[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 2 septiembre, 2015

Oreste de Jesús, la inseguridad en los niveles máxima alerta

.

Si con Orlando May Zaragoza Ayala, florecieron el secuestro y la extorsión, hoy es cosa habitual saber de muertos desmembrados y embolsados o tráileres de fertilizante robados

(etlaxcala) Roban Otra Vez Trailer Fertilizante, Delegado Sagarpa Jaime Garza Elizondo, Oreste Jesus Estrada Miranda, Incapaz Detener Crimen, Caricatura Tlaxcal

Jaimito Garza Elizondo, el delegado de Sagarpa, quería que se lo tragara la tierra. ¿Cómo les iba a dar la noticia a los productores de Xaltocan, gente buena, dispuesta, y con la necesidad de fertilizante?

“Pos fíjense que no va a haber fertilizante porque nos robaron el tráiler”, bueno eso pensó porque no tuvo los arrestos para justificar su retraso y la afligida carota con la que siempre suele andar.

No sé si lo han notado, pero el señor Oreste de Jesús Estrada Miranda, con todo y sus uniformes llenos de barras y estrellas, y sus lentes como de la colección de Elton John, no da una, al grado que uno que otro bárbaro ha llegado a pensar: estábamos mejor con el golpeador de viejitos y diputados, el tristemente célebre Orlando May Zaragoza Ayala.

Así de desesperados estamos. Vean.

Fin de semana, los guaruras del gober hacen el oso en el Moon’s… con decirles que hasta unos ministeriales (de Licha Fragoso) que echaban trago y andaban tentonichando, les tuvieron miedo. Se quedaron calladitos como cualquier hijo de vecino ante el par de energúmenos, el Roger y su compañero de aventuras (y abusos).

También por ahí del 28 de agosto, dos cadáveres, pues seguramente desmembrados, aparecieron en Amaxac, dentro de bolsas plásticas.

El fantasma del chantaje y el secuestro, vuelve a atemorizar a los tlaxcaltecas. Distintas firmas mejor emigran porque aquí, nomás a unos les va bien, no a todos.

Todavía tenemos fresco el escándalo, impune, de la desaparición de las 11 mil toneladas de fertilizante, y hoy, Garza Elizondo y Estrada Miranda, nos salen con sus caras de tontos y hombros encogidos, con la idea de que tal vez la inseguridad nos está aniquilando.

¿Qué vamos a hacer? Estamos en la tierra donde los influyentes celebran la boda en el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, donde a la novia del… amito le ponen guaruras porque ya viene la boda, verdad… si diosito lo permite, por ahí de enero o febrero.

¡Carajo, dónde vamos a parar!

Salir a la calle ya es bajo riesgo de no regresar. Y mientras, el señor manchis y sus guajiros ya no saben dónde invertir el fruto de los negociazos hechos a lo largo de cinco añotes.

Hemos llegado al extremo que un tráiler así, de este tamañote, se desvanece. ¿Cuántos productores quedaron vestidos y alborotados por esos programas de apoyo?

Coincido con una frase mariana, ¡este régimen, de plano, no tiene madre!

Predisposición

Al jovenazo que la hace de presidente de la mesa directiva las críticas se le resbalan porque algo le dieron para pasar con los ojos cerrados las leyes estas paridas por el amasiato PRI-PAN que al grupo adrianista le permite gastar desde antes de ir a la elección.

Qué bárbaros estos jovenazos que de panistas poco tienen. Les hace falta que el jefe Diego los venga a maltratar como lo sabe hacer (no sabe hacer otra cosa) porque de principios estos no tienen absolutamente nada.

Llevan en sus hombros la maldición de miles, sometidos sin alternativa, al maltrato a partir de una voluntad superior que sedujo a la mamá de todos estos canijos. Le habló lindo al oído –dicen que para eso mandó a su retoño el mejillitas- y ahí tienen ustedes, lo que hoy la presidenta desplazada de la comisión de Asuntos Electorales, señala como una acción inenarrable por impune e idescriptible por corriente.

Y para eso la suerte hizo diputado federal al joven Macías de Huamantla.

Ahora bien, estos que aprueban leyes como quien va a la tienda a comprar garapiñados, tienen puesta la mira en las alcaldías de casi cinco años.

Somos víctimas de un ultraje apenas comenzando. Y si creíamos a un solo sujeto como el responsable de esta pachanga, con muertitos y desfalcos, y pobreza, no… resulta que aquí una relación de esas perversas, espantosas y que siempre acaban mal.

Finalmente están alentando la voracidad de aquellos en cuyos planes se halla dejar seca a la entidad… si en tres años vemos este saqueo, imaginen ustedes lo que padeceremos en cuatro años ocho meses.