[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 29 enero, 2015

Sin control, “el cartel de Tlaxcala”, al quedar descabezado

.

Serían cuatro los criminales armados que despojaron a fieles y hasta al cura del Templo de Fátima en Apizaco. En medio de la crisis de seguridad, la manipulación y al opacidad

Comando Armado 1 Atraca Feligreses Fatima Apizaco, Procuradora Alicia Fragoso Sanchez, Tlaxcala Online

Era la primera misa de un miércoles atípico en Apizaco. La Capellanía de Nuestra Señora de Fátima, en plena Avenida Cuauhtemoc, fue blanco de un comando.

Cuatro maleantes armados hasta los dientes, según nos dicen testigos presenciales.

Y a todos despojaron de sus bienes. Hasta al sacerdote que oficiaba.

Es un raro ejemplo del, “Tlaxcala seguro a pesar de los problemas de seguridad”, que intentó vender el gobernador Mariano González Zarur, a un grupo de empresarios, reacios por estos acontecimientos, a dar crédito a aquello de la tierra soñada para las inversiones.

  1. Un probable escenario podría ser: al quedar descabezado el cártel de Tlaxcala –hoy sabemos que estaría compuesto por miembros del cártel La Mano con Ojos, policías acreditables, tal vez otros que han reprobado el examen, y civiles- asumió el liderazgo el siguiente nivel de mando.
  2. Pegar a la feligresía de la Capilla de Nuestra Señora de Fátima, en un municipio como Apizaco es un arrogante mensaje. Primero, es la tierra del mandatario estatal, y es una comunidad mayoritariamente católica.
  3. Así que extirpar las partes podridas de un organismo de seguridad, puede ser como una poda al geranio del mal. Va a crecer y se va a multiplicar. Algo tiene que hacer la autoridad.
  4. También nos dicen quienes atestiguaron este raro atraco que al llegar la procuradora, pasarían largos momentos de una como reflexión incrédula, acaso pánico a un desconocido contexto de venganza porque los mandos del, “crimen equipado, capacitado y organizado”, consiguen el cometido: intimidar a un pueblo prácticamente indefenso frente a las ventajas de criminales –para Ripley- armados y entrenados por la misma autoridad.

Tienen que reaccionar

Porque Apizaco no ha sido el único lugar afectado.

Un respetado personaje, dueño de la taquería El Paisa, sufrió también hace poco, la indeseable visita de un comando en su casa.

Maltrataron a su familia y se llevaron lo que quisieron. Nos reportan que ese atraco duró dos horas y nadie hizo nada.

Ambos casos nos permiten atar el cabo que todos temíamos: las policías municipales estarían infiltradas de gente con la firma May-Lobo.

Vemos con temor que autoridades como el secretario de Gobierno y la procuradora han sido rebasados por los criminales, cuyo modus operandi, corresponde a ese crimen capacitado, equipado y organizado.

Sale de nuestro ámbito

Tenemos que pedir ayuda urgente a instituciones superiores como el Ejército Mexicano.

La Plaza, señores, está infestada.

Y lo peor. Bajo mandos lerdos, intimidados y tal vez involucrados.

Otras plazas que han sufrido crisis como la que vivimos fueron desmanteladas.

Guadalajara es un caso grave. Sus principales avenidas, llenas de negocios hoy están solitarias. La extorsión acabó o ahuyentó a los pequeños empresarios.

Esa capital tardará mucho en sanar sus heridas. Estados como Guerrero y Michoacán, andan en las mismas.

Pero aquí en Tlaxcala, van cuatro años que ningún funcionario del Ejecutivo comparece ante el Congreso.

Lo que inició como un asunto entre enemigos políticos, se convirtió en la consolidación de un sistema de gobierno inmune:

  1. A las cuentas públicas, pues los estados financieros más caóticos pueden ser aprobados, ante la sumisión de un Legislativo que hoy, ya mandó a traer a cinco secretarios.
  2. Escandalosos robos, como el de miles de toneladas de fertilizante en la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) fueron acallados, pese a los daños colaterales, como el asesinato de una mujer policía que custodiaba las instalaciones de donde criminales sustraerían una computadora con información comprometedora.
  3. Con la mano en la cintura el Ejecutivo cambió de sede para su informe de gobierno. Se ha limitado a entregar carpetas y a gastar miles y miles en celebraciones apoteósicas, con el cielo inundado de molestos helicópteros y con invitados todavía más molestos porque en un estado pobre no caben las excentricidades de ricos.

Las comparecencias

Una de las primeras funcionarias en explicar esta crisis a los diputados es la secretaria de Desarrollo Económico y Turismo, Adriana Moreno Durán. Debe dar un historial acreditable del uso dado a Ciudad Industrial Xicohtencatl 1, en cuyas bodegas donde algún día estuvo Olivetti, se han visto movimientos raros, ¿acaso el almacenamiento de enseres cuyo origen debe explicarse?

Al secretario de Gobierno, Ernesto Ordóñez Carrera, le sobran razones para concurrir al Congreso y aclarar el cargo de coordinador electoral de un distrito, dicen que el tres, siendo una autoridad… yo diría, una poderosa autoridad.

Al de obras le aguardan cientos de cuestionamientos sobre las asignaciones descaradas y las licitaciones amañadas. Hay empresas de nueva creación bajo la sospecha de pertenecer a familiares de los altos mandos del gobierno.

A la de Comunicaciones, quien debe aclarar no la licitación de las placas, sino la incompetencia de la empresa que las troqueló para impedir su clonación y en consecuencia, el incremento del robo de vehículos.

Y claro, al de Educación, su involucramiento en otras labores de promoción electoral, pero en el distrito dos, según han dejado correr sus propios colaboradores.

Crimen con licencia

Así que todos ejercen un determinado nivel de criminalidad. Desde los cuatro que allanaron un templo religioso, hasta los que hoy se encuentran a buen resguardo. Pero no quedan exentos los personajes que tras un escritorio y con el poder del presupuesto tienen un infame papel deformante en el desempeño del estado.