[xyz_lbx_default_code]

Archiv para marzo, 2018

Dime cuál es tu diagnóstico y te diré que eres

.

Casi quince meses han tenido los funcionarios estatales para demostrar su trabajo y empezar a entregar resultados concretos y palpables. A la actual administración le quedan 41 meses y dos días de gobierno, por lo que deben acelerar el paso y concretar acciones y proyectos antes de que se expanda el desánimo entre los tlaxcaltecas que aún esperan ver obras y avances.

noe-rodriguez-roldan 29 marzo

Noé Rodríguez Roldán fue uno de los pocos funcionarios del gabinete del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que generó expectativas. De él se esperaban acciones positivas sobre todo porque antes de aceptar la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Secte) trató de obtener la candidatura del PRI al gobierno de Tlaxcala.

Si aspiró a gobernar el estado, lo lógico sería pensar que tenía visualizados una serie de proyectos para impulsar el desarrollo de Tlaxcala, sin embargo el tiempo ha confirmado que carece de iniciativa, ideas y propuestas serias.

Hasta ahora, Rodríguez Roldán se ha mostrado incapaz para dirigir una dependencia estatal como la Secte. Ha padecido la escasez de papelería oficial para atender a los ciudadanos que pretendían realizar un trámite, la ausencia de placas para automóviles y no ha podido concretar la aprobación de un nuevo marco jurídico que regule sus actividades e incorpore nuevas esquemas de servicios de transporte.

Su dependencia ha provocado acciones de desgaste al gobierno del estado al mantener abierto el conflicto con los promotores de la plataforma digital Pronto que ofrecen servicios de transporte a través de Internet y su tolerancia para que los concesionarios del transporte público de pasajeros no respeten la normatividad y provoquen accidentes con fatales consecuencias.

Para tratar de mitigar las críticas a su trabajo y a la dependencia que encabeza, Noé Rodríguez recurrió a las simplezas para justificar su salario y en tan sólo tres días pretendió presumir de dos acciones que provocaron risa y pena ajena.

La primera tiene que ver con el Diagnóstico de Movilidad Ciclista y la segunda con la “innovadora” idea de instalar 8 buzones de sugerencias en las delegaciones de la Secte y otro digital.

Según el brillante funcionario que cuenta con un doctorado en Derecho, con la primera acción se fomentarán los hábitos saludables y nuevas formas de trasladarse y con la segunda se mejorará la atención y los servicios de la dependencia. Caray, cómo es que a nadie se le ocurrió antes esas maravillosas ideas que estoy seguro transformarán la vida de los tlaxcaltecas y nos pondrán como el referente nacional a seguir para lograr el desarrollo.

Y como si la Secte no tuviera otras prioridades y problemas urgentes que atender y resolver, Rodríguez Roldán afirma que el diagnóstico permitió comprobar que Tlaxcala tiene una movilidad ciclista desde hace muchos años y que ahora se analizará la infraestructura y las acciones a seguir para ofrecer seguridad a los usuarios de la bicicleta.

Ese proyecto además contempla una metodología del ciclismo urbano, bajo ejes estratégicos que priorizan las necesidades de los usuarios. El diagnóstico incluye 10 proyectos entre los que destacan: el programa de protección al ciclista urbano, la estrategia al trabajo en bicicleta, la generación de espacios bici-amigables, la celebración del día de la bicicleta y la integración de la red estatal de bici-estacionamiento, entre otros.

Lo anterior representa una burla por parte de Noé Rodríguez, porque si no puede resolver los problemas y pendientes que tiene, resulta absurdo que quiera dar prioridad a los ciclistas cuando hasta ahora no hay ni la infraestructura ni las características que se requieren para atender esas necesidades.

Algo raro le pasa a la clase gobernante de Tlaxcala que ante su incapacidad manifiesta han recurrido a ocurrencias para simular que trabajan. Y si no me cree ahí están los semáforos “inteligentes” que instaló el ayuntamiento capitalino, a quien también se le acaba de ocurrir la brillante idea de regalar “anuncios coloniales” para los negocios instalados en el centro de la capital con el propósito de cumplir con la normatividad que exige la Unesco para que la ciudad reciba la declatoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Lamentable que ante la falta de ideas y proyectos se recurra a banalidades que son vendidas como las grandes exclusivas.

Al paso que va no dude que el ayuntamiento capitalino quiera volver las escalinatas en la escalera eléctrica más grande del mundo y así pasar a la historia por esa obra.

En fin, son días de guardar y no queda más que pedir que el Sr redima a estos políticos tlaxcaltecas.

La presencia del crimen organizado en Tlaxcala

.

Aunque las autoridades estatales pretenden negar la presencia del crimen organizado en Tlaxcala, reportes de inteligencia confirmarían que en la entidad hay operaciones de dos cárteles que tratan de ganar terreno, de ahí el aumento de algunos delitos como los homicidios, el narcomenudeo, el robo de negocios, automóviles y casas, así como el atraco de unidades de transporte de carga.

