[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 11 abril, 2016

Mariano, hoy añora a los operadores que ayer trató con la punta del pie

.

Los ojos se le salían de sus órbitas, al leer la lista de gente despreciada por él, maltratada, escupida, pero que hoy conforma el cuarto de guerra de su oposición

(etlaxcala) Manlio Fabio Beltrones, Olvida Nombre Candidato Tlaxcala, PRI, Caricatura, Tlaxcala Enlinea

Tan en serio ya la vio Mariano que, convocó a sus fuerzas vivas a la Casa de Gobierno –encabezaba la fila Marco Adame, perdón, Marco Mena– y les cantó derecho… yo ya me voy, y si perdemos, ahí ustedes a ver cómo le hacen. Fue en la víspera de la retacada plaza de toros en Apizaco, donde se vio a un PRI ya consciente que sus acostumbradas pereza, soberbia y gula, le puede costar un puntapié en el trasero en la elección del cinco de junio.

Tan en serio la vio que, ordenó comprar a los candidatos a alcalde o diputados que sea necesario, a cambio de contar con promotores del voto diferenciado… mientras gane Marco Antonio, habrá que anticipar jugadas de sacrificio. Conste que la presencia de Mena convalidó dicha operación jaraquiri.

Así que el libanés, atrás dejó la medallita de San Pedro con la que le fue cómodo negar públicamente a Marco Antonio -¿quién es?… yo ni lo conozco, dijo el bigotón a la prensa-. Hoy, retomó las riendas de la campaña. Y en esta parte de la película hay que destacar la ausencia de Mariano González Aguirre, a la reunión esta que les platico.

Ahora sí, la combinación de regaño-diálogo que suele acompañarlo desde tempranito se sintió en todo su apogeo. Lo interesante fue el momento por el que atravesaban sus subordinados. Todos con cara de regañados, pero a todos les llegó la arenga, sí señor. Se pusieron las pilas, y al día siguiente, no les quedó más que poner la plaza de toros hasta el copete.

Una de las pesadillas del señor manchis tuvo que ver con la lista de operadores reclutados por su competidora, la abanderada del PRD, Lorena Cuéllar Cisneros. Los ojos casi salieron de sus cuencas al ver, uno tras otro, los nombres que hoy, tanta falta le hacen.

Imagino la crítica auto infligida de un manchis a quien queda claro que sus modotes, resentimientos y desplantes, sirvieron para alejar a muchos de esos en el directorio de la Cuéllar.

Nada más falta al bigotón hacer su quinto paso, y pedir perdón a todos los ofendidos para ver la posibilidad de obtener su perdón… y sus listas de líderes con auténtica convocatoria.

Se los dijo a los presentes en Casa de Gobierno (para eso es la Residencia, pues para qué otra cosa sirve).

Los astros se alinean

Bajo la constante de abyección mariana, hay ciertas cosas de reconocer.

El tipo muere en la raya defendiendo sus razones. Y ha sido capaz de cambiar la actitud del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de su partido. Y hasta el líder nacional, Manlio Fabio Beltrones, tuvo que tragar sus malos augurios para Tlaxcala (y también para Veracruz) y casi estoy seguro, venir a la fuerza a Apizaco, a mostrar esas equivocaciones, tres para ser precisos, que van de lo… distraído, a los malos modos, como de una doméstica que rompe platos porque no tenía ganas de lavarlos.

Oigan, que al perverso entre los perversos del PRI le haya dado por confundir los nombres de Marco Antonio Mena Rodríguez, con el de Marco Antonio Adame, fue un lapsus de un Manlio, con una cruda de carretonero, con ganas de joder al candidato y a su inventor, o con toda la maldad para dejar claro el mensaje: ni el líder nacional del PRI sabe el nombre de su abanderado en Tlaxcala.

Y en la misma plaza, el sonorense recibió la rechifla de una militancia que parece haber comenzado a memorizar el apellido de quien en su representación se apresta a contender por la gubernatura este cinco de junio.

Partido de la legalidad

Si es así, el PRI tiene la obligación de comprobar que no superó el tope de campaña con tras la concentración del sábado anterior.

Claro, tenía que sacarse la espina clavada por Lorena y su movilización en el Parque de Apizaco.

Y así como contaron banderitas, mantas y hasta calcularon el costo de las sillas y del templete, bueno pues en esa misma proporción tendrán que ser honestos y detallar uno a uno los gastos para reunir a tanta raza.

Porque ahora resulta que a los inteligentes del INE se les dificulta distinguir entre un autobús estacionado casualmente cerca de la plaza de toros y otro atiborrado de acarreados, sencillamente porque a las unidades no las decoraron con las tradicionales cartulinas: “Seisión tal de Terrenate”, “Red BAL apoya a Marco” no, ahora los autobuses llegaron sin distintivo alguno.

Y como los señores del INE son miopes –o nos quieren hacer creerlo- pues prefirieron no contabilizar autobuses. Qué casualidad, verdad.

Injusticia laboral en el ITE

Bueno, mientras los consejeros elevan sus niveles de colesterol en sus venas, porque ahora sí comen con manteca, al personal de tropa, de a pie, a los verdaderos héroes anónimos del organismo, los tienen trabajando jornadas que comienzan a las ocho de la mañana y culminan hasta las diez de la noche.

Cuidadito y alguien se oponga a cumplir con ese irregular horario porque, el área administrativa les aplica tal nivel de sanciones, que en la quincena en lugar de recibir su paga, reciben muestras de solidaridad porque ya no alcanzaron ni máiz de paga.

El debate

El foro es inmejorable: Teatro Xicohténcatl, la fecha, 24 de abril.

Será entonces cuando candidatas y candidatos a la gubernatura de Tlaxcala se den cita en el escenario de un lugar bello, aunque de limitada capacidad.

Quien modere el evento, eso está en veremos.

También la temática y el tiempo del que dispondrán los candidatos para defender sus razones.

¿Y el plan B?

Parece que esa estrategia pasó a mejor vida, porque los ojos preocupones de Mariano, mostraron a un cuate ya como que librado de la tentación de chamaquear a su partido, pensando en Adriana Dávila Fernández, como la alternativa para contar con alguien que le permitiera ocultarse bajo sus naguas, si los resultados de junio no fueran los esperados.

Cada chango a su mecate. Mena por su lado, hasta con la opción de llamarse distinto y Adriana con el suyo, y la muy discreta dinámica de arranque de campaña.