[xyz_lbx_default_code]

Archiv para octubre, 2017

Anabell y Morena los competitivos rumbo al 2018

.

Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena siguen manteniendo intacto su nivel de aceptación en Tlaxcala, situación que hoy en día es fundamental porque los candidatos de esa fuerza política serán competitivos y tendrán posibilidades de ganar las elecciones para la presidencia de México, el Senado y las diputaciones federales y locales.

anabell A

Si hoy fueran las elecciones en Tlaxcala, Morena ganaría la mayoría de los cargos que en julio próximo estarán en juego.

De acuerdo con los últimos sondeos realizados en la entidad para medir la intención del voto de los tlaxcaltecas, se sabe que el partido de López Obrador encabeza las preferencias, seguido por la probable coalición integrada en el Frente Ciudadano por México donde participa el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

En un tercer sitio se ubica el invencible PRI que sólo espera los tiempos de las definiciones para poner en marcha su ejército electoral que sabe dónde operar para que las tendencias empiecen a favorecer a sus candidatos.

Lo interesante de los resultados de esos estudios demoscópicos es que en casi todos se confirma que la única priista con un buen nivel competitivo es la actual presidenta municipal de Tlaxcala Anabell Ávalos Zempoalteca, que curiosamente, no realiza ninguna actividad o promoción para buscar alguna la candidatura en los comicios del 2018.

El posicionamiento de la alcaldesa no es fortuito porque si hay alguien que ha recorrido los municipios y conoce los liderazgos priístas es ella. En el 2016 estuvo considerada como una de las principales finalistas para lograr la candidatura del PRI al gobierno del estado.

Los priistas tlaxcaltecas que andan en abierta promoción para obtener la candidatura al Senado simplemente se ubican muy lejos de la intención del voto que tiene Anabell Ávalos como es el caso de la actual secretaria de Gobierno Anabel Alvarado Varela y los diputados federales Rosalinda Muñoz Sánchez y Ricardo García Portilla.

Y más abajo se ubican los hermanos e hijos del ex gobernador Mariano González Zarur, la delegada de la Sedesol, Mariana González Fullon y el diputado local Mariano González Aguirre, así como el líder del tricolor en el estado Florentino Domínguez Ordoñez.

Curiosamente los que tienen más nivel competitivo para enfrentar en las urnas a la presidenta municipal son miembros de la oposición como el perredista y ex legislador Gelacio Montiel Fuentes y el panista y ex alcalde de la capital Adolfo Escobar Jardinez.

En el PRI aún no existen definiciones para las candidaturas al Senado y las diputaciones federales y locales, sin embargo los que toman las decisiones deberán analizar muy bien los perfiles de los aspirantes porque en una elección tan competitiva no puede recurrir a priistas que resultarán puro petardo para enfrentar la fuerza que muestra Morena y Andrés Manuel López Obrador.

Vaya, en un descuido el PRI puede hasta perder el control del Congreso del estado si no propone buenos candidatos, lo cual resultaría grave para el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez. O no.

El disparate de negar la ratificación del ex magistrado

.

Si el Congreso del estado dice tener la razón uno no se explica porque tarda tanto tiempo en emitir su fallo sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien lleva ya casi tres años litigando una ilegalidad que la pasada legislatura y el ex gobernador Mariano González Zarur cometieron en su contra.

d

El tiempo se agota y es la fecha que el Congreso del Estado no encuentra la salida para dar cumplimiento a un fallo de un juez federal que ordenó a los diputados emitir un nuevo dictamen sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Aunque los legisladores locales insisten en que tienen los argumentos y la razón para negar la permanencia de Bernal Salazar como miembro de Poder Judicial en Tlaxcala, trascendió que el dictamen que se pretende presentar ante el pleno para ser votado está siendo elaborado en las oficinas de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Un indicio de lo anterior tiene que ver con la presencia de Rigoberto Lucas López, actual Director Jurídico del Congreso local, en el despecho de Cordero Martínez para recibir línea y los argumentos jurídicos que, según esa magistrada, servirían para rechazar la ratificación de Fernando Bernal.

