[xyz_lbx_default_code]

Dime cuál es tu diagnóstico y te diré que eres

.

Casi quince meses han tenido los funcionarios estatales para demostrar su trabajo y empezar a entregar resultados concretos y palpables. A la actual administración le quedan 41 meses y dos días de gobierno, por lo que deben acelerar el paso y concretar acciones y proyectos antes de que se expanda el desánimo entre los tlaxcaltecas que aún esperan ver obras y avances.

noe-rodriguez-roldan 29 marzo

Noé Rodríguez Roldán fue uno de los pocos funcionarios del gabinete del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que generó expectativas. De él se esperaban acciones positivas sobre todo porque antes de aceptar la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Secte) trató de obtener la candidatura del PRI al gobierno de Tlaxcala.

Si aspiró a gobernar el estado, lo lógico sería pensar que tenía visualizados una serie de proyectos para impulsar el desarrollo de Tlaxcala, sin embargo el tiempo ha confirmado que carece de iniciativa, ideas y propuestas serias.

Hasta ahora, Rodríguez Roldán se ha mostrado incapaz para dirigir una dependencia estatal como la Secte. Ha padecido la escasez de papelería oficial para atender a los ciudadanos que pretendían realizar un trámite, la ausencia de placas para automóviles y no ha podido concretar la aprobación de un nuevo marco jurídico que regule sus actividades e incorpore nuevas esquemas de servicios de transporte.

Su dependencia ha provocado acciones de desgaste al gobierno del estado al mantener abierto el conflicto con los promotores de la plataforma digital Pronto que ofrecen servicios de transporte a través de Internet y su tolerancia para que los concesionarios del transporte público de pasajeros no respeten la normatividad y provoquen accidentes con fatales consecuencias.

Para tratar de mitigar las críticas a su trabajo y a la dependencia que encabeza, Noé Rodríguez recurrió a las simplezas para justificar su salario y en tan sólo tres días pretendió presumir de dos acciones que provocaron risa y pena ajena.

La primera tiene que ver con el Diagnóstico de Movilidad Ciclista y la segunda con la “innovadora” idea de instalar 8 buzones de sugerencias en las delegaciones de la Secte y otro digital.

Según el brillante funcionario que cuenta con un doctorado en Derecho, con la primera acción se fomentarán los hábitos saludables y nuevas formas de trasladarse y con la segunda se mejorará la atención y los servicios de la dependencia. Caray, cómo es que a nadie se le ocurrió antes esas maravillosas ideas que estoy seguro transformarán la vida de los tlaxcaltecas y nos pondrán como el referente nacional a seguir para lograr el desarrollo.

Y como si la Secte no tuviera otras prioridades y problemas urgentes que atender y resolver, Rodríguez Roldán afirma que el diagnóstico permitió comprobar que Tlaxcala tiene una movilidad ciclista desde hace muchos años y que ahora se analizará la infraestructura y las acciones a seguir para ofrecer seguridad a los usuarios de la bicicleta.

Ese proyecto además contempla una metodología del ciclismo urbano, bajo ejes estratégicos que priorizan las necesidades de los usuarios. El diagnóstico incluye 10 proyectos entre los que destacan: el programa de protección al ciclista urbano, la estrategia al trabajo en bicicleta, la generación de espacios bici-amigables, la celebración del día de la bicicleta y la integración de la red estatal de bici-estacionamiento, entre otros.

Lo anterior representa una burla por parte de Noé Rodríguez, porque si no puede resolver los problemas y pendientes que tiene, resulta absurdo que quiera dar prioridad a los ciclistas cuando hasta ahora no hay ni la infraestructura ni las características que se requieren para atender esas necesidades.

Algo raro le pasa a la clase gobernante de Tlaxcala que ante su incapacidad manifiesta han recurrido a ocurrencias para simular que trabajan. Y si no me cree ahí están los semáforos “inteligentes” que instaló el ayuntamiento capitalino, a quien también se le acaba de ocurrir la brillante idea de regalar “anuncios coloniales” para los negocios instalados en el centro de la capital con el propósito de cumplir con la normatividad que exige la Unesco para que la ciudad reciba la declatoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Lamentable que ante la falta de ideas y proyectos se recurra a banalidades que son vendidas como las grandes exclusivas.

Al paso que va no dude que el ayuntamiento capitalino quiera volver las escalinatas en la escalera eléctrica más grande del mundo y así pasar a la historia por esa obra.

En fin, son días de guardar y no queda más que pedir que el Sr redima a estos políticos tlaxcaltecas.

Etiquetas:, , , , , , , , , ,