[xyz_lbx_default_code]

Archiv para diciembre, 2017

Trascendidos de fin de año y algo más

.

Ya casi paso un año de que los ex acaldes dejaron sus cargos y hasta el momento ni uno solo ha sido sancionado ni administrativa ni penalmente, por lo que si en el primer trimestre del próximo año ninguno enfrenta una detención prácticamente habrán librado sus problemas por las denuncias penales que enfrentan por el desorden financiero que dejaron.

señorio

Los ex presidentes municipales que enfrentan acusaciones de malversación de recursos públicos podrán disfrutar tranquilamente las fiestas de fin de año, pues aunque las investigaciones para llevarlos a la justicia se encuentran avanzadas, aún no existe ninguna orden de aprehensión en su contra.

Sólo un selecto y privilegiado grupo de funcionarios ha tenido acceso a las investigaciones que están bajo el mando de la novata agente del ministerio público Nohemí Nophal, quien según su historial nunca ha integrado carpetas dentro de un proceso penal que haya culminado en una sentencia.

Trascendió que esa funcionaria de la Procuraduría General de Justicia del Estado fue la que se ofreció para llevar a cabo las indagatorias que pretenden llevar a la cárcel no a 28 ex alcaldes que enfrentan acusaciones penales, sino a cinco de ellos que se excedieron y que según la documentación obtenida malversaron varios millones de pesos.

Entre los impolutos ex presidentes municipales con posibilidades de enfrentar la justicia se encuentran los panistas Adolfo Escobar Jardínez y Vicente Hernández Roldán, quienes gobernaron Tlaxcala y Calpulalpan, respectivamente, así como el petista perredista Antonio Mendoza Romero que encabezó la administración en Santa Ana Chiautempan.

Pronto veremos si en realidad los ex alcaldes serán llevados a la justicia o si simplemente se trató de una pantomima en la que participó la Procuraduría General de Justicia del Estado, el Órgano de Fiscalización Superior y los diputados locales para simular que se castiga la corrupción, cuando en realidad la protegen y avalan.

Trascendió que Rosalía Peredo Aguilar anda más que preocupada por la posibilidad de perder el control del Partido Socialista, pues por más que un magistrado del Tribunal Electoral de Tlaxcala operó para dejar en firme el Tercer Congreso Estatal Ordinario donde fue electa la intrascendente marioneta Patricia Zenteno Hernández como dirigente estatal, éste no pudo subsanar las inconsistencias que tenía la documentación oficial que se presentó para acreditar la validez de esa asamblea.

Aunque al PRI y a Rosalía no le guste, el control de la militancia de ese partido con registro estatal lo tienen los diputados locales Agustín Nava Huerta y Delfino Suárez Piedras, por lo que si se actúa de forma legal en la disputa que ambos grupos sostienen por el dominio de ese instituto político no sería raro que el PS terminara en poder de los legisladores que están más que dispuestos a poner fin a las canonjías de la señora Peredo.

Trascendió que ayer el juez federal que conoció el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar recibió el incidente de inejecución de sentencia en contra de los diputados locales que no acataron correctamente la orden que se emitió para llevar a cabo la ratificación o no del abogado como miembro del pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

De acuerdo con el expediente, el ex magistrado solicitó al juez proceder legalmente contra los legisladores a quienes se les debe destituir y aplicar la ley porque no cumplieron con una sentencia de amparo.

Como se recordará hace unos días los diputados locales votaron en una sesión la no ratificación del ex magistrado Fernando Bernal, con lo cual según ellos dieron total cumplimiento al fallo del juez federal, sin embargo ese acto soberano ya fue cuestionado y ahora habrá que ver si la justicia decide seguir el caso o ya le pone punto final a esa historia.

Trascendió que esta columna puede dejar de publicarse unos días, sin embargo puede ser que aparezca si en estas fechas surge algún tema interesante o un chisme o trascendido que merezca ser difundido.

Los reacomodos panistas con tientes de sobrevivencia

.

