[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 20 abril, 2016

Craso error el derribo de espectaculares; destaparon un productivo negocio

.

Políticamente el atropello cometido al alimón por los gobiernos estatal y federal, victimizan a una oposición que de estas tontas acciones pide su limosna

Mariano Gonzalez Zarur Derriba Espectaculares Caricatura Tlaxcala En Linea

No es tumbando anuncios espectaculares como el partido en el poder sea capaz de ganar adhesiones. Al contrario, arrojó sobre él puños de arena que le han privar de la escasa visión de la realidad con la que cuenta.

Pero esto tiene más fondo.

Resulta que la empresa propiedad de Pedro Weber, nos dicen, detentaría la exclusividad del territorio tlaxcalteca para operar los anuncios espectaculares. Este sujeto sería el mismo que en la campaña de 2010 hizo caricatura el rostro del entonces candidato Mariano González Zarur.

Y también lo colocó en decenas de anuncios espectaculares.

Al favorecer los resultados a su cliente, la empresa creció. Yo diría se desbordó en el estado. Y uno de sus principales clientes fue el propio gobierno estatal que, a través de un propio –de todos conocido- posibilitó con dicha firma la colocación de propaganda con los más distintos temas; desde loas a los informes marianos, hasta la presunción de obras o la invitación a pagar tenencia y emplacar en Tlaxcala.

A veces no había qué anunciar y entonces aparecían números telefónicos. Y claro, no contestaban o lo hacían con evasivas. Pretender un anuncio de esos era pedalear la bicicleta de los grandes. Imposible.

A cómo serán chuecos que al iniciar este proceso electoral a todos vendieron los anuncios. Aplicaron sus tarifas y hasta se ofrecieron a podar arbustos o follaje que impidiese una amplia visibilidad de los mismos.

Clientes de ellos que pagaron billete sobre billete: las senadoras Martha Palafox y Lorena Cuéllar. También Adriana Dávila y desde luego, el diputado pritísta Marco Antonio Mena.

El orden expuesto obedece al tiempo aprovechado por dichos personajes para promover, primero partidos, luego informes parlamentarios, y últimamente sus diseños de campaña.

Todo esto ocurría mientras en el PRI escenificaban tremendas batallas. Los del CEN contra los estados. Presidencia pedía mano para palomear candidatos y a veces le atinaba. Otras no. Y se repitieron escenarios semejantes: fulano punteaba en las encuestas, pero zutano resultó ungido.

No nos salvamos de esa riña. Por alguna razón la apuesta original de Peña Nieto dejó de serlo. Las semanas transcurrieron y la división entre grupos tricolores tuvo que ser superada. Los partidarios de Osorio Chong, recogían los escombros dejados por Manlio Fabio Beltrones. Entraron al quite, Videgaray –y su eterno fracaso con el destino de PEMEX-, Aurelio Nuño –y el odio ganado a pulso en el magisterio-, José Antonio Mead –heredero de las estrategias de Rosario Robles-, y por supuesto la titular de Sedatu, recuperando algo de lo extraviado durante su desplazamiento de Sedesol.

Todo era un caos. Se aderezó con el desfalcó del PRI ocasionado por el más ratero de sus dirigentes nacionales, Cesar Camacho Quiróz –con razón no halla dónde poner tantos rolex- y tuvo que llegar el Presidente a poner orden. “Si no saben, pregunten”… los reprendió. Y por arte de magia, se unieron las piezas del ajedrez.

¿Pruebas?

Míren ustedes la maniobra de ayer. Personal de la SCT retirando anuncios espectaculares que según su norma se encontraban sobre el derecho de vía. Precisamente se dio cuenta ayer, cuando los candidatos habían completado su menaje promocional.

Pero no aplicó el mismo rasero. Quitaron los anuncios de Morena, donde aparecían la candidata al gobierno, Martha Palafox Gutiérrez y el presidente de ese partido, Andrés Manuel López Obrador.

