[xyz_lbx_default_code]

Jura Mariano no haber usado programas sociales a su favor

.

Dice desconocer el proyecto de Marco Antonio Mena; también se dice el artífice de la carrera de Anabell Ávalos ** Por definirse en el PAN el verdadero peso de Adriana… y Adolfo

Mariano Gonzalez Zarur, Furer, Caricatura, PRI, Tlaxcala Online

Dice el gobernador Mariano González Zarur, desconocer el proyecto de Marco Antonio Mena, como candidato del tricolor a la gubernatura. Lo atribuye a aquella reunión convocada por Manlio Fabio Beltrones, y hasta rechaza haberse impuesto a las preferencias del Presidente.

«Yo hice a Anabell Avalos», a Noé Rodríguez Roldán, ¿quiere que le diga de Guadalupe Sánchez Santiago?, ¿de Ricardo García Portilla, de Anabell Alvarado?

Habla el animal político, está bien, el zorro estepario, sólo y mitómano, soberbio y temeroso de su destino tras haber desafiado a los que llama liderazgos de su partido, uno formal y uno real, «que son los que realmente determinan muchas cosas».

Así acaban los políticos como él. No opinan, dan cátedra (así sea al presidente Peña Nieto). No hilando ideas en forma congruente. De Mena ataja, «ni lo conozco» y a la siguiente alocución elogia su nivel académico.

No advierte su inminente candidatura a incorporarse a las vergonzosas filas de los gobernadores a la sombra, priistas o no priistas, como suaves amigos el tabasqueño Andrés Granier o el quiranarriense Mario Villanueva.

Es el cuasi libanés contestatario, el espasmo en persona, dueño de todos, coordinador de los esfuerzos, también de todos, al que no puso ni el presidente ni el gobernador, bueno más claro como él lo describe: el sin madre, ni padre, ni partido.

El que no usa los programas sociales para beneficiarse, pero un día no se ni cómo ocurrió, se le extraviaron nada más 11 mil toneladas de fertilizante.

Es un híbrido de la politica. Yo diría un accidente genético. Con la cualidad de enardecer con su labia , desde al ciudadano más sencillo, hasta al presidente de la República, si dejar de asestar puntapiés a Manlio, a Emilio (Gamboa) y a Miguel Ángel (Osorio Chong).

 

Los panistas

Aplausos al formidable Adolfo Escobar Jardinez, por declinar ante Adriana Dávila Fernández. Han de valer hartos votos porque siguen pensando que se bastan y se sobran solos para echar de Palacio al PRI.

 

¿Cuánto valen? Lo veremos en la deliberación que tome la Comisión Nacional Permanente, encabezada por el grandulón poblano Rafael Moreno Valle Rosas, por cierto con razones de sobra hacerlos a un lado, pues ha de inclinarse entre una panista siempre pluri y su hoy escudero, el más autista de los alcaldes.

Del doble discurso adrianista mejor hablamos luego porque miren, eso de impulsar un PAN dentro del castillo de la pureza y salirnos con el casi perredista Víctor Briones Loranca, como la cuota pagada a Adolfo por su singular apoyo, como que es causa de grades decepciones.

Tanto ruido para vendernos estos planes, complicados mañosos… no se vale.

 

Las chamarritas siguen siendo tema

Mientras Mariano asegura no usar los programas sociales para su beneficio, seguramente recuerdan ustedes las que mi chamarritas verdes que costaron 67 millones de pesos. Fueron para resarcir el tejido social.

Y aunque luego luego comenzaron a descoserse, cada una costo $236 pesos, de los de enero de 2013.

A precios actuales resulta que abundan los fabricantes y mayoristas que ponen esas mismas prendas a un costo entre 100 y 145 pesos. O sea, el negocio de resarcir el tejido social duplicó ganancias.

Pues la PGR anda investigando al respecto. Sobre todo a un señor de nombre Armando Hernández Ramírez, sus papás Armando Hernández Vázquez y Rosalinda Ramírez, así como a un tal Tomás Munive Osorno (me suena) por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa, delitos cometidos por servidores públicos y ejercicio abusivo de funciones, según consta en una denuncia presentada en la institución y, que llamó particularmente la atención de la procuradora Areli Gómez.

 

Fija postura

En un comentario directo a este columnista, el ex gobernador Alfonso Sánchez Anaya, precisó que el apoyo y respaldo que él pudiera expresar a una ó uno de los aspirantes a ocupar la principal oficina de Palacio de Gobierno del Estado, lo realizará en su caso hasta que existan las y los candidatos formales de los partidos políticos.

Entre tanto, sabemos, el «Güero de Rancho», se encuentra muy ocupado con la presentación esta misma semana, de un Frente Tlaxcalteca al que se ha dedicado a conformar ya desde hace varios meses, que integra a ciudadanos de todas partes del estado.

Cierto es, que los aspirantes a suceder al pariente gobernador de Sánchez Anaya, saben que el proyecto que éste decida apoyar tendrá una fuerza determinante para obtener el triunfo y que nadie desprecia y todos quieren, por el peso político que todavía conserva Alfonso.

Etiquetas:, , , ,