Sin título-18

Tlaxcala no puede quedar ajena a la expansión e influencia negativa que en los últimos meses ha tenido el crimen organizado en el país. Tras enfrentar la fuerza del Estado en ciertas regiones, los delincuentes deciden trasladar sus operaciones a otras entidades donde empieza a generar un clima de inseguridad que de inmediato afecta a los ciudadanos y a las autoridades.

Existen reportes de las diferentes áreas de inteligencia que confirman que en nuestro estado hay presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que poco a poco ha ganado terreno en los municipios tlaxcaltecas aledaños a la ciudad poblana de San Martín Texmelucan. Los miembros de esa organización han sido ubicados desde Ixtacuixtla, Nativitas, Papalotla y Tetlatlahuca hasta Calpulalpan.

En esas zonas el robo de vehículos, los asaltos en carreteras y el narcomenudeo han aumentado, así como la presencia de huachicoleros.

Tepetitla Violencia ok

En el oriente de la entidad y en municipios como Altzayanca, El Carmen Tequexquitla, Huamantla y hasta la zona de Tlaxco operarían Los Zetas, una organización criminal que si bien tenía influencia en los estados del norte del país ahora la ha expandido a otras entidades como es el caso de Tlaxcala.

Hasta ahora ambos cárteles parecen están conformes con la división que lograron del territorio tlaxcalteca, sin embargo sus actividades ya prendieron los focos de alarma en el gobierno y entre los habitantes que hoy padecen sus operaciones ilícitas.

Y que mejor prueba para demostrar el hartazgo de los habitantes que lo sucedió el fin de semana en la comunidad de Villa Alta del municipio de Tepetitla. Los ciudadanos intervinieron violentamente para detener a cuatro presuntos criminales ajenos a la población que no sólo se dedicaban a la venta de drogas, sino a cometer asaltos y llevar a cabo acciones de intimidación.

Los sujetos que al parecer eran oriundos de la Ciudad de México rentaban una casa en la mencionada comunidad, desde donde planeaban sus actos ilícitos y almacenaban la droga que comercializaban.

Otro ejemplo de la presencia que ha ganado la delincuencia organizada fue el atraco que el pasado viernes por la noche sufrió un negocio ubicado en Galerías Tlaxcala, el cual habría sido perpetrado por una banda de colombianos, misma que es responsable de otros ilícitos cometidos en otras zonas de la entidad.

A esas bandas de criminales sume la que opera en Apizaco y que es conocida como la de “Los Cagones”, la cual tiene azorados a los comerciantes y empresarios de la ciudad rielera, ya que los atracos a los negocios están a la orden del día.

Se dice que esa banda goza de la protección de comandantes de la Policía de Investigación de la PGJE, de ahí que actúan con total impunidad sin que nadie muestre en mínimo interés por detenerlos.

El talón de Aquiles de la actual administración es la seguridad. Herve Hurtado Ruiz, comisionado de Seguridad simplemente no ha podido con el paquete y el nuevo procurador José Aarón Pérez Carro necesita aplicarse a fondo si es que tiene la intención de entregar buenas cuentas, porque el tiempo avanza y su trabajo no se ve por ningún lado.

De la rebatinga de políticos, vividores e inútiles

.

Los partidos políticos no pudieron ocultar su miseria y sus dirigentes recurrieron al agandalle de las candidaturas plurinominales y a la rebatinga de políticos de otras fuerzas, demostrando que algunos institutos que carecen de cuadros competitivos para enfrentar las elecciones federales y locales previstas para el 1 de julio de este año.

trioderatas

El PRI, el PRD y el PT cayeron en la tentación de piratearse militantes de otros partidos para registrarlos como candidatos a diputados federales y locales, decisiones que han generado gran molestia entre sus simpatizantes que han interpretado dicha medida como un insulto.

Nadie en el PRI se explica cómo ese partido abrió las puertas al cuestionado ex alcalde panista de Zacatelco, Francisco Román Sánchez, quien con graves síntomas de amnesia ahora pretende buscar la diputación local por el distrito 13 con la camiseta del tricolor.

Aunque hay quienes aseguran que el corrupto Román Sánchez ganará ese distrito, lo cierto es que su nominación en el partidazo ha generado gran molestia y rechazo, al grado que existe un soterrado movimiento en su contra que está siendo aprovechado por Edilberto Algredo Jaramillo, quien compite por la misma posición pero bajo la bandera de Movimiento Ciudadano.

Sin perder su esencia de oportunista, el PT que mal dirige en Tlaxcala Silvano Garay Ulloa, se dio a la tarea de convencer a panistas resentidos para registrarlos como abanderados a diputados locales, como es el caso de los ex alcaldes Alejandro Aguilar López y Felipe Morales Morales, quienes gobernaron Huamantla y Yauhquemehcan, respectivamente.

