[xyz_lbx_default_code]

Archiv para 6 enero, 2014

Noé, atado a un PRI que ni lo deja ser, ni lo deja ir

.

No le queda más que frustrar sus deseos de incorporarse al Gobierno Federal, aprovechando su supuesta amistad personal con el Presidente.

img5233

Noé Rodríguez Roldán parece estar condenado a vivir las crujías tricolores por los siglos de los siglos, no le hace que tenga que hacerla de fracasado, una, otra y otra vez.

Popular por ataviarse con sotana de cura y luego por jurar que no lo volvería a hacer -le pasó en dos campañas por el mismo puesto- al calpulalpense ya le mandaron el mensaje  de que tiene que apechugar como líder priísta en el estado, y nada de aventar el arpa, en su enésimo intento por chisparse de Tlaxcala para enrolarse en las fuerzas vivas de su amigo -bueno eso dice- Peña Nieto.

Todo por abrir la boca a destiempo, en aquella cantina poblana donde un día, al calor de los güisquis le dio por conformar al equipo con el que buscaría la gubernatura.

De entonces a la presente han sido puros resbalones. Primero argumentados con la supuesta orden superior para no dejarlo subir pues se trataba de un tipo peligroso, pero después,  ya con la inercia de un cuate que todo lo pierde, aun contando con ventajosas ayudas.

Ni modo, Noé tendrá que seguir dentro de la torre del castillo, engrilletado y lamentando su falta de arrestos para poderse pelar a tiempo y no hacer el papel de secuestrado en su propio reino de papel crepé.

Ayuntamientos quebrados

Qué barbaridad asomarse a las tesorerías de ayuntamientos como los de Apizaco, Tlaxcala, Apetatitlán, Huamantla y Zacateco, entre otros muchos, donde los ex alcaldes cargaron hasta con el perico.

Dejaron lisas las arcas, y seguramente van a tener que enfrentarse a la justicia para reponer lo mucho que se llevaron, porque como dice el sabio refrán. lo bailado y lo libado, nadie se los quita.

Pero no solo dejan el amargo tufo de roedores. ¿Cómo olvidar, por ejemplo, los papelones de Carlitos Ixlapale, crudo y comiendo tortas de tamal, durante actos solemenes donde autoridades de los tres niveles tenían que aguardar la llegada del trasnochado?

¿Cómo hacer a un lado los escandalosos episodios del ex alcalde tlaxcalteca, Pedrito Pérez Lira, quien grabó en letras de mármol la palabra: indeseable, cuando maltrató a los vecinos de su municipio, opuestos a una obra que se realizó por encima de la voluntad de cualquiera?

¿Y cómo borrar la carita papujada de la exalcaldesa de Zacatelco, cuyos planes de pompa y poderío tuvieron que enfrentar a su peor pesadilla, el escandaloso y vil edil que quedó en su lugar? (sí el líder este que hoy se puso del otro lado del escritorio)

¿Diputados vendidos?

Baldemar y Patricia Zenteno, los dos diputados por el Movimiento Ciudadano, avergüenzan los principios de la fuerza que los colocó como triunfadores en una contienda tras la cual también tuvieron la oportunidad de pertenecer a una oposición organizada.

Ni qué decir de los mercenarios de la escuela de Rosalía Peredo, quienes decidieron abandonar al G-18 con la esperanza de regresar a sus comunidades como los nuevos ricos…

¿Se da cuenta qué rápido pasó la ilusión de un poder con la suficiente energía para mantener los equilibrios necesarios para un verdadero crecimiento del estado?

El dinero afloja más que la manteca.

Nos enfrentamos a casos demasiado lastimeros, de sujetos que han llegado al Congreso con la única idea de olvidarse de la vida que los orilló a convertirse en activistas de Izquierda.

Hoy, guisan con manteca en sus casas. Ni modo, así se las gastan nuestros líderes. Hoy son paleros del PRI.

Cómo explicar la oposición de sus orígenes a los altísimos precios que hoy padecemos y a la política tributaria que nos tiene clavados como pieza de taxidermia.

Sólo bastó un par de semanas para que esos amigos mostraran el cobre.