[xyz_lbx_default_code]

Archiv para marzo, 2016

Benefician al PRI ineficiencias de la ley electoral… de aquella reforma improvisada

.

Las lagunas, los vacíos y las ambigüedades de la reforma impulsada por el ejecutivo ya comenzaron a rendir frutos, pero a favor de los candidatos del PRI

Jose Manuel Portal Martinez Auditor Superior Federacion Mariano Gonzalez Zarur, Molesto Transas, Tlaxcala En Linea

Qué cómodo resultó a los candidatos a presidentes de comunidad –la mayoría del PRI- la permisividad del Instituto Nacional de Elecciones (INE) cuyos integrantes votaron 8 a 3 pasar por alto la no entrega de los estados financieros de sus campañas, como lo exige la ley local a los aspirantes a alcaldes, diputados y gobernador.

Es una de las consecuencias de una ley redactada al vapor por una comisión de legisladores con apariencia de estar muy metidos en el tema pero, a quienes no molesta estirar la mano para recibir los estímulos de un ejecutivo al cual conviene jugar con cara de tonto, estimulando los vacíos legales como posibilidades de triunfos electorales chuecos.

Esta primera demostración de la conveniente ambigüedad legal en Tlaxcala, o aún peor, de un documento plagado de deliberados errores trajo beneficios a 98 candidatos del PRI, 79 del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), 93 del Partido Alianza Ciudadana (PAC), 4 del Partido Socialista y 1 del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ya comienza a verse el caos por venir.

El chivo Basave

Ahora culpan a Agustín Basave Benítez, dirigente perredista que hasta hoy ha resultado mejor académico, de romper las alianzas PRD-PAN en Puebla y Tlaxcala. Yo creo que el mérito lo comparte con el senador Héctor Bautista y desde luego con Jesús Ortega. Y de manera particular me asombra la presencia de René Bejarano y su nefasto expediente.

Para estos últimos, las alianzas deben dejar lana.

Dicen que lo malo de haber roto esa alianza es la pérdida de una candidatura competitiva, encabezada por la panista Adriana Dávila Fernández, quien según observadores nacionales encabeza todas las encuestas.

Una lectura rápida al comportamiento de la panista nos permite reafirmarla, en este momento, como la mejor posicionada.

Esto tiene sus asegunes.

Para empezar, a causa de las divisiones en el PAN, el crecimiento de Dávila llegó al tope. El repudio de los panistas a decisiones tomadas por la también lideresa moral de Acción Nacional es otro de los conflictos que tienden a obstaculizar su ruta ascendente. Descontentos no faltan, como la llegada de Guadalupe Sánchez Santiago a la primera pluri, como la imposición de Cristóbal Cruz Cruz en Chiautempan, como la disputa por la candidatura en Huamantla entre el radiodifusor Humberto Macías y la empresaria María del Carmen Cervantes.

De lado de la candidata perredista, Lorena Cuéllar Cisneros, el escenario podría ser a la inversa. Ha comenzado de menos a más, y si algo ha mostrado hasta ahora, es la capacidad de convocatoria para reunir paulatinamente a beatricistas y orticistas (los primeros en mayor cantidad, los segundos se resisten) pero al fin y al cabo con la experiencia de otras elecciones que les han permitido conocer el sabor del triunfo.

Así que entre ambas senadoras la diferencia puede estar en que Adriana tiende a no crecer más, pues su egocentrismo la coloca como la protagonista apoyada en un par de incondicionales, mientras que de lado de su competidora hay reconocidos mapaches, del peso de Daniel Herrera, operadores con solvencia como Víctor Cánovas, y empresarios muy convencidos de impulsar el proyecto encabezado por la ex priísta.

Mensaje a Mariano

Nos dicen que Cuéllar Cisneros iniciará formalmente su campaña en Apizaco, el miércoles de la semana entrante. Irá a la tierra del tlatoani de los bigotes libaneses, a mostrarle de lo que es capaz de hacer contra el tipo que primero suplicó –Beatriz de por medio- la oportunidad de ser candidato tricolor a la gubernatura y luego, desconoció su compromiso de hacer abanderada al senado a Lorena.

Con el rostro verde, con olas en los camellones que a veces me marean y con postes que se caen cuando sopla el viento, Apizaco, la plaza soñada por Mariano se convierte en la manzana de la discordia entre los dos que pueden dar mucho de que hablar en la elección del cinco de junio.

Un vistazo al efímero encumbramiento de Marco Antonio Mena Rodríguez –cuando su destape y cuando su ratificación alcanzó niveles envidiables- casi es deprimente al momento en que lo vemos pronunciando discursos descontextualizados, pusilánimes y raros, al rendir protesta con los demás partidos rémoras de un PRI que vio a su abanderado precipitarse al vacío como fruto maduro.

Otro mensaje al tlatoani

Pero este, de parte del auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, en un interesante artículo publicado hoy en El Universal.

En pocas palabras explica que, políticos –no podemos dejar de ver al señor manchis- cuyo comportamiento se hace complejo en temporada electoral reciben a la fiscalización superior como acoso con intenciones de exhibirlos para perjudicar sus intenciones en las urnas.

Nada más alejado de la realidad. La fiscalización de los recursos emanados de la Tesorería de la Federación es una acción técnica e irrefrenable que, guste o no a este tipo de bichos de la política, va a seguir siendo porque se trata del patrimonio del país.

Claro que no les gusta ser descubiertos, como nos pasó en Tlaxcala con la cuenta pública de 2014, sin haber comprobado uno solo de los 195 millones de pesos (mdp) del Seguro Popular.

Menos gustó a Mariano que la ASF haya dado a conocer el daño patrimonial por 47.1 mdp, recursos que deberán ser devueltos con todo y los intereses generados. Y ello no salva a los responsables de enfrentar el peso de la justicia. Los rubros que más fallan son Seguridad Pública, Educación y Salud. Son el coco de Mariano.

A propósito de fiscalizadores

El que recién dejó de serlo, aquí en el estado, Crispín Corona Gutiérrez, ha sido visto varias veces en una camioneta muy linda –ya ve que nuestros funcionarios, entre más caro el vehículo más orgullosos se siente, al fin que ellos no lo pagan- yendo y viniendo por los intrincados caminos de Tlaxcala.

Un detalle, la camioneta pertenece al Órgano de Fiscalización Superior (OFS) y el señor Crispín hace días que dejó de serlo.

Se envalentona Alejandro Guarneros, bebé llegó muerto a clínica de Cuapiaxtla, grita

.

Las imágenes, que le dieron la vuelta al mundo consignan otra realidad; pero el funcionario primero debe responoder a graves inconsistencias en su administración

Alejandro Guarneros Chumacero, Mariano Gonzalez Zarur, Vilezas, Corrupción, Insensibilidad, Tlaxcala En Linea (1)

Ahora resulta que el secretario de Salud, Alejandro Guarneros Chumacero, se muestra molesto ante los medios de comunicación por la cobertura, local, nacional e internacional, de la muerte deÁngel, un infante de 11 meses de edad que perdió la vida en manos de personal de la clínica de SESA en Cuapiaxtla.

Indignado, el odontólogo Guarneros gritó: “ya venía muerto”. Y atribuyó la supuesta defunción a un cuadro de apnea de lactancia (el bebé queda sin oxígeno debido a que la leche de su madre obstruye sus vías respiratorias).