Una disputa soterrada es la que desde hace algunos días sostienen panistas por las principales candidaturas a las diputaciones locales. El grupo que controla a ese partido no está dispuesto a ceder posiciones que representan la sobrevivencia política al tener presencia en la próxima legislatura.

señorio

El canibalismo mostrado por Ricardo Anaya Cortés, ex líder nacional del PAN, para satisfacer sus ambiciones personales ya complicó la llegada de panistas tlaxcaltecas a los primeros lugares de lista de candidatos a diputados federales plurinominales por la cuarta circunscripción, por lo que la dueña de ese partido en la entidad ya analiza su llegada al Congreso del Estado a fin de tener vigencia por tres años más.

Ricardo Anaya, virtual candidato presidencial del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, optó por negociar las posiciones plurinominales con grupos panistas que le representan votos y control del partido, de ahí que en ese vil reparto habría dejado a Tlaxcala lejos de los lugares que tienen garantizado un lugar en la Cámara de Diputados.

Hasta donde se sabe, las primeras posiciones de la lista de la cuarta circunscripción serán para panistas de la Ciudad de México, Puebla y Morelos, siendo de relleno las propuestas que venga de Tlaxcala y Guerrero.

La actitud de la senadora Adriana Dávila Fernández en la Comisión Permanente del PAN de oponerse a la coalición de su partido con el PRD y Movimiento Ciudadano y no mostrar su apoyo total a Ricardo Anaya tendrá un alto costo para ella, porque si obtuviera un lugar en la lista de plurinominales éste sería a partir del siete u ocho, situación que no le da la certeza de entrar a la próxima legislatura federal.

Ante tal escenario, el lugar de la lista de diputados de representación proporcional lo disputarán el líder estatal del PAN en Tlaxcala, Carlos Carreón Mejía y el ex diputado local Ángelo Gutiérrez Hernández, quienes estarían en condiciones de quedar en una mejor posición que Adriana Dávila.

Por esa razón, la senadora explora su llegada al Congreso local por la vía plurinominal desde donde trabajaría para convertirse por tercera ocasión en candidata a la gubernatura para los comicios del 2021.

En estos momentos nadie tendría posibilidades de disputarle la candidatura a la diputación plurinominal. Además estaría en condiciones de apoyar con todo las campañas de ciertos panistas que pudieran ganar en las próximas elecciones, como sería el caso de Juan Corral Mier que no sería extraño verlo competir por el distrito local con cabecera en Chiautempan.

El reparto de los distritos locales entre el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y el PAC tendrá como base los triunfos electorales y votos que alcanzaron en los comicios del 2016, de ahí que desde ahora ya se puede hablar de algunos damnificados como es el caso del patético y corrupto ex alcalde de Zacatelco, Francisco Román Sánchez.

El ex presidente municipal que no pudo justificar la aplicación de recursos millonarios del ayuntamiento sueña con convertirse en diputado local, de ahí que mantiene una abierta promoción electoral con una serie de estupideces que lo retratan muy bien.

Francisco Román estaría aprovechando los recursos públicos que le proporcionan los alcaldes de Ayometla, Franco Pérez Zempoalteca y Axocomanitla, Martha Palafox Hernández, para llevar a cabo supuestas acciones de ayuda a ciudadanos cuando en realidad se trata de una abierta campaña con fines electorales.

El supuesto líder campesino no obtendrá la candidatura de la coalición del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PAC a la diputación local, pues no sólo porque el distrito local XIII será para un perredista, sino porque ningún partido está dispuesto a apoyar a un mediocre que políticamente no representa nada.

Las definiciones en el PRI tendrán el sello de Meade

.

El virtual candidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, asumió de inmediato el rol protagónico en el partidazo y no ha tenido miedo en tomar decisiones relacionadas con la designación de candidatos a las gubernaturas, por lo que es obvio que también influirá en la nominación de los abanderados priistas a las senadurías y diputaciones federales.

sello

Alguna señal recibió el actual diputado federal Ricardo García Portilla que busca recomponer su deteriorada relación con el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Quizá el oriundo de Calpulalpan sabe algo que lo hizo salir de su retiro mediático para regresar y mostrarse como un priista disciplinado y leal al proyecto de Mena Rodríguez, como si alguien le hubiera dicha que estaba entre los finalistas que se analizan para ser designados candidatos del PRI al Senado de la República.

