[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 10 febrero, 2017

Las afrentas marianistas que no se podrán olvidar

.

La sexta semana de gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez se ha convertido en la peor pesadilla de Mariano González Zarur, ya que prácticamente quedarán enterrados los odios que el ex mandatario mantuvo vivos durante su administración. Y lo peor es que pese al maltrato que sufre el ex mandatario, nadie, pero nadie sale a defender al señor de los zapes y los gritos.

manchis

El gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez notificó al juzgado de distrito el procedimiento que llevará a cabo para regresar las 16 notarías que fueron canceladas indebidamente por la administración de Mariano González Zarur.

El titular de la Dirección de Notarías y Registro Público de la Propiedad y del Comercio en el Estado, Cuauhtémoc Lima López, está más que enterado del oficio que envió el gobernador Mena Rodríguez al mencionado juzgado, de ahí que ahora deberá acatar la instrucción de su jefe y dejar la insubordinación con la cual se ha conducido en las últimas semanas.

Se espera que la próxima semana los 16 fededatarios afectados sean notificados por parte del juzgado federal y por el mismo Cuauhtémoc Lima del procedimiento a seguir para que reciban su patente, libros y sellos que les permitan reabrir y entrar en funciones.

Hay que decir que Marco Mena se muestra hasta el momento como un gobernador que cumple su palabra, pues de no existir más resistencia por parte del director de Notarías y Registro Público de la Propiedad y del Comercio en el Estado, los notarios podrían iniciar su trabajo a principios de abril una vez que hayan montados sus oficinas para atender a los clientes.

El problema de los notarios que heredó el nuevo gobernador de Tlaxcala quedará resuelto en los dos primeros meses de su administración, medida que le resultará positiva porque no cargará con un pleito intestino que le costó al gobierno dinero y un desgaste político y mediático innecesario.

Otro asunto espinoso que en los próximos meses también dejará de ser un lastre para Marco Mena, es el de la Plaza Bicentenario que podría terminar en manos del Conacyt que estudiará la viabilidad de establecer en ese inmueble tres centros de investigación.

Resulta alentador que las autoridades hayan optado por reutilizar ese inmueble para labores educativas y de investigación, dejando atrás la posibilidad de que terminara siendo un centro de espectáculos como se tenía previsto en el gobierno de Héctor Ortiz Ortiz, quien ahora en su papel como diputado local reconoció que ese edificio puede ser adaptado para las actividades que realiza el Conacyt.

Marco Mena ha evidenciado en seis semanas que Mariano González gobernaba con el hígado y que carecía de visión e ingenio para sacar provecho de cada una de las circunstancias que enfrentó.

Muy pronto nadie se acordará del pleito que el hacendado abrió con los notarios y de su necedad para recuperar la Plaza Bicentenario que fue olvidada durante seis años.

Sin duda esas acciones implican un maltrato a Mariano González, sin embargo nadie sale a su defensa y pareciera que los marianista que aún cobran en el gobierno han optado por guardar su devoción al ex mandatario antes que poner en riesgo su trabajo.

Su lealtad a manchis es tan falsa como la versión de que el hacendado fue un mandatario honesto y alejado de la corrupción.

Da pena ver a los ex funcionarios del pasado gobierno queriendo llamar la atención. El ex poderoso secretario de Gobierno, Ernesto Ordoñez Carrera, es muy dado a gritar que sigue siendo el hombre mejor informado en Tlaxcala, incluso más que el gobernador Marco Antonio Mena.

La semana pasada en el restaurante Xochuca ya con unas copas de más, el famoso Napoleón Ordoñez presumia que tenía poder porque toda la estructura del gobierno de Mena se seguía reportando con él. Yo aún decido y soluciono problemas, decía un etílico ex funcionario que aún vive la borrachera del manchipoder que sólo existe en su imaginación. Salud.