[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 23 abril, 2014

Meter o no las manos al fuego… la corrupción en su apogeo

.

Muy delgado, pero repuesto del quebrantamiento en su estado de salud, ayer lunes, el ex titular de SESA, Jesús Fragoso Bernal, se aprestaba a ingresar al Palacio de Gobierno.

e2494

En el universo paralelo de la… coordinación de esfuerzos, falta un cabo por atar: el drástico cambio de actitud de un amo que, sin tener más frentes que abrir, ha decidido emprenderla contra los de su propio equipo.

El inicio de esta nueva política –digo, hay que estar preparados para todo- ya puso tras las rejas a dos ex funcionarios, uno que nada más andaba pidiendo 150 mil a una seño para dejarla abrir su negocio, con la garantía que los de la Coeprist no la molestarían, y el otro, el tristemente célebre Misael Palafox, un muchacho que, ha de ser un super mago porque cómo ven que desapareció más de once mil toneladas de fertilizante.

Nada más les digo una cosa, para llenar una bodega con mil toneladas de urea, se necesitan 33 tráileres, de esos de tres ejes en el remolque, cargados hasta el tope.

¿Cómo le haría el joven Misa para atiborrar el equivalente a once bodegas? No, pues ni Harry Poter lo hubiera podido lograr como en cambio sí lo hizo este… sacrificado del sistema a quien se le ocurrió pasar cerquita de ese universo paralelo del que les platicaba aquí arriba, pero lo hizo en el momento más inoportuno para sus intereses.

¿Creen ustedes que otros funcionarios de Sefoa participaron en el grandioso truco de ocultar 11 mil toneladas de fertilizante?, ¿que el chipileño secretario ha de saber la mera neta de este espinoso asunto?, ¿que su poderoso y gordito cuaderno de doble raya, hasta hoy lo ha mantenido a buen resguardo de las embestidas inmisericordes, insisto, en aquél universo paralelo?

Yo también.

Pero, ¿no creen que hay otras áreas, como Secoduvi y Sesa, donde la furia del Señor (manchis) habrá de descargarse sobre todo aquél o aquella que así como a Misa, se le ocurrió asomar las mejillas (y todo lo demás) en el momento menos agraciado?

¿Por qué en la Sierra Norte habrán detectado tantos sacos de fertilizante con una manchigreca que ustedes y yo tenemos tiempo de conocer?

¿Apoco lo anduvieron vendiendo, pese a tratarse de un recurso federal para apoyar a los campesinos tlaxcaltecas?, ¿Serían capaces?

¿Habrá alguien capaz de introducir sus manos en el fuego, como prueba de confianza a sus colaboradores?

Pues el gastroenterólogo apizaquense Jesús Fragoso Bernal, ex secretario de Salud, ya levantó la mano y, primero se dijo confiado en que su extremidad no se chamuscaría. Luego como que la pensó mejor y, acabó por reconocer que es mejor ser cauto cuando se trata de cuestiones tan delicadas.

La cosa es que tras una espera de varias semanas, unas en cama y otras reponiéndose de una salud quebrantada, ayer lunes se le vio entrando al Palacio de Gobierno.

¿La causa?

Nada más él la ha de saber.

¿A qué horas entraría el secretario chipileño, y el otro, sí el de los diezmos o dobles diezmos… el que tiene indignados a los constructores de Tlaxcala?

Helos ahí. Se trata de los sujetos con más méritos para estrenar la última manchiactitud. La de irse sobre los de casa.

¿Ese paquete también incluirá descendientes directos, novilleros y gustosos de gastar combustible de helicóptero?

Quién sabe, verdad… lo único cierto es, si antes la política laboral era insufrible, hoy con esta nueva variedad de odio, seguramente muchos van a reventar.

Nuevo escándalo en puerta

Al secretario de Seguridad Pública no le aguardan días de contento. Un juez federal ordenó a la Procuraduría su detención al encontrarlo responsable de una serie de cosas.

Aunque los detalles los reservamos para la próxima entrega, hemos de situarnos en el espantoso submundo de la trata de personas. Creo que fueron extranjeras y al descubrirse el móvil (creo que hasta una fuga fue ejecutada) tuvieron que desaparecer MP, borrar toda evidencia del bodrio este donde a lo mejor se vieron involucradas personas demasiado influyentes.

Viviendo sobre un charco de podredumbre

He visto desmanteladas, saqueadas, las plantas de tratamiento de aguas residuales operadas por Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Padezco, como muchos de nosotros, de la indiferencia de esa autoridad cuando se le recuerda que hay un fallo que la obliga a pagar más de 60 millones de pesos por el daño causado a un particular en varias hectáreas de su propiedad porque, así de manera impune tienen años, años, dejando ir el agua negra a un lugar donde la contaminación es atroz.

Han comenzado las lluvias.

Y con ellas la crisis.

Pensiones Civiles insiste en mantener la cabeza oculta, como si fuese una avestruz.

Lo mismo pasa con la Secretaría de Salud, cuyo titular Alejandro Guarneros, sabe que a espaldas de las unidades habitacionales Las Ánimas, Cuarto Señorío, y otras tantas bordeando los límites con San Sebastián Atlahapa, hay un inminente riesgo de contagio de cólera e influenza pues el agua negra brota del subuselo… las heces nadan… y las bacterias y los virus celebran este guarro atrincheramiento de la autoridad.

Lo que no me explico es cómo la Profepa no ha metido las manos.

Si sus empleados fueron capaces de suspender la construcción de Ciudad Judicial, qué esperan para constituirse en este, un foco de infección que seguramente nos dará relevancia nacional e internacional… por sucios e irresponsables.

Les digo una cosa… Dios libre a persona alguna, de caer en este pantano nauseabundo porque, jamás lo volveríamos a ver.

Ni qué decir de la concentración urbana más impresionante de Tlaxcala, llamada Ocotlán, generadora de la contaminación más espantosa que curiosamente, descarga muy cerca de la Casa de Gobierno, como para recordar al huésped de ahí que, algo está ocurriendo, y no precisamente agradable.

Dejamos para una próxima entrega los detalles.