[xyz_lbx_default_code]

Archiv para febrero, 2018

Funcionarios grises y relajados

.

La relajación que muestran algunos funcionarios estatales es envidiable, al grado que hacen pensar que sus dependencias no enfrentan problemas y que tienen en marcha acciones y programas que mejorarán en los próximos meses los indicadores de Tlaxcala en diferentes rubros y sectores.

palacio de gobierno 28

Cuando en Tlaxcala se encuentra a cuatro funcionarios estatales de primer nivel en un restaurante del centro histórico cerca de las once de la mañana platicando y degustando deliciosos alimentos, de inmediato se hace presente la envidia.

Cualquier mortal quisiera tener un trabajo tan relajado y nice que te permita ganar bien con un mínimo esfuerzo.

Supongo que el secretario de Turismo, Roberto Núñez Baleón, está más que satisfecho con su gris trabajo, así como el responsable de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Noé Rodríguez Roldán, el aspirante a intelectual metido a burócrata del sector educativo Manuel Camacho Higareda y la encargada del Instituto Tlaxcalteca de Personas con Discapacidad, María del Carmen Mazarraza.

Aprovechando la ausencia del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez que acudió a la Ciudad de México para participar en un encuentro con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, los exquisitos funcionarios se veían contentos como si fueran los servidores públicos modelos que encabezan dependencias eficientes.

Núñez Baleón quizá aún disfruta el golpe de suerte que representó para Tlaxcala la promoción del cachorro de león blanco Xonotli que se exhibe en el zoológico del Altiplano.

Gracias a ese cachorro que nos ahorró miles de pesos en promoción turística nacional e internacional, el número de visitantes a la entidad se incrementó en los últimos días, pero sería una falacia pensar que la llegada de turistas se sostendrá por ese animal que tarde o temprano dejará de ser novedad.

El secretario de Turismo desde que llegó al gobierno de Marco Mena como una cuota del Partido Socialista ha sabido nadar de a muertito al aprovechar la inercia que dejó la pasada administración en ese sector. Si alguien sabe de algún nuevo programa y acción que se haya puesto en marcha ese funcionario que la comparta, porque en materia turística le seguimos apostando a las ocurrencias.

A Noé Rodríguez se le puede hacer múltiples señalamientos. Es un funcionario reactivo que sólo interviene cuando es necesario y los problemas golpean la puerta de su dependencia. Tardó más un mes para resolver la escasez de placas para automóviles y a más de un año de asumir las riendas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sigue con su desgastado rollo de que pronto presentará una iniciativa de ley movilidad para el estado.

El titular de la Secretaría de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, decidió llevarse a desayunar a 22 menores participantes de la Olimpiada del Conocimiento Infantil. Ahí aprovechó la ocasión para entregar los reconocimientos enviados por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, como resultado de su destacada participación.

El cuasi poeta tiene tiempo para apapachar a estudiantes, pero no para atender los conflictos existentes en su sector como es el caso del malestar que existe en un plantel del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológico del Estado, el cual se ha prolongado por varios días sin que ninguna autoridad resuelva la problemática planteada.

De María del Carmen Mazarraza que se puede decir, cuando es obvio que su presencia en el gabinete es producto de una cuota del marianismo.

La realidad que ven y viven los funcionarios es muy diferente a la que observan los ciudadanos, quienes aprovecharán las próximas elecciones para castigar la parálisis del gobierno. Al tiempo.

De guerras intestinas y otras cosas más

.

Hasta ahora nadie comprende la actitud quijotesca que existe al interior del Poder Legislativo relacionada con el manejo de los recursos que se hace a través del Comité de Administración que preside el diputado Mariano González Aguirre, porque es un secreto a voces que esa posición representa un gran negocio.

MGA 27

Sin dimensionar el impacto que tendrían sus deseos de protagonismo y lucimiento, el diputado priista Mariano González Aguirre decidió abrir la caja de pandora sobre el uso y destino de los recursos públicos que han dispuesto y gastado pasadas legislaturas por medio del poderoso Comité de Administración.

En su afán de presumir y justificar la inversión millonaria de 25 millones de pesos que se realiza en la remodelación del edificio de la calle Allende, Mariano González dejó entrever que en la pasada legislatura se malversaron alrededor de 30 millones de pesos al comprobarse que los diputados Eréndira Jiménez Montiel (PRD), José Javier Vázquez Sánchez (PRI) y Ángelo Gutiérrez Hernández (PAN) no destinaron ni un peso en el arreglo y mantenimiento del inmueble cuando encabezaron el mencionado comité.

Utilizando un medio a modo y sumiso a las órdenes del marianismo, el también aspirante a la diputación federal por el distrito uno con cabecera en Apizaco se aventó la puntada de asegurar que en 25 años nadie canalizó recursos para el mantenimiento del edificio del Poder Legislativo, con lo cual se supone que todo gasto que se decía era para tal fin, en realidad terminaba en el bolsillo de los diputados y administradores del Congreso.