Pero Alejandro Guarneros no presenció dicha escena para emitir un veredicto tan desafiante.

Tampoco explica que el personal que recibió a Ángel era pasante, tanto la médica como el enfermero, realizaban en esa plaza sus prácticas.

Menos reconoce la falta de equipo para suministrar oxígeno al supuesto víctima del cuadro apnéico de lactancia.

En cambio, está dispuesto a defender la honorabilidad de su palabra incluso exhumando el cadáver del bebé para, desmostrarnos que llegó muerto (en el extraordinario videohttps://youtu.be/H-HcWiK_0Rg , se aprecia el apanicamiento de dicho personal, la impotencia que sentían porque el pequeño se iba y la indignación de médica y enfermero no solo con los que grababan, sino por las condiciones miserables en que operaba la clínica).

Con un poco de vergüenza, Guarneros Chumacero habría presentado ya su renuncia, ¿cómo es posible ser el titular de una Secretaría de Salud, sin equipo ni medicamentos, sin ambulancias, con pasantes en cuyas manos la gente muere?

Guarneros Chumacero habla de una norma que debe cumplirse, debido a cuya ejecución nos guste o no, las instalaciones del sector así funcionan, y si la gente muere, pues ha de ser porque incumplen esa norma.

Ojalá el singular funcionario tenga argumentos tan temerarios –como la exhumación de Ángel- para aclarar el siguiente comportamiento, detectado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el OPD y Secretaría a su cargo.

Entre 2015 y 2015, la SESA recibió 50.3 millones de pesos (mdp) del Programa de Apoyos para fortalecer la calidad, y dejó de ejercer 7.1 mdp. ¿Por qué una dependencia tan importante como SESA incurre en estos subejercicios. Hoy enfrentamos problemas como la muerte de un infante por falta de equipo. Me resisto a creer que sea por falta de recursos. El secretario los tuvo pero no los ejerció.

No es todo

Parece que ser dentista –con el debido respeto al gremio- deja mucho que desear cuando se tiene un puesto de la envergadura de la Secretaría de Salud. Tal vez le falte un poco más de preparación, o será que su vocación de servicio es realmente baja.

La cuestión es que de los Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación celebrado entre la Secretaría de Salud y el gobierno de Tlaxcala, a la oficina bajo el mando de Alejandro Guarneros Chumacero, se le pasó acreditar el ejercicio y aplicación de los recursos del Seguro Popular 2014. Y la cifra no es menor: $195,349, 179.95 (ciento noventa y cinco millones 349 mil 179.95 pesos).

Entonces, que a Cuapiaxtla se le tenga castigado con una clínica sin oxígeno y con personal pasante, cuando sobre su conciencia, el secretario de Salud carga con estos pendientes, no es sino un acto de vulgar corrupción, insensibilidad y atropello, pues lejos de procurarse mejoría en su desempeño, Alejandro Guarneros Chumacero, se empeña en exhumar un cadáver, acto con el cual pretende tapar una serie de marranadas.

Guerra sucia

Fue detectado y denunciado en la Procuraduría local un vulgar acto de inducción de odio mediante la aplicación de supuestas encuestas con preguntas que sugerían la participación de Lorena Cuéllar Cisneros en la muerte de su mamá.

De ello responsabilizan a la senadora panista y candidata de ese partido al gobierno de Tlaxcala, Adriana Dávila Fernández.

Como van las cosas, corremos el riesgo que la elección se convierta en un campo de batalla, de todos contra todos (o todas contra todas), y a la oferta de ideas para decir cómo le van a hacer para enderezar el barco quedará en segundo o tercer lugar.

Veremos cómo procesan este tema en la Procuraduría de Alicia Fragoso.

Candidatos tricolores incumplidos

Nada más falta que el INE ceda a la pretensión priísta que a los candidatos a presidentes de comunidad no se les obligue a presentar los estados financieros de sus precampañas. Hay detectados 98 aspirantes en esas condiciones.

La ley electoral es clara en obligar a candidatos a gobernador, alcaldes y diputados a cumplir con dicha responsabilidad. En el caso de los presidentes de comunidad hay un grave vacío.

Si el INE concede esta prerrogativa a los tricolores, esto será el temido adelanto de la caótica elección que nos aguarda el próximo 5 de junio.

Metidos en estos tropiezos los integrantes del INE han dejado crecer la desinformación respecto a la redistritación, otro de los vacíos ocasionados por una reforma electoral plagada de inconsistencias e improvisaciones, desafortunadamente con el concurso del árbitro electoral.

PRI, abajo en encuestas… en el sótano en el tema de los recursos

.

Pega a Tlaxcala con tubo la crisis desatada en el CEN del PRI, donde un opulento Cesar Camacho Quiroz, acabó con la riqueza tricolor, ¿pues de dónde saldrían los Rolex?

Manlio Fabio Beltrones Rivera, Cesar Camacho Quiroz, PRI Bancarrota, Tlaxcala En Linea

Seguro que la crisis tricolor recién destapada a nivel central nos pega en Tlaxcala. Todo indica que la dirigencia encabezada por Manlio Fabio Beltrones Rivera, terminó la etapa amable con su antecesor, Cesar Camacho Quiroz, a quien de plano no se le dio ser buen administrador.

Durante su gestión gastó a manos llenas, sobre todo en medios de comunicación del Estado de México, a sobreprecios y sin imaginarse que yéndose dejaría pasivos por más de mil millones de pesos. Así que cuando el INE autorizó las nuevas prerrogativas al partido, por ahí de los mil 25 millones de pesos, así como se los platico desaparecieron.

Ya en términos llanos ello significa que los ejércitos de promotores del voto –sí hombre, de los mapaches con pedigrí– se ha tenido que posponer porque en insurgentes no hallan por dónde conseguir el recurso para movilizar a dicho ejército. Recursos para los candidatos, ¿pero de dónde?

¿Y cómo nos pega aquí?

Para empezar con un candidato flojo, dormido en sus laureles durante todo este tiempo, que en lugar de inventar formas –dentro de la legalidad- de allegarse lana, ahí lo tienen, aplastado, esperando el gran acontecimiento que marque el cambio en su vida y soportando las humillaciones de su inventor, Mariano González Zarur, consciente este último que solo con sus buenos oficios (hacer chicos hoyotes en el presupuesto para tener el guardado que le va a hacer falta el cinco de junio).

Con razón le da por poner cara de pobre en las dependencias… para que le regalen vales de gasolina.

Carece de alternativas. El mundo se le ha cerrado. Por eso, mientras en otros estados con gobiernos priístas, el candidato sucesor, dejó a sus competidores atrás en las encuestas, aquí no crece, al contrario se encuentra soterrado y sin esperanza alguna para dar la pelea a unas seños que traen la espada desenvainada.

Ya vieron los Rolex de Camacho. Qué caros han salido para el país, y sobre todo para la militancia.

Ahí tienen a Manlio Fabio Beltrones, haciendo milagros con la mugre de las uñas.

Pues así, igualito, debería hacerle el señor Marco Antonio Mena Rodríguez, pero helo ahí , inundado de miedo, incapaz de operar el avance de su causa, porque lo tienen acotado.

Si alguien lo puede hacer, ya saben ustedes, es Marianito. Y si la cosa es más seria, pues siempre contarán con la espantosa reacción del señor Manchis.