Quitaron los de Lorena Cuéllar Cisneros, quien desde hace semanas había sufrido el acoso oficial con sus promocionales.

Pero no lo hicieron con los espectaculares de la panista Adriana Dávila Fernández, y tampoco con los de Marco Antonio Mena Rodríguez.

1.       La acción sirvió para que la clase política participante en el proceso electoral se diera cuenta que atrás quedó el distanciamiento entre el PRI de Tlaxcala y el del centro. Si uno poseía los cochineros, el otro trae el peso de la aplanadora y de los programas sociales.

2.       Una maniobra tan evidente, como retirar unos anuncios y otros no, dibuja el escenario de preocupación de un gobierno federal que ve como Veracruz se le va de las manos y ha comenzado a hacer hasta lo imposible para detener ese fenómeno. Tlaxcala es prueba de ello.

3.       Salió a flote la empresa de Pedro Weber. Es obligación del Sistema de Administración Tributaria (SAT) informar a todos los candidatos el comportamiento de este raro espécimen con evidencia de estar sumergido en actos ilícitos, vil corrupción, clientelismo y tarifas estrafalarias pagadas sin chistar por una administración irresponsable.

El PRI tiene que cuidarse de semejante demostración de fuerza. El mensaje quedó claro. Tanto que puede convertirse en voto de castigo. Es lo que faltaba para coronar terrorismo fiscal y descuento arbitrario directo a nómina de cuotas partidistas.

Por si no se da cuenta, está victimizando a las candidatas de Morena y del PRD, Martha Palafox Gutiérrez y Lorena Cuéllar Cisneros.

Imagino el rosario que les rezará AMLO en su nueva gira, seis y siete de mayo en la entidad tlaxcalteca. El tabasqueño de eso pide su limosna.

En Zacatecas y Durango tiraron a sus candidatos. Amenazó con retirarse de las trece contiendas y mire al INE, se dobló ante la votación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Tirar los espectaculares sin tomar en cuenta el antecedente de los mismos es oro molido para el Peje.

Lo es también para la dirigencia nacional del PRD. Esta es una señal inequívoca de que su candidata en Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, ha movido el tapete al PRI y su mega alianza.

El tiro les saldrá por la culata porque, el candidato oficial dispone de 300 anuncios espectaculares en todo el estado. Por cierto, la SCT le tiró uno, la directora del Centro SCT, debe haberlo hecho por consejo de su afectuoso consejero, Miguel Ángel Osorio Chong.

¿No les parece una exageración?, ¿No es acaso el peor exceso con resultados contraproducentes en la clientela por ejemplo de Lorena, que por años ha recibido algún detalle vía la fundación de la Cuéllar?, ¿Saben cómo van a reaccionar los grupos cautivos de AMLO, sobre todo en las comunidades más alejadas, y hasta dónde pueden influir con pruebas tan pesadas, tan asburdas como esto ocurrido ayer con los espectaculares?

En el Xicohtencatl

El próximo domingo 24 de abril en el Teatro Xicohtencatl a partir de las diecinueve horas tendrá lugar el debate entre los ocho candidatos.

Pues con el derribo de espectaculares ya tienen tema, relacionado por cierto con la demandada transparencia. Habrá que hurgar en la ratonera habitada por el operador de dichos anuncios. Esa es una hebra para llegar a la obra pública y las atropelladas formas de adjudicarla. Las nuevas constructoras. Los nuevos ricos.

Temas forzosos son la inseguridad, que ha alcanzado niveles graves en Tlaxcala, pese a la insistencia en colocarnos como ejemplo de lo contrario.

Dejar de tocar el tema de la salud sería algo imperdonable. Aquí nos morimos por falta de equipo, pero más de 160 millones no se han aclarado en el manejo del Seguro Popular.

Pero es tan corto el tiempo que, ya caemos en los porqués alguien tomó la decisión de reservar apenas cinco minutos para abordarlos.