A esa reunión celebrada hace unos días, también estuvo presente la magistrada Leticia Ramos Cuautle, quien anda más que preocupa porque sabe que puede dejar de ser integrante del pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Trascendió que varios abogados ya analizaron el caso del ex magistrado y llegaron a la conclusión de que no hay elementos legales para oponerse a la ratificación, sin embargo los diputados Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara -responsable de la Comisión Especial que se encarga del caso-, insisten en que se debe encontrar argumentos para frustrar el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

Elsa Cordero y Mariano González no saben ocultar su ambición y su enorme deseo por controlar el Poder Judicial los siguientes años, pues como se sabe la segunda dejará en unos meses más la presidencia del TSJE y su intención es heredar esa posición al manchimagistrado Héctor Maldonado Bonilla.

El resto de los diputados locales debe tener presente que en caso de no acatar la orden del juez federal que puso un plazo para resolver el asunto se harán acreedores a una multa y a diferentes tipos de responsabilidad tanto penal, civil y administrativa por no cumplir en tiempo y forma con la sentencia de amparo.

Es escandaloso e inmoral que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado en lugar de defender la independencia judicial sea copartícipe junto con algunos diputados de vulnerar la autonomía del Poder Judicial.

Pronto veremos cuáles son esos sesudos argumentos legales que recomendó Elsa Cordero para negar la ratificación del ex magistrado y comprobaremos si son válidos o se tratan de una chicanada más a las que le encanta recurrir a la presidenta del TSJE para tapar todas sus irregularidades.

El disparate de negar la ratificación del ex magistrado

.

Si el Congreso del estado dice tener la razón uno no se explica porque tarda tanto tiempo en emitir su fallo sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar, quien lleva ya casi tres años litigando una ilegalidad que la pasada legislatura y el ex gobernador Mariano González Zarur cometieron en su contra.

SONY DSC

El tiempo se agota y es la fecha que el Congreso del Estado no encuentra la salida para dar cumplimiento a un fallo de un juez federal que ordenó a los diputados emitir un nuevo dictamen sobre la ratificación o no del ex magistrado Fernando Bernal Salazar.

Aunque los legisladores locales insisten en que tienen los argumentos y la razón para negar la permanencia de Bernal Salazar como miembro de Poder Judicial en Tlaxcala, trascendió que el dictamen que se pretende presentar ante el pleno para ser votado está siendo elaborado en las oficinas de la magistrada Elsa Cordero Martínez.

Un indicio de lo anterior tiene que ver con la presencia de Rigoberto Lucas López, actual Director Jurídico del Congreso local, en el despecho de Cordero Martínez para recibir línea y los argumentos jurídicos que, según esa magistrada, servirían para rechazar la ratificación de Fernando Bernal.

A esa reunión celebrada hace unos días, también estuvo presente la magistrada Leticia Ramos Cuautle, quien anda más que preocupa porque sabe que puede dejar de ser integrante del pleno del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

Trascendió que varios abogados ya analizaron el caso del ex magistrado y llegaron a la conclusión de que no hay elementos legales para oponerse a la ratificación, sin embargo los diputados Mariano González Aguirre y Arnulfo Arévalo Lara -responsable de la Comisión Especial que se encarga del caso-, insisten en que se debe encontrar argumentos para frustrar el arribo de Bernal Salazar al TSJE.

Elsa Cordero y Mariano González no saben ocultar su ambición y su enorme deseo por controlar el Poder Judicial los siguientes años, pues como se sabe la segunda dejará en unos meses más la presidencia del TSJE y su intención es heredar esa posición al manchimagistrado Héctor Maldonado Bonilla.

El resto de los diputados locales debe tener presente que en caso de no acatar la orden del juez federal que puso un plazo para resolver el asunto se harán acreedores a una multa y a diferentes tipos de responsabilidad tanto penal, civil y administrativa por no cumplir en tiempo y forma con la sentencia de amparo.