Se les hace bolas el barniz

Los convenios originales PRI-PAN para conservar la plaza de Apizaco y de ahí partir a la conquista del estado entero caminan en el filo de la navaja. Poner candidata chiquita en el distrito IV para no estorbar la entrada triunfal de Marianito, digamos que es uno de los puntos. A cambio, pues contar con un gesto semejante para que el transportista Julio Cesar Hernández, llegue al Ayuntamiento en caballo de hacienda-

Ahí está el detalle. Resulta que el PRI, está bien, el PRI versión Marianito, palomeó a Javier Rivera, un abarrotero que se tomó la invitación en serio (para que aprenda el doctor Mena) y no se durmió en sus laureles. Al contrario, buscó en el cajón de las deudas los papeles del compromiso incumplido de Adriana Dávila (debe un millón de pesos por concepto de despensas de la elección anterior) y se dedicó a hacer amarres con grupos y amigos.

¿Resultado? Pues se fue para arriba en las encuestas. Y de eso no se trataba. Ya ven que hasta la seño Adri tuvo la gentileza de pisotear panistas para acomodar a Guadalupe Sánchez Santiago, en la posición uno de la pluri al Congreso. Lo habían puesto para que hiciera como que trabajaba por el PRI, pero sin pisar callos, sin hacer olas.

Ahora lo quieren bajar de la contienda.

Eso es bien chueco. No se vale. Si desde un principio le hubieran explicado el teatro, de seguro no participa, pero así se las gastan estos políticos que juegan a ser dios. Ahora a ver cómo lo frenan. Lo más sencillo, será un plumazo a la lista. ¿Y la gente?, ¿Y el propio Rivera?

Esa es la forma más eficiente de hacer enemigos en la política.

La complejidad según el partido

Ahí tienen el caso Chiautempan y la imposición panista de CCC (Cristobal Cruz Cruz) un constructor muy eficiente para los intereses de Adriana Dávila (al menos eso dicen sus detractores), y si es necesario atropellar a los militantes, pues qué más da…

Estas son las damas chinas de la política en Tlaxcala. Ajedrez no, porque eso requiere técnica y conocimiento. Esto que se hace es vil imposición, acuerdos cupulares de petatiux y ya lo decíamos arriba, jugar a ser dios… a destruir políticos y con ello sentir un placer muy particular, a perder elecciones sabiendo que el objetivo es el poder compartido en una mayor extensión territorial.

De entrada, los negocios. Conservar las fortunas mal habidas y sumar otros negocios. La visión es amplia, la voracidad absoluta y el compromiso con el partido… ese es puro cuento.

Felipe Hernández, al infinito y más allá

Convertido en el abanderado del Partido Alianza Ciudadana (PAC) a la gubernatura, tras la dimisión del ex rector de la UAT, Serafín Ortiz Ortiz, el ex dirigente de ese partido, Felipe Hernández, asume la estrategia del verdadero líder de este grupo, el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz.

1.       Si Felipe Hernández va a las urnas, lo hará como ejercicio evaluatorio de la estructura aliancista. Con el fin de conservar cohesionado a ese colectivo, nada despreciable que en el mejor de los momentos podría sumar 60 mil votos.

2.       Recordemos que la mentira y la traición son atributos negados a la mayoría de los mortales; pero en el caso de Ortiz, el candidato Hernández bien podría recular, si la conciencia del partido así lo determina en el trecho este que falta de aquí al cinco de junio.

Hoy, la línea es que no hay apoyo ni a Lorena Cuéllar Cisneros, ni a Adriana Dávila Fernández, tampoco a Martha Palafox Gutiérrez o a Marco Antonio Mena Rodríguez.

Pero mañana, ¡quién sabe!

Ortiz-González, no terminan sus líos y ya se preparan para otros

.

 Si Héctor Ortiz y Mariano González Aguirre, son diputados la próxima legislatura no se darán tregua; a uno de los dos, hacen hasta lo imposible para dificultarle la llegada

Mariano Gonzalez Aguirre, Hector Ortiz, Elecciones 5 Junio, Tlaxcala En Linea Caricatura

Es interesante analizar la metralla entre los dos otrora amiguísimos en el equipo de Beatriz Paredes (uno, el temperamental seductor, o sea Mariano, y el otro, el discreto secretario de la entonces lideresa de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos (CNC) o sea Héctor).

Cuando el más bravo de los dos reclamaba su derecho de foto, para ser gobernador, el más morenito de los dos procuraba comerle el mandado, fingiendo que la virgen lo llamaba… siempre en los terrenos del bajo perfil usado hasta que sus chambas se lo permitieron.

Tenía que llegar aquél noviembre de 2004, cuando Héctor Ortiz, convertido en un panista de circunstancia llevó a los azules al poder, y causó una de las heridas más dolorosas a Mariano González Zarur, a quien en realidad la vida hasta entonces lo había tratado con benevolencia.

Y para variar la ira llevó al de Apizaco a lanzar una maldición en contra de aquél con quien hacía poco compartía el liderazgo de Beatríz Paredes Rangel.

Lo quiso ver tras las rejas, pero no se le hizo. Le quitó sus notarías, pero hoy se las tiene que reponer; clausuró dos de sus obras cumbre, la Central de Abasto de Tlaxcala (CAT) y la Plaza Bicentenario, y con ello golpeó su propia imagen pues, pudiendo terminar ambas, optó por el rompimiento unilateral.

En el caso de la CAT esto tiene sus consecuencias. 500 millones se han de pagar a Cemex, una de las firmas que en tribunales dobló al gobierno de Mariano. El asunto de la Plaza Bicentenario se convirtió en una grave molestia… regresaron recursos, el proyecto se pudrió y quedó como monumento al odio entre políticos. (A ver si a Mariano no le ocurre igual con su Ciudad Judicial, extensión de unos terrenos que, raro, resultaron ser suyos)

Viene lo más interesante: la moneda en el aire para ver quién, después del cinco de junio tiene un lugar en el Congreso: Héctor Ortiz, el viejo enemigo de Mariano, o Mariano González Aguirre, la verdadera continuación del clan:

1.       Puede que lleguen los dos y se conviertan en los antagónicos de la nueva legislatura, tal vez uno encabezando a los institucionales y el otro, sin dar tregua encabezando a una oposición apasionada.

2.       Por todos los medios, Mariano intenta frenar la llegada del ex gobernador vía la candidatura plurinominal. Seguramente estudian las formas para usar la inhabilitación decretada a Ortiz. Pero esa figura legal se limita a responsabilidades en la administración pública. Así que sobre este tema se espera uno de los litigios más intensos. Ya veremos hasta dónde son capaces los abogados de González Zarur y hasta dónde se dejan los de Ortiz. Es un agarrón de pronóstico reservado.

3.       Dicen que las elecciones no solo se ganan con dinero, y puede darse la posibilidad que Marianito vea truncado su proyecto de seguir con el gen González en el teje y maneje de Tlaxcala. Esto sería el acabose para los González, pero ustedes saben que en política nada está escrito.

Exhumación

Se ve que a la administración estatal le dolieron las críticas nacionales e internacionales sobre el miserable estado que guarda aquí el sector salud. Hasta el gobernador vecino Rafael Moreno Valle, anunció la instalación de una delegación de la Cruz Roja en poblaciones aledañas a Cuapiaxtla, para paliar las ineficiencias del equipo comandado por el secretario de Salud, Alejandro Guarneros Chumacero.