Su relación con el ex gobernador Mariano González Zarur y la cercanía que logró con personajes ligados a Meade Kuribreña puede ser determinante para concretar su sueño de convertirse en aspirante a la Cámara Alta, sobre todo cuando el virtual candidato presidencial del PRI influyó para imponer a los candidatos priistas a la gubernatura de Yucatán y Jalisco.

Según la columna Templo Mayor del periódico Reforma, en ambas entidades los favoritos priistas o de abolengo no quedaron porque esas posiciones al final fueron para personajes ligados a José Antonio Meade, el no militante del PRI que ya se comporta como todo un viejo miembro del partidazo.

En Yucatán el bueno resultó ser el ex secretario de Desarrollo Social estatal Mauricio Sahuí, de quien se dice que trabó buena relación con Meade cuando estuvo al frente de la Sedesol federal y en Jalisco ocurrió algo muy similar pues el “candidato de unidad” será Miguel Castro, también ex secretario de Desarrollo Social.

En la primera entidad se quedaron con las ganas de competir por la gubernatura el peñista Jorge Carlos Ramírez Marín y el hijo del influyente senador Emilio Gamboa Patrón, Pablo Gamboa Miner, quienes ayer tuvieron que aceptar la imposición del candidato del ex secretario de Hacienda.

En Tlaxcala no sería nada raro que Mariana González Foullon, actual delegada de Sedesol, terminara siendo la candidata al Senado junto con Ricardo García Portilla, pues hay que recordar que fue José Antonio Meade quien la hizo funcionaria federal de la dependencia donde trabaja cuando éste era el titular de esa área en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Me queda claro que Meade Kuribreña está tomando decisiones y que está apostando por personajes que conoce. En Tlaxcala sabe que el PRI se fortaleció en los últimos dos procesos electorales gracias a la operación que hizo su amigo el ex gobernador Mariano González Zarur, quien seguramente será consultado sobre los probables candidatos a legisladores federales.

Pronto se verá hasta dónde llega la influencia del hacendado, pues hay quienes aseguran que su hija Mariana podría ser candidata a senadora mientras que su otro hijo Mariano González Aguirre podría convertirse en aspirante a diputado federal por la vía plurinominal, pues es la única vía que le queda para seguir su carrera política.

Aunque se especula mucho sobre el futuro de los hijos de Mariano González, es una realidad que ambos están siendo considerados para participar en los comicios del 2018.

Veremos si Meade opta por apapachar a los hijos de su amigo el ex gobernador.

Se enfrió la enjundia releccionista de los diputados

.

Hasta hace unos meses muchos diputados locales hacían planes para buscar la tan anhelada reelección, sin embargo ahora son muy pocos o muy contados los que estarían en posición de dejar por unas semanas sus cargos para someterse a una evaluación de los electores tlaxcaltecas, que de entrada, se oponen a que los legisladores repitan en el cargo por un periodo más.

congre

Los sueños reeleccionistas de los actuales diputados locales poco a poco se han disipado, al grado que en la actualidad no hay ni cinco que tenga la real intención de concretar la proeza de lograr su permanencia en la próxima legislatura.

Por el lado del PRD Adrián Xochitemo Pedraza y César Fredy Cuatecontzi Cuahutle aún mantienen la falaz idea de la reelección, mientras que en el PRI tienen esa ilusión el ladino y camaleónico Enrique Padilla Sánchez e Ignacio Ramírez Sánchez, considerado como el principal protegido de Mariano González Aguirre.

En el PAN la única con la esperanza de intentar la reelección es Dulce Mastranzo Corona y por el Panal Sandra Corona Padilla, quien analiza seriamente la opción de realizar nuevamente una campaña electoral.

Habrá que ver cuántos se animan y deciden solicitar licencia para convertirse en candidatos a diputados locales, porque aunque no lo reconozcan hoy las condiciones son muy diferentes a la que enfrentaron en el 2016 cuando ganaron los comicios que les permitieron llegar al edificio de Ignacio Allende.

De los actuales diputados locales sólo dos o tres son los que se alistan para dejar sus cargos, ya que se da como un hecho su participación en los comicios federales del próximo año.

El primero es el perredista Alberto Amaro Corona que sueña con llegar al Senado, mientras que el panista Juan Carlos Sánchez García “El Saga” trabaja para convertirse en diputado federal y el priista Mariano González Aguirre le apuesta a que su padrino de bodas, el actual precandidato del PRI a la presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, lo respalde para ubicarse como aspirante a diputado federal por el distrito I con cabecera en Apizaco.