Es escandaloso e inmoral que la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el Estado en lugar de defender la independencia judicial sea copartícipe junto con algunos diputados de vulnerar la autonomía del Poder Judicial.

Pronto veremos cuáles son esos sesudos argumentos legales que recomendó Elsa Cordero para negar la ratificación del ex magistrado y comprobaremos si son válidos o se tratan de una chicanada más a las que le encanta recurrir a la presidenta del TSJE para tapar todas sus irregularidades.

Las cuentas alegres del Frente en Tlaxcala

.

Emulando al sobrado dirigente del PRI, Florentino Domínguez Ordoñez, el líder del PRD en Tlaxcala, Juan Manuel Cambrón Soria, insiste en vender que el Frente Ciudadano por México será invencible en la entidad, al grado que sin tener candidatos da por un hecho que esa coalición ganará el senado, dos diputaciones federales y 7 diputaciones locales.

f

PAN y PRD creen que su unión electoral es en automático y que los votos que captan entre los ciudadanos se suman por arte de magia.

Se les olvida que en el 2010 fracasó el primer intento de alianza electoral cuando la perredista Minerva Hernández Ramos decidió declinar a favor de la candidata del PAN a la gubernatura, Adriana Dávila Fernández, quien al final de ese proceso fue derrotada por el priista Mariano González Zarur.

Para nadie es desconocido que en el 2016 hubo intentos para conformar una coalición entre el PAN y PRD que nunca prospero, porque ni la panista Adriana Dávila ni la entonces perredista Lorena Cuéllar Cisneros cedieron en sus posiciones, lo que al final ayudó nuevamente al PRI a retener el gobierno de Tlaxcala con Marco Antonio Mena Rodríguez.

Hoy las pláticas para hacer realidad ese frente opositor entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano han avanzado, pero en los próximos 30 días se comprobará si logran los acuerdos necesarios para concretarlo o si simplemente se trató de una ilusión más que no tuvo un final feliz.

Este día las dirigencias de los mencionados partidos presentarán una carta de intención para conformar una coalición electoral ante el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones rumbo a los comicios para diputados locales.

Hasta donde se sabe, no existe ningún esquema de reparto de posiciones aprobado ni tampoco se ha hablado de los nombres de los posibles aspirantes, es decir, cuando en breve se ponga sobre la mesa las candidaturas empezarán las diferencias y se verá la capacidad que tienen para superarlas.

El PRD y el PAN asumen que son competitivos en siete distritos locales, en dos distritos federales y en la elección para el Senado, sin embargo aunque sus encuestas y proyecciones indiquen eso, la realidad es que la tendencia puede cambiar una vez que el PRI defina a sus candidatos y que Andrés Manuel López Obrador aparezca en campaña como aspirante de Morena a la presidencia de México.

Falta muy poco para conocer si el Frente Ciudadano por México será una realidad, pero mientras eso sucede dejemos que los líderes estatales de esos partidos se hagan ilusiones y sueñen con llegar al poder.

Total, si en el PRI tenemos al invencible Florentino Domínguez qué más da tener a otros personajes en esta historia de fantasía donde soñar no cuesta nada.

Pronto llegarán los tiempos de las definiciones

.

En unos días más veremos cuantos diputados locales empiezan la carrera para lograr su reelección, que aunque parezca fácil en verdad será un proceso complicado porque el escenario de hoy es diferente al de los comicios pasados, no sólo por los actores políticos que estarán participando, sino porque los electores podrán mostrar si están o no de acuerdo con esa medida.

congresotlaxcala
Aunque casi todos los diputados locales que ganaron en las urnas su espacio en los pasados comicios han mostrado interés por buscar la reelección, en los hechos muy pocos tendrán la posibilidad de lograr ese anhelado objetivo.

