[xyz_lbx_default_code]

Archiv para diciembre, 2013

Seis meses con morfeo, hoy al PRI lo sorprende su realidad

.

Dedicaron su tiempo a apoyar causas perdidas, como la candidatura de Noé Rodríguez, y dejaron para después la conformación de esa mayoría de la que hoy carecen.

img5116

Del siete de julio anterior a la fecha transcurrieron seis meses, que el PRI sencillamente dedicó a otras actividades, menos -según juzgamos- a tejer fino entre los diputados electos, con miras a tener un inicio de legislatura sin los sobresaltos que hoy los tienen en una situación francamente desesperada.

Creo que echaron toda la carne al asador del distrito XIII, y de todos modos perdieron.

Su atención dejó de concentrarse donde debía y, la oncena tricolor se dedicó a hacer como que estaban felices de su triunfo en las urnas, claro, a tirar rostro y a pasar unas fiestas decembrinas a la altura de quienes serían unos fregones en este oficio.

Así que la facilidad de palabra de Marco Mena, el interlocutor palomeado por su superioridad, de poco ayuda, como tampoco lo hacen sus conceptos sobre la democracia y hasta sus elocuentes discursos de ese triunfalismo tricolor que con el tiempo se fue convirtiendo en una tercera parte, solo una tercera parte, y no el hegemónico sistema que rigió hasta 1998 en Tlaxcala.

Sin tapujos, el líder priísta -y próximo presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política- reveló que su partido ahora sí anda queriendo dialogar con aquellos a los que en sus estudios socioeconómicos son unos pobres, y dificilmente se negarán a recibir el calor económico de quienes han tenido que recurrir a él, ante la falta de previsión mostrada desde aquella campaña que más tarde se convirtió en un cochinero.

Es que no hay razón para las tardanzas de Mena, si la preocupación mariana en el proceso electoral fue siempre conservar la fuerza en el Congreso, ya no para aprobar reformas, sino para evitar los sobresaltos de lo que pinta con ser una oposición consistente, capaz de dar menudos sustos a quienes han detentado el poder estos primeros tres años y lo han hecho muy a su estilo.

Es decir mejoría, con base en el verdadero oficio político, ejercido casi por nota no lo hay. En cambio, se anticipa una brutal derrama económica, del tamaño del miedo de no tener un cierre en franca calma.

Y es aquí donde los diputados de Tlaxcala viven la prueba de fuego.

Tenemos registros de políticos de quinta que antes de pertenecer a alguna legislatura eran unos tíos más bien en apuros económicos, pero después, hasta casa en Houston consiguieron. Vaya usted a saber cómo le hicieron para mantenerla, o a lo mejor optaron por venderla para regresarse, maltechos a causa de su absoluta dependencia de los estímulos económicos, porque caminar solos de plano no pueden.

Hoy no está en juego reforma alguna, sino la sucesión.

La irrupción de los dieciocho fue poco menos que espectacular. Ojalá no sucumban al dinero.

Y creo que la otra prioridad es la cárcel para los funcionarios asquerosamente corruptos… esos que se hacen los ofendidos a la menor crítica y muestran lo delicado de su cuero cuando alguien se atreve a llamarlos por su nombre: ladrones, saqueadores, oportunistas.

Ya van dos goles anotados contra un parte institucional sorprendida por sus propias ineficacias:  el G-18 yel control del Congreso.

En lo sucesivo veremos la disputa por las comisiones y los órganos de dirección.

¿De qué cuero saldrán más correas?

La desventaja tricolor en el Legislativo, castigo a los aventureros

.

Ahora, debe haber un verdadero compromiso de la mayoría opositora. En sus manos está hacer algo por Tlaxcala, no como algunos de los que vergonzosamente concluyeron sin pena ni gloria.

img5094

Dieciocho contra catorce. Una diferencia irremontable que de persistir habrá de marcar la nueva relación entre poderes.

Las condiciones son muy distintas a aquellas de inicio de sexenio, cuando los Silvestres, los Teodardos y los Tulios, se dedicaron a acumular grasa en sus maltrechas humanidades, afectadas por el exceso, de dinero y de baja autoestima a causa de sus ineficiencias y su aventurado estilo de ver la política.

Gracias a ese comportamiento hoy el PRI lamenta su desventajosa membresía en una Legislatura que habrá de hacer historia pues los liderazgos de la oposición, solventes y con sobradas afrentas por cobrar, parecen no estar dispuestos a desperdiciar su oportunidad de oro para hacer algo que los inmortalice en su estado.

Combinan el alto nivel académico del ex rector de la UAT, Serafín Ortiz, con el recio activismo de Silvano Garay… la solvencia y convicción de José Gilberto Temoltzin y las ganas de hacer algo de Julio Cesar Hernández o Santiago Sesín.

Hay que resaltar la persistencia de Eréndira Jiménez y el colmillo de Méndez Acametitla.

Se trata de dieciocho sujetos con actitud.