El trabajo “trascendente” de la actual legislatura que en agosto del próximo año terminará sus funciones prácticamente concluirá este mes cuando apruebe el Sistema Estatal Anticorrupción, designe al Fiscal Anticorrupción y avale los nombramientos de los magistrados que integrarán el Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala.

Los diputados locales que tanto se apuraron para regular la reelección y legislar a su favor hoy se muestran temerosos porque sencillamente saben que sus posibilidades de repetir en el cargo son muy remotas, por no decir que nulas.

Faltan las cartas del PRI para saber su juego

.

La oposición prácticamente ya movió sus piezas en este juego de ajedrez y en la actualidad sólo falta que el PRI y sus aliados pongan en el tablero sus candidatos a senadores y diputados federales para conocer hasta dónde será competitiva esa coalición electoral que deberá aplicarse para ganar posiciones en los comicios federales del 2018.

pri

El partido de Andrés Manuel López Obrador en alianza con el PT y el Partido Encuentro Social apuestan todo a la popularidad del tabasqueño y al arrastre que éste tiene en Tlaxcala, pues en las últimas dos elecciones presidenciales donde ha participado siempre ha ganado el estado sin complicaciones, de ahí que espera mantener esa tendencia y lograr por lo menos 300 mil votos para el próximo mes de julio.

La coalición integrada por el PRD, PAN, Movimiento Ciudadano y el PAC buscará disputarle a López Obrador el Senado y las diputaciones federales, así como la elección presidencial. El reto que tienen esos partidos es que sus candidatos logren convencer a los electores tlaxcaltecas y puedan sumar los votos que cada uno pueda aportar, porque sólo de esa forma estarán en posibilidades de pelear posiciones.

Si en realidad quieren competir por los cargos federales de elección popular que estarán en juego el próximo año, PRD, PAN, Movimiento Ciudadano y el PAC deberán garantizar por lo menos 200 mil sufragios, cifra que si bien no resulta imposible de alcanzar si será muy complicada de lograr por los antecedentes que se tienen.

Si los candidatos de ese frente no logran en las próximas semanas la empatía con los ciudadanos y las ciudadanas, podrían ser los abanderados del PRI y sus aliados los que terminen disputando los triunfos a los aspirantes de Morena que ya fueron bendecidos por Andrés Manuel López Obrador, quien este día en su gira por Tlaxcala los confirmará y les dará su respaldo para que no exista ninguna duda de que son los elegidos.

El PRI y sus aliados (Panal, PVEM y el partido local PS) no se han precipitado y siguen tomando las cosas con una calma que asusta, como si fueran ellos los que encabezaran las preferencias electorales en Tlaxcala.

Los días pasan y se desconoce quiénes serán los probables candidatos al Senado y a las diputaciones federales, sin embargo es un hecho que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez jugará con todo y tratará de ganar las elecciones federales y locales, prueba de ello es la llegada de su hermano a una secretaria del PRI en Tlaxcala.

Fabricio Mena Rodríguez asumió ayer la Secretaría de Gestión Social del Comité Directivo Estatal del PRI, posición que ocupará para garantizar que haya un verdadero trabajo electoral y se eviten las simulaciones en los comicios del 2018.

De entrada la prioridad del PRI se centra en el distrito federal I con cabecera en Apizaco, pues es una demarcación electoral que resulta clave para el voto tricolor.

La meta es que ese distrito aporte por lo menos 100 mil votos al candidato presidencial, a los aspirantes a la Cámara Alta y se garantice el triunfo del abanderado priista a la diputación federal.

El PRI debe acelerar el parto de sus candidatos a legisladores federales porque corre el riesgo de quedar rezagado en la competencia. El exceso de confianza que muestra puede ser letal si es que sus abanderados no logran convencer, porque en ocasiones el dinero público y la operación electoral no son suficientes para ganar.

Trascendidos decembrinos de cambios en el gabinete

.

