[xyz_lbx_default_code]

Archiv para enero, 2017

Armonía legislativa con tintes electorales

.

En el Congreso del estado todo marcha sobre ruedas y hoy lo que prevalece es la camaradería ente los diputados locales. Todos hablan de lograr consensos y dejar las confrontaciones que impiden el trabajo legislativo, lo cual es poco creíble porque en realidad una gran parte de los legisladores empezarán su campaña para buscar un cargo más.

hectorortiz
Será difícil que la actual legislatura transite al terrrenos de los hostilidades y descalificaciones, pues sus integrantes saben que 20 meses son insuficientes para llevar a cabo cambios trascendentes en las leyes o en la fiscalización de los recursos públicos.

Desde ahora, los actuales legisladores locales tienen la mira en las elecciones del 2018 ya sea para buscar una diputación federal o el Senado o en el peor de los casos optar por la reelección para un periodo de tres años.

El reparto de las comisiones ordinarias fue un proceso de mero trámite que se vio frenado en algunos momentos por la disputa que se dio por la Comisión de Finanzas y Fiscalización que al final logró el perredista Alberto Amaro Corona, quien derrotó al «Huicho Domínguez» de la actual legislatura mejor conocido como José Martín Rivera Barrios, un ex alcalde y ex tesorero con uñas muy largas.

Como era de esperarse, el PRI se quedó con siete comisiones, el PRD controlará cinco y el PAN apenas si sumó tres para su causa. Las otras nueve comisiones fueron repartidas entre el PT, PS, PVEM y Panal, pues el PAC con Héctor Ortiz Ortiz decidió evadir cualquier responsabilidad que implique algún trabajo extra y mayor presencia en las instalaciones del Congreso de estado.

Y aunque ayer hubo diputados que intentaron mostrarse como opositores al gobierno del priista Marco Antonio Mena Rodríguez al señalar que la terna para procurador de Justicia será revisada y analizada, lo cierto es que el martes o jueves próximo la sometarán a votación y terminarán avalando al ex presidente del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala, Tito Cervantes Zepeda.

Los diputados evitarán los roces y un desgaste innecesario que implique una mala imagen ante la opinión pública. El coordinador del PRD en el Congreso local Alberto Amaro ya obtuvo lo que quería, por lo que sin descuidar su labor iniciará los amarres que le permitan verse como abanderado del sol azteca para el Senado de la República.

Mariano González Aguirre hará lo propio y buscará brincar al Congeso de la Unión para seguir en la construcción de su proyecto ya sin la sombra de su papá el ex gobernador de Tlaxcala, en tanto que Héctor Ortiz recurrirá a una mayor exposición mediática para esperar invitaciones a participar en los comicios del 2018.

Otro priísta que refozará su trabajo y alianzas para convertirse en legislador federal es Enrique Padilla Sánchez, así como Sandra Corona Padilla que representa los intereses del Panal y la hoy expriísta convertida en neopanista Guadalupe Sánchez Santiago, hija del ex mandatario Emilio Sánchez Piedras.

Los primeros quince días de las nuevas autoridades

Con apenas dos semanas en sus cargos, es difícil evaluar el desempeño de las nuevas autoridades estatales, sin embargo ya existen algunas preguntas que no han tenido respuestas.

Por ejemplo si los funcionarios estatales que dijeron tener ciertos estudios en verdad pueden acreditarlos o simplemente incurrieron en una mentira para lograr un puesto en la administración de Marco Mena.

Estamos hablando de la titular de Finanzas, Alejandra María Marisela Nande Islas, de Efraín Flores Hernández que está a cargo de la Coordinación de Ecología, así como de Javier Romero Ahuactzi que es el responsable de la Secoduvi.

En la misma situación estarían Lenin Calva Pérez que se hará cargo de la nueva Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana, Luis Álvarez Landa que se desempeña como Oficial Mayor de gobierno, la secretaria particular, Heladia Torres Muñoz y el secretario técnico del gobernador, Carlos Bailón Valencia.

Con estos antecedentes, hay que esperar los nuevos nombramientos del gabinete ampliado, pues sería lamentable que volvieran aparecer licenciados o ingenieros que no lo son porque su título profesional no es ubicado en el Registro Nacional de Profesionistas.

La terna que hundió al pelón con más enemigos

.

Si existia alguna duda de la distancia que Marco Mena puso con su antecesor Mariano González, ésta ya quedó despejada con los nombres que integran la terna de la cual saldrá el próximo procurador de Justicia. Simplemente la propuesta del hacendado para que ese lugar lo ocupara uno de sus incondicionales no avanzó.

imagenmena
Tuvieron que pasar once días para que el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, ratificara que su gobierno si dejará de lado las pugnas de grupos políticos y que su administración no cargará con los pleitos de su antecesor.

Al excluir a Hugo René Temoltzin Carreto de la terna que se envió al Congreso del estado para que los diputados designen al próximo procurador de Justicia, el nuevo mandatario cerró la puerta al principal operador de la persecución que se registró en la era de Mariano González Zarur.

Ese ex funcionario se prestó para ser el brazo ejecutor de los odios del hacendado gobernador. Inició procedimientos administrativos como nunca contra colaboradores del ex mandatario y hoy diputado local Héctor Ortiz Ortiz.

