[xyz_lbx_default_code]

Los cierres, Manlio Fabio otra vez, pero sin pifias… la intervención de la Segob

.

Estaban mal quienes pensaron que era sencillo sacar un proceso como este, donde las presidencias de comunidad, alcaldías y gubernatura son de altísimo voltaje social

  Miguel Angel Osorio Chong, Manlio Fabio Beltrones Rivera, Tlaxcala, Presionados Caricatura

El líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, encabezará a las cuatro de la tarde de este domingo un cierre de campaña de su candidato Marco Mena, en condiciones muy distintas a la vez que vino para cambiarle el nombre al abanderado de su partido. La incertidumbre quedó atrás, y de aquella arrogancia, de aquél duelo de fuerzas entre el centro y el priísmo de acá, seguramente veremos un proyecto estructurado.

Manlio Fabio se la juega en serio. Y si antes, Tlaxcala –junto con Veracruz- permitía excesos de lengua al sonorense, el comportamiento de su partido en las 12 entidades que eligen gobernador este cinco de junio lo obligó a ubicarse.

Seguramente la pensó bien y pese a que somos el uno por ciento del padrón nacional llegó a la conclusión de que Tlaxcala no es nada despreciable para el tricolor. Y no precisamente en el concepto cuantitativo, sino porque chiquitos como somos, pero bien que formamos parte de las fotos. Y como van las cosas rumbo a la elección, no crean que esto sea miel sobre hojuelas.

De las nueve gubernaturas que según Manlio ganaría casi sin despeinarse, varios análisis nacionales tienen otra lectura. Tal vez seis o cinco.

Eso significaría el adiós a las ganas del sonorense por participar en la carrera presidencial. Él tiene su versión propia de: “denme por muerto”, pero bien que está vigente en este agarrón, donde su contraparte, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y el momento de fuerza por el que atraviesa, devino en los necesarios cambios de actitud del líder nacional del PRI.

El 29 de mayo se abre el abanico en los cierres

Tlaxcala va a recibir a puro peso pesado en los mítines de cierre de campaña. Ya hablamos de Manlio Fabio Beltrones, que viene a engalanar –y a no cometer pifias linguales- el cierre de Marco Mena.

Agustín Basave le hará los honores a Lorena Cuéllar, en el cierre de cierres. La perredista piensa echar la casa por la ventana en un acto que seguramente va a poner hasta el copete el Centro de Convenciones de Tlaxcala.

Andrés Manuel López Obrador, encabezará el gran cierre de Morena y su candidata Martha Palafox Gutiérrez, con la presencia de todos sus candidatos a diputados y alcaldes. Dicen que será memorable.

No dudamos que Ricardo Anaya, líder nacional del PAN refuerce con su presencia la sinergia que trae la abanderada panista al gobierno, Adriana Dávila Fernández, quien decidió cerrar su campaña en su natal Apizaco.

Este proceso llegó a su mayoría de edad y la semana que falta para llegar al día D será de lo más intenso.

Ya el INE lo pensó bien y se dio cuenta que una de las elecciones estelares en este proceso es la de presidentes de comunidad. Devolvió las 62 candidaturas que el ITE graciosamente había tirado por medio de la tristemente célebre tómbola, acatando el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En serio, de no mediar este ajuste las cosas tendían a salirse de control.

Echemos un vistazo a la violencia suscitada ayer jueves en Natívitas, donde un activista del Partido Alianza Ciudadana (PAC) fue agredido a machetazos por un supuesto simpatizante del PRI, iracundo porque en la fachada de su casa aquél colocó propaganda aliancista.

Recuerdan ustedes la golpiza recibida por un promotor de Morena el 11 de mayo en San Francisco Tetlahnocan. Fue un episodio vergonzante. Diez supuestos panistas golpeando sin piedad a un hombre de casi 50 años sin importarles que llevaba a su nieto de tres años, quien después de los hechos quedó con secuelas de tan salvaje agresión.

Bueno, pues este ambiente tendía a generalizarse debido a la acción del ITE.

Para ser honestos se trata de una de cal por las que van de arena. Y el INE ha sostenido contra viento y marea la instalación de las 15 casillas especiales, tan criticadas sobre todo por militantes de Morena, debido a su sospecha de embarazo de urnas.

Estas casillas especiales serán las más vigiladas y monitoreadas de la historia.

No nos apartamos de la intensa competencia entre candidatos al gobierno estatal, a las alcaldías, a la nueva Legislatura, a las presidencias de comunidad.

Todos ellos han hecho un esfuerzo notable en su petición del voto. Todos tienen esperanzas de ganar. Así que cualquier movimiento sospechoso en dichas casillas desataría reacciones inmediatas, poco agradables, pues la gente tiene un concepto muy avanzado de hartazgo.

Atropellos tan vulgares como los del ITE que en un principio contaban con el aval del INE, tuvieron que llegar a instancias superiores para ser desactivados.

Lo contrario significaría la pérdida del control hacia una versión de Tlaxcala que nadie quiere ver.

Este es el momento que marca lo que podemos ver como desplazamiento de Manlio Fabio en la operación de la elección, en su papel de representante de los intereses de Presidencia.

Y tuvo que intervenir la Segob.

La sangre no ha llegado al río debido a las negociaciones, al permanente diálogo de los representantes de Osorio Chong, enterándose del panorama tan serio y delicado.

Más errores ya no. Esto es incontenible para los enviados de Bucareli. No tenían la más remota idea que la política fuese tan compleja en el estado más pequeño del país.

Etiquetas:, , ,