[xyz_lbx_default_code]

Archiv para enero, 2014

Cocinan misógino despido, y exhiben el cochinero del Congreso

.

Los Mena no caben en el Legislativo, uno, el diputado, da la cara y frena los regaños; el otro lleva la doble contabilidad, fuga información y opera como lorenista-marianista

 

Hay más que una conciencia viviendo en los años setenta. Echar a la vocera del Congreso, cuyo nombramiento fue avalado por 28 de los 32 diputados, reviste una marcada saña del ejecutivo y del diputado de generación espontánea, Marco Antonio Mena.

Soltar así a los perros para acabar con una periodista porque colaboró en el anterior sexenio exhibe una rara ingenuidad del mandatario. A Judith hay que acabarla. No ofrece resistencia, porque además quienes la respaladaron hoy la han dejado sola.

En cambio a otros orticistas, como Roberto Romano Montealegre, los hicieron puntales del sexenio… nada más el secretario de obras. El saqueo de las mismas, y las maniobras para meter a Tlaxcala en trampas millonarias -como el lío contra Cemex en la Central de Abasto- parecen no afectar a quien tiene el gusto de tomar las decisiones y dar manotazos en los escritorios.

En ese caso particular no hay bronca. Al contrario, el gremio de los constructores habla hoy de diezmos y dobles diezmos. Y una serie de empresas con sospechoso expediente se han beneficiado con esta política que no deja títere con cabeza.

¿Por qué la saña contra la Soriano?

Yo creo que es miedo. Ha de ser tan talentosa que la misma estabilidad del manchisistema se encuentra en peligro… más que una mujer, ¡es un demonio!… ¡háganla trizas!, ¡dañen más al tejido social!, No es el primer caso de una mujer humillada en este sexenio.

A lo mejor por eso, la seño esa apodada la senadora, rapidito se llenó de cirugías… el hábito no hace al monje, aunque hoy le ha quedado la una facha como al estilo del desaparecido Michael Jackson.

¿Quién mejor para ejecutar este sacrificio?

Pues Marco Mena. Aunque sus vínculos con la senadora Lorena Cuéllar son innegables, vía su brodi, a la sazón cuñao de la susodicha y encargado de operar al super presidente de la Comisión de Coordinación y Concertación Política, lo que de plano desconoce pues, se ha enquistado en la administración del Legislativo.

Pero esos hoyos, Mariano no los ve. ¿Cómo?, si se enfrenta a uno de los tipos más mañosos, a un corre-ve-y-dile entre la Lorena y ese sistema al que Mariano cuida tanto que no da la mínima posibilidad para que dejen a alguien como la Soriano hacer una chamba, que por cierto le ha salido bien en sus varios años en este oficio.

Al brodi Mena Rodríguez deberían soltarle a los sabuesos. A ese sí, para que vean hay cola que le pisen. La doble contabilidad del Congreso, que destinó millones al pago de onerosos gastos, avalados por los panzones diputados que ya se fueron, saturados de colesterol y alcohol, más o menos como ya se están poniendo los de ahorita.

El tal Mena -recordando a Jolopo- defiende como perro los pesos del Congreso. Pero para él y sus intereses. Ni siquiera los del gobernador Mariano González Zarur. Pero como el patrón es tan ingenuo… tan víctima de si mismo, pues ni cuenta se da de cómo le comen el mandado, quiero decir los centavos.

De como ese tipo inició en el mismo ayuntamiento de Lorena Cuéllar con esa doble contabilidad, la llevó al Congreso, le salió bien, y hoy está a punto de salirse con la suya, burlándose de los gritos y manotazos de don Manchis, y reservando la marmaja para sí…

Creo que los dos hermanos Mena no caben en el Congreso. Uno da la delicada cara como subordinado del gobernador. El otro se ha dedicado a enriquecerse a costa de de la influencia de su carnal. Le estorba, es el peor obstáculo y no dudo en que pronto salga como tapón de sidra.

Este chisme de lavadero para echar a la periodista Soriano de la vocería, es la gota que va a derramar las porquerías que se cocinan en el Congreso, a contrapelo de aquél supuesto respeto en la relación entre poderes.

Cometer los mismos errores del pasado

.

Por increible que parezca, en pleno siglo XXI, un mandatario se convierte en promotor de la política de los setenta, cuando comenzamos con las peores devaluaciones y administrábamos la abundancia…

e437

Sobresalta pero así ocurrió. Al entregar a ITISA el premio a la competitividad 2013, el gobernador Mariano González Zarur, expuso su ilusión de retornar al segundo lustro de los setenta -entre los sexenios de Echeverría y López Portillo- cuando, según sus añoranzas, Tlaxcala lo mismo fabricaba envases para vodka que refacciones para Rolls Royce.

¿Un gobernador del siglo XXI impulsando una política vintage de fomento industrial?