No es tema nuevo el de la distribución irregular de medicamento y equipo en las instalaciones del OPD  Salud de Tlaxcala. Vale recordar que en tiempos de Alfonso Sánchez Anaya, decidieron priorizar los criterios médicos sobre las decisiones tomadas por otros profesionistas, en el tema de los medicamentos. Y les dio resultado, al grado que el entonces presidente de la Conago lo cacareó entre los gobernadores integrantes.

No sé por qué Guarneros Chumacero, volvió al viejo esquema de los funcionarios no capacitados en el tema de los medicamentos para surtir a los hospitales y clínicas. Y ahí tienen ustedes los resultados. Cuando un sujeto encargado de tan delicada actividad, prioriza montos y velocidad para ganar comisiones, la gente se muere. Los números son fríos, no engañan.

Tanto dolió al gobierno de Mariano González que, la Procuraduría anunció la exhumación del cadáver del bebé muerto por la supuesta negligencia en el centro de salud de Cuapiaxtla.

¿Qué pretenden demostrar con la exhumación?, ¿Que fueron otras las causas del deceso y no precisamente la falta de medicamento y equipo, y eso los mueve a no aceptar la inminente recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)?, ¿Mariano no se detiene a pensar en causar más dolor a la mamá del bebé muerto y a todos sus familiares (yo diría que al pueblo entero de Tlaxcala) y sin medir consecuencia han tomado esa determinación?

Les es más fácil manipular la muerte de un infante, que realizar los cambios necesarios en la estructura del OPD.

En un gobierno con el mínimo de sensibilidad, al secretario de Salud ya le habrían pedido su renuncia, y la explicación del caos debido al cual la gente ha dejado de tener un derecho tan legítimo como lo es el de la Salud. Aun más, hace tiempo que una comisión legislativa se estaría encargando de realizar los más sesudos y profundos análisis sobre el mediocre papel de la SESA.

Pero, con estos diputados que tenemos y ese culto al diezmo o doble diezmo, a los autos nuevos regalados por laboratorios y empresas, a la falta de preparación académica del titular del OPD y al cinismo con el cual responde una administración como la de Mariano González Zarur, a un tema tan sentido como la muerte de un niño por negligencia, ¿a qué aspiramos si no a un informe a modo tras el dolor causado a los deudos del bebé a quien a estas alturas no dejan descansar?

Equivocados si están fuera de la nómina

Les garantizo que no nada más se trata de jugar con la configuración del mapa del poder en Tlaxcala. La inclusión de viejos rostros para regresar a cobrar como diputados plurinominales nos revela que los ricos también lloran, y necesitan lana y una chamba –aunque sea de legisladores locales.

¿Ejemplos? Héctor Ortiz Ortiz, quien ya fue gobernador pero, tras los eventos que movieron el tapete a su partido el PAC y a su proyecto, de sumarse con alguno de las o los candidatos al gobierno, mató dos pájaros de un solo tiro; se afianza con figura central de su partido, pero no desaprovecha la oportunidad de recibir la centaviza en Allende 31.

Gualupe Sánchez Santiago, y el presunto convenio entre González y Adriana Dávila para prianizar Apizaco y dar continuidad a la línea que ha visto en los negocios de los supuestos adversarios políticos una pingué forma de ganar-ganar. Maricarmen Ramírez García ha regresado a la política tras un prolongado ayuno, cumpliendo con un voluntario soterramiento, en puestos directivos del Cobat, Apizaco y Huamantla.

J Carmen Corona y su hija, ya ni la amuelan, uno pluri y la otra por el distrito XIV; Miguel Vázquez y la cuota a Beatriz, colocándolo en el número uno de la lista pluri del PRI, digo el cinismo es grande, la manipulación indigna, y las mismas caras aburren.

En sus marcas, listos…

Tres mujeres, tres hombres, Adriana Dávila Fernández (PAN), Martha Palafox Gutiérrez (Morena) y Lorena Cuéllar Cisneros (PRD); Felipe Hernández (PAC), Marco Antonio Mena Rodríguez PRI-Verde-Panal-Rosalía y Edilberto Algredo (Movimiento Ciudadano), no tienen ya justificación para especular o seguir con conceptos de promoción personal.

La gente quiere saber lo que traen dentro del coco, con lo cual piensan ganar el voto de quienes tienen problemas, unos ancestrales y otros deliberadamente dejados por autoridades irresponsables y voraces.

Bienvenidos a la realidad. El próximo lunes comienza la hora de la verdad. 

El PAC y su reserva a sumarse con Lorena o con Adriana; HOO vuelve a las andadas

.

El más viejo del orticismo ha tenido que activar su sistema artesanal de hacer política, privilegiando el contacto directo que el corporativismo, reventado tras la dimisión de Serafín

Hector Ortiz, Serafin, Eleccion, Partido Alianza Ciudadana, Tlaxcala En Linea

Esta vez, el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, apuesta a su longevidad en la política y a la práctica tan  de él, de repasar día y noche nombres, fechas, detalles, de sus conocidos en este ambiente. Y mire que le hace falta tras el capítulo que marcó la decisión de su carnal, Serafín Ortiz, de dejar para mejores momentos su participación en elecciones.

Medio día del pasado trece de marzo. El diputado con licencia Serafín Ortiz, hacía pública su dimisión y no descartaba aliarse a otro proyecto, tal vez Lorena Cuéllar Cisneros del PRD, o Adriana Dávila Fernández del PAN.

Transcurrieron dos semanas y, aunque estamos en días feriados aquella posibilidad se fue diluyendo.

Y quedó claro el mensaje: el PAC no está de lado de Lorena y tampoco de Adriana.

También quedó a la vista de todos el desafío de Ortiz al mandatario Mariano González Zarur, quien no solo fue incapaz de meter a Héctor a la cárcel, sino que en el próximo Congreso lo tendrá como parte de su pesadilla.

El tercer objetivo que mueve el retorno de Héctor Ortiz al Congreso local, llevando a su cuñado Justo Lozano como suplente, debe ser un mensaje a los 50 mil o 60 mil votantes dispuestos del Partido Alianza Ciudadana (PAC) para impedir su desperdigamiento.

Quedó en el intento aquél concepto de corporativo para negociar una participación en bloque.

Volvió a escena la acción casi artesanal del ex mandatario para focalizar municipios o regiones y anteponer el trato personal con los individuos a posibles hazañas con intenciones masificadoras.

Soberbia, parálisis, pasividad, no sé. Lo que está claro es que el protagonismo del PAC pudo medirse en términos reales. ¿Su destino?, insisto, será labrado de manera personal. El aglutinamiento no fue acogido por el gremio de los académicos.

Delicada, la situación de Román

Será mañana cuando un juez determine la situación jurídica del alcalde de Zacatelco con licencia, Francisco Román Sánchez. Por lo pronto, recobró su libertad dejando en garantía dos propiedades de un hermano suyo, con un valor superior a cuatro millones de pesos, que es el monto por el que enfrenta una demanda de abuso de confianza.

El caso tiene relación directa con los ejidos afectados durante la construcción del Arco Norte.

Entonces las filiales de Carlos Slim, encargadas de la construcción (Imbursa-Ideal) negociaron con el gobierno federal el pago de dichas parcelas sobre las cuales pasaría la supercarretera.