Si tales posturas y declaraciones hubieran salido de un diputado opositor la trama que se pretender montar tendría algún sentido, pero cuando éstas fueron promovidas y alentadas por un priista e hijo de un ex gobernador entonces resulta preocupante por las siguientes razones.
1.- En la pasada legislatura el coordinador de los diputados priistas era el actual gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien se supone avalaba todas las decisiones de José Javier Vázquez Sánchez cuando se desempeñó como presidente del Comité de Administración.

2.- Si hoy Mariano González se queja de la pasada y otras legislaturas sobre el gasto ficticio que hubo en el mantenimiento del Congreso local, también está involucrando en esas irregularidades a Fabricio Mena Rodríguez, quien es hermano del actual gobernador y que ha administrado en algunas ocasiones las finanzas del Poder Legislativo.

3.- Si hubo gastos simulados en reparaciones del edificio porque no existe ninguna observación del Órgano de Fiscalización Superior.

4.- Será que el gobernador Mariano González Zarur no sabía de los gastos ficticios y que los diputados priistas lo engañaban sobre el tema.

5.- Porque el diputado Mariano González evidencia mediáticamente el caso y no presenta las denuncias penales correspondientes para castigar a los responsables de esos presuntos delitos.

6.- Porque la intención de golpear al gobernador y a sus funcionarios como el nefasto José Javier Vázquez Sánchez, quien desde hace unos días despacha como titular del Instituto Tlaxcalteca para la Educación de los Adultos.

Mariano González Aguirre lejos de sumar simpatías está abriendo frentes que no le ayudarán en nada a su próxima campaña para la diputación federal.

Ahora que abrió la caja de pandora difícilmente podrá cerrarla. Lo lógico es que nos informe a detalle los gastos que hizo el año pasado el Comité de Administración de la actual legislatura que estuvo en manos del pegaazulejos y diputado panista Juan Carlos Sánchez García “El Saga”.

Ojalá Mariano González dé a conocer la lista de 25 presuntos “asesores” que tenía El Saga y que cobraban en el Poder Legislativo, mismos que trabajaban para apuntalar las aspiraciones del panista a una diputación federal. Dicen que el frustrado constructor consentido del orticismo disponía de casi un millón de pesos mensuales para satisfacer sus caprichos y los de su frustrada pareja.

El arranque de protagonismo que tuvo Mariano González le puede salir muy caro.

Héctor Maldonado, la marioneta de Elsa Cordero

.

El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE) resultó un toro manso que ya se acostumbró a vivir de las apariencias. Le encanta presumir aquí y en Puebla su cargo, pero por todos los medios trata de ocultar que la magistrada Elsa Cordero Martínez es la que sigue mandando en el Poder Judicial de Tlaxcala.

Sin título-9

Si existió alguna expectativa de cambio o de transformación del TSJE con la llegada del poblano Héctor Maldonado Bonilla a la presidencia de ese poder, ésta se fue a la basura cuando se comprobó que el magistrado es la marioneta de Elsa Cordero.

Incapaz de asumir el control del Poder Judicial en Tlaxcala una vez que fue designado como presidente a principios de este mes, el marianista Maldonado Bonilla demostró que lo suyo es obedecer y que será el mejor instrumento para que la ex presidenta del TSJE mantenga el control y los privilegios que compartió en los últimos dos años con un reducido séquito.

Como funcionario en el gobierno del hacendado Mariano González Zarur nunca mostró personalidad o un dote de liderazgo, por lo que Héctor Maldonado siempre fue catalogado como un toro manso y castrado que no daría problemas, porque lo suyo es la obediencia y la sumisión.

Sin dimensionar que su llegada a la presidencia del TSJE se la debe a los marianistas y no la frívola Elsa Cordero, el magistrado Maldonado no pierde oportunidad para consentir y apapachar a su antecesora. Por esa razón decidió dejar en sus puestos a los recomendados de la magistrada para que sigan cobrando sus jugosos salarios, con lo cual la soberbia abogada garantiza el control del Poder Judicial.

Como secretario Ejecutivo del Tribunal se mantiene José Juan Gilberto de León Escamilla, en la Tesorería Floriberto Pérez Mejía y en la Contraloría del TSJE María de Lourdes Parra Carrera.

En la dirección de Recursos Materiales sigue Julieta Sánchez Rojas, como jefa de la Unidad de la Mujer permanece, Erika Cortés Zamora, en la dirección de Recursos Humanos, Judith Marqués, en la dirección del Archivo el marianista Mauricio Rugarcia y en la secretaría particular a una tal Monserrat.

Y para tener a todos contentos, Elsa Cordero antes de irse logró sumar a su selecto grupo a la representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Judicatura, Mildred Murbatian Aguilar, quien olvidó sus ímpetus fiscalizadores cuando su marido Miguel Ángel Sánchez Hernández fue contratado como jefe de Inventario del TSJE.