Mientras Silvano Garay se bajaba los pantalones para convencer a los hoy ex panistas, también operaba para garantizar que su robusta hija, Irma Garay Loredo, tuviera un lugar asegurado en la próxima legislatura local, para lo cual la registró en la primera posición de los candidatos a diputados plurinominales.

Garay Ulloa también estaba operando para dejar a su gatillero que cobra como diputado local, Jesús Portillo Herrera, como candidato al mismo cargo por el distrito 14 con cabecera en Nativitas, sin embargo a nivel nacional frenaron su estúpida maniobra al comprobar que pretendía registrar a un nefasto aspirante de político que su única cualidad es mostrarse como un macho que le gusta amenazar.

Portillo Herrera quería aprovechar la fuerza e impulso que tiene el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para ganar la elección de diputado local como abanderado del PT y seguir padroteando en el Congreso local, sin embargo no logró su cometido y en unos meses más regresará a su trabajo de guarura de la familia Garay.

El PRD de plano quedó desdibujado y sin figuras propias. Entregó al PAC, partido que controla la familia Ortiz, la candidatura a la diputación federal por el distrito 2, así como también le regaló al PAN la primera posición de la candidatura al Senado.

El desánimo en el partido del sol azteca es mayúsculo y los aires de la derrota ya se sienten pese a que aún no inician formalmente las campañas.

Contrario a lo que se vive en el PRD, en el PAC andan más que emocionados con la nominación de Serafín Ortiz Ortiz a la diputación local por el distrito 7 con cabecera en Tlaxcala. Ayer, en la casa de Elvia Ortiz, una de sus hermanas, se llevó a cabo por la tarde una “estratégica” reunión para conocer los detalles de la operación que trabajadores de la UAT realizarán para juntar los votos que requiere el ex rector para ganar los comicios del 1 de julio.

La consigna es ganar cueste lo que cueste. Veremos si ahora sí pueden cumplir su objetivo.

Elecciones de julio con aroma a sucesión

.

El proceso sucesorio en Tlaxcala previsto para el 2021 prácticamente ha iniciado con la designación de los candidatos a senadores, diputados federales y diputados locales. Hay más de cinco tiradores que esperan ganar los comicios de julio de este año para de inmediato trabajar en sus respectivos proyectos de convertirse en el próximo gobernador de la entidad.

señorio
Si las aún senadoras Lorena Cuéllar Cisneros y Adriana Dávila Fernández mantienen firmes sus intenciones de llegar a gobernar el estado, lo lógico era que otros políticos como Serafín Ortiz Ortiz dejarán su zona de confort para alzar la mano en la muy adelantada carrera por la sucesión gubernamental.

Para nadie es un secreto que para algunos políticos tlaxcaltecas los comicios de julio representan un mero trámite para llegar a cumplir con su objetivo central de despachar en la oficina principal de Palacio de Gobierno.

La ex priista, ex perredista y hoy militante de Morena, Lorena Cuéllar, sabe que tiene asegurado un lugar en la Cámara de Diputados, por lo que aprovecha el tiempo y cualquier oportunidad para seguir construyendo su proyecto rumbo a la gubernatura de Tlaxcala, luego que en las elecciones del 2016 fuera derrotada por el actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez.

Lo mismo sucede con la panista Adriana Dávila, quien logró una excelente posición en la lista de candidatos a diputados federales plurinominales del PAN. La senadora ya tiene garantizado un escaño en la próxima legislatura.

Por tercera ocasión la panista buscará el gobierno de Tlaxcala, de ahí que lejos de someterse a un desgaste innecesario en estos comicios apostó por asegurar el control del partido y la lealtad de los futuros diputados locales.

El clan de la familia Ortiz vendió la idea de que su Partido Alianza Ciudadana (PAC) apostaría en la sucesión gubernamental a la figura de Alejandra Ramírez Ortiz, pero ayer esa posibilidad se desdibujó cuando se confirmó que el ex rector de la UAT, Serafín Ortiz Ortiz, se someterá al escrutinio de los electores para conocer si cuenta o no con respaldo ciudadano para buscar la gubernatura de Tlaxcala.

Si Serafín Ortiz logra derrotar en las urnas al candidato del PRI a la diputación local, Enrique Padilla Sánchez, y contener el arrastre del aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, el ex legislador tendrá elementos para pensar en serio en su candidatura al gobierno de estado, pero si es derrotado su retiro político será obligado y necesario.

En el PRI anote los nombres de Anabel Alvarado Varela y Mariano González Aguirre como los dos tiradores a la sucesión. La primera intentará por todos los medios un lugar en el Senado, mientras que el segundo hará hasta lo imposible por amarrar su llegada a la Cámara de Diputados.