Y surge un nombre clave en estas negociaciones: Alberto Cano Cortesano, director –entonces-del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El mismo a través del cual se transfirieron los recursos.

El mismo que permitió dar un carácter institucional a la adquisición de ganado de ínfima calidad para cubrir con un escandaloso sobreprecio las indemnizaciones a los afectados.

¿Por qué el Centro SCT, mediador entre Ibursa-Slim y campesinos de Tlaxcala, no exigió la entrega pulcra del efectivo?

¿Por qué comprometió la credibilidad de la institución al frente de la cual estaba para que los ejidatarios estimaran la aceptación del pago en especie?

¿No debió compartir una celda el señor Cano Cortesano en la Procuraduría?

Bueno, tal vez ustedes me dirán: es que el chaparrito de San Pablo del Monte no ha necesitado una carta de antecedentes no penales, como en cambio sí ocurrió con Francisco Román Sánchez.

El hecho es que después de un tiempo que se ha hecho eterno, la acusación emergió entre las catacumbas del feudo de Alilcia Fragoso Sánchez, y se la aplicaron al activista –que en 2012 se volvió panista- justo en el momento en que más daño le pudieron causar.

Eso explica la inacción de Adriana Dávila Fernández, quien pudo haber reclamado tan perverso proceder de una administración lista a desempolvar procesos como parte de una guerra sucia rumbo a la elección de junio. Pero no lo hizo.

Y también nos pemitiría especular respecto a fechas vencidas y temas renovados entre Mariano González y Adriana Dávila. Como podemos ver, el capítulo llamado Francisco Román Sánchez, no se halla dentro del palomeo de asuntos reafirmados.

Creo que otros sí. Como puede ser el aseguramiento de Guadalupe Sánchez Santiago en la próxima Legislatura, vía el primer lugar en la pluri panista, hecho que ha despertado al panismo bronco, super molesto en contra de tan arbitraria decisión, respecto a la cual queda mucho, mucho por aclarar.

Román Sánchez, retenido por una inteligencia zancona y abandonado por el PAN

.

A las doce horas de confinamiento le expresaron un usted disculpe pues tal vez el abuso de confianza ya había prescrito, pero el PAN ni una palabra, Adriana Dávila, menos

Detienen Francisco Roman Proceso Proscrito Caricatura Alicia Fragoso Mariano Gonzalez Tlaxcala En Linea

En la Procuraduría de Justicia, primero enjaularon al alcalde de Zacatelco con licencia, Francisco Román Sánchez. Luego se dieron cuenta que chance y el abuso de confianza por el que lo retuvieron, ya había prescrito, y entonces encargaron ahí al más chafa de los representantes sociales pronunciar el infaltable: usted disculpe.

Así que no se trató de un trabajo integral de inteligencia, digo, los encargados de ese departamento debieron contar con toda la información para no hacer el oso que a final de cuentas devino en el vulgar garrotazo asestado por el manchi sistema a un líder que ya preparaba movilizaciones de campesinos para reclamar su liberación.

En la elección de 2012, Francisco Román Sánchez, adoptó a los panistas como su familia, a Adriana Dávila Fernández como su objetivo para hacerla senadora, y echó toda la carne al asador.

Los buenos resultados para la causa adrianista en esta zona reflejan al hoy aspirante a diputado local como un proyecto productivo para concretar alianza.

No entiendo cómo el PAN y particularmente Adriana Dávila Fernández, dejaron morir solo a este líder campesino.

Tuvo que aguantar vara. Ocupar las horas de retención como valiosa oportunidad para reflexionar sobre la conveniencia de seguir ofreciendo sus activos a alguien que en la primera oportunidad le da la espalda.

No es el único. En el mercado Emilio Sánchez Piedras, por ejemplo, puede verse a un entusiasta vendedor de DVDs, a quien también dejaron solito y su alma, cuando por las prisas de cierta candidata, atropelló y dio muerte a una persona. Hombre, la candidata tenía cosas importantes como para retrasarse por un simpatizante en el lugar equivocado a la hora equivocada.

Tras doce horas en los separos de la procu, Román Sánchez tiene hoy motivos de gratitud hacia el manchi sistema: le dieron publicidad gratuita. Hasta los medios en los que no lo toleran le dieron importantes espacios.

Es un retenido político (para no decir preso político) a quien primero pusieron a buen resguardo y luego no les quedó otra que dejarlo ir. ¿Quedó claro para el resto de enemigos de este sistema, necesitados de ir a la procu a hacer algún trámite?, ¿Se entendió correctamente el efecto del clavo en la punta del garrote con el que calcularon la dureza de la cabezota de Román Sánchez?

 

 

Infamia en el sector salud

Nuestra solidaridad con la mamá que cargó a su bebé, ya sin vida, y lo sacó del centro de salud de Cuapiaxtla, donde la médica que le brindaba los primeros auxilios no le pudo suministrar oxígeno, simplemente porque en esas instalaciones de la Secretaría de Salud, carecían del equipo para hacerlo.

Tenía nueve meses de edad y los reportes médicos hablan de una afección respiratoria.

Entonces queda ahí flotando la posibilidad de que haya sido una víctima de H1N1. Mas si somos acuciosos, esa enfermedad no es lo que mata, como sí en cambio dar un uso arbitrario e infame a los recursos y no emplearlos para lo que fueron enviados.

Díganme dónde fueron a parar los miles y miles de manchichamarras, a las cuales según información salida del propio PRI… las escondieron luego de registrarse dos decesos en Españita, por cierto de los papás del candidato de ese partido a quien enviaron un montón de esos promocionales del voto.

Duele decirlo pero, en ese tipo de inversiones se va el dinero. Nada más en 2014 se fugaron 47.1 millones de pesos. Bueno en ese mismo ejercicio, los 195 millones de pesos del Seguro Popular, fueron gastados pero ni un peso comprobaron.

¿No les alcanzaba para dotar al centro de salud de Cuapiaxtla de suficiente oxígeno y los implementos para aplicarlo en casos de emergencia, como este que cobró la vida a un bebé de nueve meses de edad?

¡Claro que el secretario de Salud, Alejandro Guarneros Chumacero, tiene que explicar los motivos de esta crisis!

De ella nos enteramos por la dolorosa muerte del pequeño. Pero en realidad descubre una situación caótica e imperdonable en el rubro de la salud pública, un derecho de todos los tlaxcaltecas que, según vemos se halla en el vil esquema pachanguero con funestas consecuencias.

Seguramente las investigaciones exculparán a las autoridades.

Porque todos pueden tener responsabilidad, menos los que manejan el dinero.

El registro de Lorena

Agustín Basave Benitez, líder nacional del PRD encabezó el nutrido acto de registro de la candidata perredista al gobierno de Tlaxcala, la senadora con licencia Lorena Cuéllar Cisneros.

Dicen que al menos la arroparon seis mil mujeres y hombres coreando su nombre. Dicen que se podían identificar microbuses poblanos –tal vez un presente de Rafa Moreno Valle– y también dicen que no a todos les cayó bien desquiciar la de por sí conflictiva circulación en la ciudad de Tlaxcala.

El hecho es que la perredista Lorena Cuéllar Cisneros, dijo a sus adversarios, mírenme aquí estoy, no nada más repuesta de los líos en los que me habían metido los Amaros, los Sesines y los Cambrones, sino organizados y con evidentes muestras de una convocatoria que va a ser fundamental el cinco de junio.