El magistrado Héctor Maldonado no trascenderá como presidente y su gestión será una prolongación más de los excesos cometidos en los últimos años. La verdad es que el papel de marioneta lo desempeña muy bien, ni hablar.

Sigues las simulaciones

De no existir algún cambio, será un compadre del ex gobernador Mariano González Zarur el que finalmente ocupe la contraloría interna del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones.

Aunque en este segundo proceso que lleva a cabo el Congreso del Estado para elegir a ese funcionario se inscribieron más personas, la realidad es que los dados se encuentran cargados a favor de Mario Sánchez Domínguez, ex director Administrativo de Cobat.

Patricia González Rojas, ex directora de Recaudación, Enrique Huitrón Sánchez, quien demandara a la CEDH por despido injustificado y Fernando Zamora González, responsable de una Unidad de Transparencia sólo son comparsas de un proceso legislativo que no tendrá credibilidad.

El combate a la corrupción puede esperar

.

La omisión de los diputados locales de aprobar el Sistema Estatal Anticorrupción fue solucionada en fast track para evitar más señalamientos en su contra, sobre todo cuando un número importante de legisladores anda tras la reelección, por lo que ayer avalaron cambios legales que darán vida a un esquema que intentará castigar el enriquecimiento inexplicable de los servidores públicos.

corrupción tlax
A los diputados locales de Tlaxcala les encanta ser exhibidos y exhibirse, al grado que solitos se ponen en evidencia ante sus representados, como sucedió ayer con la aprobación de las reformas y leyes del anhelado Sistema Estatal Anticorrupción.

Es obvio que los legisladores tenían la intención de posponer el tiempo que fuera posible la creación del mencionado sistema y que el plazo constitucional establecido para aprobar dichos cambios jurídicos y que venció a finales del año pasado nunca les importó, pues está claro que en Tlaxcala simplemente no hay voluntad política para combatir la corrupción.

Las reformas y dictámenes para dar paso al Sistema Estatal Anticorrupción siempre estuvieron listos y en manos del ladino diputado priista Enrique Padilla Sánchez, pero por alguna extraña razón los representantes populares de los tlaxcaltecas prefirieron esconderlas y guardarlas hasta que el jefe de los diputados diera la instrucción de procesar esos cambios, tal y como sucedió en la sesión ordinaria de ayer.

Pero para lograr que esa orden llegara, fue necesario que el Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, Juan Pablo Gómez Fierro, concediera la semana pasada un amparo a integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, por el cual se pudo obligar al Congreso del Estado a expedir las reformas que sustentarán al sistema legal que castigará las malas prácticas de los servidores públicos.

Si usted piensa que tenemos legisladores eficientes y responsables que en menos de cinco días se pusieron a trabajar para elaborar las reformas y dictámenes que fueron avalados ayer se equivoca, ya que esos documentos tenían semanas o meses listos y se ocultaron a fin de prolongar el mayor tiempo posible la instauración del Sistema Estatal Anticorrupción.

Y aunque ya se aprobaron los cambios y reformas, será hasta finales de agosto cuando ese andamiaje jurídico funcione en Tlaxcala. Una vez que sea publicada la reforma en el Periódico Oficial, el Congreso del Estado deberá conformar el Tribunal de Justicia Administrativa, para lo cual tendrá que designar a dos magistrados a propuesta del gobernador.

El tercer miembro de ese cuerpo colegiado será el gris magistrado Elías Cortés Roa, quien funge como encargado de la Sala Electoral Administrativa del TSJE.

El Tribunal de Justicia Administrativa empezará a funcionar dentro de seis meses, al igual que el Comité de Participación Ciudadano que se conformará por cinco representantes de la sociedad civil.

La Procuraduría General de Justicia en el Estado tendrá que crear la fiscalía especializada en materia de corrupción, proceso que deberá llevarse a cabo en un plazo no mayor de 60 días después de haber sido publicado el decreto correspondiente.

Como podrá ver en Tlaxcala no existe ninguna prisa por castigar la corrupción, la cual al parecer sólo existe en la imaginación de los tlaxcaltecas y uno que otro mal pensado periodista. Es mentira que haya funcionarios que llegan con una mano adelante y otra atrás y cuando dejan el cargo presumen propiedades, carros de lujo y viajes en el extranjero.

Y ya que hablamos de funcionarios, le cuento que hay algunos responsables de importantes dependencias federales que andan operando en contra del virtual candidato del PRI a la diputación federal por el distrito uno, Mariano González Aguirre.

Los responsables de esas delegaciones relacionadas ambas con la vivienda dicen que no trabajarán por el aun diputado local y que no permitirán que disponga de recursos y de personal para su campaña. Con esos amigos para que quiere enemigos el hijo del ex gobernador.