Si no se venden, si no los agobia el olor a dinero, ¡cuidado!, esta Legislatura tendrá en sus manos la capacidad del equilibrio, con todo y dañino que ello resulte para una bancada tricolor, con el verde oportunista del tucán y el enjaretamiento de Nueva Alianza, originalmente de lado de la mayoría.

Una interesante mayoría con capacidad sobrada para llevar a la cárcel a aquél funcionario público que suponía todo el sexenio con la impunidad, por ejemplo de la obra pública o de los artificiosos resultados en materia de generación de empleo.

Vamos, fue tanta la preocupación a causa del tenue liderazgo de Marco Mena que, su jefe hubo de cancelar su enésimo viaje, esta vez a Nueva York -acaso para recibir 2014 en la Quinta Avenida.

Lo bueno es que han dado la cara.

Que lo pensarán en serio para no tapar sus orejas con cera a prueba de sirenas cantantes y fajos infames que en realidad deberían usarse para encarar a la pobreza que cada día nos gana terreno.

Hay más en juego que el vulgar deseo de la recompensa fácil a cambio de la convicción.

¿Qué lograrían?

Una verdadera negociación. Pero no de centavos, sino de reglas claras para un estado en crisis; ignorado por la federación ante su falta de compromiso con el autoritarismo de Peña Nieto y su sistema; castigado por verdaderos saqueadores que, aprovechando la buena fe de quien los convocó se han dedicado a engordar brutalmente sus cuentas personales.

Esos, esos van a parar en la cárcel.

¿Con quién van a negociar?

No es aventurado afirmar que la comunicación habrá de fluir, pero con el sucesor.

Los arrebatos y los golpes en la mesa dejaron de asustar.

Hoy, los planes son de largo plazo.

Transcurrió la mitad de esta odisea. El estado tiene otra distribución. Colapsaron los tricolores que se sentían intocables, como Pedro Pérez Lira, Blanca Águila y otros.

Pero la gente necesita resultados.

Este acotamiento con una mayoría opositora leal a sus principios va a generar el verdadero cambio.

Y podemos estar ante la conclusión de un buen sexenio. Pero se necesitan compromisos. Se necesita clase.

Pseudo diputados y diputadas de la legislatura a punto de concluir, hasta ahí llegaron. Que se hagan a un lado. Es lo mejor que pueden ofrecer a la patria chica, a la que por cierto, le fallaron.

Cánovas al equipo de Adolfo Escobar

.

El alcalde-nene consentido del marianismo arma un andamiaje interesante que hoy lo tiene en la delantera de los panistas con ganas de brincarle a la grande.

img5068

Creo que una de las particularidades de Adolfo es ponerse para que lo empujen, activar la máscara de carita feliz, y aflojar el cuerpo, como quien dice, dejar a los demás el trabajo pesado, mientras él se dedica a tirar rostro, vamos, a disfrutar mientras los demás le chambean.

Y aunque la más reciente adquisición para su causa: el duro del orticismo Víctor Cánovas, ha de meter en cintura los múltiples compromisos adquiridos en campaña y con aquellos cuya convocatoria los hacen protagonistas obligados, ha procurado dejarse ver cerca de Mariano, insisto, usando la carita feliz que, ni lo humilla ni lo forma, sino todo lo contrario.

Adolfo es un político de alcances relativos, pero bien asesorado ha resultado un activo secretario de gobierno, y más recientemente un candidato ganador.

¿Quiénes lo han coucheado?

Básicamente Héctor Ortiz y Aurora Aguilar.

Sería injusto dejar de reconocer a ambos el mérito de llevarlo por distintas sendas exitosas.

Pero el sonriente alcalde -a punto de asumir- quiere más. Lo ha tocado la vara del futurismo y piensa, según se ve, nadar de muertito (siempre y cuando operadores de la talla de Antonio Velázquez, Sergio González y últimamente, Víctor Cánovas, hagan terso su camino).

A diferencia de la soberbia hostil de Adriana y la inconsistencia de Orlando, el alcalde tlaxcalteca ha procurado tener buenas relaciones hasta con Pedro Pérez Lira. Claro, la falta de información de su parte lo ha obligado a ser claridoso, porque oiga usted, de que Peter es un mañoso, ni quién lo dude…

Un invitado de altura:

El gobernador Rafael Moreno Valle ya tiene un aliado importante en el vecino estado de Tlaxcala: Adolfo Escobar Jardines, quien el próximo 1 de enero se convertirá en el primer alcalde panista de la capital tlaxcalteca.

Adolfo Escobar ha sido regidor en el ayuntamiento de Tlaxcala, dirigente estatal del PAN, diputado local y federal, y secretario General de Gobierno, todos esos cargos en el sexenio del exgobernador Héctor Ortiz Ortiz.

El alcalde panista tenía previsto hacer un acto importante el miércoles de la semana entrante para festejar su toma de posesión, pero decidió posponerlo para el 8 de enero, para presentar lo que será su plan municipal de gobierno para el trienio 2014-2016.

