Compártelo en tus redes sociales

Suponemos que el tema toral fue el cochinero de Apizaco… * Comienza a crecer la posibilidad de la anulación…** Dice Alicia Fragoso que su presencia en Apizaco fue para que no se robaran los paquetes, nada más…

img633

De las cosas simpáticas de la política. El ex delegado de Gobernación  -panista como el solo- de repente le salió el espírtu  tricolor que todos (los que son como él), ¿y qué creen?, ha dejado correr la versión en el sentido de que el portento de triunfo de Rafa Ortega en Apizaco (ajá-ajá) se debió a lo impactante que resultó que se le adhiriese, igual que una seño diputada (que ya no lo es) de cuyo nombre no me quiero acordar.

De las cosas no simpáticas de la política. A penas ayer se había reincorporado el doctor Jorge Luis Vázquez Soto, mejor conocido como el compadre don Loncha, y así como llegó, zaz, se fue.

Ya en corto alguien tuvo la decencia de comentarle que su compadre (el más lépero de Tlaxcala) todo le perdonaba en esto de la elección donde Rafa se tambalea, ¡menos la campañita nacional donde Ciro Gómez Leyva, Sergio Sarmiento y Denisse Maerker, tiraron candela contra el cochinero del que tanta tinta se ha gastado.

De los asuntos en las butacas de Bucareli

Anoche mismo trascendió que en las oficinas del secretario de Gobernación, dos personajes robaron cámara: los senadores Ernesto Cordero y Adriana Dávila Fernández.

Si en la atadura de cabos vimos a un titular de la Segob, reafirmando más nochecito al Pacto por México, con el reconocimiento de los los presidentes Madero y Zambrano, PAN y PRD respectivamente, pues, o el asunto Apizaco subió su categoría para sumarlo al rotundo triunfo albiazul en Baja Californa como parte del botín panista, o por ahí se pactó lo que pudiera ser la anulación del cotejo.

Una vez en el IET la impugnación presentada por el ex candidato inconforme, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, comienza la cuenta regresiva de la esperada respuesta de la Sala Unitaria Electoral Administrativa, cuyo titular el ex orticista y hoy marianista, Pedro Molina, pues ni modo que escuche a los enemigos de su patrón.

Ocurridos dichos actos (la reunión con Osorio y la impugnación) insisto en que la medida menos lesiva sería la anulación.

¿Ve usted algo mejor a estas alturas que ir de nuevo a las urnas?, ¿no se le hace que eso sería mejor que reconocer el papel delincuencial de una bola de gentes del ejecutivo?, ¿y del IET?

Otros dos detalles

Dicen los cronistas taurinos que Rafael Ortega no recibió la constancia de mayoría entregado por el IET porque se había trasladado a una plaza lejana, pues su trabajo de matador de toros está sujeto a compromisos agendados. Por eso el documento lo recibió el representante del PRI ante ese organismo.

Lo curioso son los comentarios a ese respecto:

1.- Ante la prensa especializada (que cubre actividades taurinas) Ortega adelantó que como alcalde su obligación será defender la fiesta brava. Lamentó las pésimas condiciones en de la plaza Rodolfo Rodríguez «el Pana», y anunció que habrá grandes eventos taurinos.

2.- Pero no crea que los cronistas taurinos lo trataron tan bien. Una de las columnas más populares publicada por ESTO, señala: Rafael ni es tan buen torero como para considerar el triunfo electoral una especie de reconocimiento a su arte… es un torero poderoso, pero no bueno… insistió esa pluma.

El cariño de todos los apizaquenses a Ortega es incuestionable. Claro, hasta antes que el diestro hubiese optado por volverse tricolor. Por un lado quedaron frustrados sus seguidores, panistas, perredistas o ciudadanos simples pero aficionados a la fiesta brava. Por el otro, una creciente oleada de antitaurinos lo juzga como un ignrante asesino de animales a punto de llegar al poder en ese municipio.

Y sobre eso, el primer espada tlaxcalteca reclamó argumentando el elevado nivel cultural de todos los toreros.

Por cierto, quien jura por esta que su presencia en el Comité Municipal Electoral de Apizaco, fue nada más para ver que no se robaran los paquetes de votos, es la procuradora Licha Fragoso.

Le pegaron las críticas de la senadora Adri.

Creo que todo se aclararía en cuanto nos dijeran qué salió de aquella reunión entre Cordero, Dávila y el secretario de Gobernación.