Los excesos de David Cabrera en el IAIP

.

La disputa por la presidencia del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Tlaxcala (IAIP) ha escalado posiciones, porque un conflicto interno en un organismo autónomo evidenció la complicidad del Congreso del Estado y la falta de operación política del gobierno para contener y resolver un pleito casero.

IAIP 22

Aprovechando vacíos legales y algunas inconsistencias plasmadas en un decreto aprobado por la anterior legislatura, David Cabrera Canales emprendió su ambiciosa lucha por la presidencia del IAIP, como si necesitara satisfacer por todos los medios su deseo de presidir ese organismo y demostrar a su mentor Serafín Ortiz Ortiz que su egocentrismo es tal que está preparado para seguir sus pasos.

Pensar que el paladín de la transparencia está solo en su disputa por el IAIP sería iluso, porque es obvio que los orticistas han avalado la guerra intestina de uno de sus mozos, quien es utilizado para medir el nivel de tolerancia del gobernador y su capacidad de reacción a la hora de ejercer el poder.

La mesura y hasta el valemadrismo que Enrique Padilla Sánchez, presidente de la Comisión de Acceso a la Información del Congreso del Estado, ha mostrado sobre el tema confirmaría que estaría dando alas a David Cabrera para generar inestabilidad en el mencionado Instituto, como si esa hubiera sido la instrucción que recibió de su eterno jefe político el ex gobernador y diputado local Héctor Ortiz Ortiz.

Se trata de un conflicto que el Congreso del Estado y Enrique Padilla pudieron solucionar de inmediato, pues solo bastaba con exigir a los comisionados David Cabrera y a Francisco Javier Morones Servín que acatarán la decisión de los diputados de la anterior legislatura, quienes por única ocasión designaron al presidente del IAIP por un periodo de tres años, responsabilidad que recayó en Marlene Alonso Meneses, quien hoy paga muy caro la tibieza que mostró a lo largo del último año.

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez está más que enterado de los excesos y protagonismo de dos de los tres comisionados del IAIP, por lo que difícilmente aceptará y dejará que David Cabrera siga con su loca intención de ostentarse como presidente del organismo.

El año pasado en la celebración de la Décima Semana Estatal de Transparencia que se llevó a cabo el 12 de septiembre, Francisco Javier Acuña Llamas, comisionado presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y sus demás acompañantes se enteraron de la animadversión que el mandatario tiene hacia David Cabrera y Francisco Javier Morones, quienes desde ese entonces ya le hacían la vida de cuadritos a Marlene Alonso.

Cabrera Canales ayer cometió un error que lo puede llevar a enfrentar la justicia y su inminente destitución al encabezar una sesión extraordinaria del IAIP. Procedió a recontratar personal y a despedir a otros empleados del Instituto, con lo cual quedó claramente demostrado que está usurpando funciones y por lo tanto deberá responder por esas acciones.

El conflicto pronto llegará al ámbito de influencia del Ejecutivo y ahí no recibirá el mismo trato que el Congreso del Estado a través de Enrique Padilla optó por darle, pues tenga la certeza de que no se avalarán actos ilegales y que se utilizará el poder para poner orden en el IAIP.

Resulta lamentable que los diputados locales no asuman su papel de aliados con el gobernador del estado. Sus ímpetus reeleccionistas los tienen dominados y lejos de ayudar a la gobernabilidad hoy representan un estorbo.

Es urgente que en bse demuestre que si hay mando y poder.

Sueños truncados, amoríos e ineficiencias culturales

.

Algo sucede al interior de la administración estatal porque hay un descontrol sobre el desempeño de los servidores públicos que tienen bajo su responsabilidad la aplicación de las políticas y acciones de gobierno, lo cual no sucede con el manejo del dinero donde se ha procurado tener a alguien de confianza para saber cuánto se gasta y en qué, siempre y cuando un influyente personaje lo autorice.

gordochea

Un caso por demás evidente y que da muestra de nuestra afirmación inicial, es el del director del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, Juan Antonio González Necoechea, que ha visto truncados sus sueños guajiros de ser secretario de Gobierno por pensar que es una posición que él merecía, solo por ser sobrino del ex gobernador Mariano González Zarur.

La “botarga”, como es conocido en los corrillos del Centro de las Artes, se dice, utilizó toda forma de “fuego amigo” en columnas digitales firmadas por seudónimos para desprestigiar a compañeros de gabinete con el fin de que el Jefe pusiera los ojos en él para ubicarlo como encargado de la política interior del estado o al menos como candidato “pluri” a un puesto de elección popular.

Como usted y yo sabemos, nada de lo anterior sucedió, al menos en el más reciente ajuste de miembros del gabinete o en la definición de abanderados del partido oficial.

