[xyz_lbx_default_code]

El interesante proceso de iniciación de Marco Antonio Mena

.

Es que los castigos no cesan; en la eventualidad de un triunfo, su mérito será la persistencia… hasta su mejor amigo, le hizo de chivo los tamales…

Mariano Gonzalez Aguirre, Lo Sacan Plaza Toros Caos Vial Apizaco PRI, Caricatura

En el recuento de daños por el beltronazo del sábado anterior en la plaza de toros de Apizaco nos encontramos con una sensible baja en la popularidad del abanderado de la alianza PRI-Verde-Rosalía-Panal, Marco Antonio Mena Rodríguez, a quien el sonorense líder nacional del PRI en sus cinco sentidos y con una mala fe que desbordaba lo llamó Marco Adame hasta en tres ocasiones.

Otro tres tiene que ver con el tercer lugar en el que tres días después del espectacular acarreo tricolor, coloca a Mena Rodríguez una encuesta, en plena guerra sucia de quien pagó el espacio al Sol de Tlaxcala, mas no presentó la metodología para obtener los resultados: 1º Adriana, 2º Lorena y 3º Mena. Ya la autoridad electoral mueve sus regordetes brazos para descubrir quién fue el atrevido y… sancionarlo.

Como vemos el simbolismo se hace intenso en esta serie de eventos que tienen toda la forma de un proceso de iniciación a través del Triangular en tanto la primera prueba moral e intelectual.

Y así tendríamos al egresado de Stanford con la regla y el martillo en el ángulo superior de lo que ha sido una gran plancha de prueba, sometiéndolo a los tres momentos que hoy no deberían pasar inadvertidos: su destape, la negación de su promotor, el reencuentro con el CEN.

Dicho en términos mundanos, Mena ha tenido que aguantar vara a castigos intensos, primero por haber sido impuesto a costa de la reprobación del presidente Enrique Peña Nieto, el CEN de su partido y ese complejo sistema correspondiente a la Orden como Partido o el Partido como Orden.

El egresado de Stanford, funcionario del IFE –donde encuentra la verdadera alianza estratégica con Luis Carlos Ugalde– el nieto de la mujer que vendía carbón, hijo de maestros y autor de discursos entre cándidos y circunstanciales, no ha sido destruido pese al fuego amigo, a las fuerzas que dentro del propio sistema obran en su contra –Ricardo García Portilla, por ejemplo- factores todos en un maletín que no deja de agredirlo en cuanto a penas lo abre.

Cómo aceptar que su querido amigo Ugalde, director de la consultoría Integralia haya dejado fuera a Tlaxcala del trabajo de análisis electoral.

No puede ser juez y parte

¿Cómo entender entonces que el ex directivo del IFE tenga hasta un amplio espacio en la casa del ex senador Joaquín Cisneros, y no por ello la imagen del candidato deje la mediocridad como constante?

Qué difícil. El amigo, el incondicional… ha carecido de una entrega completa y leal, reservando acciones como esta, de Integralia.

En la eventualidad de ganar

Se habrá encaminado por un sendero lleno de espinas, piedras filosas y cristales angulados, al final del cual se halla la Verdad.

Su mérito será entonces haber sobrevivido a crisis como aquella de presentarse en dependencias de gobierno, pidiendo vales de gasolina ante actitudes, de la miseria al sobresalto cuando los responsables encaraban a un desgarbado candidato… ¡no, no, no, qué trauma!

Si los votos lo favorecen el cinco de junio, será un gobernador con una intensa vida en apenas unos años, pasando del azaroso papel como secretario de Turismo, al improductivo tiempo de diputado líder de los priístas, a dirigente estatal de ese partido. En un tiempo record y con la pesada laja mariana sobre sus hombros, el tipo agonizó tantas veces como se ha podido erguir, primero maltrecho, luego pues como uno se pone cuando le cambian el nombre.

El american dream de Apizaco

Nada más falta que la rectora de cierta universidad -¿la que escribe cajón con g?- atribuya al mérito académico durante su formación, el éxito económico que ya quisieran los millones de connacionales del otro lado de la frontera.

La declaración patrimonial de la senadora Adriana Dávila Fernández, es prueba fehaciente de ese enriquecimiento milagroso, formidable, de ensueño.

Información publicada hoy por Reforma, detalla cómo su patrimonio creció de 780 mil pesos a más de 12 millones de pesos en los últimos seis años.

Noten la diferencia. Mientras la enorme mayoría… los de a pie, sufren cada mes para pagar la renta, el teléfono, el cable y la colegiatura de los niños, hay en nuestra tierra verdaderos ejemplos de superación. Adriana sostiene lo siguiente: «He presentado desde el 31 de marzo mi declaración 3de3 como símbolo de lo que buscamos para Tlaxcala, ser el Estado más transparente del País, el principal cambio inicia por combatir de verdad y sin simulaciones la corrupción».

¡Esa es de las mías!, bueno, el fin justifica los medios ¿no?

Nótese la ironía de Reforma cuando añade en su nota la siguiente afirmación de la Dávila: «Tenemos que dar el mensaje de que la propuesta que traemos inicia con esta declaración 3de3, que no lo es todo, sino se trata de una conducta correcta».

Hay de aquellos que osen cuestionar el término “correcta” y deseen pasarlo por los filtros de Nietzche, para azotar con un palo de membrillo la manera prohibitiva de hacerse millonario mientras los demás tienen medio cuerpo medito en el lodo.

Y si en 2010 su patrimonio era de 780 mil pesos y créditos por 1.2 millones, hoy la bonanza es constante: sus chambas en Hacienda, Presidencia y el Senado le permitieron ganar 7.8 millones de pesos (mdp), y sus casas ya valen 2.8 mdp, bueno aunque todavía le deben algo al banco, porque la adquirió junto con su cónyuge, como quien dice a paguitos…

Injusticia laboral

No creíamos que la violación a los derechos de los trabajadores del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) fueran tan rotundamente vulnerados.

Pero uno ni se imagina las que pasan esos empleados, cuyo estado de desvelo y desnutrición comienza desde que checan su tarjeta al iniciar el día y lo checan al acabar la jornada, digamos empiezan a las ocho AM y terminan a las cuatro PM.

Un detalle: checan la tarjeta de salida, pero no se van. A esa hora comienza lo bueno.

1.       ¿Y las horas extra, quién las cobra?

2.       ¿Y el Tribunal de la Defensa del Trabajador, a qué se dedica que no se da una vueltecita por San Manuel?

3.       ¿Los tiranos laborales están conscientes que tienen un pie en la calle?

La última y nos vamos

Pero lo que más castiga a Marco Antonio Mena Rodríguez, son los índices de reprobación, tanto del presidente Enrique Peña Nieto, como del gobernador, Mariano González Zarur.

Necesitaría ser superman para que no le peguen: la caída de 40 a 30 por ciento de aprobación ciudadana en el mes de marzo, y de 78 a 21 por ciento de aprobación entre los líderes del país en ese mismo lapso.

También en marzo, la percepción de que nos acercamos al precipicio creció de 34 puntos a 75 puntos, según se desprende de la encuesta aplicada por Reforma.

O sea el país va en caída libre.

Claro que en Tlaxcala las cosas son distintas. ¡Porque estamos peor!

Aquí no nada más la cosa administrativa está por los suelos. Además, hay persecución, terrorismo laboral y colusión con los organismos electorales. Si Peña tiene 3 de calificación, Mariano debe andar tres puntos abajo.

Etiquetas:, ,