Pesados pasivos de 2012 manchan a las campañas del PAN

.

Una de ellas sería la deuda pendiente, superior a un millón de pesos para adquirir despensas en la firma Rivera de Apizaco. ** Crispín Corona… acabó la leyenda

Juan Corral Mier, Operador Adriana Davila Fernandez, Diputado Pierde Tiempo, Caricatura Tlaxcala Enlinea

Como ya están listos, después de haberse puesto en posición de “en sus marcas”, ya saben ustedes, cualquier pendiente guardado por ahí el tiempo que sea no ha tardado en aparecer.

Y para muestra un botón. Nos dicen que en Apizaco, el abarrotero Rivera que busca ser alcalde, encontraría en el cajón de las deudas por cobrar, unos recibos firmados por Adriana Dávila Fernández, poquito más de un millón de pesos por concepto de despensas, adquiridas en 2012.

Pues uno se imagina, verdad… en ese año hubo elección federal; de hecho a partir de ese año la seño Adri es senadora de la República, ¿apoco no ha pagado las despensas que le compró a ese inocente abarrotero?

No me digan que mesié Calderón dejó de mandar la papeliza, al grado que quedaron pasivos de ese tamañote en plazas importantes como para Tlaxcala significa Apizaco. Quién pensaría que al paso de unos años, el mismo que fiaría las cajitas con frijoles, azúcar, galletas y sardinas –entre otros productos- se dispondría a ir a las urnas a competir con un pupilo de la propia seño Adri.

Bueno, eso me lleva a ciertas conclusiones, como aquella de pensar que el morenazo transportista Julio Hernández Mejía, ya sabe a lo que le tira cuando ate cabos y se dé cuenta, por ejemplo que su partido se la juega con una candidata más que débil en el distrito 4 -¿para no hacer sombra a Marianito?- y que la aparición de las deudas adquiridas por su lideresa moral, para nada son casuales.

Aun peor. Si le sumamos el papelón del diputado Juanito Corral Mier con múltiples proveedores a los que pide ayuda – nos dicen –  y les platica el cuento chino de que los recursos no tardan en llegar y que cuando eso suceda entonces será posible ponerse a mano con esos compromisos, no tengo más que formular los siguientes cuestionamientos:

1-      ¿Cierto o no, Juanito Corral Mier es diputado federal, aunque sea de representación proporcional, secretario de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial; secretario de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, y es parte de la Comisión de Vivienda?

2-      ¿Y qué hace un miembro activo de la Cámara de Diputados, pidiendo fiado para una causa política?

3-      El señor diputado debería saber que, aunque sea pluri, de todos modos esperamos que haga algo por Pemex y la tragedia en que se ha convertido, que alce la mano para proponer cosas lógicas que nos lleven a parar la devaluación del peso, o ya de perdis que la haga cansada por la Casa Blanca de Peña, aunque sea a destiempo.

4-      Pero no, ahí anda –dicen- de operador de Adriana Dávila, pidiendo fiado y quedando mal con a la hora de cumplir con la paridad de género en las candidaturas a alcaldes.

La neta en la remoción de Cispín

Llegó en la segunda mitad del sexenio de Héctor Ortiz Ortiz, y cumplió con el particular papel de titular aldeano de Órgano de Fiscalización Superior (OFS), es decir, a no hacerla cansada con los números del gobernante en turno –como obligación prioritaria- y también para hacer mano de chochino a aquellos alcaldes o titulares de entes fiscalizables, para obligarlos a bailar al son que entonces tocaba el alto mando.

En 2010, luego de los seis meses de hueva total del gobernador electo Mariano González Zarur, hizo exactamente lo mismo. Cabe decir que en ambas administraciones no desaprovechó oportunidad alguna para ayudarse, verdad, ya fuera colocando delegados en las tesorerías municipales, u operando directamente con los tesoreros. También vendiendo, y bien caros, los servicios de auditoría externa, con la garantía de neutralizar las auditorías internas.

Tan bien le fue en el negocio que, pudo aprobar cuentas tan caóticas como las de Orlando Santacruz Carreño en Apizaco, o Carlos Ixtlapale Gómez en Huamantla.

¿Ustedes creen que un auditor con estas características debía seguir al frente del OFS?

Sencillamente cumplió con el papel para el cual fue colocado. No tuvo impedimento en hacerse un rico más de Tlaxcala pero, bien sabe que este tipo de puestos tiene término.

Nombres, nombres

Para ocupar tan codiciada posición hay quien menciona al beatricista de hueso colorado, Alejandro García Arenas, una especie de comodín de los grupos, no peleado con nadie, pero tampoco bajo otra potestad que no sea la de la seño Betti.

No podría faltar el contador Trino, o sea Trinidad Ordóñez Carrera, carnal del secretario Chapis, a quien ya en serio todos conocemos como Napo (también como Ernesto Ordóñez Carrera).

Su paso por el administrativo de la Secretaría de Salud fue más bien accidentado y dicen que nunca se pudo adecuar a los diezmos, dobles diezmos y comisiones mayores con las cuales suele esa dependencia funcionar como lo hace: de cabeza.

Otro que tenía su veladora prendida es el ex administrativo de la USET, Saúl Pérez Bañuelos. Nada más que desde 2013 lo traen en la mira porque tiene así, así de pendientes que aclarar en la espantosa USET, al grado que en la Procuraduría General de la República (PGR) tiene delicados procesos.

No pues descártenlo.

El nuevo mapa de un estado en riesgo

.

Sometido el sujeto a quien piensan poner como gerente de sus negocios, los factores de poder lo apuestan todo a ganar una elección que les aguarda su lugar en la historia

Marco Antonio Mena Rodriguez, Encerrado, Humillado, PRI, Candidato, Gubernatura, tlaxcala En Linea

Quien se haya encargado de palomear las listas de diputados en el PRI y sus aliados, quien lo haya hecho con la lista de candidatos a alcaldes, atiende a tiempos que dejan ver la soberbia de un alto mando y su operador más cercano para, dibujar el mapa de estado que les conviene.

Conviene a ellos. A sus intereses, a sus constructoras, a sus comercializadoras, hasta a la muy grotesca sospecha de una inexplicable y creciente inseguridad que, según la Cámara Nacional del Transporte de Carga (Canacar) nos asigna puntos negativos, como si fuésemos el indeseable filtro carretero por el cual nadie quisiera pasar.

Entonces me pregunto si dichos palomeos tienen el propósito de sacar a Tlaxcala de esquema retrógrado y de país bananero, o nada más atienden a la mirada de corto plazo de dicho factor de poder para seguir sometiendo a un estado a esa forma suya de desafiar, de actuar con sangre fría, de lidiar batallas con quien se ofrezca, y comprar voluntades y silenciar críticos.

No debería ser este gris panorama lo que una familia empoderada ofrezca como alternativa de sus profundos deseos de conservar el nivel de mando.

Con quien piensan contender por la grande está hecho un fardo. Lo tienen soterrado en la cocina y sujeto a decisiones que han de humillarlo, como un plus a ese control por adelantado al que difícilmente van a renunciar.

Hasta en su agenda meten la mano. Hoy, una reunión puede ser repentinamente suspendida porque fue llamado por su superioridad, o porque una voz imperativa le ordenó trasladarse a la Ciudad de México a atender algún pendiente.