Será hasta enero del próximo año cuando se conozca si el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez realizará cambios en su gabinete, no porque algún funcionario sea malo o no haga bien su trabajo, sino porque es probable que de ahí salga uno que otro candidato a legislador federal y local.

navidad

Una vez que ayer se confirmó la coalición electoral del PRI con el Panal y el PVEM, trascendió que en Tlaxcala se repetirá el mismo esquema de reparto de posiciones que esos partidos establecieron en los comicios presidenciales del 2012, es decir, los candidatos al Senado serán priistas y la fórmula la podría encabezar un varón.

El PRI también llevaría mano en los distritos electorales federales I y II con una mujer y un hombre, respectivamente. El distrito III sería reservado para el Panal que tendría que registrar a un varón.

Aunque aún no hay nada firme, lo cierto es que esa es la propuesta inicial que podría ser modificada si surge la necesidad de llevar a cabo ajustes para cumplir con los criterios de equidad de género y rentabilidad electoral que pide el INE.

Trascendió que la lista de funcionarios estatales que podrían dejar sus cargos para irse de candidatos la encabeza el ex orticista, ex marianista y hoy el menista de closet, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, secretario de Desarrollo Económico.

Fiel a su estilo y no me refiero a su permanente estado etílico, el ex alcalde panista está a la espera que su papá Jorge Luis Vásquez Soto, conocido por sus íntimos como La Loncha, probable responsable de los negocios de un sistema farmacéutico proveedor del gobierno estatal en la pasada administración, convenza a su amigo Mariano González Zarur para que su hijo “el cubas o el copitas” sea designado candidato a diputado local por el PRI en el distrito de Apizaco.

Sobre decir que el fiel seguidor de Baco anda más que contento con esa idea y por eso si lo ve festejando con unas cubas de más entiéndalo, pues su sueño es seguir los pasos de su jedi Mariano González Aguirre.

El otro funcionario que podría dejar su largo letargo es Lenin Calva Pérez, quien dice ser el responsable de la Secretaría de Políticas Públicas y Participación Ciudadana. Él o el diputado local J. Carmen Corona estarían en posibilidades de ser los abanderados del Panal a la diputación federal.

Calva Pérez no ha hecho nada más que cobrar su salario como secretario del gabinete, de ahí que el gobierno de Marco Mena ganaría si el Panal le quita a ese estorbo.

Una más que podría dejar su posición es Anabel Alvarado Varela, secretaria de Gobierno y principal operadora del mandatario estatal. Su obsesión por convertirse es senadora es tal que aprovecha cualquier acto público para promoverse, pero sin lograr los resultados esperados porque simplemente no crece en las encuestas.

Roberto Núñez Baelón, secretario de Turismo también forma parte de la lista. Este gris funcionario aspira ser diputado local por el Partido Socialista y mostrar que lo suyo es la grilla.

Uno más que estaría en condiciones salir de la administración estatal es Manuel Camacho Higareda, quien como secretario de Educación Pública nunca ha sido aceptado por el SNTE y la estructura administrativa de la dependencia.

A nivel nacional se habla que el PRI y el presidente Enrique Peña Nieto otorgaron el perdón al Panal y a la ex líder magisterial Elba Esther Gordillo, por lo que no sería extraño que el SNTE obtenga de ahora en adelante un trato diferente y le den las posiciones que han pelado en los últimos meses, como es el control de la Secretaría de Educación Pública en Tlaxcala. Será.

La tensa relación entre el menismo y marianistas

.

El ex gobernador Marian González Zarur no tiene empacho en desacreditar el primer año de la administración de Marco Antonio Mena Rodríguez. Si hoy en día hay un crítico del actual mandatario es el hacendado que no pierde oportunidad para mofarse de lo realizado hasta el momento por su pupilo.

manchis

Una extraña relación es la que sostiene el actual gobernador Marco Mena con su antecesor Mariano González Zarur, porque el distanciamiento que ambos decidieron establecer no se ha traducido en una real ruptura como muchos aseguran.

La actual administración lejos de iniciar una investigación por las múltiples anomalías financieras que encontró y recibió, optó por encubrir y solapar actos de corrupción que hoy en día representan un estigma que cada vez se convierte en una carga más pesada para la imagen del gobierno menista que recibe acusaciones de encubridor.

Un claro ejemplo de lo anterior fue la postura fijada hace unos días por la Contralora del Ejecutivo, Maricela Escobar Sánchez, quien lejos de corroborar la corrupción de Mariano González aceptó que está limpiando su cochinero y que será ella la que solvente, a través de complejos documentos, los más de 200 millones de pesos que fueron observados durante el 2016.

