[xyz_lbx_default_code]

Saltacruz Caltempa, delicado de salud… Mariano, ausente; viajaría a Japón…

.

Las crisis no amainan en seguridad; la presión del mando superior por un lado y, de los policías por el otro causarían un accidente vascular al encargado de ese despacho… pero eso al amo lo tiene sin cuidado, porque ahorita anda por el Imperio, feliz por cierto…

Hay noticias que uno no quisiera confirmar. Una de ellas sería un accidente vascular en la humanidad de Rubén Santacruz Caltempa, encargado de despacho en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quien estaría hospitalizado por dicha causa.

Sobra decir que su ausencia sería definitiva, pues en estos momentos lo único que interesa es su estado de salud.

Pero, hoy cobran notoriedad las recientes visitas del general Mario Ayón, a la principal oficina de Palacio, como un enviado de mucho peso para negociar los acuerdos incumplidos e ir viendo a quien mandan para llenar el hueco.

Urge el nombramiento de secretario de Seguridad Pública, aprovechando la tregua conseguida con los policías, tras la represión del movimiento laboral político, cuyo saldo es de sobra conocido: un policía muerto (tal vez más), un secretario cesado y, lo más doloroso, el despido de 85 agentes, sin que a la fecha se conozca si su separación fue conforme a la ley.

Salieron dueño al BMW y a la camioneta, chocados por los niños…

A propósito de ese tipo de inversiones, tal vez recordará los penosos incidentes donde por separado, un par de potentados hijos de papi tuvo sus respectivos accidentes automovilísticos… uno en un BMW (del que bajó chachalaco y cesó a todos) y la otra en una camioneta (si no me equivoco una Mercedes, allá por el rumbo de Independencia).

Pues pasados los meses, a las dos unidades motoras les salió dueño. Algo así como un empresario poblano que, según las malas lenguas lavaría dinero mal habido. El asunto es que una mañana cualquiera sonó el teléfono y una voz nada amable recordó al amo, que los coches aquellos eran prestados, no regalados…

La protesta también tuvo que ver con el incumplimiento de una serie de acuerdos, una vez que la elección se ganara.

Pues ni uno ni lo otro.

Los coches mejor se dieron por perdidos. Y los incumplimientos son una constante. Para variar. Un frente más de los muchos abiertos.

Ahora, para actualizar la información habría que preguntar al oficial mayor, Ubaldo Velasco, de qué manera el manchigobierno salda sus deudas del tipo que le platico.

Porque también se enfrenta la voracidad de los de acá. Recuérdese a gente de la Secoduvi, creo que un tal Lima, asignando ampliaciones al Tecnológico de Tlaxco a una constructora en la cual tiene intereses.

Seguro fue de los primeros negocios, porque aquella vez, los gritos del oficial mayor se oían hasta la calle, pues la obra aquella tenía que darse a los amigos de Puebla (pues a alguno de los varios que pusieron lana para la campaña), a lo mejor hasta se trataba del dueño de los coches chocados…

Por allá se le conoce como, “velenable Man-Chi”

Yo creo que a tanta insistencia del embajador del Japón, el amo no resistió la tentación de ir a gastar unos centavos a esa nación, y no precisamente para llevar asistencia a la zona devastada por el tsunami.

Al venelable señol Man Chi, le gusta la buena vida. Y la aventura. Y un viaje desestresante a Japón, seguro le cayó de perlas. Nada más que estando allá recibió la noticia del muy lamentable estado de salud en el que caería el encargado del despacho de la SSP.

Así que desde esas lejanas tierras amo Man Chi habrá de tomar una delicada decisión. Nombrar a control remoto al nuevo secretario de Seguridad Pública, o atenerse a presenciar la descomposición de tan delicado ámbito de gobierno.

Lo interesante en el presunto viaje de Man Chi a la tierra del sol naciente es:

1.- ¿Sabe el Congreso de tan singular viaje? Bueno, una ausencia del gobernador, menor a quince días no tendría por qué ser analizada por los diputados, pero qué son esos modos de andarse yendo sin avisar.

2.- Cómo financia ese tipo de viajes. Porque, oiga usté… eso de emprenderla hacia tan lejano destino cuesta una lana, sobre todo si llevó a su inseparable gato bodeguero (también conocido como Carlos Rojas) un cuate que a Tlaxcala no le representa oficio ni beneficio, pero bien que cobra, corre gente y participa en la presunta triangulación de recursos para aportarlo a lo que finalmente fue un rotundo triunfo del PRI en el Edomex.

Qué tal si a su majestad (bueno así se presenta por allá) le da por quedarse otra semana (fíjese salió desde el viernes y piensa regresar hasta el otro domingo)

Ese tipo de desapariciones yo nada más las creía posibles en líderes de la talla del presidente Hugo Chávez, de Venezuela… pero ya ves que no, también amo Man Chi lo hace y a nadie le pide permiso… es más ya imagino la bola de malas palabras en japonés que ha de ser lo primero que va a aprender por esos rumbos.

El PRI una raya más al tigre

Luego que se conoció la convocatoria para renovar la dirigencia estatal del partidazo, quedó más que demostrada la debilidad de amo Man Chi en cuestiones partidistas.

No cumplió a los priístas (para variar) y con ello acentuó el papel protagónico de Beti Paredes, en la campaña de Eruviel, nomás para demostrarle de qué material está hecha.

La ex gobernadora fue factor para triplicar la votación eruvielista en el edomex sobre su más cercano seguidor, Alejandro Encinas y de a tiro la quintuplicó sobre el panista, quien después de esta ya piensa en poner una fonda donde platicaría sus aventuras en la política a sus comensales.

Dudo que la Paredes vuelva a permitir así de injerencia de amo Man Chi en lo referente a candidaturas.

Si González insiste en apoyar a Joaquín (bastante deteriorado por cierto) Beti ya tiene lista a Lorena para hacer contrapeso. Si el amo está necio con catapultar a su actual secre de Gobierno, Noé por el tercer distrito, pues la doña ya cuenta con Blanca Águila y un ejército de activistas para aplastar cualquier intento marianista por meter las manos al partido.