Si al rato se les antoja, lo regañan, lo humillan ante la gente. Así se las gastan.

Tiene sus consecuencias

Actuar con semejante desparpajo va a tener sus puntos nocivos. Si la cuenta pública de 2014 arroja daño patrimonial de casi 48 millones de pesos, y la de 2015 anda por las mismas, desplegar el capote sin miedo a la cárcel es una práctica con fecha de caducidad.

El monitoreo es constante y profundo. No deberían confiarse tanto; al contrario, podría ser tiempo de recular con lo que Andrés Manuel suele llamar la mafia del poder. Y aunque hablamos de una cuestión local, las rejas de todos modos son insalvables.

Se trata, señores del siguiente paso del bucanero.

Tiene cautivo al que piensa ponerlo al timón. Ni siquiera le permite respirar.

Pues cómo, si ya está viendo los negocios por venir, y lo que menos necesita es un estorbo para ejecutarlos.

Planteemos lo siguiente: ¿esas sorprendentes decisiones tomadas por un factor genético de poder serán apoyadas por las militancias de los municipios donde cayeron como cubetadas de agua fría?

Estamos ante los números alegres hechos por la inmadurez de quien toma el poder combinando herencia y violencia, y ante la complacencia de quien en uno de sus informes lo describió como el factor de cogobierno.

Eso es anticonstitucional. No puede tener más resultados que una tragedia para quienes están hechos unos tahúres y apuestan su propio destino. Van por todo. Todo si triunfan y no hay quien los pare en seco. Nada si fracasan y acaban donde suelen hacerlo los delincuentes.

Una comparecencia fuera de contexto

Con un poco de solidaridad de una procuradora como lo es Alicia Fragoso Sánchez, hacia la familia rota por la desaparición de su ser querido, una menor de edad, tendría lógica el desempeño de este gobierno.

Asistir al Congreso –con el concurso de los pasivos legisladores– y responder a sus cuestionarios amigos, a puerta cerrada, no es ni un pequeño porcentaje de lo esperado de aquella otrora brillante activista, a quien el poder y la presión de su jefe la opacaron, la hicieron un personaje siniestro y cenizo.

¿Le costaba mucho decir a esa familia: estamos con ustedes, y empeñamos la palabra en hacer nuestro mejor esfuerzo para hacer una investigación que, venturosamente tenga buenos resultados?

No, lejos de una actitud solidaria, la respuesta fue entre tardía e indiferente. ¿A sí, perdiste a un ser querido, pues yo comparezco en el Congreso pero a puerta cerrada?

Lo hace en plena temporada electoral. No le importa que esto se traduzca en votos de castigo. Seguramente esto ha sido calculado por los especialistas del régimen, buenos para el futurismo y mejores para sembrar el terror entre los burócratas, pero malos, malísimos para tender una mano amiga a la familia de Karla, en desgracia, como muchos lo hemos estado alguna vez.

¿Contamos con la autoridad?

No, la autoridad tiene otras ocupaciones más importantes. Como alegar en todo foro que somos el estado más seguro, y sacar punta a sus lápices para elaborar las estadísticas más lindas.

Ojalá algún día echen una mirada por el submundo que ellos mismos han creado. No soportarían ser pasados por alguno de los filtros con los que tratan a la gente de carne y hueso, al ciudadano común y corriente, por cierto, al que hoy le insisten en que vote por su causa.

En consecuencia

Ha de ser por eso que los analistas ven en Tlaxcala a cuatro aspirantes al gobierno, tres mujeres y un hombre, todos con posibilidad de ganar. Aquél con la oportunidad de despegar, sencillamente vive en el encierro, impotente, sometido, humillado.

Los registros y la pepena, de lo formal a la vergüenza

.

Mena Rodríguez, otra vez dejado de la mano del CEN en su registro; Adriana Dávila nos sorprende llevando a Cristobal Luna como su chambelán, también a Rogelio Camarillo

Candidatos Gobierno Tlaxcala Caricatura Tlaxcala En Linea

Días de registros ante la autoridad electoral. Y de apariciones entre cínicas y decepcionantes. Tal vez recuerden ustedes la cinta de Disney La princesa y el vagabundo, conmovedora historia que traída a la cruda actualidad en la política tlaxcalteca retrata la maniobra de la panista Adriana Dávila, acompañada por el ex presidente del PRD, Cristóbal Luna Luna.

Cierto, es un gesto democrático; ahora, si uno recuerda las dos denuncias enfrentadas por el de Acuamanala por trata de personas, cae en la cuenta que por lo menos es extraordinario que Luna brille con esa luz que tiene en el montón que acompañó a la princesa Adri a su registro ante el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE). Si aquellas denuncias prosperaron o no, eso no es materia en este momento, como sí en cambio la falta de filtros inteligentes en el pull adrianista.

Porque lo mismo le ha dado meter en ese carrito de compras a Rogelio Camarillo. Ustedes cómo la ven, es mejor la imagen de Camarillo, de Luna… o de Guadalupe Sánchez Santiago. Aquí el chiste era hacer bulto y portar credenciales de perredista o priísta.

Del resto se encargó Margarita Zavala y su rollo muy de partido unido, sobre robustos rieles democráticos rumbo a la elección de 2018, pero transcurriendo la actual, 2016, entre memorables frases extraídas de los cursos de superación personal y programación neurolingüística (como meseras de Vips) entre manos entrelazadas y ojos cerrados imaginando los lindos escenarios que a través de esta gran energía no tienen de otra más que llegar.

Del otro lado del estudio

Fin de semana, en el reservado (de cristal) de un elegante restaurante de Acuitlapilco. El archi crítico de Mariano, su ex secretario de gobierno que un día se puso la sotana mandada a comprar por su paisano Ricardo García Portilla, y luego azotó de fea forma en una elección donde el entonces secretario de finanzas bailó de tan feliz como ratón vaquero, se arreglaba con Marianito.

De entonces al día del registro, mírenlo, alzando la mano a Marco Antonio Mena Rodríguez. Dicen que le prometieron meterlo a la próxima Legislatura a como dé lugar. ¿La pluri?, ¿Por su distrito?, la cosa es que Noé Rodríguez Roldán, nos demostró del material que está hecho.

Ayer expresaba palabras impublicables de Mariano y Marianito. Hoy, volvió a ponerse la casaquita de mayordomo, el sirviente grandulón que anduvo deambulando un par de meses, haciendo creer a numerosas personas que lo movía una idea revolucionaria para librar del tirano a Tlaxcala.

Hasta pintó su raya, y se regodeó viendo como muchos compartían la idea rebelde de uno que a final de cuentas resultó balín.

Otra vez dispuesto a poner las mejillas para que manchis las use para lo que son (sí para cachetearlas), otra vez buscando las cortinas del salón rojo para usarlas como escondite cuando a su majestad el tlatoani de la mano temblorosa le dé por repartir candela ante sus funcionarios ineficientes y eunucos, pero con chicas uñotas…

Pues entre personajes bien aldeanos, ahí estuvo Noé, participando del ambiente festivo a la hora de registrar a Marco Antonio Mena ante el ITE.

¿Aldeanos? Sí, porque Tlaxcala es el único estado “priísta” donde ni al registro de su abanderado, ni a su ratificación en convención de delegados, ni a su destape, ha llegado un personaje de peso a nivel nacional.