Los priistas José Martín Rivera Barrios, Enrique Padilla Sánchez, Eréndira Cova Brindis, Ignacio Ramírez Sánchez y Arnulfo Arévalo Lara quieren mantenerse como diputados locales, mientras que su líder Mariano González Aguirre intenta convertirse en legislador federal por la vía plurinominal, porque según él se merece esa posición por el “enorme trabajo” electoral y político que ha realizado en los últimos años en Tlaxcala.

Mariano sabe que no ganaría una elección para diputado federal y menos para senador, de ahí que si bien ya alzó la mano para tratar de participar en las elecciones del 2018, lo cierto es que espera que los buenos oficios de su papá, el ex gobernador Mariano González Zarur, lo ayuden para ubicarse en los primeros lugares de la lista de diputados plurinonimales que el PRI registrará por la cuarta circunscripción donde se encuentra la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

El resto de los diputados locales del partidazo espera recibir el espaldarazo de su jefe político el gobernador Marco Mena para iniciar su aventura para la reelección, sin embargo es muy probable que sólo logren ese apoyo Arnulfo Arévalo, Enrique Padilla y Eréndira Cova, una vez que han demostrado su lealtad al actual mandatario.

Rivera Barrios es un arribista en el PRI que en la actualidad es utilizado para llevar a cabo negocios con la obra pública en varios ayuntamientos, mientras que Ramírez Sánchez es un dócil marianista que nunca aceptó el liderazgo del actual gobernador.

Por el PRD, los diputados locales que están más que listos para buscar su reelección son César Fredy Cuatecontzi Cuahutle y Adrián Xochitemo Pedraza. Ambos llegaron al Congreso del estado por el impulso que recibieron por parte de Lorena Cuéllar Cisneros, quien competía por la gubernatura de Tlaxcala.

Hoy sin ver y entender su realidad se sienten con posibilidades de ganar nuevamente la elección, por lo que se alistan para iniciar esa aventura que será una misión imposible de concretar.

El líder de los legisladores locales del sol azteca, Alberto Amaro Corona, no intentará su reelección, pues su aspiración es convertirse en senador, una meta que parece difícil de conseguir aunque sea candidato del Frente Ciudadano por México que intentan conformar PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Por lo que respecta a los legisladores aliados del PRI, Sandra Corona Padilla, representante de Nueva Alianza, es muy probable que reciba el aval de su partido para contender y tratar de mantenerse en el Congreso del estado, pero quizá ya no reciba el mismo apoyo del tricolor por la actitud revanchista que el SNTE tiene hacia la actual administración estatal.

Delfino Suárez Piedras, diputado local por el Partido Socialista, no tendría muchas complicaciones para obtener su reelección, sin embargo la disputa que mantiene por la dirigencia de ese instituto político lo dejara fuera de conseguir ese propósito.

Rosalía Peredo, la dueña de la franquicia del PS, simplemente va a cerrar el paso a su ex aliado, pese a que es Delfino Suárez el que tiene la fuerza y el respaldo de la militancia de ese partido.

En fin, en unos días más veremos cuántos diputados inician su aventura por la reelección y cuántos logran esa proeza.

El PRI invencible y sus aliados en crisis

.

Mantendrá el PRI su racha ganadora en los comicios del 2018, es una pregunta que constantemente se hacen en Tlaxcala y cuya respuesta no siempre es favorable, porque no sólo las condiciones son diferentes en estos comicios, sino porque el partidazo luce paralizado y sus aliados se muestran distantes.

 Florentino

Las dos últimas elecciones en Tlaxcala han sido para el PRI. Una fue federal y la otra local. En la primera se hizo de las tres diputaciones federales y en la segunda logró retener la gubernatura del estado con Marco Antonio Mena Rodríguez a la cabeza.

 Para obtener esos triunfos el PRI echo mano de todo lo que tenía a su alcance, pero sin duda la estructura que operaba al interior del gobierno del estado fue clave y fundamental para vencer a la oposición que hoy ve debilitado ese sistema que ha sido descuidado en los últimos meses.

