[xyz_lbx_default_code]

Romano, comprometido hasta el cuello

.

El aplazar su comparecencia no va a frenar la verdad, que a contrapelo del marianismo se ha desbordado, y créame arrastra una alta cantidad de basura.

e2680

La comparecencia de Roberto Romano Montealegre, el secretario de Obras Públicas de este sexenio, no puede aplazarse, por más frases graciosas dichas por el gobernador, quien así, “no le busquen, el único responsable soy yo, no quieran ver máscara contra cabellera”, dio ahora el sesgo de humor resignado con el que desea afrontar los problemas.

Mientras, el funcionario cuya ineficiencia generó la clausura de las construcciones principales de este régimen, busca hasta donde le es posible guarecerse entre los pliegues de su amo, pues ha labrado tal cantidad de problemas que no va a salir bien librado.

Puntual seguidor de estos altibajos, el diputado panista Ángelo Gutiérrez, documentó en la petición hecha en el Pleno, una compleja y abundante corrupción de parte de quienes asumieron el encargo de transformar con obra al estado.

Sobra decir que las hostilidades mostradas por el constructor del marianismo, abonaron a los problemas, que ya de desbordaban. Entonces, las clausuras, con las cuales este sistema ha rechazado cuanta obra quede al margen de sus apetitos.

Presuntamente, así lo señaló el panista Gutiérrez Hernández, la hija de Romano Montealegre está seriamente comprometida pues se halla al frente, de una constructora con muchas ventajas a la hora de las asignaciones.

Es escalofriante notar la sangre fría, o la ingenuidad de los constructores del marianismo, quienes parecen operar bajo el supuesto que nadie se da cuenta de sus maniobras:

“El resumen de obras de SECODUVI del año 2013, sostiene que en materia de adjudicación directa se ejecutaron un total de 111 obras, de las cuales 64 fueron para empresas foráneas, lo que representa el 57.66%, y solo 47 obras publicas que representan el 42.34% fueron para empresas locales. La cantidad de empresas que ejecutaron obra en 2013 por adjudicación directa fueron 55, de las cuales 29 eran foráneas, lo que representa el 52.73% de empresas y solo 26 eran del nuestro estado representando el 47.27%.”

¿Por qué a los constructores locales se les da ese trato? Bueno, ya pusieron el grito en el cielo y pidieron a la Caiptlax su intervención para conocer a detalle al menos 13 movimientos, entre adjudicaciones e invitaciones a empresarios foráneos.

“Por Adjudicación Directa las empresas del vecino Estado de Puebla han resultado las más beneficiadas, obtuvieron 52 millones 592 mil 891 pesos con cuatro centavos de un total de 91 millones 757 mil 843 pesos con 92 centavos que se destinaron a la ejecución de infraestructura básica”.

Es clara la violación al marco legal que obliga a las autoridades a dar preferencia a las empresas locales ya que así el trabajo será para los de acá, pero lo interesante son los nombres de quienes con frecuencia aparecen en el reparto de obra:

“Además de preferir a empresas no tlaxcaltecas, del listado de Invitaciones Restringidas 2013, se percibe una probable colusión entre las empresas que ejecutan obra pública, solo por citar el ejemplo de que en varios contratos celebrados participan las mismas empresas, siendo solo una la que obtiene la adjudicación de obra, como es el caso de los contratos PF-AN-IV-167-13, PF-AN-IV-166-13 y PF-AN-IV-765-13 donde participaron únicamente las empresas Constructora Brenant, S.A. de C.V. y Grupo Constructor Engrane, S.A. de C.V.,  y los contratos PF-FR-058-13, PF-FR-059-13 y PF-FR-060-13, donde se invitó únicamente a Vía Grafica Construcciones, S.A. de C.V., Proyectos Infratlax, S.A. de C.V. y Grupo Constructor Engrane, S.A. de C.V., esta última siempre resulto beneficiada.

Y nada más hay que hacer un sencillo rastreo para ver que lo mismo familiares de mandos medios que de los altos están metidos hasta el cuello en este garlito.

“Lo anterior sucede en repetidas ocasiones con empresas como Trejo Mendoza y Asociados, S.A. de C.V., Construcciones Desafe, S.A. de C.V., Adocretos de Puebla, S.A. de C.”

Seguir aplazando la comparecencia de Romano es lo más cínico con lo que nos encontramos.

Los representantes del pueblo, los constructores y el pueblo mismo esperan la presencia del constructor del sexenio, el nuevo rico de Tlaxcala (bueno uno de tantos) para explicar: los tramites que se realizaron, los que se omitieron, la inversión presupuestada y aplicada, la situación que guardan los proyectos denominados Ciudad Judicial y Ciudad de la Salud, y la situación que guarda la construcción del Proyecto Carretera – Apizaco Atlihuetzia a un costado de donde pretenden edificar Ciudad Judicial y la inversión para su construcción, ya que también tendería a ser clausurada puesto que no cuenta con diversos estudios, según lo propuso Gutiérrez en su intervención.

Y no es lo único. Hay que exigir una explicación sobre: cuántos proyectos de obra pública se encuentran ejecutando en estos momentos; las causas y razones por las que adjudicaron obra pública en sus tres modalidades; las empresas favorecidas y porque lo fueron, la falta de claridad y dilación en la información otorgada a solicitantes en cuanto a los procesos de licitación de obras públicas, si los trámites están en orden o si están enfrentando problemas similares a la Ciudad Judicial y Ciudad de la Salud; y las erogaciones que se han realizado con motivo de estas.