Aunque parezca increíble.

Bueno, el lapso referido engloba al sexenio de Emilio Sánchez Piedras (1974-1981), cuando González Zarur fungió como tesorero del estado -por cierto, dicen que en un marco de desconfianza en su relación con el entonces mandatario.

Le tocaron unos buenos años, los de la administración lopezportillista de la abundancia, tras la tremenda devaluación en el sexenio anterior.

¿Acaso ante el boom nacional, el crecimiento desmesurado de la burocracia y la irrupción de México como el cuarto país productor de crudo, Tlaxcala iba a quedar en el rezago?

Así que vino la intensidad de Sánchez Piedras para atraer recursos. Y los fines justificaron los medios. Llegó de todo, incluso firmas que en otras latitudes habrían sido clausuradas en el acto debido a la contaminación  que generaban o al pésimo trato dado a los trabajadores.

Pero de lo que se trataba era de sacarnos de ese atraso. ¿Se acuerda?, vivíamos como en una película en blanco y negro.

Mas a Mariano le asiste la razón. No hubo otra época mejor de crecimiento.

Nada más que debe tomar en cuenta las estrategias de los presidentes en turno.

Echeverría, por ejemplo, afectó lo afectable y repartió millones de hectáreas a los campesinos.Curioso, verdad, esas acciones se dan a la par del halconazo y de aquél mal recuerdo de 1968, cuando fungía como secretario de Gobernación con Díaz Ordáz.

Tampoco puede omitir que cinco años del sexenio de López Portillo los dedicamos a industrializar al país, confiados en que el precio del petróleo continuaría al alza y que el pleito de los Estados Unidos con los países árabes duraría toda la vida.

Ello nos llevó a cuadruplicar nuestra deuda pública. Y de los 21 mil millones que debíamos con Echeverría, con todo y las devaluaciones, rayamos los 76 mil millones de dólares, allá cuando don José defendía como un perro al peso.

Aquí, tras múltiples filtros nos llegaban los recursos. Nuestra pequeñez geográfica ni se apartó del concierto nacional como tampoco nos permitió destacar. Esa ha sido nuestra condición, conformarnos con el escaso uno por ciento frente a la economía nacional, incluso en materia electoral. Es lo que representamos.

Convocarnos a retornar a esas fechas hace de González Zarur el político evocativo por antonomasia.

Hoy vivimos tiempos de alternancia, algo no pensado en el sexenio de Don José (recuerda el bordio de PAN de entonces) quien fue a las urnas sin competidor alguno.

En cambio, Mariano tuvo que esperar cuatro sexenios para llegar. Probó el sabor de la derrota y, según vemos envejeció como todos, pero su corazón quedó latiendo del 74 al 81.

Mejor sería aceptar que ni ese tiempo, ni los estilos para gobernar de entonces, tienen la mínima oportunidad de regresar.

Hoy estamos inmersos en la globalización. Nos agobia el decrecimiento con Peña Nieto, y también nos afectan los pleitos de nuestro mandatario.

Y en ese contexto, surge la propuesta a los hombres de negocios: regresemos a la aciaga temporada de Echeverría y López Portillo.

Tendría que haber mayor conciencia para plantear semejante cosa.

Es importante actualizarse. Platicar con gobernadores jóvenes. Y escucharlos… no darles la cátedra, porque acaban por reír de nosotros.

Veamos el boom industrial del Bajío. Dirijamos la mirada al Caribe. Sepamos por lo menos el significado básico del compromiso social, porque mire, cuando Mariano afirma ante empresarios que los de su tiempo tenían una vocación social, eso suena a dislate.

Caiptlax, dar puntapiés al pesebre

No son capaces los comisionados. Pero sí, nos dan atole con el dedo de un discurso democrático que ni ellos mismos lo creen. Hacen falta más que palabras para convencer a un pueblo harto de atestiguar complicidades de entes enfundados en el traje de la voluntad popular, pero más humillados ante el ejecutivo que los propios diputados. No todos.

Dejamos de ser pobres… ¿dejamos de ser pobres?

.

Parece una parte del pésimo gusto en que ha devenido el pregonar de las políticas encarecedoras y privatizadoras de Peña Nieto, dibujando inexistentes escenarios de crecimiento

e403

Lo ideal habría sido un discreto acto, a la altura del estado y su condición, pero el informe de la presidenta del DIF fue una pasarela previo al claro mensaje que plantea escenarios inexistentes, como aquél que garantiza haber superado la pobreza.

¿Dejamos de ser pobres por el número de desayunos que han servido en tres años?, ¿Por las cajas de guajolotes y pollos?, ¿por los conejos?