 Florentino Domínguez Ordoñez, el auto llamado líder invencible del PRI en Tlaxcala, está convertido en un gran simulador. Presume reuniones con la militancia en la mayor parte de los municipios de la entidad, pero no dice que son los priistas de toda la vida, es decir, aquellos que hay que llevar a las urnas para que emitan su voto y que no tienen la capacidad de movilización.

 El ex secretario de Gobierno no ha podido sostener un encuentro con el armazón priista que está al interior de las dependencias estatales y que vive un letargo. Es la fecha que nadie asume el control de esa estructura que se siente marginada, maltratada y excluida.

 Esa estructura extraña el estilo rudo, intolerante y de presión que ejercía el ex gobernador Mariano González Zarur a través de sus principales operadores, quienes hoy en día fueron echados del gobierno estatal porque simplemente representaban una parte del manchi poder que se negaba a aceptar a un nuevo líder.

 La frase mamona de que el PRI es invencible demuestra soberbia y un exceso de confianza que puede tener un alto costo, porque el partidazo podría sufrir en Tlaxcala un descalabro similar al del 2012 cuando perdió las elecciones para presidente de México y senador. En ese proceso sólo pudo ganar una de las tres diputaciones federales que estuvieron en juego.

 A la debilidad que muestra el PRI en el estado, hay que sumar el descontento que dos de sus principales aliados tienen hacia la nueva administración estatal porque sienten que no recibieron el trato que merecían.

 Nueva Alianza y el SNTE han hecho públicos sus resentimientos. Se quedaron con las ganas de controlar la Secretaría de Educación Pública y ampliar su área de influencia en esa dependencia que está bajo la responsabilidad del académico Manuel Camacho Higareda.

A cambio de la SEP recibieron la Secretaría de Políticas Públicas y Participación Ciudadana donde despacha el gris Lenin Calva Pérez que cobra sin trabajar porque su dependencia de reciente creación no hace nada.

 El Partido Verde Ecologista no logró ninguna posición relevante en el gobierno de Marco Mena y su líder local Jaime Piñón Valdivia no goza de la confianza del actual grupo en el poder.

 Para nadie es desconocido que el dirigente nacional del Partido Verde, Carlos Puente Salas, ha mostrado en las últimas semanas su alejamiento del PRI por el mal trato que ha recibido su instituto político en las últimas coaliciones es las que han participado juntos.

 Hay que tener presente que Nueva Alianza y el Verde Ecologista formaron parte de la coalición que permitió a Marco Mena ganar la gubernatura el año pasado.

 Un aliado de esa coalición electoral que si fue consentido fue el Partido Socialista que logró posiciones en el gabinete al ocupar la Secretaría de Turismo. Los votos aportados por esa fuerza política le valieron para lograr cargos y un trato preferencial que los otros aliados no tiene.

 Lo malo para el PRI, es el proceso de descomposición que vive el PS, pues hay dos grupos que se disputan el control del partido y que sin dudas afectará su trabajo electoral por la fractura que en breve se dará.

 Rosalía Peredo, Patricia Zenteno y Filemón Rodríguez no están dispuestos a ceder el control del partido a los  diputados locales Delfino Suárez y Agustín Nava, quienes también son apoyados por los hermanos Pluma Flores.

 El PRI invencible es una falacia y su distanciamiento con sus principales aliados es muy real.

Próximos candidatos ligados a grupos de poder

.

Ningún partido en Tlaxcala recurrió al método de elección abierta para elegir a sus candidatos, por lo que los actuales grupos de poder en esos institutos políticos serán lo que terminen imponiendo a los abanderados para los cargos de senador, diputados federales y locales que veremos próximamente en campaña.

 pri-pan-prd-partidos

Aunque aún existen esperanzas de conformar el Frente Ciudadano por México para los comicios del 2018, es un hecho que tanto el PAN como el PRD ven alguna posibilidad de no concretar esa coalición electoral, pues el fin de semana ambos partidos políticos aprobaron los métodos que emplearán para elegir a sus respectivos candidatos.