González Necoechea ha dado muestras de ineficiencia y poca sensibilidad para conducir la política cultural local. Con información recabada entre los mismos trabajadores del ITC, se sabe que tiene un horario de trabajo muy “light”, pues llega a laborar después de las 11 de la mañana y antes de las 17 horas ya no se sabe de él, por lo que ahora es todo un misterio determinar si él imitó al cubas Jorge Luis Vázquez Rodríguez, quien se ostenta como titular de la Sedeco, en su itinerario tan chévere o si el fiel seguidor de baco copió a su paisano apizaquense.

Seguramente González Necoechea tiene la creencia que la posición que ocupa no corresponde a su peso político ni físico. Su soberbia digna de los hacendados lo transforma y opta por no recibir a nadie y todo lo delega a sus subordinados.

Hasta ahora, el titular del ITC no ha definido con claridad los objetivos de la política cultural que tiene bajo su responsabilidad, tampoco ha presentado un plan de trabajo desde que llegó al cargo. Y lo emprendido hasta ahora han sido solo ocurrencias y frivolidades.

Ejemplo de su ineficiencia, entre otros, es la operación del Centro de las Artes, es un verdadero muladar, los trabajadores se quejan del abandono en que se encuentra, insalubre, sin mantenimiento del edificio y el temor que en la próxima temporada de lluvias, los daños sean ya catastróficos.

Lo que es peor, es que siguen los rumores que el inmueble se mantiene en incertidumbre jurídica en la posesión como lo denunciamos aquí, porque no existen escrituras a nombre del Gobierno del Estado.

En la reunión nacional de cultura que se efectuó en territorio estatal, nadie sabe que se dijo, que se propuso, que beneficios tendrá Tlaxcala. Los titulares de otras entidades tuvieron solo cinco minutos para expresar sus inquietudes, de ahí que sería muy interesante saber qué dijo nuestro representante cultural.

Lo que es un hecho es que las decisiones como en la época de Tovar y de Teresa, se toman en el centro, las entidades si quieren recursos federales, será para los programas que decida la Secretaría de Cultura federal y, el “mayordomo” oficial de la reunión, lo dijimos, fue el director del ITC, que dio rienda suelta a sus dotes de organizador de fiestas con edecanes seleccionadas, brindis con licores finos y caros bocadillos que no acostumbra el ciudadano común y corriente. La cultura de élite pues.

Este espacio es muy limitado para la cantidad de irregularidades que se están dando en la institución cultural de Tlaxcala, la forma en qué está gastando el presupuesto, del que por cierto se queja su director todos los días, porque dice que no alcanza para nada, mucho menos para lo que él está acostumbrado.

Para lo que sí le alcanzó fue para irse en diciembre pasado a “representar” a la cultura tlaxcalteca. Según la agencia Notimex: “Los olores, sabores y colores del estado de Tlaxcala fueron degustados en la posada mexicana, que se celebró en la Hacienda El Cedro, al norte de Bogotá, Colombia, en una velada inolvidable en la que fueron presentados los lugares más emblemáticos de esta entidad del centro-oriente de México.

La tradicional posada mexicana fue organizada por la embajada de México en Colombia y el gobierno de Tlaxcala, que envió al secretario de Turismo, Roberto Núñez Baleón, al director del Instituto de Cultura, Juan Antonio González Necoechea, al director de la Casa de Artesanía, José Luis Sánchez Mastranzo, a la cocinera tradicional Dalia Rodríguez y al pintor taurino, Antonio Delmar”.

Lo que no se dice en la información es que Juan Antonio González llevó como compañera de viaje a una mujer que no figuraba en la lista oficial de la comitiva, se trata Nadia Zecua, aeromoza de profesión según sus perfiles en redes sociales. Nadie conoce en calidad de qué fue esta persona a un viaje oficial, lo que sí es que notoriamente tomaba decisiones en la organización de la muestra cultural de nuestro estado en dicho evento en el extranjero.

Ahora se sabe que la señorita Zecua ya cobra en el ITC, los trabajadores han comentado que ella no pierde oportunidad para mencionar que es una enviada del Gobernador para “poner en orden a la institución, que es un completo caos que requiere de mano firme para que funcione”.

Su alto salario fue posible gracias a que Juan Antonio González, prescindiera de varios empleados que se pensaba sí trabajaban pero que había que desplazarlos para darle el espacio a su querida amiga cercana.

El marianismo quedó oficialmente en libertad

.

Los principales operadores del marianismo recibieron la venia de su amo para moverse en libertad en este proceso electoral, por lo que no serán castigados o acusados de traición si optan por sumarse y operar a otros proyectos que no involucren al ciudadano José Antonio Meade Kuribreña y a los candidatos del PRI al Senado y a las diputaciones federales y locales.

marcomena

El añoso y rabioso ex gobernador Mariano González Zarur estuvo el pasado miércoles y jueves en Tlaxcala. Sostuvo diferentes reuniones con sus colaboradores y principales operadores políticos, a quienes les dejó muy claro que su alejamiento con el actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez es real.