La lista es enorme y hay algunos que pueden presumir más de quince procesos sancionatorios que nunca se pudieron concretar pese a la mala leche con que se llevaron a cabo.

Su ambición era tanta y sus ganas de quedar bien con su jefe le llevaron a cometer errores que hoy los empieza a pagar. La salida de Joaquín Cisneros Fernández del Patronato de la Feria fue provocada por sus intrigas y el cuento de que el ex senador desviaba recursos millonariosa para financiar grandes comilonas.

Ante tales chismes que motivaron una auditoría, Cisneros Fernández decidió dejar su cargo y romper con Mariano González. Unos meses más tarde Joaquín apareció como uno de los principales operadores y consejeros del candidato del PRI al gobierno del estado y que hoy ejerce el poder en Tlaxcala.

Aunque ese funcionario nunca estuvo en el principal círculo de colaboadores de Mariano González, lo cierto es que el ex mandatario si intentó influir para que fuera reubicado por Mena Rodríguez en la procuraduría, posición que él mismo se dedicó a buscar bajo el falaz argumento que desde ahí cuidaría las espaldas de su amo el hacendado.

A cambio de sus servicios porriles, el gobernador permitió al soberbio e intolerante abogado egresado de la UAT y que se hizo cargo de la Contraloría del Ejecutivo, acumular cierta riqueza que le permitiera vivir comodamente por unos años.

Para nadie es un secreto que se convirtió en proveedor del gobierno del estado y que su tren de vida cambio en tan sólo seis años, así como también benefició a sus hermanos dentro de la administración pública.

Vaya le fue tan bien que incluso dicen que financiaba vacaciones a ciertos proveedores que le ayudaban en los jugosos negocios hechos con dinero público.

No cabe duda que ese pelón fue víctima de la civilidad democrática que se comprometió a llevar a cabo el gobernador Marco Mena.

Sobre la terna que se dio a conocer anoche para conocer quien será el próximo procurador de Justicia en el estado, creo que el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia, Tito Cervantes Zepeda lleva mano sobre la juez penal Marisol Barba Pérez y el abogado Marcelino Flores Rojas.

Se espera que los diputados locales den trámite a la propuesta para que en los próximos días la sometan a votación y se conozca el nombre del abogado que llegará a ocupar el puesto que por fin dejará la peor funcionaria marianista Alicia Fragoso Sánchez.

Los diputados sólo esperan la instrucción para salir a votar, pues ya saben que el gobernador Marco Mena ya autorizó una partida de 25 millones de pesos para remodelar el Congreso del estado y las oficinas, de ahí que los legisladores no tendrán que molestarse en gastar dinero para esas obras.

Un pillo tras la Comisión de Finanzas y Fiscalización

.

Estos días serán claves para definir a los titulares de las áreas operativas del Congreso del estado. Las negociaciones van muy avanzadas y lo que mantiene el freno es la presidencia de la Comisión de Finanzas y Fiscalización que tanto el PRI como el PRD buscan presidir. La moneda está en el aire y cualquiera podría quedarse con esa responsabilidad.

ignorante
Los finalistas para pelar la tan codiciada Comisión de Finanzas y Fiscalización de Congreso del estado son el voraz diputado hoy convertido en priísta José Martín Rivera Barrios y el legislador del PRD, Alberto Amaro Corona.

Desde hace unos días los diputados mantienen una intensa negociación que ha llegado a ciertos acuerdos que consisten en entregar al PRI la Secretaría Administrativa, al PAN la Dirección Jurídica que controló desde la pasada legislatura, mientras que el PRD estaría en posición de ceder la Dirección Parlamentaria a cambio de lograr la mencionada comisión.

Aunque al PRI comandado por Mariano González Aguirre no le desagradó la propuesta, en los hechos impulsa al ex presidente municipal de Terrenate para llegar a la Comisión de Finanzas y Fiscalización que hasta hace unos días controlaba el PAN.

Sí, hablamos del mismo que siendo edil de Terrenate usó la banda presidencial para dar el Grito de Independencia, lo que sin duda lo hizo ver como un ignorante de la ley y un soberbio.

Lo malo para el PRI y sus aliados, es que promueven a un personaje que solo cree en La Santa Muerte, pues es un tipo acostumbrado a acumular riqueza a costa de lo que sea. Cuando se desempeñó como tesorero en los ayuntamientos de Xaloztoc y Panotla financiaba con recursos públicos las parradas de los alcaldes para mantenerlos embrutecidos y así poder hacer los negocios que le permitieron dejar la medianía para ubicarse hoy en día como uno de los hombres millonarios de Tlaxcala.

Sin ser priísta o panista, aprendió muy rápido las mañas para hacer negocios a costa del erario, de ahí que un día se hartó de ser subordinado y decidió emigrar al PAC para alcanzar la presidencia municipal de Terrenate. Con dinero disponible se dedicó a buscar a diputados federales para lograr presupuestos millonarios para diferentes obras en uno de los municipios más alejados del estado.

Sólo hay que ver la cantidad de recursos públicos que se invirtieron en los últimos tres años en Terrenate y verá que la llegada de tanto dinero público fue atípica, la cual sólo se explica por los pagos anticipados de las comisiones que piden los diputados federales para etiquetar fondos.