Ambos gozan del respaldo del gobernador Marco Mena, pero eso no quiere decir que todos los grupos que existen al interior del PRI los ven con buenos ojos.

La sucesión ha iniciado y el desgaste del actual mandatario será cada vez mayor, porque la oposición aprovechará todos los errores para desacreditar al gobierno del estado.

El desorden de los diputados locales

.

Los aires reeleccionistas que se respiran en el Congreso del Estado lejos de traducirse en eficiencia en la labor legislativa se han convertido en bocanadas de desatención y valemadrismo, al grado que ya no se sabe si en las sesiones ordinarias se logrará el quórum legal que se necesita para desahogar los múltiples pendientes que arrastran.

Sin título-8
Puede más la ambición de mantenerse en la nómina que la necesidad de dedicarle el tiempo completo a la ansiada reelección, de ahí que los diputados locales llevarán al límite sus solicitudes de licencia para abandonar sus cargos y emprender la hazaña de mantenerse como legisladores por un nuevo periodo que concluirá hasta agosto del 2021.

La parálisis legislativa es evidente y los pendientes cada semana se acumulan, sin que esa situación implique una preocupación o problema para los diputados que prefieren simular un trabajo antes que perder los abundantes recursos económicos que reciben por una labor que hacen a medias.

Desde hace algunas semanas dejaron de ser un poder que contribuya a la gobernabilidad del estado de Tlaxcala, pues los conflictos de su competencia los han dejado crecer y la actitud omisa de los diputados ha provocado que los problemas se compliquen de más.

Dos ejemplos del valemadrismo de los legisladores es el conflicto interno registrado entre los comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (IAIP) y la toma de la presidencia municipal de Ixtenco donde el alcalde Miguel Ángel Caballero Yonca y la síndico Lucía Rojas González han puesto de cabeza al ayuntamiento.

En ambos casos los diputados lejos de mediar y hacer valer la ley, optaron por dar cuerda y juego político a las partes en conflicto, lo que ha impedido a la Secretaría de Gobierno encontrar una solución pactada en ambos problemas.

El Congreso local permitió que los comisionados del IAIP David Cabrera Canales y Francisco Morones Servín violentaran la norma al desconocer a Marlene Alonso Meneses como presidenta legítima del organismo, acción que hasta ayer no se había corregido porque al parecer los primeros dos funcionarios no sólo se burlan de una resolución de Tribunal Superior de Justicia del Estado, sino de los legisladores que se muestran temerosos para hacer valer la ley.

Sobre Ixtenco la negligencia ha sido mayor, porque la disputa en ese ayuntamiento fue alentada y fomentada por los mismos diputados, quienes hoy se lavan las manos y salen con la tontería que el caso de revocación de mandato para Caballero Yonca podría ser resuelto por la siguiente legislatura, es decir, para septiembre u octubre de este año, cuando la pelea entre los miembros de ese Cabildo inició desde hace algunos meses.

Si los tlaxcaltecas se quejan de la falta de resultados de los funcionarios estatales, también lo hacen de los diputados, pero la diferencia es que los primeros se mantendrán en sus cargos hasta que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez lo quiera, mientras que los segundos se irán en unos meses más, aunque unos intentarán buscar el respaldo ciudadano para ganar la elección y repetir en el puesto, lo cual se ve muy complicado porque su trabajo ha sido malo y deficiente.

Y si no me cree pregúntele al nefasto lamebotas del diputado priista José Martín Rivera Barrios, quien hace unos días fue corrido por los habitantes de Tzompantepec junto con su señora esposa Mónica Morrillón Sánchez, quien al final se quedó con la candidatura a diputada local por el tercer distrito con cabecera en Xaloztoc.

Rivera Barrios se presentó en ese municipio y con sus ínfulas de ser el gato consentido del diputado Mariano González Aguirre trató de presentar a su flamante esposa como la títere que él manejará para seguir dándose la buena vida que en pocos años ha logrado luego de ser tesorero, alcalde, constructor y hoy en día diputado local, sin embargo su actitud de perdona vidas no se la aguantaron y lo mandaron a la fregada junto con su chafa juguete.

Con esos candidatos para que quiere el PRI enemigos.

El síndrome de no pasa nada en Tlaxcala

.

Problemas van y vienen y no pasa nada. El deficiente desempeño de algunos funcionarios estatales parece no importar a nadie, pese a las múltiples evidencias que existen de su pésimo trabajo. Hace días advertimos que los miembros del gabinete habían entrado a su zona de confort y que su inmovilidad pronto implicaría inconvenientes al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

mena 22

El boom mediático que provocó Xonotli, el cachorro de león blanco que nació en el zoológico del Altiplano, generó una cortina de humo que el gobierno del estado utilizó muy bien para ganar presencia artificial y a la vez como un distractor para esconder la falta de resultados y obras durante el primer año de la actual administración.