¿Y sabe quién será uno de sus principales invitados?

Sí, en efecto, el gobernador Rafael Moreno Valle.

Hay de consiglieri a consiglieri

Seguramente alguien con experiencia está tras la sugerencia de sumar a Cánovas al equipo de Adolfo (acaso Ortiz) porque mire la distancia abismal entre los dos hombres duros, puestos de moda debido a lo útiles que resultan.

Mientras Cánovas tenía una mano rígida y la manifestaba con esas miraditas que matan, Mario Armando se dedicó a desvalorizar a reconocidos políticos que al final de cuentas recibieron una información errónea, como si Mariano les hubiese tendido una trampa.

Cánovas aguardó siempre la instrucción superior, a diferencia de Mario Armando, un operador con iniciativa, lo cual no sería tan malo si no se hubiese tratado de un sujeto con absoluto desconocimiento de la geografía política tlaxcalteca.

El hoy incorporado al equipo de Adolfo era pichicato como él solo con el dinero. El michoacano lo tuvo a manos llenas y lo usó pero para perder una a una las elecciones recientes.

Moctezuma, Flores Nophal, con un pie fuera de Segob

.

Ambos vienen de la prehistoria tricolor habituada a desdeñar el diálogo, pensando que el sólo peso de sus respectivos apellidos, es capaz de enderezar la accidentada geografía política de Tlaxcala.

img5051

Este siete de enero, Miguel Moctezuma Domínguez, cumple un año al frente de la Secretaría de Gobierno. Añoso, negado a la modernidad y lentamente informado, lidia desde aquella fecha una lucha sin tregua contra los integrantes de la subsecretaría técnica, la única conservada bajo ese status -las demás subsecretarías se convirtieron en direcciones o coordinaciones.

Y esa lucha, primero contra las huestes de Mario Armando Mendoza, luego contra el personal que librado del michoacano persiste hasta el día de hoy en mantener un contacto directo con su superioridad, parece no tener fin, y también parece ser la razón que pondrá al pseudo hacendado Moctezuma, en el mundo de los desempleados, tras desempeñar el único papel esperado por un miembro de su empolvada generación.

Reacio al ejercicio de quien debe desempeñarse como el responsable de la gobernabilidad interna, Moctezuma tiene el record de dilación ante problemas que se convirtieron en tales a consecuencia de la parálisis en la cual se estancó dicho funcionario.

Conflictos sociales como los generados en Tlaxco, Tetla, San José Teacalco, Huamantla, Xaloztoc y Contla, cayeron en una espiral descendente e irrefrenable, donde el concurso de la Segob -versión Mike Moctezuma– desdeñó los canales de diálogo y no dudó en mostrar la indiferencia gubernamental a la que arbitrariamente hundió al marianismo.

Moctezuma no pudo dañar sólo así al estado. Debió contar con el concurso de alguien, acaso peor que él. El único capaz de calificar como normales a los conflictos municipales y luego, quedar como oso hibernando, mientras los problemas causaban.

Joaquín Flores Nophal, su segundo de a bordo, comparte con él la visión de un Tlaxcala que ya no existe. Basado en el desprecio a la gente y bajo el pensamiento de pertenecer a un partido político fuerte, único y mayoritario, no el acotado tercio al que en los hechos lo hundieron.

No es aventurado asegurar que la estabilidad política de Tlaxcala realmente descansa en mandos medios, a los que ni Moctezuma ni Nophal tienen acceso desde que se declararon de brazos caídos ante la desventaja en la que se mueven, ante el supuesto que el peso de sus respectivos apellidos es suficiente para dotarlos de datos, ciertos y oportunos, que no tengan que dar una vuelta completa por el sistema actual, antes de llegar a sus respectivos escritorios.

A un año de estar en la cancha, el único destino que tienen es quedar fuera. Se lo ganaron.

Apizaco, la penosa crisis de fin de trienio

Orlando Santacruz y su consorte, con quien comparte el poder, parecen haber tomado la grave decisión de desconocer deudas millonarias con proveedores, medios, prestadores de servicios y hasta empleados.

Es probable que esto obedezca a una especie de congelamiento de los últimos recursos, al detectarse graves irregularidades durante el proceso de entrega recepción.

Consciente del paquete que recibe, el alcalde electo, Jorge Luis Vázquez Rodríguez, exhibió sus cartas y exigió lo mismo a Orlando, hundido en el extraño autismo que suelen tener, por ejemplo los niños que dan a la maestra una manzana, y no la clase como la debieron estudiar.

Este desencuentro no ha podido detenerse, y a cuatro días de existencia, cientos de facturas se extraviaron, y se sumaron a la crisis laboral a punto de estallar.