La lujosa residencia que José Martín Rivera se construyó cerca de Apizaco y el crecimiento de su empresa constructora son la mejor prueba que en los últimos diez años han sido de bonanza para ese ambicioso diputado local. Estoy seguro que no existe correlación entre los ingresos fiscales que ha reportado Rivera Barrios con los bienes y riqueza que hoy presume.

Entregar la Comisión de Finanzas y Fiscalización a un insaciable como Rivera Barrios sería un error, porque no lo dude ni tantito que en los 19 meses y días que le quedan como legislador buscará obtener dividendos a cambio de ofrecer impunidad a los nuevos presidentes municipales.

Su llegada sería una pésima señal para iniciar la construcción en Tlaxcala del nuevo sistema anticorrupción que se deberá poner en marcha antes del 2018, pues nadie va a creer que el Congreso del estado está interesado en evitar esas prácticas cuando permite que un legislador con una reputación tan cuestionada sea el responsable de vigilar la correcta aplicación de los presupuestos.

No dude que Alberto Amaro podría lograr la tan peleada comisión, sobre todo porque el PRI y sus aliados se equivocaron en la propuesta que hicieron.

Y ya que hablamos de cambios, donde también se podría llevar a cabo una rotación de responsabilidades es en el Tribunal Superior de Justicia. Se habla que Elías Cortés Roa podría dejar la Sala Administrativa para asumir el control de la Sala Familiar que hace unos días fue asignada a la nueva magistrada Maricruz Cortés Ornelas.

La intención es que Maricruz Cortés se desempeñe en un área que domina más y sea otro quien resuelva los casos de la Sala Familiar.

Declaraciones buenas, malas y un discurso estrambótico

.

Son contados los funcionarios del nuevo gobierno que se ven trabajando en sus áreas de responsabilidad. Unos han optado por dibujar sus planes y estrategias, mientras que otros prefieren el bajo perfil para simular que laboran cuando en realidad sólo están en espera de las indicaciones a seguir.

gabinete_protesta_etlaxcala

Con muy pocos días en su nueva encomienda, desde ahora ya se empieza a dibujar que funcionarios designados por el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, pintan para dar resultados, pues hay otros que al parecer sólo llegaron para llenar una posición más sin aportar nada.

El sentir de un sector de la sociedad tlaxcalteca es que el nuevo gobierno estatal no termina de arrancar y que se encuentra pasmado por los acontecimientos derivados del gasolinazo que generó un enorme malestar ciudadano.

De los funcionarios que operan y que se percibe buscan entregar resultados a su jefe apunte al secretario de Gobierno, Florentino Domínguez Ordoñez, quien logró sentar a empresarios y representantes de la Iglesia que ayer ofrecieron una conferencia de prensa para satanizar los actos vandálicos que se realizan en las protestas por el alza del precio de los combustibles.

Los ilusos empresarios y líderes católicos terminaron por avalar el gasolinazo y por defender tibiamente la medida impuesta por el gobierno de Enrique Peña Nieto, pues al tiempo que criticaban los cierres carreteros anunciaban el aumento a las tarifas del transporte que ofrece el consorcio ATHA.

Otro funcionario que se muestra capaz es Hervé Hurtado Ruiz, titular de la Comisión Estatal de Seguridad, quien habla de realizar una reestructura interna de la dependencia y crear unidades de investigación especializadas en delitos, así como una división de tecnología en la policía estatal.

En una entrevista publicada por el periódico La Jornada de Oriente, el responsable de la seguridad reconoce que en este año no se cumplirán las metas establecidas por su dependencia porque los recursos para el combate a la inseguridad ya fueron etiquetados.

Hurtado Ruiz ya tiene un diagnóstico y acepta que para dar resultados será indispensable otorgar las herramientas y armas necesarias para que los elementos de seguridad pública de la entidad hagan su trabajo con eficiencia.

En varias ocasiones advertimos en este espacio que la Policía Estatal carecía de áreas de inteligencia para enfrentar al crimen en Tlaxcala, situación que pronto podría quedar subsanada por Hervé Hurtado.

Y si no me cree cheque la declaración que hizo al mencionado periódico:

“Hoy por hoy traigo muy buenos deseos, estoy haciendo el proyecto de ver si encajo en la infraestructura, pero deseo establecer unidades específicas, que las unidades de investigación estén clasificadas por delitos, que haya una unidad especializada en robos, sin meternos, por supuesto, a un tema de investigación de tipo procesal, como lo hace la Procuraduría General de Justicia del Estado”.

Un funcionario que de plano se muestra débil y sin autoridad es el nuevo responsable de la Secretaría de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda.

El académico está muy lejos de demostrar que la educación será una de las prioridades del gobierno de Marco Mena, sobre todo cuando en su primera aparición oficial nos receta un discurso tan pobre y común como el señalar que “una sociedad con mejor educación entiende que la violencia no es la primera opción para la solución de conflictos”.

No cabe duda que el funcionario se rompió la cabeza para pronunciar tan profunda frase que provocó risas entre los asistentes al evento del inicio formal de actividades de la USET.

Lejos de plantear los lineamientos que llevaría a cabo para mejorar la educación en Tlaxcala, Manuel Camacho se limitó a decir que “la comunicación será la constante para mantener informada a la comunidad, pues la educación es uno de los sectores más importantes de la sociedad, por lo que hizo un llamado a los docentes a trabajar juntos para hacer más amable y humana la realidad que se vive actualmente”.