Creo que los índices de pobreza y el esfuerzo de una administración para revertirlos, se miden de otra forma. Esto que vimos ayer es muy improvisado y cínico. Sin pruebas no se puede hablar de nuestro nuevo status. Dejamos de ser pobres, porque así lo estima un mandatario vendiéndonos la imagen de una hija suya a quien quiere dejar muy bien instalada.

Como gesto paternal es encomiable. Pero los recursos públicos no son parte del menaje familiar. Y mal hacen los que se prestan como cortesanos, y comparten créditos en este teatro del absurdo.

Se juegan el todo por el todo. Otra vez lanzan la moneda de los afectos al aire y parece darles lo mismo si cae por el anverso, siguiendo la política encarecedora y privatizadora de Peña Nieto.

Planean hacer una nueva versión de cochinero. De otra manera un proyecto como esta no gana en la urna.

Miremos hacia Argentina. Todo lo privatizaron. Nada tiene el gobierno. Hoy, el más afortunado puede comprar dos mil dólares. Y su nombre se ha de hacer público.

Aquí el gobierno hace una cosa y pregona lo contrario. Nos empobrece, nos deja sin trabajo. Luego reparte conejitos y hoy nos dice que la pobreza su superó.

No es cierto.

Es una dolorosa mentira dicha en esta corte de saquedadores de sistemas de agua, de pensiones, de compras de medicamentos.

Detalle de comuneros en Amaxac

No todo el entorno es gris. Hay que ver el gesto de los comuneros de Otongatépetl,en Amaxac de Guerrero, al donar a la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) una extensión de 4.7 hectáreas, donde se levantará la Facultad de Ciencias Económico Administrativas.

En el amplio predio también van a crear espacios para el deporte.

El uso de esta tierra será eminentemente social.

Hoy, que el presupuesto se estrangula cuando se habla de la universidad pública, hay una reacción de la gente. Ojalá conmueva esa extraña dureza institucional, que se pinta sola para destruir proyectos mientras no empaten con su cortedad de miras.

Pedro Pérez, mueve al Ejército

Las tropas casi dijeron, cuando gusten eh… hoy ondeamos la bandera. Mañana la retiramos. Todo depende de la gravedad de las acciones de la autoridad municipal.

Pero dejar un asta monumental, de cuatro millones de pesos, como un oneroso riesgo ante la inminencia de los aires de febrero habría sido demoledor.

Nos dolió ver cómo retiraron al Lábaro Patrio. Ya nos habíamos acostumbrado a su esplendor.

Y cuando pienso que hay un responsable me indigna darme cuenta que no fuimos capaces de reclamarlo oportunamente.

Cuatro millones tirados al caño.

Posicionar un rostro, no un talento, la campaña de la presidenta del DIF

.

Rinde hoy una especie de informe ciudadano al cual se espera un movimiento tal, que ya nadie va a dudar que se trata de la última jugada para ganar aunque sea algo en la elección federal de 2015.

e377

Eso sí, para nada que el mero mero de Palacio haya regateado el amor de padre. Todo lo hizo para levantar la carrera del más travieso de la familia, y a pesar de la inmadurez de este y de su falta de concentración, jamás podrá reclamar que con el tiempo tuvo que ceder su lugar a la parte delicada y linda de la familia.

¿La meta? 2015.

¿Las posibilidades?

Muy complicadas.

Verán ustedes. Si antes el infante tuvo a su servicio a los mayordomos -sobre todo a uno, llamado subsecretario técnico- hoy, la estructura ha cambiado.

Es que lo perdió todo. Y aunque no lo dicen en voz alta, Chon ya no lo quiso por allá, y hubo de regresar en situación bien desventajosa, como quien dice humillado y aceptando que sus pócimas , pues a lo mejor son efectivas allá por el estado de las autodefensas. Pero no aquí.

Pero ya ven que Mario Armando es necio. Y la verdad no sé porqué le siguen dando chance. El asunto es que, muy cambiado, el equipo que en su momento cooperó con el más travieso de la familia para hacer del partido lo que hoy es, está ahora muy comprometido, pero con la niña Mariana.

Y hay que ver los cambios.

¿Se acuerda que el pupilo de Orihuela trajo en su veliz a una tal senadora Jeny (no Rivera)?

Con el tiempo creció.

Y al decir creció me refiero a todo… el busto, la pompa, no, no, hoy está irreconocible.

Pero más porque se afianzó a la mencionada subsecretaría técnica, sin proponérselo dejó fuera a Mario Armando y hasta se dio el lujo de limar una que otra aspereza con el secre de gobierno, Miguel Moctezuma Domínguez, a quien le causa alergia todo lo que huela a Michoacán.

Encantadora la Jenny (pregunto, para qué son la cirugías) te lleva a un entorno como de Lin May, pero con muchísima chamba en materia de inteligencia.

Y sus números son muy alegres en cuanto se refiere a un nombre: Marianita.