El hacendado sólo invitó a los más cercanos a trabajar por el proyecto del candidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade, pero en el estado de Hidalgo, donde él aparecerá como coordinador y responsable del ejército electoral rumbo a los comicios del 1 de julio de este año.

En su estilo, el ex gobernador tlaxcalteca rechazó que en la entidad exista una diarquía como muchos han creído, al grado que se deslindó de las designaciones de los candidatos del PRI a los diferentes cargos de elección popular que estarán en juego.

Si mi hijo Mariano González Aguirre aceptó una candidatura a una diputación federal es su responsabilidad, por lo que ahora deberá enfrentar esa decisión y tratar de ganar con el respaldo de Marco Mena, habría explicado un dubitativo ex gobernador.

Con ese preámbulo, Mariano González soltó las riendas a sus operadores y les dijo que estaban en libertad de buscar acomodo en otros proyectos políticos, dejando entrever que la división interna del PRI en Tlaxcala es inevitable.

Los operadores marianistas que lograron buenos resultados en las elecciones del 2015 y 2016 están cotizados y aunque no lo crea algunos han empezado a recibir propuestas tentadoras de la oposición.

El viernes pasado en un café del centro histórico de la capital se dejaron ver Ernesto Ordoñez Carrera, ex secretario de Gobierno, Tomás Munive Osorno, el poderoso ex titular de la Secretaría de Educación Pública y Victorino Vergara Castillo, ex director general de los Cecytes. Su reunión generó morbo y se dio un día después de haber estado con Mariano González.

Se habla que la ex gobernadora Beatriz Paredes Rangel llegaría a Tlaxcala a coordinar las campañas del PRI y a tratar de mantener la unidad del partido, designación que quizá llegue a destiempo porque muchos de sus seguidores ya trabajan para el proyecto de Andrés Manuel López Obrador y porque las divisiones internas del partidazo se encuentran muy avanzadas.

En serio que el PRI no le encuentra la cuadratura al círculo y cada vez es más notorio el malestar de la militancia, no sólo porque José Antonio Meade insiste en no asumirse como priista, sino porque en Tlaxcala se permitió la reelección de diputados locales que no han hecho nada más que cobrar.

No cabe duda que el PRI de Mena tiene la pelota, por lo que ahora falta ver si logra meter los goles que se requieren para ganar.

Diputados omisos con sueños reeleccionistas

.

Buen dicen que en política cada quien ve lo que quiere ver, porque nadie entiende los ímpetus reeleccionistas de los actuales diputados locales cuando son tachados de omisos en su trabajo al negarse a aprobar una ley que combata a nivel estatal la corrupción, cuando no pueden o no quieren ejercer presión para que se aplique la ley a ex alcaldes corruptos o cuando sus mandatos son ignorados por dos comisionados del IAIP.

Sin título-3

Si la pasada legislatura fue calificada como cara e improductiva, ubicándose como una de las peores que existían a nivel nacional, la actual cuyos integrantes están más preocupados en sus sueños releccionistas que en realizar su trabajo ya fue exhibida como omisa al negarse a legislar el Sistema Estatal Anticorrupción.

A nivel federal se aprobó una reforma constitucional que establecía los plazos para que en los estados del país se aprobara una ley que castigara la corrupción, sin embargo Tlaxcala no cumplió con esa disposición porque los diputados locales encabezados por el priista Enrique Padilla Sánchez simularon un supuesto trabajo en ese sentido y sólo avalaron un esqueleto jurídico que no sirve para nada.

En Tlaxcala no hay un fiscal anticorrupción, tampoco existe el Tribunal de Justicia Administrativa, ni el consejo ciudadano anticorrupción, así como otros nombramientos y leyes secundarias que se requieren para poner en marcha el mentado Sistema Estatal Anticorrupción.

El 16 de febrero se conoció que Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, Juan Pablo Gómez Fierro, concedió el amparo a integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción por el cual se busca obligar al Congreso del Estado a expedir la ley que de vida al sistema legal que castigue las malas prácticas de los servidores públicos.

Lo anterior demuestra que Enrique Padilla mintió al sostener que los legisladores sí habían cumplido con las reformas a las que estaban obligados a aprobar. Hoy Tlaxcala destaca a nivel federal por ser un estado donde no se ha legislado el sistema jurídico que combata la corrupción.

Con ese terrible antecedente más de 10 diputados locales (PRI, PAN, PRD y PVEM y PS) pretenden reelegirse, lo cual representa una burla para los tlaxcaltecas porque es obvio que tenemos legisladores que cobran sus envidiables salarios para promoverse y no para aprobar las leyes que debieron ser avalados por mandato constitucional.

La actual legislatura es omisa y débil. Los actuales diputados han devaluado la figura del legislador al grado que los jueces federales tienen que están corrigiendo su trabajo y ordenándoles cómo hacer las cosas.

