[xyz_lbx_default_code]

Asesor de Mariano, candidato priísta al gobierno de Michoacán

.

Asención Orihuela, una constante sangría al erario de Tlaxcala mediante su representante Mario Armando,  hoy requerirá más que un cuantioso apoyo mensual

Caricatura 1 Asencion Orihuela, Mario Armando Mendoza, Mariano Gonzalez Zarur, Michoacan, Tlaxcala Online

Si desde inicios del manchi régimen, Chon Orihuela, recibiría puntual sus mesadas –vía su canchanchán Mario Armando Mendoza- ¿qué nos esperamos hoy, que su partido el PRI, lo designó candidato de unidad al gobierno de Michoacán?

¿Nos van a seguir saqueando?

Lana no hay para jubilados y pensionados, menos la hubo para pagar aguinaldos y en materia de obra, ya saben que vivimos el sexenio de las guarniciones y banquetas –muchas de ellas gestionadas por alcaldes.

Ah pero, ¿qué tal para apoyar al amigo Chon y su enorme reto de ganar la rifa del tigre en su natal Michoacán?, ¿pero cómo le vamos a quedar mal, si en estos cuatro años –incluido el de la consolidación dicen que mes a mes, cobró con puntualidad inglesa- qué nos espera ante la inminencia de la contienda, el primer domingo de junio del próximo año?

¿Qué ha hecho Chon por Tlaxcala (aparte de cobrar)?

¿Se acuerdan de las unidades Toyota donde embarazaron urnas al trasladar los paquetes de Apizaco al entonces IET?

¿Se acuerdan lo bien atendida que andaba Anabel Alvarado en el Estado de México?

Pues esos son los méritos de Chon por Tlaxcala.

Veremos cómo lo reciben sus paisanos en su convulso estado, donde la violencia ha sentado sus reales y lo menos que se espera es el diálogo de sordos entre un pueblo al que le urge un verdadero líder, y los planes del chongrupo para hacer fortuna a costa de lo que sea (más o menos como ocurre en el estado más pequeño del país).

Atender el nego del otro lado del charco

Parece que dos marianos no caben en Tlaxcala.

Y crece el rumor de que el menos viejo de los dos cogió sus chivas y se subió a un avión con rumbo a la madre Patria, adonde han ido a parar, cuentan, unas cuantas carretillas de lana con las cuales sería adquirida una humilde crianza de ganado bravo (sí, muy humilde).

Claro, discutieron. Y se darían cuenta que sus temperamentos son tan intensos (y le han costado tanto al estado) que, imposible estar cerca… hacen corto.

De confirmarse ese traslado, ahí quedó, botada la membresía al Consejo Político Nacional (CPN) del partido, y los proyectos… que de futbol, que de antros por doquier, y sobre todo, el liderazgo del ninigrupo con el derecho divino de hacer planes para gobernarnos, primero uno, luego el otro y así sucesivamente hasta que tronemos como sapos.

El poder en manos inmaduras nunca acabará bien: abusos, excesos, violencia, amenazas, ¿y todo para qué?

Para hacer el servicio a la clase política.

Cuánto valdría un postgrado para enseñar a un padre con poder, los caminos torcidos donde nadie sabe dónde acaba lo familiar y comienza lo político.

La carne al asador

Combatió a su paisano Noé Rodríguez Roldán, y lo sacó de la jugada (hoy cobra como oreja mayor de Osorio Chong en Puebla). Vio como Junior acabó consigo mismo hasta llegar al autoexilio.

Hoy, parece que Ricardo García Portilla, es la gran apuesta del marianismo y otros grupos retrógrados y conservadores de un PRI que se niega a cambiar de estilo.

No la tiene fácil.

De la tosquedad de Ana Lilia Rivera (Morena) a la popularidad de J. Carmen (Nueva Alianza), sin hacer a un lado la eficiencia de la panista Lilia Caritina.

El asunto es que si gana la elección de junio, Ricardo habrá conseguido el status con el que sueña: convertirse en un vigoroso aspirante a la gubernatura de Tlaxcala.

En el segundo

No paran en el proyecto de conformar la alianza PT-PRD y otros entre los que pudieran estar el Movimiento Ciudadano y hasta Morena.

Quien lo logre… cuidado porque tendrá grandes posibilidades de ganar en junio de 2015, y lo que sigue será la consolidación de esa alianza ganadora para 2016, cuando Tlaxcala elija gobernador, alcaldes y diputados.

Más de uno anda en pos de ella.

 

 

Etiquetas:, , , ,