[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 5 enero, 2017

Una ley y diferentes criterios para aplicarla

.

Dicen que los nombres de los tres abogados que formarán parte de la terna que será enviada al Congreso del estado para que sea designado el nuevo procurador ya están en el escritorio del gobernador Marco Antonio Mena, quien en breve podría darle su visto bueno para llevar a cabo un cambio en esa dependencia.

caricatura Mariano Gonzalez Zarur peluquero Hector Ortiz Ortiz

La muerte del notario número 1 de Tlaxcala, Luis Macías, registrada el día de ayer evidenciará en breve como en Tlaxcala tanto el gobenador panista Héctor Ortiz Ortiz como el mandatario priísta Mariano González Zarur violentaron la ley que regula la actividades de los fededatarios públicos.

El mencionado notario que recibió su patente en el gobierno de Tulio Hernández trabajaba normalmente hasta que en el sexenio de Héctor Ortiz sufrió un lamentable accidente cuando montaba un caballo que lo dejó en coma por una temporada e imposibilitado para ejercer la función.

Sin embargo, el mandatario panista cedió a la súplica de la hija del fededatario, quien por cierto ya despachaba en otra notaria, Maria Elena Macías, para mantener abierta la oficina de su padre a través de su hermano Martín Macías Pérez, quien como auxiliar y sin cumplir con los requisitos de ley empezó a fungir como notario.

Unos meses después y casi al final de su administración, Héctor Ortiz nombró a 16 nuevos notarios públicos que cumplieron con las normales legales y el procedimiento, hecho que al gobernador Mariano González no le gustó y desde el inició de su gestión en enero del 2011 empezó un millonario proceso para cancelar las patentes, porque según él su antecesor violó el estado de derecho.

El iracundo Mariano González torció la ley y recurrió al dinero público como gran aliado para sumar a su causa a magistrados federales que al final le concedieron la cancelación de las notarías, medida que fue combatida legalmente al grado que los fededatarios están a punto de recobrar sus patentes.

La exhaustividad que exigió el hacendado en el caso de los ortinotarios no se aplicó al hijo de Luis Macías, quien pese a no cumplir con la ley siguió funguiendo como auxiliar de la notaría número 1 de Tlaxcala sin que nadie lo molestara.

Los funcionarios del machigobierno sabían que Martín Macías no cumplía con los requisitos para llevar a cabo esa función, pues incluso elaboraron un expediente para documentar ese caso en específico.

El notario Luis Macías estaba siendo velado ayer por la noche en Puebla en una de las capillas de Valle de los Ángeles. Al ya no vivir el titular de la notaría número 1 de Tlaxcala, el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez deberá ordenar su cierre hasta que se nombre a un nuevo responsable, porque legalmente es imposible que Martín Macías siga despachando como fededatario.

La suspensión de actividades de la oficina de Luis Macías será la segunda que permanezca sin operar hasta que tenga nuevo responsable, tal y como ha sucedido con la notaría número 1 de Zacatelco que estuvo a cargo de Toribio Moreno.

El caso de los notarios de Tlaxcala está en la mesa del nuevo gobernador Marco Antonio Mena que deberá tomar decisiones y ponerle punto final a un pleito que sólo ha generado una desgastante confrontación.

La terna para la Procuraduría

Dicen que el gobernador Mena Rodríguez está más que interesado en agilizar el relevo de la actual procuradora Alicia Fragoso Sánchez, quien en pocos días dejará esa dependencia que es considerada como la mas improductiva del sexenio que ya se fue.

Los nombres de los probables abogados que integren la terna ya circulan y aunque parezca chiste incluye a Hugo René Temoltzin Carreto, con un pasado oscuro en su época de estudiante de derecho de la UAT, también se menciona al ex presidente del TSJE, Tito Cervantes y al ex magistrado Ramón Rafael Rodríguez.

Insisto, son nombres que han empezado a circular en los círculos de poder. En lo personal creo que dos de los que se mencionan tienen alguna posibilidad de llegar a la Procuradurría General del Justicia del Estado donde urge un funcionario que tenga capacidad y sobre todo ganas de hacer su trabajo.