Un juez federal les ha insistido que resuelvan el caso de la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, problema que tiene meses y que los diputados simplemente no pueden ponerle punto final. Otro juez federal les está ordenando que hagan su trabajo y aprueben el sistema estatal anticorrupción que debieron avalar desde el año pasado.

La debilidad de los diputados es tan notoria que dos de los tres comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala se sienten más que fuertes para desconocer el acuerdo por el cual se designó a Marlene Alonso Meneses como presidenta de ese organismo para imponer al orticista David Canales Cabrera como nuevo representante legal.

Los diputados locales también se han mostrado más que desinteresados para investigar posibles actos de corrupción no sólo en la pasada administración estatal, sino en los ayuntamientos donde están involucrados ex alcaldes que caminan por las calles con total impunidad.

Si usted quiere que se mantenga está ineficiencia, vote por la reelección de los diputados locales. Lo único bueno es que a la actual legislatura ya le queda 6 meses y nueve días de vida.

La revolcada que Dávila le dio a su ex lacayo Carreón

.

Al interior del Partido Acción Nacional parece que las aguas regresaron a su cauce natural y la senadora Adriana Dávila Fernández demostró que sigue siendo el factor de poder que premia o castiga, de ahí que los chichos rebeldes que aparecieron en los últimos meses comprobaron que están lejos de poder mandar a la banca al adrianismo.

dávila 16

El poder no se presume ni se hace alarde de él, porque si se tiene hay que demostrarlo y ejercerlo, tal y como lo hizo la ex candidata del PAN a la gubernatura, Adriana Dávila, quien en la pasada sesión de la Comisión Permanente Estatal puso orden y aplastó las ínfulas del aún líder estatal del blanquiazul, Carlos Carreón Mejía.

Todas las candidaturas que había prometido y hasta palomeado el altanero Carreón Mejía fueron ignoradas y marginadas por los integrantes de la mencionada comisión, quienes al final avalaron las nominaciones a diputados locales de panistas ligados a los intereses de Adriana Dávila y el ex alcalde capitalino Adolfo Escobar Jardínez.

De entrada, el líder del PAN no pudo ubicar a su querida amiga Eleticia Barragán Cardoso en el primer lugar de la lista de candidatos a diputados plurinominales que registrará ese partido, pues los adrianistas se movieron y apuntalaron a Leticia Pérez para esa posición que la tienen más que amarrada.

Otros movimientos que fue interpretado como una señal de fuerza del adrianismo, fueron las candidaturas a diputados locales que logró por los distritos nueve y cinco con cabecera en Chiautempan y Yauhquemehcan que obtuvieron para el legislador federal Juan Corral Mier y el ex alcalde de Españita Miguel García Juárez, respectivamente.

Carlos Carreón pretendía entregar esas posiciones a otros militantes del PAN que eran identificados como contrarios a los intereses del adrianismo y así generar un nuevo grupo que pudiera empezar a marginar la influencia y liderazgo que Dávila Fernández ha tenido en el partido durante más de 10 años.

Otra decisión de poder que se vio fue la inminente designación del abanderado panista a la diputación local por el distrito cuatro con cabecera en Apizaco, pues la alianza entre Adriana Dávila y Adolfo Escobar les permitió quedarse con esa posición a través del regidor Pablo Badillo Sánchez, dejando al alcalde panista Julio Cesar Hernández Mejía con las ganas de imponer, con ayuda de Carlos Carreón, a un incondicional.

El líder estatal del PAN que presume ser amigo y casi hermano de Ricardo Anaya Cortés, candidato presidencial de la coalición conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano si tiene asegurado un lugar en la lista de aspirantes a diputados federales plurinominales por la cuarta circunscripción, pero no en las primeras cinco posiciones como se ha encargado de difundir y cacarear.

La fuerza y aliados que tiene Adriana Dávila han sido claves para que ella ocupe uno de los cinco primeros lugares de esa lista, lo que afectará las aspiraciones de Carlos Carreón que podría ser ubicado a partir del octavo o noveno lugar, situación que le reducirá las posibilidades de llegar a la Cámara de Diputados.

Otro que también se sentía un moustro en el PAN y que fue ignorado porque no representa nada, fue el experto en pegar azulejos que unos años fue empresario y que hoy cobra puntalmente su quincena como diputado local, Carlos Sánchez García.

El segunda cuchara que presume tener la popularidad de Pedro Infante y el carisma de Cantinflas ni siquiera tuvo la capacidad de lograr que su caso fuera analizado, por lo que su intención de lograr la reelección como diputado local fue enviada al cagadero.

El Saga que en sus ratos libres anda tratando de negociar en el PRD la secretaría general para su frustrada esposa Aurora Villeda, quien tras dejar su militancia priista hoy quiere mostrar su encantos en el sol azteca, ahora también podrá dedicar tiempo a juntar a los resentidos de los demás partidos políticos que no fueron premiados con una candidatura para armar su proyecto político que consiste, según él, en ganar la gubernatura de Tlaxcala en el 2021.