No es casualidad. le han metido miles y miles en publicidad, y en placearla como tratando de despojarla de esa apariencia un poquito teutona -ni modo que niegue sus orígenes- y aprovechando, claro, el gusto que ya le agarró a la grilla.

Porque al principio no cooperaba. Su pa casi la tuvo que obligar a dejar su chamba en el Poder Judicial para traerla a la aldea. Pero como todo, con el tiempo le fue tomando gusto a esto de hacer el propósito de descifrar los códigos del tejido social. Y ahí la ves, el plena campaña para las elecciones de 2015.

La chamba de la senadora (je) Jenny y sus guajiros no tiene discusión. Si acaso de lo que se han olvidado es: promover un concepto y no un rostro.

Se le ve re guapa dejándose querer por la raza.

Pero más convendría tener las esperanzas en una mujer con grandes ideas, aunque no fuese con el gran aparato de difusión personal del que dispone.

Estamos ante una nueva versión de culto personal. No frente a la lideresa que hace falta para tomarnos de la mano y colocarnos en mejor situación.

Si a uno lo hizo consejero nacional careciendo del mínimo mérito, a la otra le aguarda la lucha más dura e incierta tratando de ganarle un lugar en la Cámara de Diputados.

Eso es amor de papá… del bueno. Pero esto es política. No el árbol de navidad y los regalitos.

No solo fraude, sino riesgo

El cheque de hule girado por el ex alcalde de Tlaxcala, Pedro Pérez Lira, para pagar al constructor del asta bandera atrasito de la Virgen, destapó lo que podría ser una colaca.

Hay la creciente sospecha de que carece de la firmeza y fijeza.

Nada más se puede caer.

Así que el panista Adolfo Escobar Jardínez, anda sin tregua escudriñando en las cochinadas de su antecesor.

Esperamos que sea un compromiso y nos salga al rato conque se trataba de un mal entendido.

Si Pedro cometió fraude con el asta -y creo que no es el único- que responda ante la ley.

Ya estamos cansados de escándalos como el de la Capam.

Por cierto, el fin de semana se vio muy platicones en el Teatro Xicohtencatl al gobernador Mariano González Zarur y al alcalde Adolfo Escobar.

Nada más se alcanzó a escuchar del mandatario estatal algo así: “aunque eres panista no eres mi enemigo”.

Entregas-recepciones, como negocios del crimen organizado

.

Así actúan integrantes del Congreso y el OFS, interesados en obtener ganancias de los ex alcaldes que se dejen y los alcaldes que lo permitan.

e330

Con las reservas a un legislador -de los llamados judas- el perredista Salvador Méndez Acametitla, fijó a febrero como plazo para que unos treinta alcaldes cumplan con el proceso de entrega recepción. De lo contrario la comisión de Fiscalización les fincará responsabilidades.

¿En qué se convierte el discurso de un tipo con las hechuras del también líder estatal perredista?

En la fundada sospecha que con el paso de las semanas, los ex alcaldes incumplidos, los nuevos, el Órgano de Fiscalización y, claro, la comisión a su cargo, se encargarán de desgastar eso que en un principio se veía como posturas no negociables.

Cuántas veces hemos visto estos argumentos, derivados de los cuales, todos ganan. Bueno, todos los que se encuentran en el ajo, porque nosotros, los de a pié, como quien dice el pueblo, nos vemos limitados a observar las siguientes deficiencias:

1.- Méndez Acametitla emplazó a 30 ediles a ser cumplidos, pero no dio sus nombres. Es decir, utiliza la tribuna y a los medios para presionar mediante mensajes que dejan sin aliento a los incumplidos, los apuran para sacar la chequera. Claro, procura reservarse su identidad, para que el chantaje cumpla con lo básico.

2.- Esos mensajes también llegan a los sabuesos amaestrados del OFS, vendedores de protección como una arista del crimen organizado. Es decir, otra expresión de chantaje.

3.- Al cumplirse los plazos dados por el perredista no pasará nada, y si acaso, reprenderán a alguno de esos ex alcaldes necios con no entrar a a esta fiesta, donde todos ganan, le decía, sí los personajes de siempre, tal vez con otros nombres, pero con el mismo rol.

¿De veras hubo cambio?

En las manos de los nuevos ediles se encuentran las decisiones para que su desempeño no se hunda en el pantano conformado por esa dupla: Congreso-OFS. Y aquí es pertinente aclarar que no todos los diputados participan de esta tranza. No, nada más los del estilo del chaparrito este perredista que está haciendo los negocios de su vida.

De una oposición desmantelada, el legislador Serafín Ortiz Ortiz, puso el grito en el cielo al escuchar los habituales regaños del ejecutivo hacia los integrantes del Congreso.

