[xyz_lbx_default_code]

Subirá de tono el pleito entre el gobernador y los diputados

.

La deteriorada relación entre el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y los diputados locales podría empeorar más y subir de tono no sólo las descalificaciones sino la confrontación que sostienen, debido a la negativa del primero por publicar las reglas de operación para que los legisladores puedan ejercer los fondos para el Fortalecimiento de Obras y Acciones a Municipios y el de Fortalecimiento del Campo.

Tal y como ha sucedido últimamente con otras leyes aprobadas por los diputados, el mandatario de Tlaxcala no ha querido publicar en el Periódico Oficial las reglas de operación de dichos fondos, situación que ha impedido a los legisladores locales aplicar más de 400 millones de pesos que siguen en poder de la Secretaría de Planeación y Finanzas que controla Alejandra Nande Islas.

Las razones por las cuales el gobernador Mena se ha negado a publicar dichas reglas se desconocen. Al principio se mencionó que los lineamientos serían establecidos por la administración estatal, pero después se decidió que fueran los propios legisladores de las bancadas de Morena, el PT y el PES los responsables de fijar los requisitos para ejercer dichos fondos.

Se sabe que las reglas de operación ya fueron turnadas al Poder Ejecutivo desde hace varios días por parte del Poder Legislativo, sin embargo éstas no han sido publicadas pese a los tímidos llamados que en su momento hizo la diputada morenistas y presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Mayra Vázquez Velázquez, al gobernador Marco Mena para agilizar ese procedimiento.

La realidad es que el mandatario ha ignorado las solicitudes y los llamados de los diputados locales, pues pareciera que simplemente a él no le urge publicar esas reglas ni entregar los recursos de los fondos para el Fortalecimiento de Obras y Acciones a Municipios y el de Fortalecimiento del Campo, postura que tiene encabronados a los legisladores y los presidentes municipales que están decididos a mostrar su malestar y encaminar sus críticas al mandatario Marco Antonio Mena.

La buena relación que según el presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del Estado, Víctor Manuel Báez López, existe entre el gobernador y los legisladores locales es una farsa y una vil simulación, ya que ni hay cordialidad ni respeto al grado que pronto podrían vivir un nuevo desencuentro donde ambos se lanzarán acusaciones y descalificaciones que los encaminaría hacia una ruptura más grave.

Para algunos diputados locales la postura asumida por el Poder Ejecutivo es arbitraria e ilegal al no dar cumplimiento al Presupuesto de Egresos del 2019, donde se establecieron los mencionados fondos que ya se debieron estar ejerciendo y que no ha sido posible por la falta de un trámite burocrático.

Ambas partes tienen información y elementos para desacreditarse, pero a ninguno le conviene llevar sus diferencias al terreno mediático porque con el tiempo podrían arrepentirse y lamentarse.

La ausencia de operadores efectivos del gobernador Mena para lidiar con los legisladores es cada vez más evidente, al grado que a estas alturas se antoja imposible que el mandatario tlaxcalteca pueda sostener una reunión con la mayoría de los integrantes del Poder Legislativo como se ha pretendido en las últimas semanas.

En fin, veremos en que termina este asunto que seguramente dejará muchos egos y reputaciones vapuleadas.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,