[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 27 junio, 2016

Los cuatro liberados por hechos en Zacualpan, ¿delincuentes de Estado?

.

Portaban armas pero no fueron entregados a la PGR; además nadie los denunció. El presunto robo a Morales Alanís… una especie de mensaje de la famiglia

Hugo Gonzalez Alaniz, No Denuncia Robo Casa, Miedo, Intimidado, TET, Tlaxcala OnlineTanto el magistrado del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET), Hugo Morales Alanís, como el alcalde de Zacualpan,Isidro Nopal, se quedaron con sus daños, el primero en la gran obra en construcción donde irrumpieron cuatro maleantes, Rafael Pacheco Millán, Uriel Medel Belo, Michel Picazo, y Raúl Torres López, y el segundo la destrucción del automóvil a su servicio, por una turba convencida que hacía lo correcto al aplicar un castigo ejemplar a estos vulgares maleantes.

Y los presuntos malhechores, detenidos por los pobladores de Zacualpan y por sus agentes de la Policía Municipal obtuvieron ayer domingo su libertad al no haber delito que perseguir.

¿De veras no hubo delito?, ¿ni la portación de armas?

La procuraduría local debió entregar a estos sujetos a la Procuraduría General de la República (PGR), pero actuó con tal velocidad y en domingo, que pareciera haber tenido la consigna de dejar en libertad a esos cuatroporque alguien les habría encargado el trabajo de despojar al magistrado presidente del TET de, ¿algún dinero recibido por algún encargo no cumplido?

Si se trata de una intimidación, tan se logró que ahí tiene usted al magistrado y al alcalde haciéndose los desentendidos porque el mensaje les llegó, bueno llegó al primero. El otro, pues como el auto destruido fue adquirido con dinero público ya verá la manera de reponerlo.

Lo particular de este caso es que las autoridades no contaban con la reacción tan ágil de un Pueblo cansado de la inseguridad. Así de rápido repicaron las campanas, se reunieron y detuvieron a los presuntos hampones, o mejor dicho presuntos miembros del crimen organizado, qué curioso verdad, tan bien organizado que en lugar de ser entregados a la PGR fueron puestos en libertad.

El ministerio público seguro les dijo, bueno, bueno, muchachos, los sorprendieron con las manos en la masa y fue muy cara su liberación… hasta gas lacrimógeno tuvimos que usar.

No es extraño pensar que individuos como estos –tal vez estos- sean los encargados de perpetrar ese tipo dedelitos del que fácilmente se puede culpar por ejemplo a los zetas o a la familia michoacana. Al final nadie carga con la responsabilidad, pero siempre hay agraviados.

La procuradora Alicia Fragoso debe detallar por qué tomó la decisión de liberar a estos sujetos pese a que su aprehensión se dio en un escenario violento.

1.       ¿Llamó a las procuradurías del país para confirmar que estas personas no contaban con antecedentes?

2.       ¿Hizo lo propio con la PGR?

No es posible una actuación tan irresponsable. ¡Aquí no pasó nada, disculpen ustedes señores delincuentes, regresen a la calle a seguir haciendo de las suyas, no nos dio tiempo de investigar los antecedentes de cada uno, y además les va a dar tiempo de ver la final entre Argentina y Chile!

A partir de este momento, la procuradora y su extraña acción liberadora de esos cuatro va a ser recordada cada vez que se cometa un delito atribuible al crimen organizado, ese monstruo de muchas cabezas, inidentificable y por tanto, muy útil para trabajos como el que recetaron a Hugo Morales Alanís.

Por qué no denunció

Y es el propio magistrado quien tiene que dar la cara –no a través de su esquivo vocero- para analizar cuál seríala causa por la cual le habrían mandado este claro mensaje, con la firma de alguien muy poderoso, tanto que hasta la procuraduría ha sido capaz de hacer el oso que ustedes y nosotros estamos atestiguando.

Sigue de moda el TET

Son tres, el bueno, el malo y el feo. Al último le dieron el susto del que ya hablamos. Ahora hablemos del bueno (ajá, sí muy bueno) Luis Manuel Muñoz Cuautle, compañero de parranda de estos muchachos panistas adrianistas, Ángelo y Valentín.

Pues el señor Muñoz Cuautle, movió sus fichas en el TET y le fueron cayendo sendas impugnaciones, ¿de dónde creen ustedes?, sí, de los municipios de Antonio Carvajal y Españita.

Cuando la repartición del TET, cada líder de los partidos socios, escogió la parte que quiso. Y la seño Adri, en representación del PAN –ya después tronó como ejote- se quedó con el lugar que, decidió para Luis Manuel Muñoz Cuautle.

¿Ustedes creen que sea lo suficientemente imparcial como para arbitrar imparcialmente los casos de Apetatitlán y Españita?

Yo creo que el señor Muñoz Cuautle debe excusarse. Y por primera vez en su vida aplicar la ética.

Digo en manos de los otros dos magistrados no crean ustedes que vamos a ser testigos de una actuación soberbia, pero, de que a él no le toca juzgar dichos conflictos postelectorales, ni quien lo dude.

Herencia maldita

Se me hace que al gobernador electo, , ya le empezaron a salir los pendientes de Mariano por los cuales le aguardan serias Marco Mena complicaciones.

En mayo, la Corte envió un extrañamiento a los magistrados de Tlaxcala porque es la fecha en que no se ejecuta la reinstalación de los ortinotarios, quienes derrotaron al manchigobierno en los tribunales.

A propósito de esto, dicen que el gobierno de Puebla tiene una delicada investigación que involucra a unnotario poblano y a autoridades tlaxcaltecas por lo que puede ser la falsificación de testamentos y escrituras, mismos que ya validaría el Registro Público de Tlaxcala, en una tranza multimillonaria avalada por el secretario Napo, quien es el superior de un tal Cuau, quien está hundido hasta las axilas.

Otra herencia es el pago de una bicoca: 500 millones de pesos a CEMEX, por el lío suscitado en la Central de Abasto de Tlaxcala (CAT), suspendida a inicios de este gobierno, nada más por las polainas del señor manchis.

Una más tiene que ver con recursos millonarios, chance alcancen los 750 millones de pesos correspondientes a tres ejercicios del Seguro Popular, tema que decanta en autismo, al secretario de Salud, Alejandro Guarneros Chumacero.

¿Y qué me dicen de la Plaza Bicentenario, y el saqueo de esta obra con lo que algo tendrá que hacer el nuevo gober de Tlaxcala.

Ni modo de hacerse el desentendido si se trata de pendientes que comprometen los presupuestos que todavía ni se calculan.

Y la desaparición de 11 mil toneladas de fertilizante.

¿Y por qué no empezar a planear los mecanismos para dar frescobote a los responsables, y que devuelvan el dinero?