En este esquema de poder y de sumisión vía los recursos mal usados del presupuesto, la oposición de Ortiz puede germinar el verdadero rechazo a los dineros mal habidos. Y aunque se encuentra en la disputa de grupos, algo de respeto puede lograrse en la relación entre poderes.

La conclusión incluye a los alcaldes.

¿Qué tan comprometidos están con su pueblo como para meter a la cárcel a sus antecesores?

Vemos por ejemplo a un alcalde de Zacatelco, estidente y misógino en su comportamiento. ¿Hasta dónde lo va a sostener, y qué tan capáz es de encarcelar a la priísta Blanca Águila?

Hasta hoy, sus reclamos no pasan de gritos y sombrerazos, acaso por el negro expediente pese a cuya existencia, de todos modos se alzó en julio pasado con el triunfo en las urnas.

Aldofo Escobar, hasta dónde será capaz de escudriñar en el saqueo a la Capam y, en los supuestos fraudes de su antecesor. Es que sus cambios a veces son tan extraños…

Y Alejandro Aguilar, qué tan decidido está a proceder contra Carlos Ixtlapale, en un Huamantla caótico y empobrecido por el paso del huracán hijo del notario.

A la mitad del camino; el agotamiento mariano

.

Se supone que debería estar en los cuernos de la luna del poder, satisfecho con tantos logros y con el aprecio de su gente… pero, ser el filtro para castigar a cientos, de plano lo dejó inerme.

Caricatura 1 Mariano Gonzalez Zarur, Quieranme, Me les Voy, Ancianidad, Larga Espera Pooder, Tlaxcala Online

La víspera del segundo, “informe ciudadano”, en el discurso mariano estuvo muy presente esta especie de posible escenario, de una salida anticipada del poder, aunque entre frases de suma contundencia respecto a la intención de llegar hasta el último día del mandato constitucional.

O la obra ha sido espléndida y su difusión, de muy pero muy bajo perfil, o ese filtro personal para interiorizarse en las fichas de los elementos considerados como riesgosos para su administración, de plano lo agotó, al grado que pudieron filtrarse verdaderos verdugos para la causa enfundados en traje de ovejas.

Y dieron al traste con la operación y los recursos. Acabaron con el partido y no en pocas ocasiones desconocieron o cambiaron las órdenes de arriba.

No hay humanidad que aguante una desconfianza tan a flor de piel como la de Mariano, cuya espera de cuatro sexenios para hacer realidad su sueño lo despojó de ese gusto, de ese entusiasmo que, a llegar a la cúspide del poder lo lleva a tener este tipo de expresiones, ocultando el fracaso, mas consciente de que este ha de llegar.

Nos hicimos la entidad de las guarniciones y las manos de gato a las escuelas. Un sexenio de franco decrecimiento en medio de la solemnidad.

Un llamado constante a la adoración del líder, a la aceptación de esa sangre del medio oriente que da pie a un temperamento en cuya expresión va implícito un malinchismo con turbante.

Los mensajes que podrían venir ocultos en este regateo de sus afectos: “me les voy eh… me les voy”, van de lo despreciativo a lo agotado, dos defectos insuperables para quien tiene interés en ser recordado por lo menos como una autoridad decente.

Además de los: “no me importa cómo me recuerden”, portadores del desamor en quien debiera ser parte de la tierra ideal, destacan las preferencias por elementos e instituciones externas, los cuales, dicho sin más adorno, han venido a saquearnos.

Qué deseable sería ver a un líder entregado. Pero no, hay en esa falta de compromiso ese factor sexenal del desapego disfrazado de pragmatismo, que en realidad es el profundo deseo de ser farol de la calle y oscuridad de la casa.

pedrito manejando su mustang

Pedro y el deportivo

A lo mejor la idea de adquirir el Mustang va de la mano con la idea de ser un triunfador. No tendría porqué no serlo, nada más que hay varios pendientes que aclarar y, al parecer el deseo de emprender un viaje muy largo.

Mientras haya un proveedor que se sienta defraudado, mal haría el ex alcalde Pedro Pérez Lira en tratar de dejar el estado o el país.

Acaso sustituyó por la comuna a Lorena, su madre política que mantuvo en la discreción los tumbos del cuatito, que tan insignificante se veía en ese grupo, disgregado y en casos extremos como este, castigado al pésimo recuerdo.

¿Fraude en el asta bandera… es el único?

.

Parece que el ex alcalde priísta de Tlaxcala, a más de payaso y prepotente, también sería de gustos chuecos, como eso de expedir cheques de hule para pagar una obra tan, pero tan apreciada.

e269

Para vergüenza, la que estamos pasando con la supuesta expedición de un cheque sin fondos a la empresa que erigió la impresionante asta bandera, justo en el triángulo que forman el bulevar Ocotlán y la avenida Independencia.