 El PRI hizo lo propio y no se salió del esquema que le ha garantizado la unidad, de ahí que el partidazo recurrirá a la convención de delegados para validar el dedazo del gran elector que terminará imponiendo los abanderados para el Senado, diputados federales y legisladores locales.

 Si el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano logran un acuerdo para integrar una coalición, la designación de los abanderados a los diferentes cargos de elección popular se llevará a cabo de acuerdo con los términos que establezca el convenio firmado entre todas las fuerzas políticas, es decir, se repartirán las posiciones y terminarán colocando a los militantes que según ellos son los más competitivos.

Pero mientras se amarra esa coalición, el PRD determinó que el 22 de noviembre publicará la convocatoria que considera el registro de precandidaturas del 26 al 30 de noviembre y del 14 de diciembre al 31 de enero se desarrollarán las precampañas.

 El Consejo Nacional Electivo del PRD se realizará el próximo 3 de febrero, día en que se definirán las candidaturas oficiales.

 Si no hubiera coalición, lo más probable es que las corrientes del PRD representadas por el diputado local Alberto Amaro Corona y el líder estatal del sol azteca Juan Manuel Cambrón Soria sean las que se queden con las candidaturas y posiciones más importantes.

En el PAN, la Comisión Permanente determinó que todos sus candidatos a los diferentes cargos de elección popular que estarán en juego en julio del próximo año sean electos exclusivamente por los militantes, decisión que en Tlaxcala favorece al grupo de la senadora Adriana Dávila Fernández que difícilmente dejará pasar a panistas ligados al ex gobernador poblano Rafael Moreno Valle.

 En el discurso el PAN en Tlaxcala dice querer ir en alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano, sin embargo en los hechos hará todo lo posible por obstaculizar los acuerdos hasta que tenga la certeza de que panistas ligados a Adriana Dávila estarán incluidos en las primeras posiciones de las candidaturas plurinominales.

 Los panistas que tengan la intención de participar en los próximos comicios deben estar bien con Adriana Dávila y su grupo político, porque si no es así tendrán muchos, pero muchos problemas para lograr la nominación en el PAN.

 En el PRI sólo esperan que el presidente Enrique Peña Nieto descubra al tapado para que se conozca que militantes tlaxcaltecas tienen posibilidades reales de ser abanderados en los comicios del 2018.

 Se dice que los aspirantes serán palomeados por el actual gobernador Marco Mena, aunque si el candidato presidencial es José Antonio Meade Kuribreña es probable que el ex gobernador Mariano González Zarur también tenga injerencia en ese proceso.

 Como podrá ver los partidos políticos no cambian.

Camacho se pone los guantes contra el SNTE

.

Tuvieron que pasar casi diez meses para que por fin el secretario de Educación Pública en Tlaxcala, Manuel Camacho Higareda, confirmara el pleito y distanciamiento que mantiene con el poderoso Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que no está dispuesto a aceptar el nombramiento de Reyna Maldonado Hernández en la estructura de esa dependencia estatal.

 camachotlax

Era un secreto a voces, pero el académico y no político Manuel Camacho Higareda se negaba a reconocerlo.

 El pleito con el SNTE ya escaló posiciones y hoy tanto ese sindicato como el doctor en sociolingüística decidieron hacerlo público y dirimir sus diferencias en los medios de comunicación, sin imaginar las consecuencias que probablemente tendrá ese desencuentro que sin duda empezará a afectar a los estudiantes y al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

 El caprichoso sindicato que se siente marginado y excluido de la estructura directiva que opera en la SEP presiona y amaga con no aceptar la designación de Reyna Maldonado Hernández como nueva responsable de la Jefatura de Secundarias Técnicas, bajo el simple argumento de que no tiene el perfil y desconoce ese sector, según un desplegado publicado recientemente.