Lo mismo hará con los otros 750 millones de pesos que siguen pendientes por justificar y que forman parte del ejercicio fiscal del 2015.

La inútil funcionaria demostró que no existe la intención de proceder y sancionar a algún funcionario marianista por esas graves anomalías, pues a casi un año de que la pandilla de Mariano González dejó sus cargos sólo el ex secretario de Salud, Alejandro Guarneros Chumacero, ha sido requerido para explicar y tratar de aclarar el destino de los fondos que recibió la dependencia a través del Seguro Popular.

Dicen que fue tanto el enojo del ex funcionario marianista que sufrió un infarto, pues según él nunca pensó que la actual administración le iniciara un procedimiento cuando formó parte del selecto grupo que operó para que Marco Mena ganara las elecciones de gobernador.

Mientras en otros estados donde también hubo cambio de gobernadores se habla de que varios ex funcionarios enfrentan procesos penales por corrupción como en Oaxaca, Veracruz, Chihuahua y otras entidades, en Tlaxcala sólo se sabe de un procedimiento que difícilmente terminará en alguna pena para el involucrado.

Pronto los menistas y marianistas enfrentarán otro desencuentro por las candidaturas rumbo a las elecciones del 2018.

Veremos si logran ponerse de acuerdo y salir unidos para enfrentar a la oposición que amenaza con dar la pelea. Las posibilidades de que las diferencias crezcan son latentes, situación que debe preocupar más al actual grupo en el poder porque es el que deberá entregar buenas cuentas al PRI y a su candidato presidencial.

El principal damnificado del distanciamiento entre menistas y marianistas es Mariano González Aguirre, quien cada vez tiene menor influencia y presencia entre la clase poderosa.

Pésima señal enviaron los diputados locales

.

Los legisladores locales fueron incapaces de ajustarse a los lineamientos establecidos en una sentencia de amparo y por arte de magia llegaron a la conclusión que el ex magistrado Fernando Bernal fue improductivo y que por esa y otras razones no merecía ser reincorporado al Pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado (TSJE).

fernando bernal

La sesión extraordinaria celebrada ayer para desahogar el caso del ex magistrado Fernando Bernal Salazar representa un pésimo antecedente para el inminente análisis y aprobación del marco legal que dará vida al Sistema Estatal Anticorrupción, así como al nombramiento de magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y del Fiscal Anticorrupción.

Los legisladores dieron cumplimiento a la sentencia de amparo que un juez federal emitió para salvaguardar los derechos del ex magistrado, sin embargo no respetaron los lineamientos que se fijaron para llevar a cabo la evaluación y optaron por ver “las graves inconsistencias” que según ellos tuvo Fernando Bernal como integrante del Poder Judicial en Tlaxcala.

Lo curioso del caso es que los diputados dieron a conocer que existen motivos razonables, sustanciales y objetivos para no ratificar a Fernando Bernal Salazar, pues se logró acreditar que el evaluado no conservó los atributos de excelencia profesional, laboriosidad, diligencia y profesionalismo que su carácter de magistrado le exigía, es decir, llegaron a la conclusión de que fue improductivo y un mal impartidor de justicia.

Los diputados comandados por el obstinado priista Mariano González Aguirre encontraron hasta la tercera sesión que celebraron para tratar de desahogar el asunto múltiples fallas en el supuesto desempeño de Fernando Bernal.

Si se aplicaran esos mismos criterios de evaluación a otros magistrados que si fueron ratificados, como fue el caso de Elsa Cordero Martínez, se encontraría que la hoy presidenta del TSJE tendría la misma improductividad e inconsistencias que le reprochan a Fernando Bernal, de ahí que el proceder de los diputados locales no se apega a la verdad ni a la ley.

Aunque para la mayoría el caso del ex magistrado está concluido porque ahora sí está sustentado en un acto soberano, falta ver si el ex magistrado se inconforma y si el juez federal acepta o no el dictamen aprobado por los legisladores, pues existe la posibilidad de que sea rechazado si se comprueba que no se acataron los lineamientos que se dieron para resolver ese caso que inició desde el 2014.