Lo bueno que la educación forma parte del triángulo de prioridades del nuevo gobierno, porque si no imagínese de qué estaríamos hablando en este momento.

Un discurso lleno de mentiras e hipocresías fue el que pronunció ayer la presidenta de Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Elsa Cordero Martínez, quien dice que ahora si tienen la capacidad y el compromiso para fortalecer a la institución de manera objetiva, imparcial y transparente, sólo por el simple hecho de que ya empezaron a utilizar las instalaciones de la Ciudad Judicial.

Su ego es tan grande como el enojo que sufren las mujeres que son engañadas por sus maridos y desde ahora la magistrada se siente como “un factor indispensable para contribuir a la paz, estabilidad y desarrollo de la entidad”.

Sin duda el discurso estrambótico de la diminuta abogada más que generarle simpatías le provoca rechazo porque su postura ante la problemática actual del país es tan absurda y demagógica que sólo le creen sus aduladores.

Y si no vea este párrafo

“En momentos como este cuando es tan notorio el descontento social en nuestra nación, en el que a través de los medios de comunicación y las redes sociales encontramos exponencialmente reclamos públicos y malestar generalizado, cuando la prudencia parece desvanecerse y el descontrol hacerse presente, es justo cuando las instituciones debemos mostrar nuestras fortalezas y transformarnos”.

El cinismo de Elsa Cordero es un insulto, pero en fin hay que entenderla, pues una mujer que vive en el engaño.

Las expulsiones panistas que sólo vieron Dávila y Carreón

.

En los próximos días se tendrá que conocer si prospero o no la queja que presentaron algunos panistas en contra de los resultados de la asamblea estatal. La Comisión Jurisdiccional del CEN del PAN tendrá que emitir un fallo que de ser contrario a los intereses de los inconformes el caso será llevado al TEPJF.

pan 9

La guerra intestina que se vive al interior del Partido Acción Nacional en Tlaxcala pronto tendrá un nuevo episodio, cuando el grupo de la senadora Adriana Dávila Fernández y Carlos Carreón Mejía compruebe que su circo en torno a la expulsión de más de 180 panistas fue tan malo que no logrará ni siquiera mandar al carajo a un solo militante.

Los procesos que se siguen a panistas como Aurora Aguilar, Claudia Pérez y Enrique Tamayo, sólo por mencionar algunos nombres, carecen de sustancia legal y aunque prosperen en internamente en el partido, es muy probable que se queden sin efecto en los tribunales porque nadie en su sano juicio puede expulsar a un militante sólo por compartir notas o comentarios de la red social de Facebook.

Cuando Adriana Dávila y el líder de PAN en Tlaxcala, Carlos Carreón, se quejaban de traición al partido y a la ex candidata al gobierno de estado, uno pensaba que había elementos serios para pedir la expulsión de ciertos panistas, pero cuando uno comprueba que se trata de pruebas tan banales llega a la conclusión que ese partido está en manos de personajes tan limitados que no ven más allá de sus odios y traumas.

El único panista que incurrió en una falta real fue el ex líder del partido Sergio González, quien en los pasados comicios locales optó por apoyar y operar a favor de la candidata del PRD al gobierno del estado, Lorena Cuéllar. El ex aliado de Adolfo Escobar sabía su pecado y antes de lo que corrieran presentó su renuncia al PAN.

Dudo que haya otro panista con motivos justificados para que se concrete su expulsión, por lo que el grupo de Dávila y Carreón están muy cerca de hacer un nuevo ridículo al no poder llevar a cabo la limpia de “malos panistas” que según ellos fueron los responsables de que el PAN no alcanzara la gubernatura de Tlaxcala en las elecciones del año pasado.

Otro asunto que en breve también se resolverá, es el de los resultados de la pasada asamblea estatal del PAN celebrada el pasado 4 de diciembre en que fueron electos consejeros estatales y nacionales.

La Comisión Jurisdiccional del CEN del PAN no ha emitido un fallo sobre la impugnación que varios panistas presentaron en torno a esa asamblea, en la cual se permitieron múltiples anomalías que terminaron con un fraude hacia la militancia.

El 22 de enero se instalará el Consejo Nacional del PAN, pero para que eso se formalice es necesario que se resuelva el caso de Tlaxcala, donde no sólo existe la queja sobre la asamblea estatal, sino también en contra de la asamblea municipal que se llevó a cabo en Chiautempan.

Sobre la segunda asamblea las autoridades electorales ya solicitaron información, pues no entienden como la enviada de la dirigencia estatal Clara Torres suspende la misma pero resulta que fueron electos 27 delegados que pudieron tener voto en la asamblea estatal.

El grupo de panistas que exige legalidad en su partido está listo para recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para echar abajo la asamblea estatal, por lo que no dude que las diferencias internas se agudizarán en los próximos días.

La judicialización de los procesos internos del PAN llegó para quedarse: Nunca antes se habían presentado tantas impugnaciones legales pues existen conflictos legales en Veracruz, Oaxaca, Colima y Tlaxcala.

 

 

La soberbia marianista que se niega a morir

.