Así que entre hoy jueves 26 y martes 31 de diciembre, aquello que se perfilaba como un posible equipo sólido y robusto para participar en la nueva configuración del panismo estatal, se diluye al tiempo que la pareja todavía en el poder, lucha por sobeponerse al peor yerro de sus promisorias carreras políticas, dejando el campo libre otros y otras, ansiosos por hacerlos a un lado (hecho que no fue necesario).

Un escándalo en la cultura

Las obras de Armando Ahuactzi son hermosas pero no las únicas en el vasto semillero tlaxcalteca de artistas plásticos. Monótonas y caras, carísimas, no solo se convirtieron en inalcanzables para los coleccionistas locales, sino que de manera inexplicable, consiguieron subsidios locales realmente ofensivos.

Si las ofrendas y las calabazas de Ahuactzi no se modernizan, ni su cotización artificial, ni el inexplicable subsidio le van a durar.

El mismo prestigio del pintor está en riesgo.

Trascendidos Navideños

.

Roberto Román, Jonathan Bretón y Ricardo García los tres funcionarios que están amarrados en sus cargos en la administración estatal.

img5032

Trascendió que ahora sí en 2014 el gobernador Mariano González Zarur realizará algunos ajustes en su gabinete, sobre todo cuando tiene bien claro que muchos de sus funcionarios simplemente no pudieron con el encargo.

La lista de los nombres de los servidores públicos que dejará la administración estatal sólo la conoce el mandatario, pero trascendió que los que están seguros y amarrados en sus cargos son Roberto Romano Montealegre, titular de la Secoduvi, Jonathan Bretón Galeazzi, responsable de la Sefoa y Ricardo García Portilla, secretario de Planeación y Finanzas.

Al primero se le reconoce su habilidad para los negocios y por privilegiar a empresas foráneas en la ejecución de obras, especialmente unas ligadas a un joven político que optó por crear sus negocios por la región de Atlixco, Puebla.

El segundo se mantendrá no porque sea un excelente funcionario o porque haya entregado buenos resultados en estos tres años del gobierno marianista, sino porque su lugar representa una posición familiar que será respetada.

Respecto a Ricardo García sobra decir que hoy en día está convertido en el funcionario más cercano a Mariano González, pese a las llamadas de atención que le haga el mandatario.

Trascendió que el alcalde capitalino Pedro Pérez Lira trabaja a marchas forzadas para arreglar las cuentas en su administración, pues simplemente no le cuadran, de ahí que se haya dado a la tarea de elaborar contratos laborales para tratar de justificar la aplicación de ciertos recursos económicos.

Lo malo es que si bien algunas personas han optado por firmar esos contratos, lo cierto es que el problema no está resuelto, ya que el edil priista no tiene forma de justificar con movimientos bancarios el pago de esos trabajadores.

Otro problema que trata de resolver Pedrito, es el referente a la compra de luminarias, las cuales al parecer se compraron pero éstas nunca se instalaron.

Trascendió que en los últimos días del año dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia del estado andan más que movidos para lograr los consensos y apoyos que les permitan llegar a la presidencia del Poder Judicial.

Elsa Cordero si bien ha mantenido un bajo perfil, lo cierto es que ya ha tocado puertas externas e internas para llegar a la posición que en unos días dejará Justino Hernández.

El otro de los magistrados que tiene la intención de suceder a Justino Hernández, es Mario Jiménez, cuya principal fortaleza se centra en los apoyos que ha logrado al interior y en la estructura del Tribunal Superior de Justicia, aunque para muchos su principal debilidad es su distanciamiento con el gobernador Mariano González.

Trascendió que en breve saldrán a relucir las deslealtades y transas de un alcalde panista que presume de pulcro y honesto, pero que en realidad es un político mentiroso que dejará adeudos y un mal sabor de boca a sus proveedores y amigos.

Teodardo-Tulio, una pareja de… fábula

.

Ahí los tiene, aguardando la llamada que algún día llegará, para premiar su eficiencia, honestidad, agilidad, creatividad y sobre todo, compromiso con los documentos básicos de su partido (ajá)

img5012

¡Ring!, era el teléfono colorado. El diputado Teodardo Muñoz Torres, asentía sumiso la indicación superior. Tenía que operar la aprobación de la reforma energética (privatizadora).

Ágil como gacela tomó el celular que recién le regalaron y así, comenzó con varias llamadas, digamos en una forma no ortodoxa, lo cual le ocasionó un agudo dolor de cabeza, veremos porqué:

1.- Francisco Javier Potrero, fue el primero al que llamó… “ordena el patrón que aprobemos esto, ya ves qué bien nos ha ido con él”. Pero Poterero, haciendo honor a su apellido, como que relinchó y mandó lejos a su compañero de legislatura. Al contrario, se dedicó -nos dicen- a operar la toma del Congreso por parte de los grupos opuestos a la medida privatizadora.