Ni hablar, hay quienes piensan que preparar mezcla es lo mismo que construir un proyecto.

Las transas de manchis que todos ven pero que nadie dice nada

.

A casi 14 meses de haber dejado el poder, las obras realizadas por la administración de Mariano González Zarur empiezan a mostrar graves inconsistencias que lejos de ser investigadas están siendo tapadas para evitar que el hacendado sea molestado en su retiro político y se conozca que representaron un gran negocio.

manchis

El gobierno de González Zarur nunca ocultó su preferencia por Apizaco, municipio al que le invirtió importantes sumas de dinero público para mejorar su imagen urbana, sin embargo algunas obras que se llevaron a cabo nunca cumplieron con los estándares de calidad.

La mejor prueba de ello son las luminarias solares que se colocaron durante el proceso de remodelación de algunas avenidas de Apizaco, las cuales dejaron de funcionar hace algunas semanas cuando éstas no tienen ni dos años de haber sido instaladas.

Al revisar esos equipos los técnicos comprobaron que las “modernas luminarias” fueron armadas con pilas chinas de baja calidad, mismas que ahora es necesario reemplazarlas si es que se quiere mantener esas lámparas.

Lo malo es que el gobierno de Mariano González pagó esos equipos como si se tratara de alumbrado de primer mundo, cuando en realidad se trató de equipo que sirvió para montar un gran teatro de modernidad que dejó ganancias millonarias a la empresa y a los funcionarios públicos involucrados en la compra.

En su momento la administración del hacendado gobernador presumió la transformación de Apizaco y hoy que sus obras resultaron más que chafas, el ayuntamiento panista que encabeza Julio Cesar Hernández Mejía deberá desembolsar recursos para subsanar esas inconsistencias que al final perjudican a los ciudadanos.

El ayuntamiento reemplazará 500 luminarias, es decir, éstas volverán a encender pero con energía eléctrica, lo que implicará un aumento en el gasto de consumo de luz, así como los costos que tendrá el cableado y los focos que se instalarán para iluminar nuevamente las calles que las lámparas solares dejaron a oscuras por ser megachafas.

Pero no crea que sólo en Apizaco el gobierno de Mariano González instaló esas pésimas luminarias, pues también lo hizo en otros municipios donde la Secoduvi realizó obras de mejoramiento de imagen urbana como en San Pablo del Monte, donde esos equipos ya presentan los mismos problemas.

Se habla que la vida útil de las pilas se cumplió, pero si se revisan las fechas de instalación y el tiempo que tienen funcionando esas lámparas solares, se podrá comprobar que algunas no tuvieron ni dos años de utilidad, lo cual no puede ser porque quien en su sano juicio compraría ese tipo de luminarias si le dicen que en 18 meses van a dejar de operar.

Otra obra que también refleja la mala calidad con que fue llevada a cabo, es la pavimentación con cemento hidráulico que se colocó en vialidades de Apizaco. El material colocado cada vez registra más grietas y fisuras que pronto deberán ser reparadas, incluso se sabe que algunos tramos carecen del armado de varillas, lo que demuestra que en esos trabajo también se optó por lograr “ahorros” en los materiales para aumentar el volumen de la bolsa que guardaba las ganancias.

Pero no crea que las inconsistencias o la mala calidad de las obras realizadas por la pasada administración serán investigadas o castigadas, pues es un hecho que nadie tiene la intención o la iniciativa de pedir que esos casos sean indagados por alguna autoridad.

Total, hoy se pueden invertir recursos públicos para tapar las transas del hacendando gobernador y al mismo tiempo obtener una ganancia.

Encuesta demoledora

Los focos de alarma deben estar encendidos en el PRI y más cuando los resultados de las encuestas sobre preferencias electorales arrojan que el ciudadano candidato del partidazo, José Antonio Meade Kuribreña lejos de crecer en la intención del voto registró una caída de tres puntos porcentuales.

El periódico Reforma reveló que de la primera quincena de noviembre del 2017 a la primera quincena de enero del 2018 la intención del voto para Meade Kuribreña se encuentra estancada entre los 17 y 14 puntos porcentuales, ubicándolo en el tercer lugar en la carrera por la presidencia de México.

Ricardo Anaya Cortés, candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano es el aspirante que ha logrado un mayor crecimiento con 6 puntos y cerrar con una preferencia del 25 por ciento, mientras que el aspirante de Morena, PT y PES, Andrés Manuel López Obrador, se mantiene a la cabeza con el 33 por ciento de las intenciones del voto.

En Tlaxcala los datos son diferentes pero las posiciones no cambian. El PRI la tiene muy complicada y aunque usted no lo crea el riesgo de que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez pierda el control del Congreso local crece cada día.