Pero muy poco duro ese fenómeno comunicativo porque los problemas que vienen arrastrando las autoridades ya no se pudieron mantener por más tiempo debajo de la alfombra y la basura empezó a brotar y con ella la falta de soluciones y pretextos de los funcionarios para llevar a cabo su trabajo eficientemente.

Claros ejemplos de lo anterior sería el conflicto que existe entre las autoridades de la Secte con los prestadores de servicio de transporte de pasajeros a través de la plataforma digital Pronto, el problema interno del ayuntamiento de Ixtenco –que por cierto hoy se manifestarán los habitantes en la capital-, la omisión de la Secretaría de Educación Pública para sancionar a maestros y directivos de una escuela de Chiautempan acusados de ingerir bebidas embriagantes al interior del plantel.

Habría que agregar el asunto de la inseguridad que sigue lastimando a las familias tlaxcaltecas y los nulos resultados que se tienen para llevar ante la justicia a los verdaderos delincuentes que asaltan en las carreteras, asesinan con total impunidad a personas y se meten a la casa de un diputado local para cometer un robo.

También están los paros en las escuelas de educación media superior y las protestas de transportistas cansados de la corrupción imperante en unas áreas de vialidad municipal.

Las ocurrencias son malas y más cuando éstas tratan de suplantar lo que realmente se debe comunicar. Las autoridades estatales vieron en el caso de la niñera golpeadora una oportunidad para presumir eficiencia y eficacia, al grado que en 15 días pudieron integrar el expediente de la averiguación, obtener la orden de aprehensión y su detención que al final terminó en una tragedia que evidenció no sólo la falta de coordinación entre los funcionarios, sino la falta de capacidad para enfrentar una crisis.

El lamentable deceso de la niñera se detectó a las 7:05 horas de la mañana. Al instante fue notificado Herve Hurtado Ruiz, comisionado de Seguridad, sin embargo se dice fue hasta después de las 9:00 horas cuando funcionarios de primer nivel se enteraron de ese hecho como el secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda y el procurador, José Aarón Pérez Carro.

La mala noticia provocó que el gobernador Marco Mena ya no llegara a la ceremonia del natalicio de Benito Juárez y que el protocolo de ese evento fuera cambiado para cubrir las ausencias de los funcionarios antes mencionados y que empezarían a atender el presunto suicidio de la joven que un día antes había sido detenida y encarcelada en el penal de Apizaco para enfrentar las acusaciones en su contra.

El suceso se salió de control y una acción que se intentó usar para resaltar la imagen del gobierno del estado sirvió para alentar las críticas hacia el mandatario y sus funcionarios, así como para poner en duda la efectividad de las autoridades que fueron incapaces de mantener con vida a la niñera golpeadora que al parecer tuvo todas las facilidades para poder colgarse en su celda.

Los funcionarios estatales están obligados a dar resultados y no escudarse en el pretexto de que el gobernador no decide nada, porque están en sus cargos para dar soluciones a los problemas que son de su competencia. Si no pueden mejor que renuncien o que se encomiende a Xonotli para que los ayude a salir del hoyo en que se encuentran.

La falaz eficiencia de la PGJE y la CES

.

La Procuraduría General de Justicia en el Estado y la Comisión Estatal de Seguridad pretenden mostrarse como dos dependencias eficaces, cuando en realidad su trabajo es deficiente y muy cuestionable porque la lista de pendientes que enfrentan es enorme y su actuar en otros asuntos o conflictos ha sido lenta y hasta omisa.

señorio

Como si hubiera detenido al delincuente más buscado de México, la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) bajo el mando de José Aarón Pérez Carro presumió la aprehensión de la niñera Elisa N, quien ayer mismo fue ingresada al penal para enfrentar la acusación de lesiones calificadas que habría cometió contra dos menores de edad.

Tras el escándalo generado por la difusión de unos videos donde se observa el presunto maltrato que la mujer llevaba a cabo hacia unos gemelos, la PGJE se olvidó de las investigaciones de los ejecutados de Apizaco y Nativitas, así como de otras indagatorias abiertas para dar prioridad a ese caso que indignó a la sociedad.

En un lapso record de 15 días las eficientes autoridades lograron no sólo integrar la carpeta de investigación número 33/2018 y obtener la orden de aprehensión por parte del juez segundo del Juzgado de Control y de Juicio Oral del Distrito Judicial de Sánchez Piedras, Raúl Baizabal Aguirre, sino detener a la implicada para hacer realidad los conceptos constitucionales que establecen que la justicia debe ser pronta y expedita.

Lo malo es que sólo se trabajó en este caso con rapidez y eficiencia, porque para nadie es un secreto que la PGJE tiene más de mil órdenes de aprehensión sin ejecutar y cientos de carpetas abiertas que no han tenido ningún avance.

