[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 27 abril, 2016

La guerra sucia en serio; dos bandos activaron su artillería

.

Claro que hay más de dos contrincantes en este campo de batalla, solo que el objetivo es uno… yo diría que una, y miren que tras el debate y otras maniobras ya la afectaron

betty muy de mezclilla 1

Una ficha que faltaba en la disputa del poder es la súbita aparición del ex gobernador José Antonio Álvarez Lima a lado de la candidata del PRD a la gubernatura, Lorena Cuéllar Cisneros. ¿Cuánto la beneficia?, es una buena pregunta, cuya respuesta más acertada sería avistar el encono entre dos miembros de una sola familia, capaces de contar cada uno con los grupos políticos más poderosos. Y usarlos para destruirse.

Y parte de ese desamor llevado al extremo ha sido llevar a balcón el tema patrimonial de la abanderada perredista. No pasemos por alto la cercanía del operador principal de los tricolores, Fabricio Mena, tan hábil como para hacer una incisión quirúrgica en el menaje de inmuebles incluidos en la declaración 3 de 3, de una mujer a quien tampoco debería afligir su riqueza, como para haberla declarado en un contexto titubeante y por momentos inverosímil.

Omitió actualizar los costos de adquisición y de ahí salen argumentos ofensivos de fincas que pareciera haber adquirido un subastas de nula credibilidad.

Esa información fue manejada con demasiada torpeza, y podría detonar la descalificación magnificada como la que el PRI desató contra Miguel Ángel Unes Linares en Veracruz, a quien se han encargado de bajar del podio de triunfadores en las encuestas, usando su cuantiosa fortuna como dardo envenenado contra las militancias del PRD y del PAN, hoy con el recelo de haber abierto la puerta a un ex priísta que resultó más de lo mismo, opaco, corrupto, e inmensamente rico.

Cuidado porque lo mismo le puede pasar aquí.

Sería una lástima, porque esta candidata tiene por momentos en sus manos, el fenómeno del crecimiento exponencial de su popularidad. Está metida hasta el tuétano de un electorado al cual le interesan los cambios, pero también le inquieta no definirse de manera precipitada.

El rojillo Álvarez Lima, aparece en escena apenas salió a relucir el dardo de los bienes de Lorena.

Y si alguien dudaba que este enfrentamiento entre familiares está retumbando en el estado, aquí tiene la prueba y los equipos completos, formados en un campo de batalla, unos contra otros en medio de la guerra sucia, de la guerra de trincheras y según vemos, de los ataques con precisión quirúrgica.

Hay recuerdos no gratos en el ambiguo actuar del pelón Álvarez Lima; cosas que hoy actualizan quienes menos afecto le guardan; cosas como el camioncito cargado con camisetas corrientes, dadas en 1998 como el tremendo aporte de su administración al candidato que entonces dejaron perder solo y sin dinero, y sin una defensa tras la elección pues acabó por comprobarse que se trató de una concertacesión, para paliar el hambre de los promotores de la Izquierda de entonces, a quienes con algo tenía que premiáresles el equivalente a lo que hoy es el Pacto Por México (entonces fue nuestro ingreso a la globalización con el Tratado de Libre Comercio, obra cumbre de Salinas).

En este río revuelto, los pescadores con ganancia vienen –como Beatriz– a titularse tras más de cuarenta años de llamarse licenciada. Otros como Álvarez Lima, salen de su clóset particular gritando, mírenme aquí sigo, estoy vivo.

Nuestra insistencia es, pasada una semana más rumbo a la jornada comicial, aquél proyecto que caiga no se repondrá ni yendo a bailar a Chalma.

Es mucho trabajo para los creativos de Lorena. Dos fueron los obstáculos con severos daños. Para empezar, desafortunadas reacciones en el debate, equivocaciones, titubeos, errores básicos. Sus consecuencias en las encuestas fueron automáticos.

El otro, el tema de las casas, a las cuales ya nos referimos.

La realidad, ¿será temporal la pérdida de la agenda marcada por la Cuéllar en las primeras semanas? Eso depende del manejo de crisis.

A estas alturas es un flaco favor incorporar a personajes del calado de José Antonio Álvarez Lima.

1969-2016

Nada más 47 años le tomó titularse a la paisana Beatriz Paredes Rangel. Hoy ya es socióloga egresada de la UNAM.

Nos dicen que tuvo algunos problemas, sobre todo con lenguas extranjeras, exigidas para obtener el tan ansiado documento. Ni el inglés, ni el alemán, ni el francés se le dan a la embajadora, quien argumentó un relativo dominio del portugués.

Nada más que este idioma no se encuentra en los requisitos de la Máxima Casa de Estudios del país.

De todos modos, la paisana ya es licenciada. Qué hábil, ¿no?

Enemiga oculta

Ha de ser por eso que los reportes cifrados de un PRI que nada perdona, tienen que ver con el monitoreo a la embajadora en tierras cariocas.

La consideran el enemigo público número uno.

Ha de ser porque en numerosas ocasiones, a nombre del tricolor ha obtenido importantes canonjías, y eso ya colmó el plato de un partido determinado a dar la batalla por conservar la plaza, así se trate de la más pequeña del país.