 El SNTE no acepta que Camacho Higareda haya corrido a Lorenzo Rodríguez Roldán, quien llevaba ocho años en la jefatura de Secundarías Técnicas, porque aparte de que no le han dado más posiciones en la estructura administrativa, ahora son desplazados los maestros vinculados a ese sindicato.

 Los últimos dos nombramientos –Dirección de Educación Terminal y la Jefatura de Secundarias Técnicas– hechos en la SEP fueron realizados, según un comunicado oficial, por el gobernador que en uso de sus facultades legales dispuso los cambios, mismos que fueron vetados inmediatamente por el sindicato de maestros que desde el primer momento amagó con recurrir a la presión para tratar de revertirlos.

 Sin embargo, un día después Camacho Higareda salió a confrontar al SNTE y le aclaró que los cambios son definitivos y que él es el responsable de los mismos al tener la facultad legal para llevar a cabo nuevos nombramientos en la estructura operativa. Y de paso justificó que la renovación de esas dos posiciones es producto de un análisis previo y profundo.

 Si al titular de la SEP le llevo casi diez meses un análisis profundo para cambiar a dos funcionarios, al paso que va nunca concluirá la renovación de los directivos de esa dependencia que forman parte de la herencia que dejó la pasada administración que encabezó Mariano González Zarur.

 La preparación académica y la bonhomía del secretario de Educación si bien lo acercaron al gobernador Mena, no son elementos que lo ayudarán a enfrentar al poderoso SNTE que está a un paso de romper lanzas y mostrar su lado belicoso que no le conviene conocer a Manuel Camacho.

 El SNTE está mal acostumbrado. En el gobierno de Héctor Ortiz fue apapachado de más y con Mariano González también logró buenas posiciones en la estructura operativa, sin embargo en la actual administración no ha visto un buen trato, de ahí que poco a poco ha recurrido a la descalificación de las autoridades para presionar y exigir lo que según ese sindicato le corresponde.

 Veremos si Manuel Camacho puede con este problema o si al final el SNTE se sale con la suya.

 En un tiempo se comprobará quien es el ganador de esta pelea.

La cultura en Tlaxcala en manos de un inútil

.

El panorama para la cultura en la entidad no es halagador, porque si el actual presupuesto resultó insuficiente para llevar actividades o acciones de calidad, para el próximo año las cosas pintan peor porque hasta el momento no se ha realizado ninguna gestión ante el gobierno federal que permita obtener más recursos para ese sector.

juan_antonio

Para nadie es un secreto que los tiempos para obtener recursos ante la Secretaría de Cultura federal para becas, infraestructura, proyectos municipales, protección del patrimonio edificado y documental ya vencieron, de ahí que Tlaxcala no supo o no quiso aprovechar ni un peso de esa bolsa que existe a nivel nacional.

A casi ocho meses de que Juan Antonio González Necoechea fuera designado como titular del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), es evidente que no ha hecho nada para darle un impulso a ese sector que desde el gobierno de su tío Mariano González Zarur se encuentra olvidado y marginado.

Me queda claro que este elevado funcionario no tiene la menor idea de la promoción y difusión cultural, de ahí que no le vendrían mal unos buenos cursos donde pudiera entender en qué consiste su trabajo.

En el ambiente cultural González Necoechea aparte de ser catalogado como soberbio, es considerado como una persona incompetente, inculta y floja, ya que hasta ahora nadie conoce su plan de trabajo y mucho menos se sabe de nuevos proyectos que pretendan llevar a cabo, porque hay que decir que lo hecho hasta el momento por el ITC se instauró en pasadas administraciones.

A caso alguien sabe cuántos libros editará el ITC, cómo fortalecerá las incontables expresiones de cultura popular que tenemos y qué está haciendo para proteger los objetos de arte sacro retirados de la Iglesia de San José tras las afectaciones que sufrió por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Habrá una relación de los mismos y estarán bien resguardados, son preguntas que ese pesado funcionario debería responder.

 Aunque sabemos que este año el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura dispone de un presupuesto de 42 millones de pesos, en los hechos nadie conoce en qué se ha gastado ese dinero porque no hay ninguna actividad extraordinaria o relevante que haya hecho esa dependencia estatal en los últimos meses.