No hubo mejor sitio para instalarla. Y ahora que trasciende esto del presunto fraude cometido por la administración de Pedro Pérez Lira, cómo explicarnos esa mezcla de sensaciones: de lo formidable que es ver ondeando a nuestro Lábaro Patrio, a lo infame de enterarnos que no la hemos pagado.

Yo creo que los sabuesos del alcalde Adolfo Escobar Jardínez, tienen en sus manos así, así de casos que se deben ventilar ante las autoridades judiciales, y claro, ante el Congreso.

Nuestras fuentes nos revelaron que en unos días pondrán las respectivas denuncias.

Ni duda cabe que esa es una demanda popular, porque el presunto responsable bien que dilapidó la oportunidad de labrar su nombre como el de un alcalde joven y con voluntad. Pero, ya ven, de un tiempo para acá nos trajo de la frivolidad  a los ridículos… así acaba uno.

Entonces esos sabuesos también deben asumir el compromiso de desenmarañar eso que puede ser el más escandaloso saqueo de la Comisión de Agua del municipio.

Las personas que la tuvieron en sus manos no deben ser intocables. Al contrario, entre más alta su investidura, mayor debería ser su grado de honorabilidad.

Y los sucesos sugieren que estamos ante un pez gordo.

Nos dicen que la oportuna operación de Adolfo impidió que esto derivase en un problema de dimensiones inciertas y nula oportunidad de superarse.

Pues qué bien, verdad. Pero hay que llegar al fondo. Disipar todas las dudas que hasta llegaron a encontrar actitudes de complicidad o encubrimiento.

Esta es una encrucijada con dos caminos: más de lo mismo, o la difícil brecha de hacer las cosas con la ley en la mano y con la suficiente sensibilidad para escuchar a los tlaxcaltecas de a pie. Los que pueblan este municipio desde aquellos años idos, del tranvía y los caballos; del despegue a una capital que viene de abajo, hasta llegar a las payasadas de un muchacho que está por resultarnos defraudador.

Mazaquiahuac, ¿capacitación o castigo?

Decenas de uniformados michoacanos fueron enviados a las instalaciones militares en la ex hacienda de Mazaquiahuac, en Tlaxco. Y han trascendido los pésimos tratos a parte de ellos, al grado que ssobeerviven sin alimentos y hasta sin agua, pese al envío puntual de recursos de parte sus superiores michoacanos.

Nos llenamos la boca de autoelogios sobre la supuesta seguridad de sobra en el estado, pero no somos capaces de ver cómo se humilla a grupos de hombre cuya falta es habitar una entidad federativa donde la violencia se desbordó, y superó a las mismas autoridades.

Dos melones por piocha

Dicen que los diputados de pseudo izquierda que reventaron al G-18, recibieron dos millones de pesos por tomar esa decisión.

Ojalá les aproveche ese dinero, porque el costo ante el pueblo no tiene precio.

Usaron el apoyo que les significó su triunfo electoral como respuesta de ciudadanos cansados de este bodrio de sistema. Pero en cuanto olieron el aroma de los billetes les temblaron las rodillas y optaron por aceptar el sacrificio de sus causas, con tal de que en su casa guisen con manteca.

Que les aproveche, insistimos.

El acceso a la información… la visión parcial de la Caiptlax

.

Tienen ojos para traer cortos a ayuntamientos cuyas autoridades les abrieron las puertas, pero se hacen desentendidos al saber de los peces gordos, esos a los que debieran echar el anzuelo

e236

Catorce ayuntamientos abrieron sus puertas a la Comisión de Acceso a la Información Pública, y con ello mostraron voluntad  para dejar atrás aquellos esquemas de opacidad, sinónimo de un estado en franca decadencia.

¿Un estado?

Qué bien, felicidades a los nuevos comisionados. Ojalá abran los ojos -no necesariamente hasta que cumplan cuarenta días en el cargo- a otros entes donde caería como anillo al dedo su decálogo de transparencia.

Estos son los ayuntamientos en la valija de la Caiptlax: Ixtacuixtla, Hueyotlipan, Nativitas, Xicohtzinco, Sanctórum de Lázaro Cárdenas, Muñoz de Domingo Arenas, El Carmen Tequexquitla, Papalotla de Xicohténcatl, Santa Catarina Ayometla, San Juan Huactzinco, Emiliano Zapata, Xaloztoc, Lázaro Cárdenas, Xaltocan y Santa Isabel Xiloxoxtla.

Además de que no vemos comunas que recién atravesaron por situaciones francamente delicadas (Tlaxcala y su crisis en la Capam, por ejemplo), tampoco ocurre con los comités de adquisición de dependencias estatales como Salud de Tlaxcala, la Uset; con los constructores de cabecera que de la noche a la mañana se convirtieron en sospechosas firmas, beneficiadas ante la inconformidad de empresarios locales.