Con este pésimo antecedente se llegará al análisis y aprobación de las leyes secundarias del Sistema Estatal Anticorrupción. Los diputados lejos de avalar un marco jurídico de avanzada lo más seguro es que opten por ver su conveniencia y su recompensa económica.

En el caso del ex magistrado Fernando Bernal por lo menos había diez diputados de oposición que estaban a favor de la ratificación, pero ayer sólo tres se mantuvieron firmes y el resto cambio su postura y su sumó a los votos del PRI y sus aliados para sacar ese tema.

Con esos dobleces y actitud sumisa de algunos diputados opositores, el PRI y sus aliados impondrán el Sistema Estatal Anticorrupción, los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Tlaxcala y el Fiscal Anticorrupción, que desde hoy le puedo asegurar que no llegarán personajes independientes y con la capacidad para garantizar el correcto funcionamiento de esa estructura que al final será un adorno más en el gobierno.

Lo grave es que la actual legislatura presume que es la mejor de los últimos tiempos.

Pesos y contrapesos en Tlaxcala

.

Una soterrada lucha por el control de la campaña de José Antonio Meade Kuribreña es la que se mantiene en Tlaxcala entre marianistas y el actual grupo en el poder. El simpatizante del PRI y ex secretario de Hacienda que busca ser el próximo presidente de México ya generó diferencias y celos que amenazan con generar divisiones en el partidazo.

señorio

 

Sin consultar al actual jefe político del PRI en Tlaxcala y del estado, los marianistas intentaron un madruguete para mostrarse como el principal grupo impulsor de las aspiraciones de José Antonio Meade, situación que fue desaprobada porque está claro que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez no cederá el control de la campaña del virtual candidato tricolor a la presidencia de México.

El ex gobernador Mariano González Zarur mostró una vez más que es un político hábil y mañoso, pues recurrió a uno de sus principales operadores para medir el terreno y conocer hasta dónde se mantiene la lealtad de su grupo político.

Ernesto Ordóñez Carrera, ex secretario de Gobierno en la pasada administración, ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer la creación de la corriente priista “Tlaxcala con Meade” que busca apoyar la conformación de una estructura de militantes y ciudadanos que apoyen las aspiraciones del ex funcionario federal rumbo a los comicios del 2018.

Aunque Ernesto Ordóñez intentó desligarse del ex gobernador González Zarur y vender la idea de que se trata de un movimiento alejado de la influencia del hacendado, en los hechos se comprobó que en la mentada red participa la mayoría de los operadores electorales que trabajaron en la pasada administración y que hoy en día se encuentran marginados por el gobierno menista.

Mariano González sabe que su fama pública no es buena en Tlaxcala y por eso optó por la operación soterrada, sobre todo cuando a José Antonio Meade se le busca crear una imagen positiva alejada de asuntos o escándalos de corrupción.

En un solo movimiento el hacendado pudo comprobar que no tendrá el aval del gobernador para hacerse del control de la campaña ni el respaldo financiero para operar la estructura electoral. Mediáticamente fue cuidado por las plumas que alimentó y engordó por seis años, pero eso podría cambiar si insiste en asumir atribuciones que ya no están en sus manos.

El ex gobernador tiene medidos sus movimientos y quizá las reacciones que provocó la aparición de Ernesto Ordóñez era las que esperaba, ya que le dieron los argumentos para acudir con su amigo Meade Kuribreña para hacerse la víctima y quejarse de los obstáculos que enfrenta para operar en Tlaxcala.

Alumno y maestro sostienen una guerra donde cada vez son más notorias sus diferencias. Los pesos y contrapesos ya están en la mesa y sólo falta ver hacia dónde se inclina la balanza.

José Antonio Meade tendrá que decir si juega con el PRI mañoso, corrupto y tramposo que sabe ganar elecciones y que controla Mariano González o con el PRI mesurado, sin escándalos y con un estilo diferente de hacer las cosas que encabeza el gobernador Marco Antonio Mena.

Por lo pronto, me queda claro que el líder del PRI en Tlaxcala, Florentino Domínguez Ordoñez, es una caricatura que nadie pela, de ahí que en la actualidad está convertido en un estorbo para el actual grupo en el poder, pues ni opera ni dirige ni controla nada al interior del partidazo que sigue paralizado y sin ningún liderazgo que imponga orden.

