[xyz_lbx_default_code]

Con Mariano empeora la pobreza en Tlaxcala, y también la opulencia de unos cuantos

.

Hoy, datos duros del Coneval nos muestran como una entidad bajo un voraz ataque al cual aún le falta un año para poderse saciar.

(etlaxcala) Con Mariano Gonzalez Zarur Aumento Pobreza Coneval, Caricatura, Tlaxcala Online

El turno del señor manchis al timón del estado sigue arrojando secuelas. Esto del incremento de pobres ya se veía venir… es el sueño de los políticos que reemplacan cada que pueden, que gastan la lana de programas sociales en otras cosas, que despojan de su chamba a los paisanos y paisanas que combinaban la plaza en algún área del gobierno con la parcela que, puntual siembra.

Pero en esta ocasión esas oportunidades se acabaron. Sobrevinieron los despidos masivos tras la imposición de las nuevas reglas: ¿quieres trabajo, dame muchos votos?, ¿crees en la democracia’… ¡vete al diablo!

Y se acentuaron situaciones como desempleo, desplazamiento, infelicidad.

Eso es una baja sensible en el nivel de vida de los tlaxcaltecas. Y pese al espíritu luchador de buenos comerciantes, tianguistas, tahoneros, artesanos viajeros, la economía no soportó la maldición que a partir de 2010 opera con tal voracidad que ya los indicativos del Consejo Nacional de Medición de las Políticas de Desarrollo Social (Coneval), nos muestran como una entidad fuera de la media nacional.

Hoy somos 745 mil pobres. En 2010 había 719 mil pobres; para 2014 la cifra creció a 745 mil 100 personas en situación de pobreza del total de la población que es un millón 169 mil 933 habitantes.

Sólo en Tlaxcala abundan casos, en haciendas del norte del estado, donde los trabajadores, “acasillados” insisten en llamar amo a quien les paga. Sólo aquí sigue el derecho de pernocta (la primera noche de la doncella es con el amo) cuando el patrón da su consentimiento para el casamiento de dos pobres.

Sólo aquí, tenemos hoy acaparadores de ejidos en la zona limítrofe con Xoxtla, arrogantes y agresivos que, recibieron ayudas extraordinarias para fraguar su criminal negocio. Aquellas hectáreas, húmedas y limpias, pasaron a formar parte de habilidosos y crueles constructores, a quienes las licencias, cambios de usos de suelo y hasta carreteras nuevas no costó más que evaluar el nivel de daño a los pobres. ¿Fue mucho?… ¡mejor!

De los 745 mil 100 habitantes, el promedio de carencias es de 1.9 por ciento menor al de 2012, cuando fue de 2.2, además de que entre 2012 y 2014 la pobreza moderada aumentó al pasar de 599 mil 600 a 662 mil 500 habitantes, aunado a que la población vulnerable por carencias sociales es de 285 mil 300cifra inferior a 2012, cuando hubo 294 mil 200.

Parte de esta política desmanteladora del estado es el poco interés a empresas como Nestlé, Procter&Gamble para seguir en territorio estatal. La incapacidad para conservar aquí proyectos como el de Audi, cuyos ejecutivos sencillamente no fueron atendidos por la super secretaria de desarrollo económico.

Al contrario, bajo situaciones de las cuales jamás se conocerá una investigación seria, muchos fueron víctimas de secuestros y extorsiones.

Luego nos enteramos que había caído a la cárcel un director de la Policía Acreditable, dedicado al secuestro. Meses despúes dejó a Tlaxcala el militar-¿capo?, de esas actividades ilícitas, Orlando May Zaragoza.

Un estado, por muy fuerte que sea, con habitantes como nosotros, acostumbrados a crecenos al castigo, no soporta este tipo de castigo.

Hoy, aquella política social de la que Mariano tanto se ufana, en tiempos del gobernador que lo cortó como yerno, se convirtió en terrorismo laboral para estirar la liga social, a ver hasta dónde revienta.

Y la voracidad es inacabable. Si estuviera dos o tres años más el mal sería peor. Hoy, por ejemplo ya se habla de un nuevo emplacamiento.

La nueva CEDHT

De resultar cierta la negociación para colocar a la hermana de Roberto Zamora Gracia, en la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tlaxcala (CEDHT) a cambio de la aprobación de la reforma electoral, estaremos ante la más vergonzosa y despreciable acción de panistas sin escrúpulos y con la creencia que sus trinquetes nadie los advierte.

¿Quién soltó tal suposición? Baldemar Cortes, el diputado del Movimiento Ciudadano (MC) que parece tener cuestiones personales con los albiazules, a quienes también señaló de haber recibido pequeñas fortunas a cambio de modificar su radical actitud respecto a la misma iniciativa del ejecutivo.

A qué juegan esos panistas. Bueno, solo ellos y su conciencia. Ellos y los valores que dicen respetar. Ellos y el papel que todos les estamos viendo.

Etiquetas:, ,