Tlaxcala puede ser víctima de saqueos en sus tiendas comerciales si es que prosperan los llamados que desde este día se estan haciendo a través de las redes sociales para llevar a cabo esa acción ilícita que se pretende escudar en la protesta nacional que existe por el gasolinazo que nos regaló Peña Nieto y el PRI.

gasolinazo

En la nueva administración estatal que encabeza Marco Antonio Mena Rodríguez hay marianistas que se niegan al cambio, por lo que utilizan su posición de poder para amedentrar a sevidores públicos que llevaron a cabo un examen y un procedimiento público para lograr su puesto dentro del gobierno.

La aún titular del Registro Civil en el estado, Rosa Isela Langle Hernández, representa en el nuevo gobierno el excesos y la soberbia que caracterizó al marianismo, pues sin existir una causa justificada la funcionaria solicitó a todos los oficiales de esa dependencia que laboran en las 60 presidencias municipales su renuncia.

No dio ninguna explicación y sólo hizo llegar la instrucción con el cuento de que era una orden del gobernador Marco Antonio Mena. Es obvio que Langle Hernández intenta pasarse de lista porque ella mejor que nadie sabe que la idea de concursar las plazas de los oficiales del Registro Civil que operan en los ayuntamientos forma parte de un esfuerzo nacional de profesionalización de esos empleados a fin de evitar improvisaciones y malos movimientos.

En la pasada administración que encabezó Mariano González Zarur se abrió un proceso público que contó con un examen general de conocimientos para encontrar a los mejores perfiles para esos cargos. Desde ese momento quedó claro que los oficiales del Registro Civil son servidores públicos por selección profesional no por designación y su cambio sólo procede por causa justificada.

La intolerancia de Rosa Isela Langle es tal que algunos oficiales ya les están quitando la clave el acceso al sistema de cómputo estatal que permite la inscripción de nacimientos y defunciones, así como la expedición de copias certificadas. Su torpe decisión va en detrimento de la población que empieza a mostrar su molestia por no poder llevar a cabo esos trámites.

A otros oficiales del Registro Civil ya no les están dotando de firmas valoradas para hacer su trabajo y a otros no les proporcionaron las computadoras que fueron compradas al final del gobierno marianista y que supuestamente entregó el oficial mayor Ubaldo Velasco, quien apareció en fotografías difundidas por los medios de comunicación repartiendo esos equipos.

Dicen que detrás del acoso a los oficiales del Registro Civil existe un interés de Rosa Isela Langle de negociar esas posiciones con los nuevos presidentes municipales, a quienes se les estaría vendiendo la idea de lograr un cambio en esa posición si estan dispuestos a entregar ciertos estímulos monetarios.

Existe un programa nacional de modernización integral del Registro Civil del que Tlaxcala es parte porque ha firmado convenios de colaboración y ha recibido dinero público para tal propósito, por lo que esa renuncia masiva se traduciría en un fraude a la ley, además de que se desperdiciarían recursos y se contrariaría las intenciones de lograr su profesionalización.

Los que conocen al gobernador Marco Antonio Mena aseguran que esa medida unilateral de Rosa Isela Langle no prosperará, sin embargo será cuestión de días para saber sien ese caso se impuso la soberbia marianista o prevalecerá la gobernanza moderna que ofreció el nuevo mandatario de Tlaxcala.

Llamados a saquear

Aunque Tlaxcala no ha escapado de las protestas por el gasolinazo que nos regaló el presidente Enrique Peña Nieto al inicio de este año, éstas se han traducido en cierres de carreteras y en algunas marchas, sin que se haya caído en los excesos registrados en otros estados donde el saqueo de comercios es la constante.

Ayer, la ciudad de Puebla enfrentó una serie de saqueos que los elementos de la policía no pudieron frenar. La convocatoria para llevar a cabo esas acciones se realizó a través de las redes sociales, que ya comprobabos tuvo éxito.

En Tlaxcala han empezado a circular llamados en esos espacios para realizar saqueos. Citan este viernes a las cuatro de la tarde en el centro de la capital. Ojalá ese llamado no prospere y las autoridades estatales y municipales implementen un operativo que garantice la seguridad de las tiendas comerciales y de los ciudadanos.

El gobernador Marco Mena y la presidenta municipal Anabell Ávalos deberán coordinarse para evitar que Tlaxcala forme parte de la lista donde se concrretaron saqueos.

Una ley y diferentes criterios para aplicarla

.

Dicen que los nombres de los tres abogados que formarán parte de la terna que será enviada al Congreso del estado para que sea designado el nuevo procurador ya están en el escritorio del gobernador Marco Antonio Mena, quien en breve podría darle su visto bueno para llevar a cabo un cambio en esa dependencia.

caricatura Mariano Gonzalez Zarur peluquero Hector Ortiz Ortiz

La muerte del notario número 1 de Tlaxcala, Luis Macías, registrada el día de ayer evidenciará en breve como en Tlaxcala tanto el gobenador panista Héctor Ortiz Ortiz como el mandatario priísta Mariano González Zarur violentaron la ley que regula la actividades de los fededatarios públicos.

El mencionado notario que recibió su patente en el gobierno de Tulio Hernández trabajaba normalmente hasta que en el sexenio de Héctor Ortiz sufrió un lamentable accidente cuando montaba un caballo que lo dejó en coma por una temporada e imposibilitado para ejercer la función.

Sin embargo, el mandatario panista cedió a la súplica de la hija del fededatario, quien por cierto ya despachaba en otra notaria, Maria Elena Macías, para mantener abierta la oficina de su padre a través de su hermano Martín Macías Pérez, quien como auxiliar y sin cumplir con los requisitos de ley empezó a fungir como notario.