Ahí están los casos de los ejecutados en Apizaco y Nativitas, hechos violentos que se cometieron casi al mismo tiempo en que estalló el escándalo de la niñera golpeadora y que no se sabe nada en concreto.

También están las 33 denuncias contra igual número de ex alcaldes que se presume malversaron los recursos públicos de sus ayuntamientos. Las carpetas ya tienen varios meses y es la fecha que no hay detenidos, pese a que existen todos los elementos para ejercer la acción penal.

La lista de los pendientes de la PGJE es enorme, de ahí que la política selectiva que aplica esa dependencia para presumir eficiencia es muy criticable. Un caso trabajado en fast track no implica el cambio radical que esperan los tlaxcaltecas en la procuraduría.

La CES se acredita lo bueno

Otro supuesto logro que ayer se pretendió vender fue la recuperación de un recién nacido y la detención de la mujer que intentó robarse al infante luego de haberlo sustraído del Hospital General de Tlaxcala.

Una vez que la mamá del menor detecta que una mujer vestida de enfermera le había quitado a su hijo sin un aparente motivo, ésta reporta de inmediato el hecho a las autoridades del nosocomio. En segundos, Alfredo Adán Pimentel director del hospital solicita la intervención de la policía estatal y municipal para ubicar a esa mujer que ya no se encontraba en el inmueble.

El hecho fue reportado casi al mismo tiempo a las corporaciones policiacas de los municipios aledaños, por lo que los uniformados de Totolac montaron un filtro de seguridad en las cercanías del centro expositor, donde lograron ubicar a una unidad y a una mujer que llevaba a un recién nacido. A los pocos segundos llegó al lugar personal de vialidad estatal a cargo de Antonio Ramírez, quienes procedieron a auxiliar al infante y aprehender a la implicada en el robo de ese bebé.

El personal de la CES al final asumió el control de la situación y como ya es costumbre el responsable de esa dependencia Herve Hurtado Ruiz se acreditó ese logro sin dar crédito a la policía municipal de Totolac y al personal de vialidad estatal.

Ojalá ese funcionario estatal fuera más congruente con lo que declara en sus comunicados de prensa, donde dice que “el compromiso de cada policía es brindar la atención oportuna y cero tolerancia ante cualquier acto de impunidad que trasgreda la seguridad de la ciudadanía y del estado”.

Ese compromiso nunca se lo vimos en el conflicto registrado la semana pasada en el municipio de Ixtenco, donde pese a recibir varios e insistentes llamados de ayuda dejó sólo al torpe alcalde Miguel Ángel Caballero Yonca y a los elementos de las policías municipales que acudieron a ese lugar para auxiliar a las autoridades de esa población que enfrentaban el encabronamiento de los habitantes.

El espejismo que tratan de vender la CES y la PGJE es muy chafa como para creerles que esas dos dependencias están dando buenos resultados. O no.

Trascendidos primaverales y algo más

.

El ex mandatario de Tlaxcala, Mariano González Zarur quedó fuera de la lista de candidatos plurinominales del PRI a las diputaciones federales, pese a que coordina la quinta circunscripción -Colima, Hidalgo, Estado de México y Michoacán- de la campaña presidencial de su compadre el ciudadano José Antonio Meade Kuribreña.

Sin título-31

El futuro y destino de los priistas tlaxcaltecas depende sólo de ellos y ahora más que nunca están obligados a echar toda la carne al asador si es que quieren tener posiciones en la próxima legislatura federal, porque la única que tiene garantizado un puesto es la ex gobernador Beatriz Paredes Rangel, quien por fin cumplirá su sueño de convertirse en Senadora.

A la ex embajadora de México en Brasil si le alcanzó su capital político para ubicarse en un lugar envidiable de la lista de senadores plurinominales que el PRI registrará ante el INE.

La también ex presidenta nacional del PRI es la coordinadora de la tercera circunscripción de la campaña de Meade que comprende los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, donde el aspirante de Morena Andrés Manuel López Obrador tiene un gran respaldo de los electores.

Trascendió que el PRI en Tlaxcala concentrará su esfuerzo en el distrito electoral uno con cabecera en Apizaco, donde llevará como candidato a diputado federal a Mariano González Aguirre. Su intención es ganar esa posición y lograr al menos un senador como la segunda minoría en la figura de la ex secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela.

El hecho de que el abanderado presidencial priista Meade Kuribreña siga en el tercer lugar de las preferencias y sin señales de lograr un crecimiento importante en los próximos días que restan para la campaña, son un claro indicio de que el PRI enfrentará un pésimo escenario electoral que pone en duda sus triunfos.

Trascendió que el gobierno del estado podría enfrentar en los siguientes días un fuerte escándalo relacionado con el conflicto en el municipio de Ixtenco, en donde el alcalde Miguel Ángel Caballero Yonca y la síndico Lucia Rojas González mantienen posiciones encontradas.

