[xyz_lbx_default_code]

Las preguntas obligadas en torno a la millonaria licitación

.

El responsable de la Oficialía Mayor de Gobierno, Luis Miguel Álvarez Landa, aseguró a través de una carta aclaratoria que el proceso de licitación para comprar 200 patrullas se lleva a cabo en estricto apego al Artículo 24 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Estado de Tlaxcala y niega que exista alguna irregularidad en el proceso que no ha concluido pero que está encaminado a adquirir exclusivamente camionetas de la marca Ford.

En el pasado concurso que también encabezó el inepto pero voraz Álvarez Landa quedó demostrado que el procedimiento estaba encaminado a comprar la marca Ford y que existía una a vinculación de tres participantes que se inscribieron en la licitación a fin de garantizar la venta de las patrullas.

Ford Rivera sería la proveedora de los vehículos, Jomtel Telecomunicaciones el distribuidor autorizado en México del equipo de patrullas solicitado en el concurso y Grupo Comercial Vakart el proveedor e instalador de todos los aditamentos en las unidades automotoras.

En la pasada licitación que al final se canceló todo estaba armado para concretar la compra irregular de 200 patrullas Ecosport y Ford Pick Up 4 x 2 y 4 x 4.

Hoy y en este nuevo concurso, se mantiene nuevamente la intención de comprar 200 unidades de la marca Ford a dos concesionarias poblanas (Rivera S.A de C.V y Automotriz Jalbra).

La diferencia es que al presunto negocio se suma la empresa Automotriz Jalbra y que ya no serán compradas unidades del modelo Ecosport, sino ahora son 25 camionetas Explorer XLT consideras de lujo por el equipamiento, pues cada una tiene un precio de 726,600 pesos, porque quizá nuestra ineficiente, pero soberbia policía necesita esa esplendidez para llevar a cabo su trabajo y detener a los delincuentes que lo mismo abandonan cuerpos, ejecutan a personas y roban camiones de carga y trenes, así como también asaltan bancos, negocios y realizan uno que otro secuestro.

Existen muchas preguntas en torno a esta presunta amañada licitación que ojalá obtengan una respuesta de las impolutas autoridades encargadas del concurso.

No resulta extraño que en la junta de aclaraciones las empresas poblanas antes mencionadas hayan realizado las mismas preguntas y prácticamente en esa sesión se haya dejado sin opción a los proveedores locales, pues la compra está dirigida a una marca específica (Ford) donde no se abrió la opción de considerar a otras empresas automotrices.

Según la licitación, este día se llevará a cabo la presentación de las propuestas técnicas, de ahí que se sabrá quiénes son los participantes que reúnen la mejor opción de compra. Ojalá no se conozca la descalificación de ciertos proveedores locales inscritos y que las autoridades tlaxcaltecas no terminen por adjudicar ese jugoso negocio a las agencias del estado de Puebla.

Después de la compra de las 200 unidades, es muy probable que el gobierno del estado a través de la Oficialía Mayor de Gobierno inicie otro concurso para determinar quién venderá el equipo para adecuar esas unidades a patrullas y quién será el encargado de instalar todos los aditamentos, por lo que no descarte que las empresas beneficiadas sean Jomtel Telecomunicaciones y Grupo Comercial Vakart que en la primera licitación se quedaron a un paso de lograr ese millonario negocio en un presunto acuerdo con el nefasto Luis Miguel Álvarez.

Aunque parezca increíble, el ofrecimiento que hace dos años hizo el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez de realizar una inversión histórica en materia de seguridad no se ha podido concretar por culpa del ambicioso funcionario que despacha como encargado de la Oficialía Mayor de Gobierno, pues está visto que lejos de darle agilidad y trasparencia al asunto busca sacar provecho del enorme gasto que pretende efectuar la administración estatal.

Esta licitación al igual que la primera huele muy mal.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,