[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 6 julio, 2016

Siguen las justificaciones no pedidas del INE en Tlaxcala

.

Esta vez se deslinda de los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones… pero si fue el propio INE quien los nombró… ¡Llegó mamá Bonilla a la consejería jurídica!

(etlaxcala) Consejera Juridica Ines Bonilla, Hector Maldonado, Ubaldo Velasco, Nepotismo Tlaxcala Online

En una más de las justificaciones del INE dadas en términos no de espontaneidad sino, de protagonismo mediante el cual, el vocal ejecutivo intenta con poco éxito, alejar cualquier posibilidad de manchar la teoría corporativa de impoluto, ha surgido desde su primer discurso de lisonja en el espejo la incapacidad para aceptar el concepto: casuístico.

Y por el pánico que le ocasiona verse inmerso en el análisis de lo casuístico, su piel se ha hecho demasiado sensible a la crítica, bajo la creencia –supongo- que espantando como moscas a los comentarios no alineados,garantiza llegar diáfano con su jefe Lorenzo Córdova, para entregar cuentas en un legajo más blanco que el alba de Francisco.

Esta vez, Jesús Lule ordenó a su pull desentenderse de los muy independientes y falibles (hay otros adjetivos más acertados) consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), en tanto únicos responsables de los resultados del Programa de Resultados Preliminares.

Con eso el joven Lule ha puesto en su lugar a los morelianos, amiguchos de Mario Armando Mendoza, a quienes nadie llamaba –porque en el ámbito electoral son unos equis- a formular elogios al eficiente, ágil y acertado PREP.

Lule además ha aprovechado el viaje para observar el bajísimo nivel de la nueva ley electoral, producto de lareforma esta ordenada por el señor manchis y ejecutada por diputados perredistas más marianistas que el libanés. No hay, dijo, nivel alguno de coincidencia con la legislación que mueve al INE.

Hechas esas aclaraciones de parte del intolerante Lule, es bueno recordarle que parte de los motivos por los que ha mostrado su lado sensible, es la fiscalización realizada por un corporativo, con otros igual de mañosos que los hoy impolutos e irascibles funcionarios del INE. O sea, entre tahúres bien que se conocen.

Y eso fue lo que pasó con los distraídos sabuesos mandados por Lule a acosar partidos políticos en lo relativo a sus gastos, aunque con sus excepciones. Por ejemplo al PRI que, por 83 por ciento superó el techo permitido por la autoridad electoral. Ya lo decíamos en otra entrega, se tragaron las agendas incompletas, suponiendo que al no estar reportadas ciertas actividades, pues muy sencillo, no serían registradas por nadie.

Que no se sorprendan cuando vean que sus mismos funcionarios se encargaban de proveer información a quienes se dedicaron a vigilar sus actos, muchos de los cuales pecaron de ingenuos pese a la jetatura de pocos amigos con la que solían presentarse a sus jornadas de acoso.

Que el PRD haya pasado por alto a la vocalía ejecutiva en Tlaxcala no ha de ser motivo de una gran recomendación. Y por más esfuerzos para levantar la bandera de la transparencia, al señor Lule y equipo bien que les conocen algunos puntos vulnerables, por eso ha de ser que aquellos amarillos prefirieron ir directamente a sus oficinas centrales.

Pero, como dice el vocal ejecutivo en Tlaxcala, hay que esperar a que todas las instancias agoten sus protocolos para saber si en la fiscalización hubo… digamos generosidad, de parte de la autoridad electoral hacia algún partido (conste, no estamos diciendo que se hayan convertido en rastreros del PRI).

Nueva adquisición en la consejería jurídica

Mariano mueve sus fichas, y envía otro mensaje a sus detractores con el equipo pesado recién adquirido para llenar el hueco dejado por el hoy magistrado Héctor Maldonado Bonilla (el maestro malito de Derecho en la UDLAP) colocando en la consejería jurídica a la mamá de este, María Inés Bonilla Sosa.

Es egresada de Licenciatura en Derecho de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, con la cédula profesional 1645670, generación 1992.

Pero también demuestra que lo poco que le afecta el echar mano de la familia entera de los Maldonado Bonilla, como si se tratara de sus compadres y ahijado para establecer parámetros de conveniencia usando el presupuesto del gobierno de Tlaxcala.

Sienta el precedente que en Tlaxcala nadie protesta si un gobernante como el actual tiene a toda la prole Maldonado en la nómina, siendo que hay así de profesionales del Derecho con ganas de trabajar aunque pertenecientes a otras familias.

Con esa dinámica, al rato vamos a tener al secretario chapis (Napoleón Ordóñez) promoviendo la inclusión de su mamacita para que lo defienda por ejemplo si alguien condena que el canijo chaparrito haya invadido el espectro del Poder Judicial, advirtiendo que el nombramiento de Hectorcito Maldonado no está a discusión.

Otro que también podría pedir la inclusión de su mamacita es por ejemplo Cuau, para que haya alguien con reconocimiento que le facilite alivianar las emociones cada que haga un registro medio chocolate.

O sea, las mamás de los políticos pueden reclamar su correspondiente lugar en este agonizante gobierno… a ver díganme, qué mamacita de funcionario, diputado o candidato, no va a estas contenta con que le hagan lo que a la abogada Inesita Bonilla, gran madre del nuestro nuevo magistrado, un muchacho que había prometido algún día ganar algo como litigante, pero al que la vida le dio la oportunidad de entrarle con todo al poder judicial de Tlaxcala.

Que Lule mire hacia Zacatecas

Por menos de lo que los lorenistas perredistas están denunciando al priísta Marco Mena, en Zacatecas el tribunal electoral local echó abajo el triunfo de la morenista Soledad Luévano, quien sería la primera mujer en gobernar una capital  estatal bajo las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).