Los consejeros de la Caiptlax deberían hacer un esfuerzo para no exhibir su dependencia del ejecutivo, y su intención de espiar a las comunas, bajo un terrible esquema que vulnera la autonomía municipal, haciéndose de la vista gorda cuando se trata de los peces gordos.

Existe el registro de incursiones anticipadas de los mencionados comisionados de transparencia, en ayuntamientos donde ni siquiera iniciaba el proceso de entrega-recepción.

El charolazo de la Caitptlax, los argumentos de la guerra contra la opacidad, y sobre todo la bendición mariana parta asestar puntapiés a las puertas que no se abran de inmediato, eso nos parece la nueva conducción del organismo con el estandarte de la democracia en la izquierda, y el acero del intervencionismo en la diestra.

Bienvenido Presidente

El treinta de este mes, pisará tierras tlaxcaltecas el presidente Enrique Peña Nieto. Al parecer viene a entregar certificados de parcelas a comisariados, y con ellos a dar certidumbre al tema quizás más sentido del agro local: la tenencia de la tierra.

Claro, habria sido mejor la llegada de Peña -me parece que uno de los puntos a visitar es Terrenate- en medio de inacabables obras que justificaran la atroz política fiscal de su régimen y nos hicieran sentir orgullosos de la capacidad de gestión del mandatario estatal.

Viene a la tierra de las guarniciones y las manchigrecas. Acaso al estado que se guarda los grandes logros y se reserva el avance en la restitución del tejido social.

Auto nuevo, ¡felicidades!

120 mil y no 350 mil será el apoyo para comprar auto a los 32 diputados locales.

Es hora de condicionarles ciertas cosas porque, mire, hay unos legisladores, que nadan de muertito pero, acostumbran viajar en los vehículos más caros del mercado -como si lo merecieran- ¿y sabe por qué?… pues porque son diputados, nada más por eso.

Llegan a sus distritos y, como el hábito da al monje personalidad (aunque no lo haga), andan sorprendiendo a la gente, con los planes de largo plazo de volver a hacer campaña, ahora que culmine su triunfal paso por el Poder Legislativo.

¿Para eso son los autos?

Un salario de 33 mil, que se duplica con los demás ingresos, y se hace impresionante con los cañonazos a la hora de aprobar algo, es la razón por la que muy a menudo los representantes populares, como que se enrarecen…como que se les mete el chamuco y andan que nadie los aguante, pues nomás están revisa y revisa su saldo en el cajero, para ver si aquellos cañonazos que le platico ya se hicieron realidad.

Nuevas comunas… caer en los mismos errores que sus antecesores

.

Suponíamos que el concepto de colegiado sería para las nuevas administraciones una de sus posibilidades para dejar la inmobilidad, en el prometido esquema de gobiernos corporativos

e199

Primero dio señas de buscar el fondo de lo que puede ser el más escandaloso saqueo de un organismo descentralizado. Luego se comportó como un encubridor bajo el supuesto que quienes vivimos en la capital nos estamos chupando el dedo.

Y para remachar el episodio, qué mejor que llevar al pueblo al baile… con la danzonera en el kiosco capitalino, donde el alcalde panista Adolfo Escobar Jardínez, da señas de incapacidad para superar las frivolidades de su antecesor. No porque danzonear sea negativo, sino porque es de las escasas alternativas antes de aceptar que su falta de liderazgo, desde el inicio de su administración  lo dibuja como rehén de un cabildo que ya le detectó el lado de su apanicamiento.

Aquél ofrecimiento del gobierno albiazul corporativo descendió al nivel de más de lo mismo, presto a negociaciones oscuras y expuesto a hacer un papel muy parecido del estruendoso y simpático priísta Pérez Lira.

Dejar a su ejército sin comida

En esta dinámica, Apizaco transita por momentos difíciles en la relación del alcalde, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, el cabildo, empleados y colaboradores.

Una mala decisión: meterse con su bolsillo para financiar el programa de bacheo, con el que la comuna arrancó disponiendo de 450 mil pesos que si bien paliaron una de las más sentidas molestias de la gente, lo hizo a un elevado costo.

Complejidades

Cada municipio tiene sus problemas muy particulares, pero tras la competencia electoral se esperaba más de los panistas.

Sin embargo se aislaron. Quedaron en aparente desamparo y han tenido que enfrentar severos problemas, cuando se suponía el inicio de una intensa dinámica, conscientes del fondo al que llegaron  tras perder la gubernatura en 2010 y la Presidencia en 2012.

En Huamantla, por ejemplo, pese al origen orticista del priísta que se fue, Carlos Ixtlapale, como del panista que llegó, Alejandro Aguilar, ha sido imposible refrenar la inconformidad por el caos heredado por el hijo del notario.