2.- Convertido en un animal político, y sabedor que aquella instrucción, dada el 13 de diciembre cuando todavía brillaba el sol debía acatarse cuanto antes, o sea el 14 del mismo mes, mister Teo -así le dicen los muy cercanos- desesperaba al pensar que el mismísimo Peña Nieto había tomado el teléfono para pedir a sus cuates gobernadores se aplicasen a fondo. Por supuesto que él, casi un adonis de la grilla tenía que sudar la camiseta priísta para asegurar el mejor sitio en el gabinete. Es más, nos hicieron el comentario de otras llamadas, para acomodar más gente en el gabinete, pero reservándose lo mejorcito para él -al fin y al cabo eran solo llamadas.

3.- Tanto como le duró la pila y el crédito, Teo llamó y llamó gente. Vamos hasta al diputado Fortunato Macías, “oye, oye, ya ves que te hemos atendido, échanos la mano, es una orden”… pero como el citado orticista es a veces bien rasposo, ya imaginarán ustedes.

El caso es que algo elemental pasó por alto al jovenazo Teodardo. Nuca se cercioró que la iniciativa de reforma energética fuese a dar a la comisión respectiva para su análisis y formulación del dictamen que a la postre sería aprobado. o sea, Teo operó la aprobación de un documento jamás hecho.

Y de ello se dio cuenta hasta que llamó al campeón de los recomendados y favores pedidos al ejecutivo, otro diputado al que seguramente usted conoce; se llama Tulio Larios, quien nunca la turnó a la Comisión de Gobernación para que iniciara su estudio y la elaboración del dictamen que le platico.

¡Oigan, qué eficiente!

Y es comprensible. No se puede exigir a alguien con la capacidad de Teo a que se fije en lo que hace, pues está comprobado que para ser parte de la legislatura de Tlaxcala no es necesario pasar por la universidad.

Menos a Tulio, ¿cómo pasa usted a creer?

Ajá, se trata de elementos sin academia (o pasaron de noche), un poco improvisados, miopes, gustosos de la buena vida, con hartas pachangas en su agenda, por si fuera poco priístas y sobre todo, enamorados, de ojo alegre, vamos…

Es que esos son los atributos de todo buen político aquí en Tlaxcala.

Que sepan los trámites engorrosos y vericuetos legaloides en el Legislativo… eso no es su obligación, para eso están los que sí estudiaron.

Hoy, tras comprobarse que el priísmo tlaxcalteca, el gobierno vamos, valió gorro ante el presidente Peña y el favor que como a todos los amigos, pidió por ahí del medio día del 13 de diciembre, antes de iniciar actividades de carácter internacional.

Pues cómo se iba a imaginar que sus amigos de Tlaxcala le fallarían…

Cómo se iba a figurar que en su propio partido hay unos zoquetes que ignoran los trámites del poder al que sirven -y del que bien que se sirvieron por tres años- si daba por hecho que al tricolor, han regresado las generaciones de políticos comprometidos con los documentos del partido y sobre todo con un cerebro creativo, agil y clarito, como el de Cesar Camacho (cof-cof), nuestro digno presidente del comité ejecutivo nacional del partido de las mayorías…del único proyecto que… asu, qué rollo.

Hoy, un poco maltrecho, Teo aguarda una llamada, aunque sea una que le de un poquito de consuelo, como quien dice, que le comunique buenas noticias de allá enfrente.

Pero hoy, ni su suegra lo llama.

No crean que Tulio se encuentre en un lecho de rosas. anda en las mismas, ahí todo taciturno y como una cruda de quince días.

Lógico, nuestros hermanos lelos de la grilla tlaxcalteca sucumbieron a la mitad del soberbio mararón Guadalupe-Reyes.

¿Quiénes faltan?

Se lo diremos con puntualidad.

¿Y quiénes salvaron el pellejo?

Pues ya ve, nadie sabe para quién trabaja en este prianato, raro y lleno de oropel.

El alegre gallo alcalde de Tlaxcala

.

Tras sus escandalosas intervenciones públicas debe padecer fuertes resacas a causa de ese mareo permanente. * Los llamados a la cordialidad… los responsables para que esta sea real.

img4966

Piedad es lo que claman en el PRI a causa del, ya nomás por unos días, alcalde de Tlaxcala, Pedro Pérez Lira.

Dilapidó la oportunidad de su vida política.

Tradicionalmente el cargo de alcalde de la capital tlaxcalteca era el trampolín para ascender a puestos más importantes. Lorena Cuéllar pasó de alcaldesa a diputada y luego a senadora, su tio Joaquín Cisneros, dos veces presidente municipal, detonó la imagen de una capital limpia y ordenada y, Héctor Ortiz, lo aprovechó para hacerse gobernador.

Pero el caso de Pérez Lira es atípico, mezcla de expresiones impensadas y arrogantes posturas que no exhiben más que un fuerte e injustificado complejo de superioridad.

Tras rendir un informe donde se aceptó incapaz de reordenar al transporte público y al importante tianguis sabatino, Pedro más bien narró su transformación conductual, remantando con una conferencia de prensa, tras la cual yo creo que lo afecta una especie de resaca verbal, tan socorrida en los boquiflojos y en los mentirosos, al perderse inevitablemente en el laberinto de sus alocuciones.