Unos meses después y casi al final de su administración, Héctor Ortiz nombró a 16 nuevos notarios públicos que cumplieron con las normales legales y el procedimiento, hecho que al gobernador Mariano González no le gustó y desde el inició de su gestión en enero del 2011 empezó un millonario proceso para cancelar las patentes, porque según él su antecesor violó el estado de derecho.

El iracundo Mariano González torció la ley y recurrió al dinero público como gran aliado para sumar a su causa a magistrados federales que al final le concedieron la cancelación de las notarías, medida que fue combatida legalmente al grado que los fededatarios están a punto de recobrar sus patentes.

La exhaustividad que exigió el hacendado en el caso de los ortinotarios no se aplicó al hijo de Luis Macías, quien pese a no cumplir con la ley siguió funguiendo como auxiliar de la notaría número 1 de Tlaxcala sin que nadie lo molestara.

Los funcionarios del machigobierno sabían que Martín Macías no cumplía con los requisitos para llevar a cabo esa función, pues incluso elaboraron un expediente para documentar ese caso en específico.

El notario Luis Macías estaba siendo velado ayer por la noche en Puebla en una de las capillas de Valle de los Ángeles. Al ya no vivir el titular de la notaría número 1 de Tlaxcala, el gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez deberá ordenar su cierre hasta que se nombre a un nuevo responsable, porque legalmente es imposible que Martín Macías siga despachando como fededatario.

La suspensión de actividades de la oficina de Luis Macías será la segunda que permanezca sin operar hasta que tenga nuevo responsable, tal y como ha sucedido con la notaría número 1 de Zacatelco que estuvo a cargo de Toribio Moreno.

El caso de los notarios de Tlaxcala está en la mesa del nuevo gobernador Marco Antonio Mena que deberá tomar decisiones y ponerle punto final a un pleito que sólo ha generado una desgastante confrontación.

La terna para la Procuraduría

Dicen que el gobernador Mena Rodríguez está más que interesado en agilizar el relevo de la actual procuradora Alicia Fragoso Sánchez, quien en pocos días dejará esa dependencia que es considerada como la mas improductiva del sexenio que ya se fue.

Los nombres de los probables abogados que integren la terna ya circulan y aunque parezca chiste incluye a Hugo René Temoltzin Carreto, con un pasado oscuro en su época de estudiante de derecho de la UAT, también se menciona al ex presidente del TSJE, Tito Cervantes y al ex magistrado Ramón Rafael Rodríguez.

Insisto, son nombres que han empezado a circular en los círculos de poder. En lo personal creo que dos de los que se mencionan tienen alguna posibilidad de llegar a la Procuradurría General del Justicia del Estado donde urge un funcionario que tenga capacidad y sobre todo ganas de hacer su trabajo.

La arrogancia marianista se quedó sin nada

.

Nunca faltan los traidores y el equipo del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ya es desacreditado por aquellos que no se vieron favorecidos con un nombramiento en el nuevo gabinete. Sólo ellos pensaban que tenían el derecho de seguir en la nómina dorada para mantener sus lujos y excesos.

2

Despojados de sus trajes de soberbia y su mirada de perdona vidas, los principales funcionarios que sirvieron al marianismo han desaparecido de la vida pública y han optado por llevar una serie de grillas de una forma tenebrosa para desacreditar al nuevo gobernador Marco Antonio Mena Rodíguez.

Fueron los propios marianistas los encargados de difundir que tendrían presencia en el gobierno de Mena Rodríguez, porque según sus ellos fueron los operadores claves al interior de la estructura del gobierno para garantizar el triunfo del candidato de Mariano González Zarur.

Ernesto Ordoñez Carrera, ex secretario de Gobierno soñaba con convertirse en el titular de la SEP en Tlaxcala, mientras que Hugo René Temoltzin Carreto se veía como responsable de la Procuraduría General de Justicia en el Estado y Juan Antonio González Necoechea se promocionó para llegar a la Coracyt. Su ego tan inflado como su voluminoso cuerpo lo tenía convertido en uno de los principales promotores de Marco Mena en las redes sociales, pero tan luego se vio excluído del gabinete dejó de escribir en el Facebook.

Otro pesonaje que perdió el piso porque se sentía arropado por el marianismo y el ególatra diputado federal Ricardo García Portilla es Teodardo Muñoz, quien no pudo lograr su sueño de despachar como secretario de Gobierno de Marco Antonio Mena.

Una vez que se dieron a conocer los nombramientos principales del gabinete, los celulares de ciertos operadores que trabajaron para el PRI en los pasados comicios locales empezaron a sonar para ser invitados a una reunión que en algunos casos se llevó a cabo entre el viernes y sábado pasado.

«El discurso en todos los casos fue similiar. Marco Mena y su hermano Fabricio Mena no van a cumplir acuerdos. Si no te han llamado quiere decir que no tendrás los espacios que te ofrecieron. Si no le cumplieron a Mariano González difícilmente te van a hacer efectiva la oferta que recibiste».

«Recuerda que en la campaña y después del triunfo Marco Mena se comprometio a gobernar con tlaxc altecas, pero no es así porque en salud impuso a un hidalguense, en la oficialia mayor a un chilango, en seguridad a una persona de Campeche. Además incorporó a la contraloría del ejecutivo a María Maricela Escobar Sánchez que no hizo nada durante la campaña», dicen los convocantes a la reunión.

