[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 5 febrero, 2016

Mariano se victimiza por desplantes de delegados federales

.

Pero no reconoce que fue el primero en deplorar a los representantes de Peña Nieto, como aquellas reiteradas majaderías a delegadas de SCT o la Sedesol

Marco Antonio Mena Rodriguez, Carnaval Tlaxcala, Mariano Gonzalez Zarur, Desplome, Caricatura En Linea

Ya son inocultables las muestras de división entre la poderosa aplanadora operada por Manlio Fabio Beltrones y el manchi team, que por su lado también se muestra distante del aspirante a tlatoani, Marco Antonio Mena Rodríguez.

Hace unos días los delegados federales – a excepción de la manchi-orticista Perla López del ISSSTE- hicieron el feo al director de ese instituto, el ex gobernador chihuahuense (traga años) Reyes Baeza Terrazas, quien estuvo en Tlaxcala con la representación presidencial.

Tanto fue el cántaro al pozo… hasta que los delegados pintaron su raya con Mariano González Zarur. Digo, a ver quién ha borrado de su cabeza las majaderías marianas con, por ejemplo con Hortensia Martínez Olivares, la delegada preferida del titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, cuando la dejaba solita y su alma cada que inauguraba alguna obra.

O cuando dicho majadero no permitía subir a quien hoy acusan de haber repartido hartas pantallas planas (como 150 mil, no me crean) gracias a lo cual por cierto, hoy ese mismo se ufana del carro completo en la elección pasada.

La cosa es que los delegados federales hicieron el desplante a un gobernador (pobrecito, ahora es víctima) y en lugar de rendir pleitesía al chihuahuense, organizaron la tamalada con motivo del dos de la Candelaria.

El que las hace no las consiente. Descortés, narcisista y estorboso, el señor manchis hoy se queja del feo que le hacen los delegados federales, esos a los que siempre consideró inútiles autoridades paralelas en cuya operación, cómo le gustaría meter la manota para despacharse con la molera.

Sí, es el paralelismo tricolor que se va a ajustar según las circunstancias para hacer más o menos aparatoso lo que puede ser el truene de Marco Antonio Mena Rodríguez, el delfín marianista que con un poquito de dignidad habría ya regresado la candidatura al PRI y a ese pesado de Manlio Fabio Beltrones, al momento en que se aventó la puntada de avizorar posibles derrotas en Tlaxcala y Veracruz.

A estas alturas Mariano no ha podido (ni podrá) colocar a sus íntimos en Sedesol, Relaciones Exteriores, Educación Pública.

Todavía se mueve

Hay que ver los elogios, ligeramente rastreros del diputado panista Julio Cesar Álvarez, hacia la senadora Adriana Dávila Fernández, precisamente en el lapso usado por los alquimistas azules, encabezados por el mayordomo Carlos Carreón, para sesgar voluntades a favor de la legisladora de las obsesiones, pero dueña de una penosa realidad, en el proceso de levantamiento de la encuesta que así lo definirá.

Julio Cesar, y sus frondosos planes para seguir en el negocio de la política, vio en la lisonja una oportunidad para salir en medios, con un tema digamos no desgastado, sino ya aburrido: el papel de Adriana en el proceso interno del PAN.

No es que no nos importe la opinión de Álvarez, pero también sería bueno conocer el punto de vista de Aurora Aguilar, en el plano local, o Rosy Orozco en el nacional, respecto a las posibilidades reales de la seño Adri para ganar (digo, es un mero trámite) la encuesta y en consecuencia, “legitimarse” como la abanderada, “fuerte y vigorosa” que sacará al PRI a patadas de Palacio.

Serafín Ortiz, al abordaje

El diputado del PAC, Serafín Ortiz Ortiz, asumió la dirigencia de Alianza Ciudadana, tras el desconocimiento que el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) hizo de Felipe Hernández, quien se desempeñaba en ese cargo.

Raramente el desconocimiento ocurre a días en que el académico formalizará su candidatura a gobernador de Tlaxcala.

El ex rector de la UAT es de los contados casos con un discurso crítico y con sentido, al margen de la degradación panista y perredista, de escándalo en escándalo y de yerro en yerro.

Las tremendas bardas que Profepa debe brincar

¿Tal vez recuerde la relación perversa entre la autoridad y una empresa productora de cobertores; sus ganancias exponenciales y los negocios como quedarse con la céntrica finca donde por décadas funcionó Nestlé?

Hoy que tan vigente está el tema del respeto al medio ambiente, y sobre todo a la salud, hay una labor no para mañana sino para ya, para los sabuesos de la Profepa.

Nos dicen que la incidencia de enfermedades renales y otros males relacionados con los químicos vertidos a la naturaleza, luego de usarlos en el proceso de teñidos, va en un aumento impresionante en la zona de Contla, Apetatitlán y Santa Ana.

Y resulta que en esa región, rica en fuentes de agua, dentro de dicha empresa y de manera clandestina hay pozos de los que sin rubor alguno extraen el vital líquido, lo contaminan y luego, sin mayor conciencia lo vierten a la naturaleza.

Nada más que dichas fuentes de agua se hallan dentro de una verdadera fortaleza, casi como una casa de seguridad y nadie, ni el gobierno federal puede penetrarlas porque otro, muy poderoso le brinda su protección. Si la salud de la gente está de por medio, pues quién los manda a vivir cerca. Así se opera para resarcir el tejido social.