Es cierto, el alcalde de una capital detenta poder, convocatoria… sus opiniones pueden ser valiosas. Pero dejado de la mano de asesores honestos, cuando Peter levanta la vista se ha despeñado en una montaña de ridiculeces.

Con todo y esos traspiés, nos ha anunciado que verá a sus contactos superiores para convertirse, más o menos en el salvador de su partido. ¿Cómo?, pues haciéndose candidato.

Nada más que hoy ya no lo protege Lorena Cuéllar. Tampoco tuvo la cautela de venderse al ejecutivo como un hombre hábil y sereno. Al contrario, cuantas veces pudo la emprendió contra sí mismo. Y nadie es tan fuerte como para aguantar semejante castigo.

Sí, labró su nombre, pero no en letras de oro… sino todo lo contrario.

Intenta ignorar que dentro y fuera de Tlaxcala lo consideran un caso especial de análisis, de cómo no debe comportarse un político.

¿Por qué no publicar un folleto, con una serie de advertencias para potenciales autoridades? Tiene un mundo de material solamente adentrándose en su desempeño.

Sería un éxito.

La casa en orden, ¿de veras?

Ha llegado el momento en que la pendiente del poder, amaina de manera natural.

Los llamados a la cordialidad deberían ser parte de la constante conversación entre el ejecutivo tlaxcalteca y aquellos que se dicen sus asesores.

¿Para qué es el poder? ¿para sumar, o para dividir?… bueno, hay argumentos para ambas posturas, pero el tiempo se acaba el estado no despega.

Una vulgar copia del intento de derruir el paso a desnivel de Chiautempan acaba de darse, llamando maldito al auditorio de la Plaza Bicentenario. Maldito porque una joven murió ahí.

Qué más diera el responsable de la obra, en el gobierno anterior, y por cierto, en el actual.

Roberto Romano es uno de los casos emergentes de aplicación de la ley, pues de residente de obra en la Plaza del Bicentenario, hay evidencias que nos permiten afirmar que juega un papel innegable en el saqueo de la misma, aunque ya como secretario de obras.

Ojalá lo derruyeran y acabaran con la especulación.

Antes, deben dar cuenta de los materiales perdidos, el vulgar saqueo y el pleito ratero que parte de dos palabritas repetidas por los pregoneros de la circunstancia: edificio maldito.

Corregir esos deslices es parte de la cordialidad convocada.

Maldito o no, es una obra saqueada. Hay un responsable y tiene que dar la cara.

Más o menos pasó algo parecido en Huamantla, donde el mismo, “secretario”, ordenó el incendio de un hospital, de tal forma que pudiese volver a presupuestar una millonaria instalación eléctrica.

Más o menos el señor Romano tiene la misma responsabilidad en el juicio perdido contra los inversionistas de la suspendida Central de Abasto de Tlaxcala.

Como pueden ustedes ver, el llamado a la cordialidad debe acompañarse de aplicación de la justicia en un justo ejercicio autocrítico.

Tener al enemigo en casa y dejarlo crecer, ¿saben’, no es cordial.

La versión no autorizada de la reunión en Casa de Gobierno

.

Caray, el PRIAN en todo su esplendor, pero no ese PAN de hace poco, no, uno bien barbero y sumiso. * 20 pesos por el peor viaje entre Apizaco y Tlaxcala, ¡qué barbaros!

img4939

Para pagar veinte pesos por un viaje sencillo a Apizaco, se debe ser muy solvente, y con los nervios de acero, para aguantar esa competencia entre pescadores de pasajeros -que no prestadores de servicio- lo mismo de la empresa ATAH, que de los que se dicen pertenecer a una bola de pseudo luchadores sociales, hoy panzones de tanto ganar dinero.

Las placas de circulación, sobrepuestas; boletos, ¿cuáles y para qué?; seguro del viajero ¿con estas autoridades?

El caso es que cuando los transportistas tienen que esforzarse para ganar el importe del pasaje en el estado de Tlaxcala, se convierten en concesionarios federales. Y así nos traen. Y ha sido tanta la permisividad cómplice del gobierno que, hoy tenemos atahdiputados, atahalcaldes y un servicio de quinta, pero con tarifas de primera.

Vivimos la era de la digitalización. Los vetustos despachadores, de chalequito azul marino y gran resistencia al baño diario, han pasado a la historia. Hoy, las grandes empresas del transporte de pasaje disponen de dispositivos satelitales en cada unidad, y los despachadores tienen frente a ellos un mapa de este tamaño con puntitos verdes y rojos, que son ni más ni menos las unidades.

Si una retarda su ruta para ganar más pasaje, de inmediato la sancional, la pueden sacar de la circulación, incluso pueden suspender definitivamente al conductor.