Suponíamos que al haber ganado los municipios más importantes, habrían optado por organizarse y no parar hasta conseguir recursos que les permitiesen superar  lo que hoy se convierte en danzón y castigo al bolsillo de empleados y colaboradores.

Al ejecutivo no le ha quedado más que sentarse a la vera del río y vera estos, que tanto prometían, ahogarse en sus propias expectativas.

Misoginia

El auto de formal prisión a los responsables de la quema de patrullas en Tocatlán, nos lleva a contemplar la cortedad de miras del responsable de la gobernabilidad interna, cuya misoginia a flor de piel no deja de combinarse con las horas extra vividas en la secretaría de gobierno.

Cuando lo importante sería afianzar la estabilidad -¡en la etapa de consolidación!- aplican un castigo ejemplar a quienes fueron hallados culpables de aquellas faltas: mujeres en su mayoría.

Es raro, pero no hablando de recursos no hay pronunciamiento alguno respecto al saqueo de recursos como en la Comisión de Agua, o en la plaza del bicentenario, pero las patrullas destruidas por un problema mal atendido en Tocatlán, son reclamadas a uno de los costos más altos, a punto de revertirse.

Los cambios no pueden demorar. Moctezuma Domínguez es un costo muy elevado para la admistración González.

Pero el tiempo transcurre. Y de aquella consolidación, insisto, hemos caído en un profundo bache al seguir sosteniendo a personas -.Munive, Parker, Vega- que hace tiempo debieron haberse jubilado.

Rosa Isela, el ama de llaves sosteniendo el verduguillo

.

De funcionaria muy discreta pasó a presidenta provisional del PRI. Su encargo, cortar tantas cabezas que, los dos meses de ley no le van a alcanzar.

e168

Qué difícil para Rosa Isela Sánchez Rivera, hacerla de perdedora. Aceptar el rol del personal de servicio aunque la justifiquen los estatutos. Llenar provisionalmente el hueco dejado por Noé Rodríguez Roldán, en la etapa más improductiva de su carrera política.

Sin embargo, este par de meses que dirigirá el PRI, ya sostiene con la diestra el verdugillo para descabellar a los opuestos tricolores con otra lectura y otra expectativa.

Es el instrumento de una fuerza superior que la ha de usar para seguir acrecentando el rencor de un partido que desde 1998 no ve la suya. Ni aun con el particular triunfo de 2010.

La maldición del odio interno que ha padecido el latrocinio de sus dirigentes, como si de la base tuviese que salir el financiamiento pasado por infinidad de filtros antes de darlo, mermado, como limosna para evitar eso sí, la desaparición rotunda. Porque entonces llamaría la atención, y la encomienda es matarlo poco a poco.

Sánchez Rivera fue respaldada a penas con veinticinco votos del consejo. Los 19 restantes no le vieron tamaños para convocar a una militancia que, por enésima vez abriga la esperanza de anotarse por lo menos un éxito.

El PRI la tiene en chino. La lógica nos lleva a anticipar la dolorosa derrota en 2016, producto de haber perdido el ritmo, y hacerse autoritario y ladrón cuando no le convenía, y al contrario izar la bandera de la democracia cuando las fracturas en el edificio eran tantas que nadie pudo evitar su derrumbe.

El oscuro túnel

Al final del trágico pasillo asoma una esplendorosa luz. Así la han de ver los beatricistas, reacios a deponer su activismo.

Dicen que es la corpulenta ex gobernadora, empeñada en regresar, pasada la tempestad y el rechazo de Peña Nieto y los integrantes de su polvoso y misógino coro.

Amablemente se hizo a un lado para que Manlio y Emilio, jugasen por enésima vez el ping pong legislativo que les ha permitido esos espantosos niveles de poder.

Como todo, hasta lo malo acaba, pues habrá llegado un nuevo momento a la paisana.

Y como le exigen hacer campaña para legitimar su posible llegada al alto mando de la nueva bancada, ¿pues de qué otra forma sino haciéndolo en su tierra. Para ser precisos en el distrito dos.

¿Qué dirá el jefe de Rosa Isela?, ¿Apoco la limpia consiste en poner obstáculos a la hoy embajadora?

El asunto se pone interesante.

La disputa por el partido es inevitable. Curiosamente sus acciones suben como la espuma tan solo al cobrar el rumor mayor fuerza.

¿Será capaz la Sánchez Rivera de estorbar y hasta impedir el retorno de la tizatleca?

Yo creo que no.

Que la energía formal del partido ha descendido tanto que, solo un movimiento externo lo va a revivir.

Seamos honestos. El partido está muerto.

Rosa Isela está encargada de abrir las puertas del horno crematorio.

Y también tomemos en cuenta que los beatricistas, hace buen rato que se están organizando.

Sabían que estos seis años serían de un doloroso soterramiento. Pero, nada es para siempre. Y la luz al final del túnel comienza a brillar.