Se dice que existe una grabación donde un alto funcionario de la Secretaría de Gobierno pide al alcalde Caballero Yonca la cantidad de 150 mil pesos para solucionar el problema.

El audio que es conocido por algunos diputados locales y colaboradores cercanos del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez fue obtenido antes del 14 de marzo, día en que se registraron los hechos violentos en ese municipio que dejaron varias personales lesionados y una docena de patrullas destruidas.

Sería grave para el gobierno de Mena que esa grabación se hiciera pública, porque si bien el mandatario se deslindó del conflicto y culpó de la violencia registrada al alcalde Miguel Ángel Caballero, lo cierto es que su administración podría ser acusada de omisa y otras cosas más al no intervenir luego que un alto funcionario solicitó dinero para arreglar el conflicto.

Trascendió que un funcionario de la Secretaría de Salud en Tlaxcala pronto podría enfrentar acusaciones de enriquecimiento inexplicable, pues tras su ingreso en esa dependencia inició la construcción de un lujoso inmueble en la colonia La Joya de la capital de estado.

Se trataría de Miguel Chávez, quien se dice presta sus servicios en el área de Recursos Materiales de la mencionada dependencia.

El edificio que construye ese funcionario tiene apantallados a sus vecinos, pero hasta ahora nadie se explica cómo le hizo para llevar a cabo tal obra en unos cuantos meses.

Trascendió que en el Departamento de Recursos Financieros de la Unidad de Servicios Educativos del Estado de Tlaxcala las cosas no andan bien, porque al personal lo están presionando para que valide todas las compras asignadas y que se llevaron a cabo sin cumplir con las disposiciones legales.

El titular de esa dependencia Manuel Camacho Higareda sería el responsable de ese hostigamiento que ya implicó el despido de algunos empleados, quienes en breve responderán por la vía legal.

No cabe duda que los escándalos de corrupción empiezan a tocar las puertas de este gobierno.

El triunvirato que controla y se reparte el poder el TSJE

.

Una sopa de su propio chocolate es la que recibió el viernes pasado la expresidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Elsa Cordero Martínez, quien no le quedó otras más que ver como los magistrados Héctor Maldonado Bonilla, Rebeca Xicoténcatl Corona y Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez son los que ahora mueven los hijos en el Poder Judicial de Tlaxcala.

maldonado B

Con la soberbia por los cielos y con una prolongada borrachera de poder, Elsa Cordero intentó operar la ratificación de María Sofía Margarita Ruiz Escalante como representante de los magistrados ante el Consejo de la Judicatura, posición que ya no pudo retener porque el triunvirato que hoy controla el TSJE decidió ponerle un alto a su insaciable ambición.

Primero los magistrados Héctor Maldonado, Rebeca Xicoténcatl y Mario Antonio de Jesús Jiménez conspiraron para que la evaluación aplicada a su compañera Ruiz Escalante saliera negativa y tuvieran el argumento legal para oponerse a su ratificación en el mencionado cargo, pues según ellos era indispensable cortar la uña que Elsa Cordero aún pretendía tener en el Consejo de la Judicatura .

Los magistrados Elsa Cordero, Elías Cortés Roa, Mary Cruz Cortés Ornelas y Leticia Ramos Cuahutle eran los que apoyaban la ratificación de María Sofía Margarita Ruiz en el Consejo de la Judicatura, sin embargo terminó imponiéndose el criterio de Héctor Maldonado, Rebeca Xicoténcatl, Mario Antonio de Jesús Jiménez y Felipe Nava Lemus, quienes se negaron a la permanencia de esa abogada por un periodo más en esa posición.

Una vez logrado ese primer paso, el triunvirato operó la llega de uno de los suyos al Consejo de la Judicatura. Entre las propuestas que se hicieron estaba el nombre del magistrado Elías Cortés Roa, el del ex contralor Hugo René Temoltzin Carreto y el de Noé Cuecuecha, secretario proyectista de la influyente Rebeca Xicoténcatl.

Sin embargo, ninguno logró el consenso y fue entonces que Héctor Maldonado propuso a su secretaria particular Martha Zenteno Ramírez, quien al final logró el respaldo unánime del pleno del TSJE para convertirse en la representante de los magistrados ante el Consejo de la Judicatura.

Rebeca Xicoténcatl y Mario Antonio de Jesús Jiménez han jugado muy bien sus cartas para aumentar su influencia y poder en el TSJE. En 45 días han disminuido al máximo la pujanza de Elsa Cordero, quien ya siente la frialdad de la soledad.

Héctor Maldonado junto con Xicoténcatl y Jiménez controlan las sales penal y civil del TSJE, así como el Consejo de la Judicatura. Martha Zenteno y Leticia Caballero Muñoz, representante de los jueces ante ese mencionado órgano son garantía de lealtad, pues ambas le deben a María Inés Bonilla Sosa, mamá del presidente del TSJE su crecimiento profesional.