Saben antes que nadie cuando hay un accidente, un atraco, y tienen a su alcance la comunicación constante con la policía y la Cruz Roja.

Pero acá en Tlaxcala, con secretarios como Gisela Santacruz, medio perredistas, medio priístas, y medio eficientes, nuestro transporte es caro, inseguro, anticuado e impune.

Cuando la señora secretaria debió modernizar al transporte, se dedicó a atrapar mototaxis. Hoy, ahí la tienen, en el banquillo de los acusados por las tarifas exorbitantes y el servicio deplorable.

Como ella no viaja en transporte público, hombre pues qué va a saber de las atrocidades al volante que cometen los choferes estos que le platico. Mucho menos se imagina la afectación a la economía popular, ocasionada por un alza arbitaria de 30 por ciento en los costos del pasaje.

Deberíamos ganar quinientos pesos diarios para que el gasto rinda. Pero aquellos que obtienen esa cantidad a la semana, pues están en la quiebra.

Además, tienen que aguantar las palabrotas de los choferes, su temperamento al volante, el mal olor, las unidades sucias, aunque cargando pastillas del vainillo cotorro, de este tamaño para disfrazar la suciedad.

Ánimo secretaria, parece que a tres años de que acabe el gobierno al que sirve, los transportistas le ganaron la partida. Antes, cuando se decía la gran activista de Izquierda soñaba con un momento como este, para hacer justicia.

Lo malo es que llegó, y se dedicó a engordar, al menos su cartera. Y ese, ese no fue el trato original.

La versión no autorizada…

Las loas a su linaje contrastaban con las severas críticas de los priístas en el Congreso de la Unión. ¿Tlaxcala no pudo?… ¡Tlaxcala no pudo!

La cosa es que entre el fallido intento por aprobar la reforma privatizadora energética y la reunión con alcaldes y diputados electos, hubo detalles que no todos captaron o, al menos que quisieron pasar por alto.

Uno es ese que le comento, la crítica, acre y despiadada de los tricolores en el centro del país.

Otro, el matrimonio PRI-PAN que seleccionando a los más leales y sumisos alcaldes o diputados electos, hoy permite el surgimiento de una suerte de ultraderecha disfrazada, sometida a la voluntad superior en el estado, a tal grado que pintaron su rostro más tricolor que los propios tricolores.

Adolfo, a la derecha de su amo, dejándose querer. Alejandro, convertido en el gran operador para impedir la salida masiva de alcaldes cuando al anfitrión le dio por patear a su antecesor y claro, a ese PAN que no es el mismo del que hoy se arma para seguir adelante.

Serafín, aguantando hasta el último momento las acometidas del gobernador, y seguramente tomando nota de sus alcances, para iniciar su protagónico papel en la LXI.

En fin, unos bien barberos, otros asentando reglas y los más, felices, celebrando su primera reunión en la Casa de Gobierno, a donde esperan ir a cara rato, a consultar cualquier cosa con su mero charro.

La transición en alcaldías, verdaderos focos rojos

.

Las hay desde aquellas que se desentendieron los últimos meses de los ingresos de sus empleados, hasta las que se empeñan en ocultar información a sus sustitutos.

img4910

Alcaldías priistas como Zacatelco y Tlaxcala, viven una crisis de transición a las autoridades electas -del PAN en ambos casos- donde el ocultamiento de información, y la rapiña como lo califica el célebre luchador social Francisco Román, hoy investido acaso uno de los ediles con mayor protagonismo.

Estas dos ex plazas tricolores encabezan la lista de focos rojos donde se ya se configuraron escenas de chantaje: “quieres información, emplea a mis incondicionales”… en realidad son escenas de la muerte de proyectos políticos de personajes como Blanca Águila Lima y Pedro Pérez Lira, que debieran pasar de la especulación en ese extraño e improductivo contexto de diálogo en el submundo de la corrupción, a actos legales claros y definidos.

A eso los obliga lo tibio e inmóvil de un secretario de gobierno, Miguel Moctezuma, como extraído de una cinta en blanco y negro, más estorboso que efectivo y cada vez más contrariado con la estructura del gobierno estatal.

En dichas transiciones sólo queda el recurso de las denuncias penales: robo -como en el saqueo registrado en Zacatelco-, fraude, colusión, ejercicio indebido de la función pública, como paulatinamente se aprecia en el comportamiento de Pedro Pérez Lira..

Y pese al llamado mariano a la utopía de un estado de cordialidad y progreso, lo que campean son los odios irreconciliables de grupos y partidos que, como en el caso de Francisco Román, se ha convertido en el deplorable papel de un quejumbroso acostumbrado a organizar manifestaciones que en esta ocasión le tocó estar del otro lado del escritorio.

No tendrían porqué especular y vociferar, sino actuar ante las instancias legales, sabedores que les asiste la razón, y no solo basados en sus fobias de miras cortas.