Además basta con darse una vuelta por el Centro de las Artes para comprobar que ese inmueble está abandonado, al grado que los baños están cerrados y los que funcionan están en pésimas condiciones. No se sabe si esa actitud es porque existe la posibilidad de que el edificio pueda perderse en el juicio que se sostiene por la posesión del mismo o porque de plano el poco dinero que existe se invierte en los abultados gastos de representación de González Necoechea.

 Si antes nos quejamos de que la cultura estaba en manos del mediocre Wilebaldo Herrera Téllez, ahora estamos peor con un funcionario que es especialista en vivir bien con los recursos públicos.

Percepción o realidad, pero la inseguridad aumentó

.

Han pasado casi diez meses y la estrategia para contrarrestar a los delincuentes no se observa por ningún lado, porque más de la mitad de los tlaxcaltecas se siente inseguro y percibe que la inseguridad pública es un problema que lejos de disminuir va en aumento cada día sin que vea una respuesta contundente de las autoridades.

inseguridad

 

En una realidad, los tlaxcaltecas no se sienten seguros en sus casas y en las calles. Los delincuentes han ganado terreno en el estado, pues la estrategia que ha implementado el comisionado estatal de Seguridad Pública, Hervé Hurtado Ruiz, no ha podido frenar los asaltos en carreteras, robo de automóviles y de casa habitación, así como los delitos que sufren ciudadanas y ciudadanos cuando salen a trabajar o a divertirse.

Los números e indicadores no le favorecen al funcionario estatal que llegó a Tlaxcala con altas expectativas. Los delitos han aumentado y si se compara con el número de personas detenidas y sujetas a proceso se constatará que no existe proporción, lo que sin duda es una clara señal de que algo no está funcionando en materia de seguridad.

Por esa razón se entiende la percepción que prevalece hacia la efectividad que tienen las autoridades estatales para resolver ese problema, la cual es muy baja porque a lo mucho sólo 2 de cada 10 tlaxcaltecas observa que el gobierno está llevando a cabo las acciones correctas para combatir a los delincuentes.

Y aunque usted no lo crea, hay ciudadanos que desconfían del trabajo realizado en las delegaciones de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, porque los elementos que están adscritos en ellas no entregan resultados tangibles.

Al contrario, los antecedentes de los responsable de esas delegaciones hacen que los ciudadanos se sientan más inseguros. Por ejemplo trascendió que el delegado en Apizaco estaría relacionado con el robo de transporte en la zona de Xaltocan y que el delegado de Calpulalpan, antes director de la policía municipal en ese municipio, tendría relación con la venta de gasolina sustraída de manera ilegal de ductos de Pemex.

El delegado de Tlaxco Ramiro Costeño no ha podido frenar el robo de vehículos que en los últimos meses aumentó de manera considerable, mientras que el Huamantla Jairo Andrés García Ávila es de los que suele informar que no existe ningún atraco cuando en ese momento los ladrones se están llevando la mercancía de los vagones.

A finales de junio se informó que se duplicaría el número de policías estatales y que se compraría nuevo equipo y armamento para reforzar la seguridad pública en la entidad, sin embargo han pasado los días y no se ve ni a los nuevos elementos ni la moderna tecnología por ningún lado.

No lo cuente en voz alta, pero dicen que el gobierno del estado podría regresar este año recursos etiquetados para seguridad, ya que hasta la fecha esos fondos no se han utilizado y los plazos para poder ejercerlos están por vencerse, situación que sería lamentable porque se estaría incurriendo en el mismo “error” que se presentó en la administración de Mariano González Zarur.

Si hay un funcionario que desde ahora está reprobado por los ciudadanos por la labor que ha realizado en los últimos 10 meses es Hervé Hurtado, quien desde mi opinión no pudo con el paquete de la seguridad pese a su apantallante currículum.

O usted que opina.