[xyz_lbx_default_code]

15 casillas especiales, un descarado atropello del INE para beneficiar al PRI

.

Las impugnan Morena, PRD y PAN, pues la justificación para instalarlas, no defiende el derecho humano a sufragar y sí en cambio manipulará 12 votos en promedio

Marco Mena PRI, Luis Carlos Ugalde, ex Presidente IFE, Tramposos Tlaxcala En Linea

No existe argumento más débil que el del Instituto Nacional Electoral (INE) para instalar 15 casillas especiales el día de las votaciones.

El cinco de junio es domingo, día inhábil pero a los necios integrantes del organismo les da por tomarnos el pelo defendiendo el derecho humano de ejercer el sufragio aun estando lejos de la sección donde corresponda votar a los ciudadanos.

Es una tomadura de pelo que en términos reales representa dos por ciento de los votos, entre 10 mil y 12 mil.

Y si la democracia nos dice que un voto hace la diferencia, entonces tenemos entre 10 mil y 12 mil razones para suponer que el INE juega con los dados cargados para beneficiar un proyecto.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) llamó justificaciones legaloides a la insistencia del INE por sostener las quince casillas. El representante del PRD en el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) Heriberto Gómez Rivera, señaló no solo la parcialidad del INE en este atropello sino la duplicidad de sufragios, no nada más consentida sino promovida por los representantes de la máxima autoridad electoral.

El PAN coincide en que las casillas especiales son un asunto unilateral con un interés en particular.

Ah, pero el PRI ha guardado un silencio chicho.

Si es el ex presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, amigo personal e impulsor del abanderado priísta al gobierno de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, le está haciendo un flaco favor.

Esas casillas no tienen otro destino más que su eliminación.

No pueden aparecer. Significan un vulgar y descarado atropello.

Ni siquiera tienen el buen gusto de guardar las apariencias, sencillamente son el boleto de gane.

Entonces lo mejor sería que no hubiera elecciones. Si un partido, en este caso el PRI y sus aliados dispone de 12 mil votos, el domingo 5 de junio deberíamos ahorrarnos la fatiga, dedicarlo a arreglar el jardín y olvidarnos de cualquier ejercicio democrático para elegir libremente a nuestros gobernantes.

Los daños colaterales no se harán esperar. La posibilidad de duplicar el voto en las casillas especiales llevará a una crisis las ecuaciones para asignar las diputaciones de representación proporcional.

Elecciones judicializadas

Debe ser el miedo de un partido al voto de castigo a causa del comportamiento de quien hace un doble papel en este entuerto: el gobernador Mariano González Zarur.

Previsor como es, anotó en la pseudo reforma electoral, hecha ley, todos los riesgos que podrían llevarlo a riesgos innecesarios.

Entonces exigió a quien ganase la elección una diferencia tan marcada que deberá ser superior a los cinco puntos. De esa manera no habría forma de alegato alguno.

Las encuestas nos hablan de un empate técnico entre PRI, PAN y PRD.

Es decir, ninguno que tenga posibilidades de ganar podrá levantar la bandera del triunfo sin antes pasar por el filtro de los tribunales.

La pseudo reforma del señor manchis avisoró la judicialización de la elección en el caso que su delfín fuere superado por porcentajes dignos de llevar a la mesa de la discusión.

Lo escandaloso es, cómo perredistas que hoy hacen campaña con la candidata amarilla, se encargaron de aprobar ese bodrio de documento. Ah, pues esos son los infiltrados marianistas.

El INE es una aplanadora

Hay que resaltar la prepotencia del personal del INE y cómo aplastan a sus iguales del ITE en las sesiones.

Los consejeros locales son humillados, silenciados, señalados. Para los del INE no son sino una recua de estúpidos incapaces que deben limitarse a una serie de tareas específicas.

Pero contabilizar los votos está fuera de su jurisdicción. Eso es tarea del INE.

O sea, si existe un proyecto que pase por alto los 12 mil votos de las casillas especiales, la parcialidad del ITE, sobre todo en el capítulo de los registros y los demás gestos chuecos de los organizadores locales de las elecciones, tienen frente a sí a un grupo de insensibles representantes del INE con la indicación precisa de favorecer una causa.

De viaje, el gran coordinador de la campaña

El presidente del PRD, Agustín Basave Benitez, hizo un brake en sus obligaciones como líder de la Izquierda y cruzó el charco para presentar, en España su más reciente libro, “La Cuarta Socialdemocracia”.

Pero no se preocupen, ya avisó que llega el viernes para preguntar a Lorena si en su ausencia la campaña tuvo algún altibajo. Ese mismo día, Basave todavía con el sol del mediterráneo en sus finas arrugas acompañará a la Cuéllar a dos municipios.

¿Dos municipios?, pero qué generoso con su presencia.

Lo bueno es que ya anunció que pasando el cinco de junio renuncia, sean cuales fueren los resultados.

Ojalá no se trate de otra falsa alarma, como aquella ocurrida al momento en que su propuesta de las alianzas con el PAN se fue por el caño.

Sobre las casillas especiales

No es la primera vez que se instalan. Hay el antecedente que apenas un rato después de abiertas, las boletas ya se habían agotado.

No queremos pensar que el INE sea un palero de las urnas embarazadas con los suficientes votos como para alcanzar 2 por ciento de la votación esperada.

Por salud de todos, por la seguridad de la elección, las 15 casillas especiales no deben instalarse.

Etiquetas:, , ,