Créame que más de cincuenta que recibieron esa terapia dieron por cierta las intrigas de los ex funcionarios marianistas y lejos de buscar a un interlocutor autorizado con Marco Mena han empezado a correr el rumor de que el nuevo mandatario no cumple su palabra, tal y como lo hizo Mariano González cuando asumió la gubernatura de Tlaxcala en los primeros días del 2011.

Hay quienes aún no entienden que falta por llevar cambios en otras áreas del gobierno del estado, de ahí que aún vendrán relevos que implicará la incorporación de nuevos personajes que aún no han recibido la llamada que esperaban en diciembre.

Y ya que hablamos de grillas, la columna Templo Mayor que publica el periódico Reforma dejó en claro ayer que el oriundo de Hidalgo Alberto Jongitud Falcón llegó a la secretaría de Salud por recomendación del actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Al parecer el gobernador de Tlaxcala Marco Mena ya tiene candidato para para la presidencia de México.

Mensajes, mensajes y más mensajes

.

Hoy es común escuchar frases de rendición de cuentas, cero tolerancia a la corrupción, goernanza moderna, gobierno de coalición y otras más, pero en realidad se harán realidad o forman parte de un discurso que sólo busca envolver a los ciudadanos con la promesa de que ahora si habrá un cambio.

cari tlax

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y la presidenta municipal Anabell Ávalos Zempoalteca han sido las dos figuras públicas que más han concentrado la atención en el relevo de las autoridades en Tlaxcala.

Mena Rodríguez defendió ante un medio nacional los nombramientos que hizo de los miembros de su gabinete y mencionó que el suyo es un gobierno de coalición.

De esa forma, el mandatario de Tlaxcala aceptó tácitamente que la incorporación de algunos funcionarios fue un reparto de cuotas a los partidos que lo nominaron como candidato a la gubernatura, pero aclaró que el trabajo de su gobierno tendrá que centrarse en resolver necesidades y no en atender a los ciudadanos con argumentos políticos con miras a lograr beneficios electorales.

El mensaje que pasó desapercibido para la mayoría, fue recibido puntualmente por los funcionarios de primer nivel del gobierno estatal, ya que algunos ya se visualizaban como probables candidatos a senadores o diputados federales para los comicios de 2018.

Es pocas palabras, Marco Antonio Mena envió una señal de que a nadie se le permitirá el uso de su posición para promocionar su imagen con miras a una candidatura.

Unas horas más tarde, Marco Antonio Mena lanzó una nueva advertencia a su equipo de colaboradores. Todos estarán obligados a presentar sus declaraciones patrimoniales, de conflicto de intereses y fiscal, pues el que no lo haga tendrá que renunciar a su cargo.

Y fue más allá, esas declaraciones se harán públicas y estarán disponibles para que pueda ser consultada por los ciudadanos y los medios de comunicación.

Lo malo es que esa decisión no incluirá a los verdaderos operadores financieros del nuevo gobierno y que trabajan en lo oscurito, como es el caso de Fabricio Mena Rodríguez que será el responsable de imponer proveedores sin que nadie cuestione nada, por eso decidió dejar a sus lacayos a Alejandra Nande Islas como titular de la secretaría de Finanzas y a Francisco Javier Romero Ahuactzi en la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda.

Un mensaje más de ese acto oficial, fue que el Congreso del estado estará a las órdenes del gobernador que sin haber enviado la reforma para modificar la estructura de orgánica de la administración estatal ya rindieron protesta como funcionarios Roberto Núñez Baelón como secretario de Turismo y Lenin Calva Pérez como titular de la Secretaría de Políticas Públicas y Participación Ciudadana, dependencias que aún no existen legalmente.

Anabell y sus obstáculos

Anabell Ávalos apostó por experiencia, pluralidad y juventud. Sabe que su administración estará bajo el escrutinio del gobierno del estado, de ahí que no permitirá errores en su equipo de trabajo porque éstos serán utilizados para desacreditarla.

La relación de Mena y Ávalos es de respeto y ahí se quedará. El gobernador ni siquiera envió a un representante al evento donde la alcaldesa de la capital rindió protesta.

Pese a que fue la priista que recuperó para el PRI el ayuntamiento de Tlaxcala, Anabell no será la coordinadora de los presidentes municipales del tricolor en Tlaxcala, lo que demostrará que Mena mantendrá el odio que el ex gobernador Mariano González Zarur le tenía a la ex delegada de la Sedesol.

Al presentar a su equipo de trabajo, la presidenta municipal confirmó que buscará concluir su periodo para el que fue electa y que no tiene aspiraciones para participar en las elecciones del 2018, tan es así que decidió nombrar a su suplente Mildred Vergara como directora del DIF Municipal, una posición clave en la atención de los grupos vulnerables de Tlaxcala.

La presidenta municipal también fue castigada por los tres diputados federales del PRI que no le autorizaron ni un peso para arrancar obras en este año.

Anabell Ávalos mostró independencia para designar a su equipo de trabajo y ahora debe demostrar que pese a los obstáculos está en condiciones de hacer un gobierno diferente.

Una repartición de cuotas fue el gabinete de Mena

.