Los engaños

Por ejemplo, la tersura del ni tan panista, ni tan orticista y hoy dispuesto a la sumisión ante el ejecutivo, Alejandro Aguilar López, abre los escenarios del prianato en la segunda mitad del sexenio, surgido de la ineficiencia de los abanderados tricolores que tronaron en julio como chinampinas y la profunda división de un blanquiazul que no requiere grandes adversarios para hundirse, pues solitos los panistas se encargan de hacerlo.

Qué nivel de credibilidad tuvo el discurso del calpulalpense Vicente Hernández Roldán, tras habar encabezado la lucha contra el tricolor que en el poniente de Tlaxcala lo sepultó por segunda vez, junto con el ensotanado paisano suyo, Noé Rodriguez Roldán, a quien la gente sencillamente no soporta.

Ese PRIAN, con la parte del tricolor que gobierna, y los grupos albiazules que resultaron más flamas que sus adversarios tricolores en el arte del engaño es el subnivel de donde partirán los nuevos políticos destacados de circunstancia, ayer con un sello en el trasero pero hoy, dispuestos a cambiarlo así, a la voz de ya.

Las administraciones con problemas

El conflicto laboral que vive Papalotla y que no tarda en detonar en Apizaco, pone de relieve a sendos ediles desinteresados en su futuro y acaso conscientes que en momentos tan sentidos por esa parte del tejido social, leal durante tres años, dejarlos sin sueldo, aguinaldo y demás prestaciones, los coloca al borde de un abismo al cual pueden caer, echando a perder en el último momento todo un trienio de escaramuzas.

¿Cómo es posible que Apizaco sea de los pocos municipios con una transición aterciopelada -basada en el mismo origen del que se va, Orlando Santacruz, y el que llega, Jorge Luis Vázquez, y hoy deje en la inopia a sus empleados y colaboradores?

El carrazo del escándalo

.

De la sombra en la que lo envuelve la violencia contra vecinos de la capital a la luz que se prodiga alegando ser baluarte de su partido, el alcalde de los escándalos anda estrenando Mustang.

img4875

Nadie sabe si Santa se adelantó o fueron los reyes magos, pero lo cierto es que en la cochera de la casa del alcalde capitalino, el priista Pedro Pérez Lira, ya se encuentra estacionado un mustang blanco sin placas.

El carro está precioso y ha de contrastar con la simpática autoridá, rápida y revoltosa (no furiosa) que con todo y estos detalles no quita el dedo del renglón, en lo que concierne a su, “promisoria carrera política”.

Nos dicen que el tipo se auto regaló esa joya de coche para presumir sus logros e iniciar el camino a candidato a diputado federal, pues según el edil recurrirá a sus relaciones nacionales para obtener esa nominación.

Crece la versión que algunos de sus familiares, especialmente hermanas, ya dejaron de trabajar en el ayuntamiento y ahora se les ve en un clínica del IMSS. Los mal pensados dicen que la carnala del Pedro Pérez llegó a una buena plaza en lo que se refiere al salario, pero lo que es un misterio es cómo le hizo para conseguirla.

La tortura, la procuraduría y otras gracias

Nos viste tener una procuradora. Pero, ¿es justa, ecuánime, eficiente, una verdadera abogada del estado, o sirve a intereses superiores -a ella- y se ha dedicado a atropellar a quienes hace poco decía respetar?

La gente no cambia. Empeora.

Pero hay casos, como el de la otrora sencilla y accesible Alicia Fragoso que, esos buenos tiempos se transformaron en voluntades capaces de involucrarse en atrocidades como aquellas de arrancar confesiones mediante descargas eléctricas en los testítulos de los detenidos.

¿De qué sirve el valioso expediente de la abogada si con el tiempo se ha convertido en golpeadora, ahí donde le duele al tejido social, sembrando pánico, generando una imagen dual, a veces humana y otras un verdadero energúmeno?

El estado aguarda una explicación. ¿Toques en los testículos?, ¡óigame!…

Volvió a pintar su raya (y no con comex jeje)

Fíjense ustedes que las declaraciones del gobernador Mariano González Zarur en una entrevista realizada en FM Centro dejo más que enojados a los priistas, pues el mandatario nuevamente se desligó de su partido y de los pésimos resultados entregados en los pasados comicios.

Yo soy el gobernador, no el dirigente del PRI, respondió. Quizá por esa razón, el ex candidato perdedor a la diputación local por el distrito 13, Noé Rodríguez Roldán, ya no regresará a la dirigencia estatal del tricolor, pese a que González Zarur le solicitó que permaneciera en el cargo.

Según los rumores, Noé Rodríguez encontrará trabajo en enero y en una posición donde la influencia de Mariano González sea nula, o sea que es muy probable que se incorpore en el gobierno federal.

Saludo a Fabián

Vaya un solidario abrazo a Fabián Robles, quien dejará de conducir el informativo de la emisora apizaquense debido a su frágil estado de salud. Ojalá se alivie, y cuanto antes retorne al micrófono.