Si así está el pleito por la coordinación de la campaña presidencial del PRI en Tlaxcala, imagínese cómo se pondrá la disputa por las candidaturas al Senado y las diputaciones federales y locales.

Tlaxcala vivirá días de definiciones políticas

.

Salvo que sucediera algo inesperado que frene las negociaciones, lo más seguro es que el Frente Ciudadano por México integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano avance y se conozca la repartición final de las candidaturas en Tlaxcala, lo que sin duda provocará las divisiones y confrontaciones internas en esos partidos políticos.

frente tlax

Hasta anoche se daba por un hecho que el PAN se quedaría con la candidatura presidencial del Frente y que el PRD llevaría mano en la designación del abanderado o abanderada al gobierno de la Ciudad de México.

Los partidos que forman parte de esa inminente coalición electoral también modificaron el reparto de candidaturas al Senado y a diputaciones federales, siendo el más beneficiado el PRD que sumó más espacios para su causa.

Para el caso de Tlaxcala el acuerdo final que existe sobre la mesa es que el PRD encabece la fórmula para el Senado con un varón. La presión que mantenía el grupo panista de Adriana Dávila Fernández para evitar lo anterior no sirvió y ahora tendrá que ajustar su estrategia para buscar una posición al diputado federal Juan Corral Mier, quien al parecer no le queda otra más que ser aspirante a legislador local.

Ahora, habrá que ver si el aún líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, le cumple a la senadora Adriana Dávila su deseo de aparecer en los primeros lugares de la lista de candidatos a diputados federales por la vía plurinominal que se registrará por la Cuarta Circunscripción conformada por la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Si la tlaxcalteca no queda dentro de los seis primeros lugares de la lista difícilmente llegará a la Cámara de Diputados, por lo que no se descarta que la ex candidata al gobierno del estado opte por convertirse en legisladora local por la vía plurinominal.

En el PRD se vivirá una confrontación entre los grupos internos que se disputan la candidatura al Senado, pues según ellos el Frente será competitivo en la entidad y tendrá posibilidades reales de obtener una buena votación que le garantice por lo menos el segundo lugar.

Si la decisión se ajusta a los lineamientos de la convocatoria del PRD, el candidato a la primera fórmula del Senado tendría que ser Santiago Sesín o Gelacio Montiel, pero si la designación tiene como base la negociación política interna el abanderado será el actual diputado local Alberto Amaro.

En el PAN la disputa por la candidatura al Senado en el caso de que se confirme que es mujer se centrará entre la convenenciera diputada federal Minerva Hernández o la operadora del ex gobernador poblano Aurora Aguilar.

En el PRI también se esperan definiciones. Mariano González Zarur no deja de moverse y hará hasta lo imposible para lograr que las designaciones recaigan en personajes ligados a su grupo y no al del actual mandatario Marco Antonio Mena Rodríguez.

El PRI está obligado a lanzar candidatos competitivos, porque si recurre a los recomendados y amigos lo más seguro es que haga el ridículo en las próximas elecciones.

Alcaldes al paredón

Un año de gracia tuvieron los presidentes municipales de la entidad y a partir de los próximos meses empezarán a enfrentar el malestar de los ciudadanos que no han visto ninguna mejoría en sus poblaciones.

La lista de alcaldes con familiares en la nómina, transas en las compras, sobre costos en las obras y excesos de gastos personales es larga, por lo que no dude que en breve se registren brotes de inconformidad y hartazgo como el registrado anoche en el municipio de Tzompantepec donde el nefasto edil Arturo Rivera Mora no puede con el problema de la seguridad.

Preocupado más por hacer negocios con los recursos del ayuntamiento, Arturo Rivera ha descuidado la seguridad y los habitantes están cansados de los atracos y asaltos que constantemente se cometen en ese municipio, mismos que se presumen son solapados por los elementos de la policía que son protegidos por el alcalde que ya carga una fama de corrupto y traidor.

Es la segunda ocasión que los habitantes de Tzompantepec recurren a actos de presión para exigir mayor seguridad, lo que demuestra que hay presidentes municipales como Rivera Mora que difícilmente terminarán su periodo de gobierno al comprobarse que no pueden con el paquete.