Aquí la militancia se halla a merced del tirano que ser vale del terrorismo laboral para crecer sus amenazas a aquellos burócratas que quieran seguir conservando la chamba, porque después de la elección va a haber tiempo para tronar a todos aquellos que se hayan atrevido a votar por un partido distinto, o que no hayan puesto de su bolsa para llevar a los veinte familiares, amigos, socios, o lo que ustedes quieran y manden.

Ganará el menos malo

Si fuese una competencia para ver quién realiza los movimientos menos lógicos, la verdad ni a quién irle. Ahí los tienen ustedes, reciclando material de desecho. Creyendo las mentiras de quienes aseguran tener cientos de seguidores en sus formidables grupos.

Pero si ni si mamacita cree en ellos. Ahí los tiene, cotizándose altos en esta subasta de la vergüenza.

Según Ciro Gómez Leyva, en su espacio La historia en breve, publicada hoy por El Universal: La batalla de las tres mujeres y el hombre en Tlaxcala se ve de pronóstico reservado. Cualquiera podría imponerse: la panista Adriana Dávila, la perredista Lorena Cuéllar, la morenista Martha Palafox y el priísta Marco Antonio Mena.

Yo añadiría que en este escenario de subastas y reciclamiento puede ganar el que cometa menos errores.

Ni siquiera digamos que ganará el menos malo. Esta es una especie de partida entre pepenadores (dicho sea con todo respeto para ese gremio) que, entre basura y podredumbre buscan y buscan algo que les permita llenar el saco de sobrantes para llevarlo a cambiar por unas monedas.

Es tiempo, señor y señoras candidatas de anteponer el discurso hacia la gente. Quien no convenza y dependa de la operación de sus mecenas está frito.

No podemos ir a la elección en medio de estos barbarismos de la política, pensando que a la gente se le puede jugar el dedo en las encías.

Mena, candidato sin rumbo, de la abuela carbonera a estoico defensor del magisterio

.

Pasa por alto el terrorismo laboral desplegado por el secretario Aurelio Nuño, de Educación, y el otro terrorismo laboral, el de Mariano a los que quieran seguir en la burocracia

etlaxcala_mariano_gonzalez_estorbo_marco_antonio_mena_humillado_pri_caricatura_tlaxcala_enlinea

Aquello de #soy turquesa se habría advertido, digamos fuera de los terrenos de la… indefinición, si Marco Antonio Mena Rodríguez, el hoy candidato de Nueva Alianza a la gubernatura de Tlaxcala (ya saben haciendo bulto con el PRI, Verde y Rosalía) mostrase una línea conductual y discursiva con objetivos claros y precisos.

Si en el PRI habla de continuidad (siempre dirigiendo la vista hacia abajo cuando interviene su impulsor Mariano González Zarur) con los seguidores de Rosalía evoca el expendio de carbón de su abue, con los verdes convoca a amarnos los unos a los otros y ahora en el Panal, quiere jugar el dedo en las encías de un magisterio golpeado física y laboralmente por ese terrorismo desplegado por Aurelio Nuño, hoy estoy más hecho bolas que ayer.

Trataría de encontrar puntos de coincidencia entre esos discursos, algo así como: okey, estoy planteando la continuidad, ‘nada más en lo que convenga’, lo hago con una actitud institucional pero digna, no agachona y menos subordinada…

Bueno, ese sería el eje que pase por en medio de los cuatro emblemas partidistas; que denote fuerza y liderazgo –no pusilanimidad y tibieza- y que convenza a los cientos o miles de potenciales votantes, que vale la pena el cuate que hace malabares mil para expresarles que él es el candidato a gobernador.

Pero

Cuando uno se entera del vil regaño dado por Marianito. Cuando uno se resiste a creer que el candidato fue tras el encolerizado novillero luego que este dejó a una bola de comensales donde se supone que el invitado de honor era el candidato, pues no nos queda otra que lamentar la relación insana entre los que se van y el que quiere llegar.

¿Qué habrá demandado el candidato, capacidad para hacer nombramientos, para dar candidaturas, para contar con recursos, un poco de respeto, un poco de dignidad?

¿Por eso corrió a alcanzar al geniudo Marianito, otro pinto hijo de tigre? (aquí al tigre a veces le tiembla la garra)

¿Por qué Marianito le reclamaba: ¡eso no… ya te dije que eso noooo!?, (¿ya hasta me dio cosa imaginar lo que estaría pidiendo)

Caduca alianza perversa

Apenitas, otro temperamental nada más que panista, Ángelo Gutiérrez Hernández, denunció intromisión del ejecutivo en la elección del sustituto de Crispín Corona Gutiérrez, al frente del Órgano de Fiscalización Superior (OFS).

Lo hizo al tiempo de comentar que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya detectó daño o perjuicio a la administración de Mariano González Zarur, por más de 100 millones de pesos (mdp).

Aquí le documentamos hace un par de días, por rubro y programa el daño detectado en la cuenta pública de 2014. Ascendía a 47.1 millones de pesos, por los cuales varios funcionarios, comenzando por el libanés González Zarur, tienen grave responsabilidad.

Bueno, pues súmele un tanto poco mayor. Juntos hacen cien millones. Supongo que Ángelo se refería a la cuenta pública de 2015.

Ello significa que vía su jefa, la senadora con licencia Adriana Dávila Fernández, cuenta con información delicada que pega a Mariano donde más le duele… en su parte vulnerable: la cuenta pública.

Así que aquella alianza perversa que comienza con el abordaje de los piratas panistas a un barco anclado en Allende 31 y culmina con la nominación de una candidata bien equis en el distrito IV –pues para no hacer sombra al candidato Marianito- caducó ayer, y han comenzado a aparecer golpes bajos, piquetes de ojos y rosones de juanete.

No olvidemos que esa alianza perversa tuvo como fruto ilegítimo la aprobación de la reforma electoral, de quitar el voto a los presidentes de comunidad, no, no, no, le cambiaron el rostro a una entidad empeñada en avanzar aunque sea de a poquitos, en el tema de la democracia y la distribución equitativa del poder.

Eso quedó atrás.

La declaratoria de guerra expuesta ayer por el diputado pizzero, tiene una lectura más que comprobada: hasta aquí llegamos… aquí se rompió una tasa y cada quien se rasca con sus propias uñas (no rima pero bien que es cierto).

Ya se veía venir. Estamos en temporada electoral. El amasiato, así como empezó acabó, sin amor, sin verdadera comprensión… casi puedo decir que sólo fue sexo y nada más…

Correcto, nos damos por enterados que, para variar, el ejecutivo está metiendo su manota en la elección del titular del OFS. ¿Para seguir manipulando las cuentas públicas de ediles y dependencias?, ¿Apoco?

Doble pechuga inmoral

El potentado sobrino del señor manchis, José Antonio González Necoechea, ha cometido ciertos excesos por su… facilidad comunicativa.

Opinó ante un alcalde que gobierna un municipio muy chipocludo de Tlaxcala, que la campaña de Marco Antonio Mena Rodríguez, nada más no levanta… pero para nada.

También lo hemos visto retuiteando temas semejantes, pero con una farsante lectura institucional.

No puede despojarse de su corazón panista.

Ni de repetirse al cansancio: el pez por la boca muere.