaba previsto para abril y mayo.

Para los empresarios que presenten en tiempo y forma sus pagos, contarán con un subsidio del 20 por ciento.

Como condición, la administración estatal de esa entidad pidió a los empresarios conservar el mismo número de empleos que declararon ante la autoridad fiscal durante marzo, abril y mayo del año pasado.

Habrá que ver si las primeras medidas de apoyo al sector productivo de Tlaxcala son las esperadas por los dóciles empresarios, quienes durante una reunión que sostuvieron hace unos días con el gobernador Marco Mena se vieron sumisos y hasta emocionados porque el mandatario estatal había accedido a sostener un encuentro para analizar juntos la crisis económica que estaba provocando la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Pero los problemas económicos no son exclusivos de los empresarios, sino también de cientos de ciudadanos que hoy tienen, por ejemplo, problemas para pagar las colegiaturas de sus hijos que acuden a escuelas privadas.

Resulta que esas instituciones están presionando y amenazando con dar de baja a los alumnos que no cubran sus mensualidades pese a que no están ofreciendo el servicio de enseñanza, situación que las autoridades educativas de Tlaxcala están tolerando porque se niegan a intervenir para poner orden y evitar que ese problema crezca.

Si el ineficiente secretario de Educación en Tlaxcala, “El Profe” Florentino Domínguez Ordoñez, no se ocupa a la brevedad de esa problemática, es muy probable que en los próximos días se multipliquen las quejas y las protestas por los abusos que están llevando a cabo los dueños de escuelas particulares.

Sólo es cuestión de tiempo.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,