Compártelo en tus redes sociales

Y a final de cuentas maestro y alumno, Ortiz y Santacruz, se ven las caras para evaluar si el alumno supera al maestro y en el futuro merecerá papeles protagónicos… algo así como su iniciación.

Parece que la alianza entre PAN y PAC, desajustó los tornillos de la elección panista interna en Apizaco y, en la mesa, apareció de súbito un jugador que se había mantenido discreto… agazapado, Héctor Ortiz,  encarnado en la persona de su cuñao, Justo Lozano Tovar.

Ciertamente las encuestas no han sido el fuerte del diputado local con licencia, pero ante la otra alianza, fresca aún, Orlando Santacruz-Adriana Dávila, puede apreciarse el estilo del ex gobernador, lanzando sus dados y sentándose a esperar, pacientemente el desenlace de la jugada que muchos ha puesto nerviosos, y que seguramente tendrá sus consecuencias.

La disputa se da entonces entre dos viejos conocidos. Uno, mentor del otro… Ortiz, artífice de Santacruz.

Mas el tiempo ha pasado, y Orlando ha preferido dar pasos él solo y probar suerte en este delicado juego, de ganar y no ganar. En el corto plazo por ejemplo, Jorge Luis Vázquez Soto, es el proyecto al cual invierte sus horas, pero la verdadera mira está puesta en la elección de 2016, cuando busque -así lo tiene agendado-
ser el sucesor de Mariano González.

Así que el cotejo municipal apizaquense no es la simple esgrima entre Ortiz y Santacruz, para decidir entre el grandulón Vázquez Rodríguez o el temperamental Justo Lozano, sino la medición de fuerzas para evaluar si el alumno ha superado al maestro, y así en el futuro sea el actual alcalde quien lleve el papel protagónico en la nueva película, cuyo guión gira en torno del necesario cambio en el Poder Ejecutivo local, y si es por la vía de la infalible alternancia, pues qué mejor.

Y no me parece descabellada la estrategia fundada en evitar la polarización. Santacruz ha tendido lazos lo mismo con Mariano que con Adriana y según se aprecia, no ha limitado sus vínculos orticistas. Eso sí, el muy esposo de Valeria, ha tenido que abrir solo la brecha en esta espesa jungla nada simple, eh, si caemos en la cuenta que al otro lado se halla una gubernatura.

Veremos en su juego por sacar adelante a Jorge Luis, si el resultado no lo desgastó ni lo avejentó, como lo suelen conseguir las tenebras orticistas, cuando el valor de la prenda en contienda equivale al principal municipio tlaxcalteca, «ombligo» comercial, político y urbanístico de nuestra entidad.

Perder la vertical

Durante un acto de reconocimiento a investigadores y con la participación de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, pudimos ver, muy a nuestro pesar, de nueva cuenta caer en esquemas de ira incontrolable al gobernador Mariano González Zarur.

Primero, de improviso decidió cortar su presencia en dicho evento, «tengo una gira en el norte de la entidad», pero cuando pensó que se había librado los obstáculos, una voz femenina que para nosotros es fuerte candidata a todos los premios de periodismo, lo encaró.

Le lanzó dos preguntas. No le importó la grotesca y descortés caminata. La reportera se las arregló para preguntar si habría recursos extraordinarios a la UAT. «Hay un presupuesto y, ustedes siempre preguntan lo mismo… y yo respondo lo mismo», fue la respuesta.

«¿Ustedes?». Eso es generalizar. Supondríamos que a estas alturas el mandatario debería conocer los nombres de reporteros y reporteras que cubren la fuente del Poder Ejecutivo. Que conocería el nivel de insistencia o los temas recurrentes en tal entrevistador (entrevistadora en este caso).

Pero no, trató de evadir la pregunta y se marchó. Entonces la reportera lanzó una segunda pregunta, con el tema de la libertad de expresión y la detención, «con sumas facilidades» que se hizo de nuestra persona.

-«Eso dice usted»… -«No, es lo que dicen los medios»… -«No, eso dice usted»…

No es de un caballero y menos de un gobernante dar ese tipo de respuestas. Y menos si su contraparte es una mujer.

Vemos, preocupados, que hay un profundo odio en contra de los representantes de los medios.

Puede que sea la falta de información sobre las actividades desempeñadas por los periodistas. Que no se conozcan los diversos géneros periodísticos, O que a los periodistas se les ubique en una especie de submundo, donde los únicos con derecho a existir son los humillados, faltos de iniciativa y dóciles lamebotas, dispuestos a tenderse como tapetes para que pase su majestad.

Esa es labor del coordinador de prensa. ¿Cual? Yo diría… esa es la consecuencia de tener a un elemento insensible y, ¿satisfecho por ver cómo se hunde su jefe?

Pienso que el gobernador ha librado decenas de obstáculos, algunos peor que otros, pero al capítulo de la prensa no le ha dado la relevancia que reviste. Y este puede ser un azaroso camino, lleno de obstáculos, reaccionando a esos incontrolables ataques de ira que, en otras circunstancias -o sea ante un subordinado- hace mucho se habría convertido en violencia.

¿Fraude en el Cobat?

Hace varios años en el Sistema Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat) labora un abogado cuyo título corresponde a otro nombre. Pese al fraude que ello representa, las autoridades decidieron dejar de lado que esta persona labora con un documento apócrifo.

Argumentan que el tiempo de acción de la justicia se agotó. Vaya irresponsabilidad de las autoridades que, a unos les aceleran los procesos y a otros, como este directivo del Cobat, todo les perdonan, incluso que firme como abogado, actuario y notario, como un verdadero gesto balín, en el certificado de bachillerato de cientos y cientos de egresados.