[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 3 enero, 2017

Mensajes, mensajes y más mensajes

.

Hoy es común escuchar frases de rendición de cuentas, cero tolerancia a la corrupción, goernanza moderna, gobierno de coalición y otras más, pero en realidad se harán realidad o forman parte de un discurso que sólo busca envolver a los ciudadanos con la promesa de que ahora si habrá un cambio.

cari tlax

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y la presidenta municipal Anabell Ávalos Zempoalteca han sido las dos figuras públicas que más han concentrado la atención en el relevo de las autoridades en Tlaxcala.

Mena Rodríguez defendió ante un medio nacional los nombramientos que hizo de los miembros de su gabinete y mencionó que el suyo es un gobierno de coalición.

De esa forma, el mandatario de Tlaxcala aceptó tácitamente que la incorporación de algunos funcionarios fue un reparto de cuotas a los partidos que lo nominaron como candidato a la gubernatura, pero aclaró que el trabajo de su gobierno tendrá que centrarse en resolver necesidades y no en atender a los ciudadanos con argumentos políticos con miras a lograr beneficios electorales.

El mensaje que pasó desapercibido para la mayoría, fue recibido puntualmente por los funcionarios de primer nivel del gobierno estatal, ya que algunos ya se visualizaban como probables candidatos a senadores o diputados federales para los comicios de 2018.

Es pocas palabras, Marco Antonio Mena envió una señal de que a nadie se le permitirá el uso de su posición para promocionar su imagen con miras a una candidatura.

Unas horas más tarde, Marco Antonio Mena lanzó una nueva advertencia a su equipo de colaboradores. Todos estarán obligados a presentar sus declaraciones patrimoniales, de conflicto de intereses y fiscal, pues el que no lo haga tendrá que renunciar a su cargo.

Y fue más allá, esas declaraciones se harán públicas y estarán disponibles para que pueda ser consultada por los ciudadanos y los medios de comunicación.

Lo malo es que esa decisión no incluirá a los verdaderos operadores financieros del nuevo gobierno y que trabajan en lo oscurito, como es el caso de Fabricio Mena Rodríguez que será el responsable de imponer proveedores sin que nadie cuestione nada, por eso decidió dejar a sus lacayos a Alejandra Nande Islas como titular de la secretaría de Finanzas y a Francisco Javier Romero Ahuactzi en la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda.

Un mensaje más de ese acto oficial, fue que el Congreso del estado estará a las órdenes del gobernador que sin haber enviado la reforma para modificar la estructura de orgánica de la administración estatal ya rindieron protesta como funcionarios Roberto Núñez Baelón como secretario de Turismo y Lenin Calva Pérez como titular de la Secretaría de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, dependencias que aún no existen legalmente.

Anabell y sus obstáculos

Anabell Ávalos apostó por experiencia, pluralidad y juventud. Sabe que su administración estará bajo el escrutinio del gobierno del estado, de ahí que no permitirá errores en su equipo de trabajo porque éstos serán utilizados para desacreditarla.

La relación de Mena y Ávalos es de respeto y ahí se quedará. El gobernador ni siquiera envió a un representante al evento donde la alcaldesa de la capital rindió protesta.

Pese a que fue la priista que recuperó para el PRI el ayuntamiento de Tlaxcala, Anabell no será la coordinadora de los presidentes municipales del tricolor en Tlaxcala, lo que demostrará que Mena mantendrá el odio que el ex gobernador Mariano González Zarur le tenía a la ex delegada de la Sedesol.

Al presentar a su equipo de trabajo, la presidenta municipal confirmó que buscará concluir su periodo para el que fue electa y que no tiene aspiraciones para participar en las elecciones del 2018, tan es así que decidió nombrar a su suplente Mildred Vergara como directora del DIF Municipal, una posición clave en la atención de los grupos vulnerables de Tlaxcala.

La presidenta municipal también fue castigada por los tres diputados federales del PRI que no le autorizaron ni un peso para arrancar obras en este año.

Anabell Ávalos mostró independencia para designar a su equipo de trabajo y ahora debe demostrar que pese a los obstáculos está en condiciones de hacer un gobierno diferente.