Hasta ahora ningún cambio apunta a una mejorar o una transformación del Poder Judicial de Tlaxcala. Simplemente el nuevo grupo en el poder busca cobrar las afrentas recibidas y afianzar su influencia.

El cambio del presidente del TSJE no sirvió de nada, porque las cosas siguen igual o peor.

Pobre Tlaxcala.

La dupla Minerva-Gelacio destinada al fracaso

.

Tendría que pasar algo extraordinario en las próximas semanas para que Minerva Hernández Ramos y Gelacio Montiel Fuentes, virtuales candidatos al Senado por la coalición integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano tuvieran alguna posibilidad de ganar los comicios del 1 de julio, porque es una realidad que sus nominaciones sólo generan decepción y rechazo en esos partidos.

señorio

No se necesita ser un analista experto para llegar a la conclusión que la pela por el Senado en Tlaxcala será entre los candidatos del PRI y Morena. Los próximos senadores de la entidad saldrán entre los priistas Anabel Alvarado Varela y Florentino Domínguez Ordoñez y los seguidores de AMLO, Ana Lilia Rivera Rivera y el ex gobernador José Antonio Álvarez Lima.

La posibilidad que tenía la coalición Por México al Frente para disputar esos cargos de elección popular empezó irse al cagadero cuando el PAN impuso a Minerva Hernández como su abanderada, pues la impopular ex perredista no entiende que sus mejores años pasaron y que hoy su capacidad seductora ya no tiene los efectos de hace algunos años.

El PRD utilizó a Tlaxcala como moneda de cambio frente al PAN para sacar posiciones en otros estados donde sus candidatos son más competitivos. Entregó a los panistas dos de los tres distritos electorales federales y la primera posición de la fórmula al Senado.

Esas pésimas decisiones y la imposición de Gelacio Montiel como compañero de fórmula de Minerva Hernández han provocado una gran molestia entre la militancia perredista, la cual no moverá un dedo para apuntalar las campañas de los candidatos al Senado y a las diputaciones federales.

La coalición conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano llega a los comicios del 1 de julio débil y dividida. Carece de un candidato con liderazgo y arrastre. Además es evidente la ausencia de la estructura electoral, porque hasta ahora el trabajo de esos partidos ha sido mediático y no de campo.

No cabe duda que el PAN y el PRD están convertidos en los mejores aliados del PRI y del gobernador de Tlaxcala.

Diputados mediocres

De pena ajena el actuar de algunos diputados locales que pretenden evadir su responsabilidad en el conflicto registrado en Ixtenco por la estupidez del presidente municipal Miguel Ángel Caballero Yonca.

El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales de la LXII Legislatura, Martín Rivera Barrios, es un inepto que por andar en busca de la reelección descuido su trabajo y dejó que el problema en ese ayuntamiento creciera, porque él sabía que detrás de la síndico Lucia Rojas González, estaba el diputado priista Ignacio Ramírez Sánchez.

Ignacio Ramírez incitó y manipuló a la síndico Lucia Rojas para enfrentar al alcalde Miguel Ángel Caballero, por lo que resulta estúpida y tonta su intervención en la tribuna del Congreso del Estado, no sólo porque pidió a las partes en conflicto dejar sus posiciones hostiles, sino porque además urgió al secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda, a solucionar la disputa que él como legislador alentó y provocó.

Los diputados priistas Rivera Barrios y Ramírez Sánchez son un estorbo y su juego ya ha sido detectado por el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien sabe perfectamente que ambos legisladores son unos simuladores que quieren jugar al chingón cuando se sabe que son unos mediocres.

Y ya que hablamos de mediocres, le cuento que el diputado panista Juan Carlos Sánchez García, el pegaazulejos conocido entre los maestros de la cuchara como El Saga, anda muy bravucón y ahora quiere modificar la ley para quitarle al gobernador la facultad de autorizar la comparecencia de funcionarios ante los legisladores.

Oportunista y sonso, el diputado panista recordó que el pasado 15 de agosto de 2017, el coordinador de su bancada, Carlos Morales Badillo, presentó la iniciativa para modificar la Constitución Política local para que el Congreso tenga la facultad de citar a funcionarios estatales sin el permiso del gobernador.

Si bien la propuesta es buena y hasta deseable de que sea aprobada, en los hechos no existe ninguna solicitud formal de algún diputado local que pida al gobernador Marco Mena la comparecencia de algún funcionario, de ahí que las quejas de los legisladores sólo son en los medios porque por los canales institucionales no hay nada.

Con este comportamiento lo mejor que le puede pasar a El Saga es regresar a pegar azulejos y pisos, porque al menos eso si lo hacía bien.