[xyz_lbx_default_code]

Acreditables, imposible entregarles el estado y a sus habitantes

.

Es el segundo caso en que policías acreditables hacen mal uso de las ventajas con las que la Segob los lanza a la calle a defender a la gente. En manos de ellos el estado se hunde.

Caricatura 1 Orlando May Zaragoza Ayala, Mariano Gonzalez Zarur, Estado Mas Inseguro, Tlaxcala Online

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación la Policía Acreditable cuenta con las siguientes características:

  1. Es más confiable, al estar todos sus elementos evaluados en control de confianza y con salarios dignos, asistencia social que vincule no únicamente al elemento a la corporación sino también a su familia.
  2. Su alto sentido ético, la hace más profesional y con vocación de servicio.
  3. Es una policía equipada con tecnología de última generación (equipo integral de protección, armamento y transporte)

Entonces no entiendo cómo aquí en nuestro estado, fueron policías acreditables los que mataron a dos, un  agente federal y su hermano, en condiciones que parecieran haber sido enterradas en la más profunda impunidad.

Y tampoco entiendo que se desempeñen en altísimos rangos los policías acreditables detenidos ayer, por el Ejército y trasladados a las instalaciones de la PGJE, tras un inexplicable enfrentamiento con la Policía Federal.

Información filtrada en la propia corporación policíaca arroja los siguientes datos: Se trató de: Jorge Pérez Flores, alias el Lobo, era delegado de la Policía en San Pablo Apetatitlán y el responsable del enfrentamiento con uniformados municipales hace unos días en el mencionado municipio, lo que provocó su reinstalación en otro lado.

Además de él están El Fox, El Tello, El Piñas  (todos ajenos del estado de Tlaxcala) y un tlaxcalteca de nombre Efraín o Efrén.

Jorge Pérez es subdirector de la Policía Acreditable y fungía como segundo de a bordo de Orlando May Zaragoza.

¿Acreditables pero, con este historial?

La misma fuente sostiene que son ya reiterados los excesos de policías acreditables, (hay dos acusados de homicidio), además de denuncia de abusos de autoridad y extorsión registrados en Apetatitlán, Calpulalpan y Apizaco.

Con estos antecedentes en Tlaxcala parece inviable el mando único y la desaparición de las policías municipales como lo propuso el presidente Enrique Peña Nieto.

Una cara del mando único es sostener la relación directa con los altos mandos del país, así no habría células por regiones o municipios.

La otra retrata de cuerpo completo el concepto de crimen organizado, es decir, la víctima acude a denunciar un delito confiada en la buena imagen difundida de los policías acreditables que obedecen a un mando único.

Y sale doblemente trasquilada.

Según el gobernador de Morelos Graco Ramírez, esos grupos del crimen organizado proponen a las autoridades estatales o municipales, resguardar la paz, mientras los dejen trabajar.

En otros estados no los han dejado avanzar.

Aquí en Tlaxcala… desde asesinos hasta animados a confrontarse con las fuerzas federales.

Esos, aquí son los policías acreditables.

Otro tipo de delincuentes

Pese a la existencia de un contrato denominado PROYECTO TLAX 12-2014, con severas sanciones para quien lo incumpla, nos dicen que el coordinador de prensa y relaciones públicas del gobierno estatal, Raymundo Vega y Crespo, metió a una empresa raramente ligada a él (bueno hasta dicen que es suya y funciona con un prestanombres… un tal Pablo Arana).

Esa empresa se llama “Studio SP 5 Diseño y Comunicación S de RL de CV”, y cobraría como dos millones y cuarto de pesos por hacer una gran campaña de posicionamiento del Nuevo Sistema Penal Acusatorio.

El problema es que uno de los contratantes, el que pagó, sencillamente se siente defraudado porque, ni hay difusión como se aseguró y el pago ya lo hicieron.

En el contrato, los de la empresa juraron por esta no tener vínculo alguno con el servicio público. Pero ya ve, todo en la vida se sabe. Y hoy sabemos que Ray Vega y sus prestanombres crearon un cuarto de guerra, no para informar sino para engordar sus carteras.

Y casi les sale la jugada.

Le insisto, nada más fue un detalle. Ni quién vea a su cuarto y mucho menos para la difusión de un tema tan profundo.

No, no. Esto es un caso de vil corrupción, a punto de sacar a balcón nombres, cifras, y compromisos.

¿De quienes?

Pues, comenzando por el oficial mayor de gobierno, el secretario de gobierno y, ¿quién creen? El coordinador de prensa y relaciones públicas, el mismísimo Raymundo Vega y Crespo.

Y el gobernador Mariano González Zarur… ni enterado del asunto.

Etiquetas:, , ,