El gabinete y el discurso de Marco Antonio Mena Rodríguez no fueron lo esperado. El nuevo gobernador tendrá que mostrar mayor oficio para tratar de entregar buenas cuentas y el tiempo puede ser un factor que juegue en su conta porque su administración no es de seis años, sino de cuatro años y ocho meses que ya empezarón a correr.

marcomena

El gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez optó más por establecer un sistema de cuotas para asignar los lugares en el gabinete que en buscar los perfiles adecuados para ofrecer una administración diferente.

Al gobierno federal se le abrieron los espacios en la Comisión Estatal de Seguridad Pública con Hervé Hurtado Ruiz nacido en Campeche y en la Secretaría de Salud con Alberto Jongitud Falcón, un médico cuyo origen se encuentra en Hidalgo y que es ubicado como un funcionario especial que se siente de otro nivel.

Al ex mandatario Mariano González Zarur y a su hijo el hoy diputado local Mariano González Aguirre se les asignó la Oficialia Mayor de Gobierno a través del mapache electoral de nombre Luis Álvarez Landa, quien llegó a operar a Tlaxcala al lado de Mario Armando Mendoza, un michoacano que ejerció poder en los primeros años de la pasada administración.

A los González también se les atribuye la llegada del ex alcalde de Apizaco Jorge Luis Vázquez Rodríguez a la Secretaría de Desarrollo Económico. También se dice que logró ubicar a José Luis Ramírez Conde en la Secretaría de Fomento Agropecuario.

Marco Mena incluyó a su hermano Frabricio Mena Rodríguez en el reparto de las cuotas de poder. Ese personaje a través de títeres controlará la Secretaría de Finanzas con Alejandra Nande Islas, mujer que siempre ha sido su chalana y cuya especialidad es llevar doble contabilidad. La otra posición es la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda que recayó en Francisco Javier Romero Ahuactzi, un personaje tran gris como el cemento tolteca.

Joaquín Cisneros Fernández también tuvo su cuota y pudo incrustar a Calos Bailón Valencia en la Secretaría Técnica del Gobernador, instancia que hasta el momento nadie sabe a qué se dedicará concretamente.

Al Panal le tocó la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana que será encabezada por el licenciado en Educación Física Lennin Calva Pérez. Al PRD le alcanzó para controlar la Coordinación General de Ecología con Efraín Flores Hernández, quien en el sexenio de Alfonso Sánchez Anaya fue despedido por un problema de faldas. A Movimiento Ciudadano le otorgaron la secretaría particular del Gobernador desde donde despachará Eladia Torres Muñoz.

A Noé Rodríguez Roldán lo premiaron con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Su único mérito aceptar la canidatura de Mena Rodríguez al gobierno de Tlaxcala y acudir a un evento para posar al lado del hoy mandatario.

En todo gabinete siempe hay un amigo del gobernador y por esa razón Manuel Camacho Higareda se convirtió en secretario de Educación Pública de Tlaxcala. Su currículum académico lo avala, pero su falta de experiencia administrativa puede ser un obstáculo para tratar de limpiar la corrupción que prevalece en esa depedencia.

Por resultados y porque su trabajo los recomienda, vemos la llegada de Florentino Domínguez Ordoñez a la secretaría de Gobierno y a Carlos Villanueva Vera que se hará cago de Comuniciación Social y del Coracyt.

Las expectativas que generó el gobernador Marco Antonio Mena fueron altas, pues su trayectoria académica indicaba que buscaría los mejores perfiles para conformar un equipo de trabajo integrado por especialistas, sin embargo los hechos hablan de otra y pareciera que al final optó por un gabinete chiquito que difícilmente hará algo diferente al gobierno de Mariano González.

Ahora entiendo porque en el discursos de su toma de protesta no se comprometió a nada en concreto ni anunció ninguna obra importante. Habló de civilidad democrática y omitió el nombre del ex gobernador panista Héctor Ortiz Ortiz. Se autonombró como el gobernador de la educación y sólo anunció la creación de un instituto para la profesionalización de magisterio.

El nuevo mandatario se comprometió a construir un gobierno que pase de la gobernabilidad típica a una gobernanza moderna, lo cual resulta una quimera porque estamos muy lejos de tener los indicadores y el desarrollo de los países europeos para hacer realidad esa novedosa forma de gobernar.

Los González y los Torre

Dos momentos llamaron la atención durante la ceremonia oficial donde Marco Antonio Mena rindió protesta como gobernado. El primero fue previo al evento, pues el diputado Mariano González Aguirre cambio en más de tres ocasiones los lugares asignados a los legisladores locales, pues simplemente no encontraba la posición ideal para brillar.

Después de varias puebas, el bisoño legislador preguntó donde se pararía el gobernador para pronunciar su discurso. Una vez que recibió la información ordenó que su lugar fuera ubicado atrás para salir a cuadro con Mena Rodíguez, porque según él la gente lo debe relacionar con el nuevo gobernador.

Ya en la ceremonia, el llanto incontrolable de Mariana González Foullón, hija de ex mandatario y delegada de la Sedesol fue excesivo y hasta ridículo. La verdad es que no pudo ocultar el dolor que le causó dejar el poder que gozó durante seis años.

Al final, los tres González y la familia de Rafael Torre, dueño de Providencia y el empresario consentido de la pasada administración se fueron a comer al Mesón Taurino, donde nadie los peló.